Mostrando entradas con la etiqueta Consejos para empezar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Consejos para empezar. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de octubre de 2014

Disfrutar de la lluvia, en bici

La lluvia tiene muy mala fama. Cuando llueve todos tratamos de huir de ella como de la peste, aunque lo que cae no sea mas que agua.
¿Quién no ha mirado por la ventana antes de salir y le ha venido el pensamiento de esperar un poco a ver si para?

disfrutar de la lluvia

Pero, ¿por qué nos molesta la lluvia?
Básicamente porque altera nuestro confort térmico.
Para estar a gusto tenemos que mantener nuestro cuerpo a una cierta temperatura. Por eso nos ponemos un tipo de ropa u otro dependiendo de la estación. Pero la lluvia desbarata nuestros planes porque es agua fría que además provoca más frío durante más tiempo al dejar la ropa mojada.
Conocemos las consecuencias de mojarnos, por eso ver que está ocurriendo, nos provoca tanto estrés.
Pero, ¿cómo se puede disfrutar de la lluvia si lo que se pretende es evitar que el agua entre en contacto con nuestra piel o ropa?.

Mojándose

Hoy en día hay ropa técnica que mojándose por dentro o por fuera (sudor o lluvia), sigue protegiendo teŕmicamente el cuerpo. De modo que se puede montar bajo la lluvia sin pasar frío y sin preocuparse de protegerse del agua. La sensación es muy placentera: dar pedales bajo la lluvia sin pasar frío ni calor. Claro que necesitaremos en destino toalla y ropa seca.

disfrutar de la lluvia

viernes, 18 de julio de 2014

Cómo evitar el sudor en la bici

Esperamos con estos tres sencillos pasos acabar con uno de los principales obstáculos que la gente nos comenta como impedimento para ir en bici a trabajar: el sudor y su tradicional aliado, el olor corporal.

Sabiendo gestionar nuestro viaje, nuestro sudor podrá ser menor que el producido al andar, ya que es un esfuerzo 5 veces menor.



野良犬、黒澤明 Paso 1. Evitar sudar 


El sudor es una reacción natural del cuerpo para refrigerarle en situaciones de mucho calor, bien por la temperatura exterior o bien porque el cuerpo está realizando mucho esfuerzo. Aunque no es posible evitar sudar 100%, todo lo que podamos reducir aquí nos ayudará en los pasos siguientes.

La temperatura exterior se puede reducir eligiendo caminos sombríos o con poco tráfico (que también produce calor). A primera hora de la mañana, las sombras abundan e incluso en verano la temperatura no es elevada, por lo que muchos podréis resolver esto fácilmente. La ropa clara también refleja mucho mejor el calor, y tiene la ventaja de haceros más visibles por la noche.

Respecto al calor corporal, el cuerpo suda en función del esfuerzo, que también podemos modular. La clave es ir a velocidad de paseo, sin querer correr más de lo que nuestro cuerpo puede.

Los que empiezan con la bici notarán que sudan al mínimo repecho. Es algo que se va reduciendo con el paso de los días según cogemos fondo.

En cuestas pronunciadas, es preferible reducir marchas o incluso ir andando con tranquilidad en los tramos más empinados los primeros días.


野良犬、黒澤明 Paso 2. Evaporar el sudor producido

Basta con que el sudor se evapore para que no represente un problema. Lo más efectivo y agradable es el propio viento que produce moverse en bici. Podéis comprobar lo bien que funciona cuando paráis en un semáforo: el sudor ya no se evapora. En cuanto reiniciais la marcha, desaparece.

Para ayudar al proceso llevaremos ropa suelta de tejidos que transpiren. Hay que evitar por todos los medios mochilas a la espalda, es la mayor superficie de evaporación que tenemos y no la podemos tapar. Un transportín, alforjas, una caja de fruta… Hay muchas maneras.

La otra evaporación, menos agradable, es la que produce el propio sol al secarnos, especialmente en climas secos como en Madrid. El proceso absorbe energía y refresca el cuerpo. Por tanto los tramos al sol no son tan graves respecto al sudor como podría pensarse, aunque sean molestos.



野良犬、黒澤明 Paso 3. Eliminar el sudor no evaporado

Este es el paso más importante. En contra de la creencia general, el sudor no huele: es como una lágrima, agua con sal. El olor se produce cuando el sudor no evaporado entra en contacto con las bacterias de la piel. Éstas huelen peor si abusamos de ciertos alimentos.

Secarse rápido en cuanto hayamos terminado el viaje es crucial. Parados y entrando a cualquier edificio, el sudor ya no se evaporará. Una toalla, o incluso el propio papel higiénico del baño en caso de urgencia nos puede ayudar. Evitaremos los primeros minutos sentarnos o apoyarnos, pues la parte apoyada no terminará de secarse bien.

El aire acondicionado seca muy bien (se inventó para eso), aunque procura acercarte a ellos de manera gradual, tras haberte quitado el sudor principal antes y haber ya recuperado las pulsaciones normales, así evitarás pulmonías.

La ropa también influye, ciertos tejidos huelen peor que otros. Quien no quiera arriesgarse, puede traer dentro de su equipaje la camisa del trabajo con un cartón rígido en su interior, para que llegue sin arrugas.



¿Qué tal te funcionan estos consejos? 

¿Conoces otros consejos sencillos para que el sudor no te impida usar la bici?

martes, 18 de marzo de 2014

¿Qué hacer si tenemos un accidente en bicicleta?

Pasos a seguir tras sufrir un siniestro ciclista

Si el año pasado abordábamos los siniestros en los que la responsabilidad recae sobre las administraciones públicas, ahora vamos a intentar explicar qué pasos dar ante un accidente de tráfico en el que nos veamos implicados con nuestra bicicleta.

Este artículo pretende ser un wikimanual del accidentado que no tiene formalizada una póliza de seguro que lo ampare, por lo que os pedimos vuestra colaboración para mejorarlo mediante vuestras aportaciones. Si, además, sois expertos en seguros, en derecho penal, en medicina forense o en cualquier otra materia que nos pueda alumbrar, muchísimo mejor; cualquier observación al respecto será bienvenida.

Como todo manual o prospecto hay que leerlo antes de sufrir el accidente, pues de esta lectura podremos valernos para no cometer errores que nos lleven a tenerlo u olvidos que podrían alterar el éxito de nuestra odisea entre médicos, abogados y compañías de seguros.


jueves, 21 de noviembre de 2013

Bicifinde en La2 de tve

Hace unos meses, Clemente Álvarez, periodista y blogger tecnológico y mediambiental de El País, se puso en contacto con nosotros para pedir nuestra colaboración en un programa que estaba realizando para La2 de rtve.

Estaba haciendo una serie de reportajes enfocados a reducir la huella ecológica de los ciudadanos y para ello necesitaba contactar con un solicitante de bicifinde que estuviese dispuesto a ser el protagonista del dedicado a la movilidad urbana.

Tuvimos la suerte de encontrar a Luis, al que agradecemos su dedicación, quien no tuvo ningún reparo en ser grabado, entrevistado y lo que hiciera falta, no en vano también es periodista.

Nos comenta Luis que últimamente está usando poco la bici, las largas jornadas (trabajo + estudios) y el frio y la lluvia le desincentivan. Espero que mas adelante se reencuentre con ella.

Os invito a ver el vídeo (emitido el 14 de Noviembre) y a leer las impresiones de Luis.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Relato de una persona que empezó con la bici por la ciudad bien informada

Escrito por EB

Llevaba tiempo pensando en probar a ir al trabajo en bici, en utilizar la bici para moverme por Madrid. Mi inspiración vino de muchas fuentes: de una amiga, de los ciclistas que veía, de una revista (Cycling monthly) y las noticias que llegan de Inglaterra (el boom ciclista en Londres y los programas que desarrollan para potenciar su uso).

Relato de una persona que empezó con la bici por la ciudad bien informada
Mis primeras incursiones en bici al centro (resido en Hortaleza) fueron en las huelgas generales, ya que sin transporte público, el mejor medio de asistir a las manifestaciones era la bici. Esa primera toma de contacto me permitió ver que no es tan peligroso, las distancias no son tan grandes y que bajar la bici en el ascensor no es un esfuerzo tan tremendo. Esas son algunas de las pequeñas barreras mentales a superar.

Este verano de 2013 volví de vacaciones en un estado de forma excepcional (mucha montaña y campo), que se reflejaba en una gran fortaleza mental, fruto del ejercicio. No estaba a dispuesta a que la rutina laboral me quitara esa sensación, de modo que empecé a pensar cómo podría mantener una actividad física diaria, no de fin de semana.

jueves, 24 de octubre de 2013

'Manual de conducción de la bicicleta' por Biciescuela Granada

viernes, 4 de octubre de 2013

Recordando los consejos para ir en bici con lluvia

Ropa para bici Ahora que tenemos el otoño de pleno en Madrid bueno es recordar unas pautas y consejos para protegerse de la lluvia al ir en bici. También se incluyen enlaces a vídeos en los que se ve a vecinos españoles y europeos circulando con inclemencias meteorológicas tan ricamente.

Consejos para ir en bici con lluvia

Equipamiento básico para el ciclista urbano

Cuidado con las rejillas + lluvia

Pedaleando bajo la lluvia

¿Lluvia? Voy en bici, no hay problema

Gotas de lluvia sobre mi bicicleta, desde Valencia

En bici con paraguas transparente

Lluvia y bicis en Slow Motion

jueves, 26 de septiembre de 2013

Tiendas especiales de bicis: restauración, cuadros a medida y cosas chulas

Tiendas no convencionales que hay que conocer





En una tienda de bicis normal tienes filas de bicis de montaña, de niño,de carreras e incluso alguna vez bicis urbanas, todas preciosas y relucientes, también suele haber una zona con expositores de accesorios y un tío majete detrás del mostrador, dispuesto a aconsejar enseñar, vender, arreglar e incluso a aguantarte el rollo si hace falta.

Hay muchas tiendas de bicis. Deseo que les vaya muy bien a todos y aunque ya escribí de lo que NO debía hacer un taller de bicis, en esta ocasión os contaré sobre algo que a mi sí que me gusta. Me encantan las tiendas de bicis… especiales.

jueves, 12 de septiembre de 2013

Sillitas de bici para niños: ¿niño delante o niño detrás?

Si tú fueses el pequeñajo, ¿Preferirías ver un culo o el paisaje?




En España, lo habitual en sillitas de niño son las que se llevan detrás del sillín de la bici. Son tan habituales que, hasta que no vi cómo circulaban en Holanda y otros países, no sabía ni que existiera otra opción. Pero existe, y cuando vi sillitas colocadas entre el manillar y el padre, me gustaron. Mucho. No voy a tratar aquí de las soluciones para varios niños que ya mostró Wheels en el artículo de “Al cole en bici” . Trataré solo de  la duda que normalmente no tenemos, pero que creo que deberíamos plantearnos para llevar en nuestra bici a un pequeñajo: ¿niño delante o niño detrás?

jueves, 29 de agosto de 2013

Al cole en bici



Multiple tamdem
De toda la vida, en las ciudades, lo normal ha sido ir caminando al cole. Siempre había quien venía en autobús e incluso a algunos les traían en coche, pero lo normal era ir andado.
Mucho ha cambiado la sociedad cuando actualmente hay gran cantidad de alumnos que acuden en coche. Tal es así, que no hay colegio que no registre atascos y dobles y triples filas a las horas de entrada y salida de los centros escolares.

lunes, 29 de julio de 2013

Cómo guardar el equilibrio en bici en parado

Como muchas cosas buenas: divertido aunque no imprescindible.


Ya sé que no hay ningún problema por poner el pie en el suelo cuando se para con la bici. En un semáforo o donde sea, a nadie se le caen los anillos por echar pie a tierra en el momento en que paras.



Pero si te apetece poder parar y dejar los pies en los pedales el tiempo que quieras, tienes dos opciones: Una es agarrarte a algo y la otra es aprender a guardar el equilibrio estático. Además, es posible que en el monte esto te permita pasar montado por más sitios que si solo circulas de la forma “tradicional”.

Aunque ya sabemos que una cosa es montar en bici y otra muy distinta es ser capaz de contar cómo lo haces y que te entiendan, voy a intentar contaros mi versión de cómo se hace para guardar ese equilibrio. Y a ver si se entiende algo, ya me diréis.

miércoles, 24 de julio de 2013

Cómo puedes ayudar a que en Madrid más gente use la bici (aunque no seas tú)

Leído en el blog Ciudadano 0,0 
 
Madrid, mejor en bici Hay quien piensa que para que en Madrid se use la bici es necesario una buena red de carriles-bici. Es una opción, aunque depende de que los ayuntamientos hagan una inversión fuerte, sin que estén exentos de problemas.

Otros dicen que igual no es necesario rehacer las calles, sino que basta con cambiar las reglas del juego, bajando la velocidad de las vías a 30 km/h. Es más universal y barato, aunque también depende de que el ayuntamiento quiera hacerlo… y que la gente no acabe votando por el partido que prometa lo contrario.

Propongo una tercera opción: usar la bici con la ciudad que tenemos ahora, sin necesidad de tener que cambiar las leyes o forzar a crear espacios exclusivos para la bicicleta. ¿Inviable? No tanto, basta con seguir unas normas sencillas y comentarlas a la gente que conozcas.

1. ¿Conduces un vehículo a motor por Madrid? Te interesa que haya más bicis circulando por la calzada

Si vas en coche 

Por qué me interesa como conductor que haya más bicis circulando

viernes, 19 de julio de 2013

Pues claro que se puede


Escribo este texto para animar a la gente a que coja la bici. Lo que yo hago ahora, antes me parecía una locura. Ahora la locura es no hacerlo... Nunca he sido deportista; no entiendo que la gente disfrute yendo a un gimnasio o corriendo sin ir a ningún sitio. A regañadientes, ahora reconozco que todas esas zarandajas de las endorfinas que genera el cerebro con la actividad física sean ciertas, pero ojo, yo la bici no la uso por deporte, la uso para moverme. Y para moverme de la forma más eficaz, ahora sí que lo digo convencido. Bueno, y a este paso me acabo animando a una ruta de las del blog, que salir al campo siempre me ha gustado.

Aprendí tarde a montar bici, con más de doce años, yo creo. Con una BH naranja de mi hermana. Estuve un tiempo cogiéndola con ruedines y todo. Un tipo de doce añazos con ruedines, la vergüenza de la mocedad en el pueblo... y encima ya entonces debía parecer mayor que mi hermana, que me saca seis años... Luego mis padres me regalaron una ‘mountain bike’, una GAC modelo “Tucán”, colores fosforito por doquier además, muy noventas todo. Un hierraco con tres platos y seis piñones que a mi me parecía el colmo de la tecnología. Creo que me costó varias semanas entender lo de los cambios...

Foto de lucastar.com

En primavera del año pasado me traje la bici del pueblo. Llevaría unos quince años cogiendo polvo debajo de las escaleras de las cuadras. Y la última vez que la usé allí, me llevé pegados en el cuerpo unos quince metros de asfalto. Todavía recuerdo a la cabrona de mi hermana con la botella de alcohol en la mano cuando llegué a casa, después de arrastrar la bici durante seis kilómetros (la rueda delantera se había torcido completamente). No puedo decir que le cogiese manía, pero sí un poco de respeto... bueno, digámoslo claro, miedo. Después de aquello me la traje una temporada a Madrid y fui un par de veces con mi vecino desde el barrio hasta el Retiro. Íbamos por detrás de Moratalaz, por donde luego hicieron la ampliación de O’Donnell. Hasta que un día en el Pueblo de Vallecas “atropellé” a un coche por no parar a tiempo en un semáforo. Después de aquello, el hierro se quedó un tiempo cogiendo polvo en el cuarto de las bicis del bloque de mis padres, hasta que me la volví a llevar a su hueco debajo de la escalera. Allí al menos vivía más tranquila.

Pero hace un año pensé que ya era hora de darle otra oportunidad.

martes, 2 de julio de 2013

Navegador GPS o smartphone

El smartphone, ese pequeño ordenador que llevamos en el bolsillo, está revolucionando silenciosamente la sociedad, marcando un antes y un después en los modos y costumbres de la misma.
Una de las múltiples facetas de este prodigio tecnológico es la de ir "tragándose" uno tras otros todos nuestros dispositivos electrónicos personales: agenda (PDA), cámara de fotos, radio-mp3, consola de videojuegos...
Aun así, esos dispositivos no han desaparecido totalmente del mercado, puesto que el smartphone solo suele ser equivalente en funcionalidad/calidad a las gamas bajas o medias de los mismos.

En el caso, por ejemplo, de los navegadores GPS de coche, estoy seguro de que sus ventas han caído en picado sustituidos por smartphones utilizando google maps navigation u otro software similar.

En el caso de la bici los navegadores gps, todavía están aguantando debido a que sus condiciones de uso son mas rigurosas. Veamos a continuación cuales son los problemas para su sustitución.

Navegador GPS Garmin Etrex 20

Puntos débiles del smartphone como GPS en rutas MTB

Visibilidad de la pantalla
A plena luz del dia, las pantallas de los móviles todavía se ven con dificultad. Mientras los fabricantes solucionan el problema, la única opción es poner la pantalla a la sombra o utilizar un ¿guiado por voz?: "A dos piedras, en el siguiente olivo tome el sendero de la derecha..." :-P
Bueno en realidad hay un truco para tener guiado por voz. Consiste en marcar puntos de interes (POIs o WayPoints) en los puntos donde hay o no que desviarse escribiendo un texto con la explicación pertinente. Algunos programas, como Oruxmaps, leen el texto unos metros antes de llegar.

Duración de la batería
Un GPS dedicado puede aguantar las 10h fácilmente y algunos modelos utilizan pilas alcalinas que se pueden sustituir en cualquier momento además, tambien permiten apagar la luz de la pantalla, duplicando así el tiempo de funcionamiento. En el caso del smartphone, el uso en modo navegación GPS limita mucho su autonomía, para esto la solución mas sencilla es la "fuerza bruta", es decir, llevarlo conectado a una batería externa, cuanto mas grande mejor. Ya empiezan a haber incluso baterías pensadas para colocar en la bici

Sensibilidad del receptor GPS y otros sensores
Los receptores GPS de campo incorporan receptores de satélite muy sensibles ayudados de brújula digital y barómetro que compensan las dificultades del sistema GPS para determinar la altura. Los móviles, aunque suelen incorporar brújula, no montan receptores GPS muy sofisticados y mucho menos barómetro. Esto provoca aberraciones a la hora de grabar tracks, como pequeños desvíos del recorrido original o errores en la determinación de pendientes y altitudes. Algunos programas para compensar esto último obtienen la altitud de la cartografía.

jueves, 7 de marzo de 2013

Los 5 accidentes ciclistas más frecuentes en ciudad y cómo evitarlos

Muchos de los accidentes que suceden en ciudad involucrando a un ciclista y otro vehículo repiten un mismo patrón. Son bastante predecibles, y por lo tanto, fácilmente evitables siguiendo unas sencillas reglas.

El principal error: la ciudad no es la carretera
En carretera los ciclistas nos apartamos lo más posible a la derecha para facilitar el adelantamiento de vehículos a gran velocidad. En ciudad, el temido alcance por detrás es realmente raro, pero aparecen peligros por los lados que no existen en carretera.

Por ello, como norma general es más seguro circular en vías urbanas ocupando el carril entero de la calzada y no arrimarse al borde. Como no siempre es legal circular en esa posición*, hemos querido informar a los lectores de los problemas que pueden surgir del cumplimiento estricto de las leyes y ordenanzas que no tienen en cuenta las siguientes recomendaciones, para que extremen las precauciones y sepan de dónde les puede venir el peligro para prevenirlo:

*En Madrid capital sí está permitido, ver normativa.


1. Un vehículo que gira a la derecha cierra el paso al ciclista 

(Impacto fronto-lateral, 48% de los accidentes ciclistas en ciudad, DGT 2010, pag.29)
Un vehículo que gira a la derecha cierra el paso al ciclista

 ¿Por qué sucede? El ciclista está circulando a la derecha de vehículos que pueden girar, bien porque no está ocupando el centro del carril, o porque el carril por el que circula está vetado a dichos coches (por ejemplo un carril-bici en calzada o un carril-bus compartido*). El vehículo no ve al ciclista porque está en su punto ciego.

 *El uso del carril-bus por ciclistas está autorizado en algunas ciudades, pero no en Madrid.


¿Cuándo es especialmente peligroso? Si el vehículo que va a girar es un camión largo barrerá al ciclista aunque éste esté parado dejándole pasar. La combinación con un carril bici estrecho en calzada es muy peligrosa, pues invita al ciclista inexperto a situarse en esa posición.


 


¿Cómo evitarlo? Si como ciclistas circulamos por el centro del carril, obligamos al vehículo que gira a quedarse detrás, o bien a adelantarnos teniéndonos en cuenta.

En el caso de circular por un carril reservado, hay que  negociar con los coches que van a girar varios metros antes para asegurarnos de que no cortan nuestra trayectoria, situándonos delante o detrás de éstos y no a su derecha. En el caso de que esta maniobra sea difícil o no esté permitida, lo mejor es pararse gradualmente unos metros antes del cruce para asegurarse.




2. Un vehículo impacta lateralmente contra un ciclista

 (Impacto lateral, 12% de los accidentes ciclistas en ciudad. DGT 2010)
Un vehículo impacta lateralmente contra un ciclista

¿Por qué sucede? El conductor no frena a tiempo cuando un ciclista se cruza en su trayectoria de manera inesperada, bien por exceso de velocidad de cualquiera de los dos vehículos, bien por falta de visibilidad del cruce.
Esta falta de visibilidad se da por coches aparcados o calles estrechas, y suele involucrar a un ciclista que circula muy arrimado al borde derecho, desde donde hay menor ángulo de visión de lo que sucede en la calle perpendicular..


¿Cuándo es especialmente peligroso? Circulando por acera o aceras-bici al llegar a un paso de peatones, sobre todo cuesta abajo. Los vehículos de la calzada esperan a un peatón cruzar, pero no tienen tiempo de reacción si el que se cruza es un ciclista al triple de velocidad.

Los ciclistas que usan las aceras o aceras-bici no siempre tienen la experiencia para saber que están cruzando demasiado rápido y se confían creyendo que la prioridad les protege. Especialmente inseguro si el cruce no tiene semáforo o lo tiene en ámbar intermitente.


¿Cómo evitarlo? Yendo por calzada por el centro del carril y cruzando a velocidad moderada. Situarse en el centro del carril permite ver y ser visto antes y tener más espacio de reacción en caso de despiste o exceso de velocidad.

En caso de circular por acera o acera-bici, lo recomendable es cruzar como un peatón, mirando antes y entrando en la calzada despacio, sin presuponer que el coche que esté cruzando nos ha visto.



3. Un vehículo aparcado abre una puerta cuando está pasando un ciclista

 (Dentro de "otros impactos", 12% de los accidentes ciclistas en ciudad. DGT 2010)
Un vehículo aparcado abre una puerta cuando está pasando un ciclista

¿Por qué sucede? El conductor del vehículo aparcado no ha mirado antes de abrir y el ciclista circula muy pegado al borde. Una variante es el coche que sale del aparcamiento sin mirar demasiado.






¿Cuándo es especialmente peligroso? En puertas que se abren por el lado derecho (el copiloto suele mirar menos).

Otra situación son los carriles-bici: Aunque muchos dejan una distancia de seguridad para evitar este problema, hay algunas aceras-bici sin ese margen en tramos donde teóricamente no se puede aparcar, pero en los que puede parar un coches o hay aparcamiento ilegal.* La escasa anchura de estas vías impide esquivar la puerta del copiloto.

*Véase carriles bici en Av. Donostiarra o en rotondas del Campo de las Naciones 



¿Cómo evitarlo? Yendo por calzada, basta con separarse algo más de 1 m, algo más si queremos ir rápido. Si vamos por un carril-bici demasiado estrecho como para tomar esta separación no hay muchas alternativas: o nos salimos de él o circulamos despacio para poder frenar en caso de que se abra una puerta.





4. Un vehículo adelanta a un ciclista sin dejar distancia de seguridad

Un vehículo adelanta a un ciclista sin dejar distancia de seguridad

¿Por qué sucede? El conductor que viene por detrás de un ciclista ve un hueco para adelantarle y se mete sin comprobar si hay separación lateral suficiente, que debería ser en torno a 1,5 m. No es en sí mismo un accidente, pero puede provocar alguno de los anteriormente descritos.



¿Cuándo es especialmente peligroso? Si hay otros peligros laterales en ese momento, un ciclista no puede esquivarlos si un coche le adelanta muy pegado. Hablamos de los descritos en otros puntos: puertas que se abren, peatones despistados que cruzan sin mirar, coches que salen de garajes, cruces estrechos, o el mismo coche que nos cierra el paso girando a la derecha.

Los carriles bici en calzada estrechos legalizan esta situación al permitir el adelantamiento sin distancia de seguridad.

¿Cómo evitarlo? Circulando por el centro del carril, el ciclista obliga al otro vehículo a adelantarle cambiando de carril si lo hubiera y dispone de más espacio a su derecha para maniobrar para esquivar un imprevisto.

En calles estrechas, le obliga a mantenerse detrás sin dejarle sitio para adelantar. Esta última situación pone nervioso a no pocos ciclistas, que sistemáticamente querrán echarse a la derecha para dejar pasar, situándose así en la situación de peligro que queremos evitar. Quien quiera hacer esta maniobra debe hacerlo sólo en tramos suficientemente anchos, sin acercarse demasiado a la derecha y nunca en las inmediaciones de un cruce.


 5. Un vehículo alcanza a un ciclista por detrás

 (Dentro de "Impactos frontales", 5% de los accidentes ciclistas en ciudad. DGT 2010)
Un vehículo alcanza a un ciclista por detrás

¿Por qué sucede? Principalmente, por falta de visibilidad. No es un accidente muy frecuente, pero el miedo a sufrirlo es el principal causante de que la gente con poca experiencia se ciña a la derecha, incurriendo así en mayores riesgos.

¿Cuándo es especialmente peligroso? De noche, en tramos sin iluminación o por falta de luces del propio ciclista. También con el sol de frente al amanecer o al atardecer.

¿Cómo evitarlo? Claramente, con las obligadas luces y reflectantes en el caso nocturno. En este caso y el del sol de frente, evitando vías rápidas. Aquí sí, el carril-bici nos puede ayudar no sufrir este alcance, siempre que estemos atentos para evitar los demás accidentes descritos, más frecuentes.





  

 

 

 En resumen

Por lo general, exceptuando casos de poca visibilidad, la posición en el centro del carril es más segura en ciudad que el borde o el uso de una vía paralela separada del tráfico.

Las recomendaciones e incluso obligaciones de circular ceñidos a la derecha, usando el carril-bici o la acera son poco seguras por norma general. El lector deberá extremar las precauciones en las situaciones descritas si la ley vigente no le permite desarrollar una posición de seguridad en la calzada.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Ciclista: si un coche te acosa, muéstrale la normativa

Informar es la mejor reacción si otro conductor te recrimina sin razón o te hace una mala maniobra

Te ofrecemos un extracto de la desconocida ordenanza de movilidad. Hemos copiado sólo los artículos que tienen que ver con la circulación de la bici en la calzada y las obligaciones de otros vehículos.

Lleva siempre contigo unas cuantas copias de este texto y entrégaselas a otros conductores que la necesiten.
(Se pueden imprimir 2 copias por hoja, se ve bien).

Si quieres consultar el texto completo, aquí.
Si quieres consultar todos los artículos que tienen que ver con la bici, aquí.

Madrid. Normativa de circulación ciclista en la calzada

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Consejos para circular en bicicleta por la ciudad

Fuente: Oficina de la Bici, Ayuntamiento de Madrid

Consejos para circular en bicicleta por la ciudad
Circular en bici por la ciudad no es peligroso, siempre y cuando se haga de forma prudente y atendiendo las normas básicas. El tráfico sigue unas pautas predecibles y el comportamiento de los conductores motorizados en su inmensa mayoría es mejor de lo esperado, ya que existe un miedo por su parte a dañar al ciclista.

Circula por el centro de tu carril, y hazte respetar. Una bicicleta arrimada al borde de la carretera despierta la tentación de adelantar en los coches, aunque no se pueda mantener una distancia prudencial durante el adelantamiento. Y un coche aparcado puede abrir sus puertas sin mirar y derribar al ciclista.
Circula por el carril derecho. Los coches no esperan encontrar un usuario lento en el carril izquierdo (el rápido), y dado que adelantar por la derecha es poco común, se desconciertan. No obstante, si tienes que girar a la izquierda es mejor situarse en este carril con antelación. Si el carril derecho está ocupado, circula por el inmediato a tu izquierda.
Conduce en línea recta y se predecible, Indicando las maniobras que vas a realizar con los brazos. Es más importante de lo que pueda parecer. Si no conoces como hacerlo, pide que te lo enseñen.
En carretera se debe circular por el arcén si este está limpio.
Circula a la velocidad adecuada. Adáptate a la velocidad de la calle por donde circules y, a ser posible, elige calles tranquilas. Cuando circules por zonas de prioridad peatonal hazlo a una velocidad similar a la de los viandantes, teniendo siempre en cuenta la prioridad del peatón. Si hay mucha densidad peatonal, desciende de tu bicicleta y anda con ella al lado.
Busca una ruta segura. Merece la pena seguir un buen itinerario por calles apacibles o por carriles-bici, con la ayuda de un plano. Frecuentemente, los cascos antiguos o los barrios tranquilos ofrecen buenas posibilidades.
Hazte visible por la noche. Utiliza luz delantera blanca y trasera roja, además de reflectantes. El sistema de alumbrado conviene que sea a pilas o de dinamos con acumulador, para que la luz no se apague cuando te detienes.
Utiliza un casco si te hace sentirte más seguro. Pero recuerda que el uso del casco NO evita los accidentes. Una verdadera seguridad se basa en la utilización de medidas de protección activa: moderación de la velocidad, atención al conducir, prevenir los movimientos propios y de los demás, señalizar las maniobras, conducción defensiva...
Pon un retrovisor, es un elemento más con el que aumentarás tu seguridad.
No circules con auriculares, pues te impiden controlar adecuadamente el tráfico que se encuentra a tu alrededor.
Utiliza un timbre, los peatones no nos oyen y se suelen cruzar a menudo.
Con lluvia extrema las precauciones. Lo fácil se vuelve difícil y arriesgado.
Ata la bici con un buen candado. Recomendamos candados en forma de U.
Asegúrate. Un seguro de Responsabilidad Civil cubre los posibles daños que pudieras ocasionar a terceros.
Acata las normas de circulación.
Mantén tu bicicleta en buen estado: frenos, cambios, dirección, ruedas y luces. Aporta mayor seguridad.

y sobre todo...

• Pon especial cuidado al circular por tu carril cuando pases a la altura de una desviación a la derecha. Muchos conductores no señalizan su maniobra de giro a la derecha, te cortan el paso y crean situaciones de riesgo.
• No te fíes de las maniobras de los coches hasta el último momento y ten los frenos a punto sobre todo cuando circules a la altura de ellos. Ten en cuenta que, aunque puedas tener la razón, ante un accidente con un coche la bicicleta lleva siempre las de perder.
• No circules demasiado pegado a los coches aparcados. Los coches que circulan a tu izquierda no prevén si vas a necesitar espacio porque un coche que esté parado a tu derecha abra su puerta. Es una más de las razones por las que te pedimos que circules por el centro del carril.
• En las rotondas, compórtate como otro vehículo más. Si entras con miedo los automovilistas te echarán a la derecha. Salvo que vayas a usar la primera salida a la derecha, no renuncies a los carriles centrales. Aunque vayas más lento, los coches tendrán que adaptar su velocidad a la tuya.
• Pon máxima precaución en momentos de intensidad de tráfico y no te quedes entre dos carriles. No importa que estés en un carril a la izquierda, incluso con más motivo en esos casos, permanece en el centro de él. En algunas ocasiones será preferible esperar unos metros para realizar la maniobra.

¡¡Gracias por usar la bici!!

martes, 21 de febrero de 2012

Consejos para el ciclista urbano

Todo lo que hay que saber para moverse en bici por Madrid

No tengo nada ¿por dónde empiezo?

Consejos para el ciclista urbano¿Bici urbana o de montaña?
Aprender a montar en bici en Madrid
Equipamiento mínimo
Mecánica básica

Empezar a moverse por Madrid

Cómo circular
Cómo elegir la mejor ruta
Empezar en compañía
¿Dónde aparcar la bici?

Cuando el clima es adverso

En caso de lluvia
En caso de frío y nieve

Información adicional

La bici en el transporte público de Madrid
Ordenanza de movilidad en Madrid

¿Echas de menos algo?

Déjanos un comentario o envíanos un correo a enbici@espormadrid.es y responderemos a tus dudas encantados

martes, 14 de febrero de 2012

Consejos para ciclistas: Cómo elegir la mejor ruta

La ciudad es fácil escogiendo un buen recorrido

La mejor ruta en bici no es la que conocemos en coche o autobús, que son rutas directas por vías principales de mucho tráfico, sin importar sus cuestas.

Tenemos que tener en cuenta el relieve de la ciudad, para no subir pendientes excesivas sin necesidad, y buscaremos calles secundarias con poco tráfico, más fáciles de recorrer en bici. Luego miraremos que el recorrido sea práctico y nos permita llegar en un tiempo razonable a nuestro destino, sin olvidar las autopistas y otras barreras que nos condicionarán el recorrido.

¿Cómo calcular una buena ruta?

Sigue estos consejos (pincha para más detalle).
II. Tener en cuenta las barreras urbanas (Autopistas, ferrocarriles, ríos)

¿Cómo juntar todo esto?

lunes, 13 de febrero de 2012

Cómo elegir la mejor ruta IV: Ejemplos en Madrid

Cómo elegir la mejor ruta

Ofrecemos una recopilación de rutas que hemos ido aconsejando siguendo los criterios de minimizar pendientes, buscar calles tranquilas y tener en cuenta las barreras urbanas. Varias personas nos solicitan rutas similares, por lo que nos han sugerido recopilarlas todas aquí. Esperemos que os sean de utilidad:

Rutas desde periferia a Madrid


Hemos unificado todas las rutas aconsejadas en este mapa.



Rutas alternativas a grandes avenidas


Alternativa a Prado-Recoletos-Castellana: Desde Atocha a Plaza Castilla. Cuestas concentradas en el Retiro y en Colonia Cruz del Rayo.
Alternativa a Bravo Murillo:  Desde Cuatro Torres hasta Chamberí y vuelta por calles tranquilas
Alternativa a M30 Este: Para llegar desde Legazpi a Barrio de la Concepcion sin subir el paseo de las Delicias.
Alternativa a Alcalá: Desde Suances hasta Sol, más tranquila y con menos pendientes.
Alternativa a Príncipe de Vergara: Desde Manuel Becerra hasta Pío XII por calles tranquilas
Alternativa a Paseo Delicias: Desde Legazpi hasta el Centro y más allá por calles tranquilas de menor pendiente
Alternativa a Monforte de Lemos: Desde Chamartín hasta Lacoma


Rutas al distrito Centro


Desde Canillejas -Ventas: Alternativa tranquila y con menos pendientes a toda la calle Alcalá
Desde Pueblo de Hortaleza: A través de Colombia y barrio Salamanca por calles tranquilas
Desde Las Tablas - Pueblo de Fuencarral: Alternativa a paseo Castellana norte
Desde Puerta de Hierro: A través de la zona de Francos Rodríguez

Rutas a Ciudad Universitaria


8 Rutas desde varios distritos: 8 rutas desde todos los distritos de Madrid
Plano imprimible de calles tranquilas para ir a Ciudad Universitaria
Desde Concha Espina: Alternativa tranquila a Raimundo Fernández Villaverde o José Abascal
Desde Pozuelo: Sigue hasta Francos Rodríguez
Desde Legazpi: Alternativa al Río a través del centro con pendientes más moderadas que la subida final del Parque del Oeste

Rutas a Madrid Río


11 maneras de subir desde el río hacia el Centro sin usar el Paseo de las Delicias
Plano imprimible de calles tranquilas para ir al Matadero
Desde Ciudad Universitaria: Alternativa por las calles del centro hasta Legazpi
Desde Getafe: A través de Villaverde Alto hasta Legazpi
Desde Leganés: A través del barrio de La Fortuna hasta Legazpi
Desde Somosaguas: A través de Casa de Campo hasta Puente del Rey



Alternativas tranquilas cercanas a Ciudad Lineal


Ventas - Las Musas
Plaza Castilla - Suances
Ascao - Hospital Ramón y Cajal
Chamartín - Pueblo de Hortaleza

Ver artículos relacionados

Cómo elegir la mejor ruta I: Minimizar las cuestas
Cómo elegir la mejor ruta II: Tener en cuenta las barreras urbanas
Cómo elegir la mejor ruta III: Calles con poco tráfico