Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

lunes, 25 de febrero de 2019

Via verde de la Jara: Calera y Chozas a Sta Quiteria (o a Campillo de la Jara)

La magnífica dehesa accesible


Hice con unos amigos la Vía Verde de la Jara. Me gustó tanto y me pareció que daba tanto juego que os lo cuento y os dejo aquí un montón de fotos,


Espero que, si tienes la curiosidad, esto te pueda ayudar para tener claro si te interesa o no. Depende de lo que busques, puede ser una ruta espectacular o un rollazo.


Lo primero que hay que tener claro es el tipo de ruta. Es una via verde. Horizontal. Plana. Recta. Se supone que hay algo de pendiente, pero si montas de vez en cuando en mtb, no verás esa pendiente por ningún lado. Si SOLO te gustan los senderos revirados y las trialeras, este no es tu sitio. Pasas por dehesas magníficas. Si eres, como yo, un fan de las encinas, aquí verás muchas. Es un camino para el que construyeron las gigantescas infraestructuras de puentes y túneles que necesita un tren y es una ruta accesible, es decir, cualquiera que pueda dar un paseo en bici, trike o handbike podrá disfrutarla, ajustando la distancia y el punto de partida a sus posibilidades. El firme es en parte carretera un poco rota y en parte camino de tierra dura, pero a lo largo. Lo puedes ver en algunas de las fotos. Para una bici o trike puro de carreras, creo que puede ser un poco incómodo, pero puede ser maravilloso para ir a tope con una gravel.

La ruta es entre Calera y Chozas, que es UN pueblo de Toledo, y la estación de Santa Quiteria, en mitad del campo. Son 52 km de distancia. Este tipo de datos los puedes encontrar en otras web por ahí.

Salimos de Calera y Chozas a media mañana pero se nos hizo tarde y no llegamos a Santa Quiteria. Seguimos un poco desde el apeadero de Campillejo Sevilleja y luego dimos la vuelta para ir a cenar y dormir a Campillo de la Jara.

Ojo que este tramo hasta Campillo es de casi 4 km con una cuesta arriba de 130 metros de desnivel. Para mucha gente, puede ser una puntilla un poco dura. Otro tema a tener en cuenta es la época. Nos hizo un día estupendo y cuando empiece la primavera puede ser espectacular, pero esto en verano verano, puede ser un poco duro por el calor Toledano. Para la salida, han hecho unas instalaciones cerca de Calera y Chozas, en este sitio, pero no sale en las fotos de google y nosotros salimos desde el pueblo. Ahí, bajo el primer puente.


La primera vista no parecía muy emocionante, salvo que pienses en los chicos del maiz.


Aquí la primera fuente (tampoco es que haya muchas) con agua "no tratada". Yo llené el bidón ahí y no tuve ningún problema. Y las plantas que hay junto a la fuente son berros. Riquísimos para comer directamente.


Aquí la siguiente fuente, la de la garrapata. En esta no cogimos nada. Espero.


Seguimos. Esto ya es un poco más campo.


Con vistas bonitas...


Empiezan los túneles...


Este primero se pasa bien sin luces, pero para otros, es más que recomendable.


Y llegamos al puente Amador.
Desde aquí no se ve muy bien, pero es muy grande.


Y tiene muy buenas vistas.
A un lado...


Y al otro:


Seguimos...


Con más ruta llana...


Y más paisajes...


Llegamos a Aldeanueva de Barbarroya.
Un punto centrado interesante donde paramos a comer.


Pasamos frente a la estación abandonada y las casas que tuvo el personal de renfe durante los años que estuvieron cuidando las instalaciones sin que llegasen a poner nunca los raíles. Supongo que ahora sería un sitio estupendo para poner algún tipo de alojamiento turístico.


Es un pueblo con casas y cosas bonitas. Y muy preocupado por la limpieza y el reciclaje.


Después de comer, bajamos de nuevo a la vía.


Seguimos la ruta. Aquí se ve perfectamente cómo es el firme, con su asfalto flojo y su tierra dura.


Encinas y rocas


Un camino que va abriendo cortes en el terreno


Y llegamos a otro puente. Se ve bien su forma.


Al otro lado, también es bonito:



Túnel, con luces


Una zona que me encanta


Pero ya dejan claro que no quieren que te salgas de la vía


El terreno, que en la parte norte era granítico, pasa a ser de pizarras. Pero sigue la dehesa con vistas preciosas y , por fin, muchas jaras.


De vez en cuando, alguna preciosa ruina


Igual en verano hay que pensar en mojarse un poco...


Entre paisajes abiertos y pasos encajonados


Seguimos hacia otro túnel


El número 9. Es un túnel largo


Seguimos por más zonas junto a ríos.


O por encima de ellos

Una vista enorme del río. Muchísimo mejor en realidad que en la foto, claro.



Aquí el molino de Rio Frío, con su cartel y todo. Escrito también en Braille y con contornos en relieve en las fotos.


Y ahí, muy cerca, está el apeadero de Campillejo Sevilleja. Algunas veces han tenido albergue y sitio para comer. Ahora no tengo claro lo que tienen o no.


Seguimos un poco el camino hacia Santa Quiteria y, después de una minicuesta, llegamos al embalse de San Vicente:


Con más campo precioso alrededor.
Aquí un selfie :-)


Y otro. Se nos está haciendo tarde, cae el sol y queda una tirada hasta Santa Quiteria. No queremos que se nos haga de noche y no vamos a llegar.


Vuelta hacia el último apeadero, con más túneles, de los de poner luces


Y subimos hacia Campillejo. Si te fijas en la señal, se ve que aquí les gusta mucho la caza.


Y llegamos al pueblo. No, no pasamos de 40 subiendo la cuesta. Igual al día siguiente bajando sí, jeje.


Al día siguiente, la luz cambia completamente. Esta casa ruinosa me suena:


Esta finca, justo antes del apeadero de Pilas, es una granja cinegética. Crían animales para soltárselos a los cazadores en el campo y que les metan unos tiros. Bueno, también tienen unos eucaliptos y algún coche abandonado.


Pasamos de vuelta por Aldeanueva.


Y vemos que, con los olivos, los almendros en flor, el paisaje de fondo y la forma de tratar el campo, incluso las zonas bastante antropizadas tienen su encanto.
Esto es mirando a un lado...


Y, en el miso sitio, mirando al otro...
Después de mover mi preciosa bici, claro.


Con un rato más, llegamos a Calera y Chozas para comer.


Toda una experiencia.
Si te apetece una ruta larga, fácil y llana por este tipo de encinares y paisajes tan naturales, o si quieres un sitio para correr con una gravel como si no hubiese mañana, o si buscas un sitio muy bonito y no muy explotado para una ruta accesible, es posible que debas venir aquí. Si buscas otra cosa, mejor busca otro sitio.

Espero que esto os ayude a saber lo que podéis encontraros en esta ruta de la jara.
Yo, como ya me lo sé, volveré otro día y entonces sí que llegaré a Santa Quiteria.

Pasadlo bien.


Para más información:

Mapas y datos prácticos de la Vía Verde de la Jara (2014)


No hay comentarios :

Publicar un comentario