Menú horizontal

jueves, 10 de mayo de 2018

Ruta MTB a las cascadas del Purgatorio. Sábado 12 de mayo 2018 ¿Te apuntas?

-¿Normal? ¿Qué es lo normal? En mi opinión, lo normal es sólo lo ordinario, lo mediocre. La vida pertenece a aquellos individuos raros y excepcionales que se atreven a ser diferentes
                                                                                                              Hermann Hesse

"Pero, ¿qué clase de persona eres tú?", preguntó. "Soy un payaso", dije, "y colecciono momentos." 
                                                                                                              Heinrich Böll



A veces me preguntan porqué todos los sábados salimos. Llueva o nieve. Con frío o con calor. Incluso para repetir una ruta que ya hemos hecho varias veces. Y siempre respondo lo mismo.

Este sábado, subiendo la Morcuera me emocionaba pensando en el enorme regalo que es haber podido conocer esos paisajes. Arroyos que te invitan a confesarles en silencio tus miedos. Cascadas que silencian tus demonios interiores y vistas que te elevan hasta hacerte volar.




Este Lunes hará dos años que nos dejó alguien que cambio nuestras vidas. Nos dejaron su presencia, y sus abrazos acogedores, pero no el recuerdo, ni el regalo de tantas experiencias, tantos lugares nuevos, y sobre todo, una forma distinta de entender la bicicleta, y la vida. Los que hoy vienen a nuestras rutas y no tuvieron la suerte de conocerle se sorprenden del espíritu de acogida, de "familia". Y no es más que el eco de un sentimiento, el que otros tuvimos al ser adoptados por esta familia. La que él creó Antonio Fabregat, nuestro Eterno Capitán, el que compartió todo, sin dejarse nada atrás. Sin pudor ni vergüenza. Tiempo, dedicación, y amor, en cada ruta, en cada gesto, en cada abrazo.

No hay un solo día que no le echemos de menos. Ni una sola ruta que no pensemos "¿Qué habría hecho Antonio?". Como un GPS en nuestras rutas, y, porqué no, en nuestra vida, nos marca el camino. Como decía un amigo este sábado, somos como pedaleamos, como somos como ciclistas. Algunos pedaleamos con miedo, otros con fuerza. A algunos les anima una fuerza interior que no asoma por su cuerpo enclenque y delgaducho. Antonio siempre fue el rey del plato grande, pero no dudaba en quitarlo y subir piñones si era para ponerse a tu lado cuando lo estabas pasando mal, ralentizar el ritmo, darte conversación, y bajarse de la bici si es preciso para acompañarte. #NoManBehind. Y el que por pura diversión, acabada la ruta se ponía a "cazar flacas" con una sonrisa picara en los labios.

Esa clase de personas que te quieren, no porque seas bueno, o porque te lo merezcas, sino porque sí. Como solo un padre sabe hacerlo.

Otra semana os hablaremos de kilómetros, de desniveles, y de desafíos (como tantos retos que nos llevó a acometer). Pero esta no. Esta ruta es para disfrutar. No la hay más bonita. Aquel 14 de Mayo recorríamos esta misma ruta, estos mismos caminos que tan bien conocimos con él. Y no queremos sentirnos tristes (aunque lo estemos). Queremos hacer lo que a él le gustaría, lo que le gusta, que es darle la vuelta, y seguir adelante. Pedalear. Sonreír, y tratar de devolver lo que se nos dio. Regalar paisajes, sonrisas y satisfacción. Volver a la naturaleza que todo lo cura, que siempre te deja con la boca abierta. Esta ruta esta llena de momentos. De bosques y arroyos. De cascadas y de rocas cubiertas de musgo. De risas y de silencios. De rumor de agua y de viento en las cumbres.  Llena de vida.

Llena de momentos en los que sentirte como un niño. Al cruzar un río sin dudarlo. O subirte a las rocas. O llenar la bici y tu ropa de barro.

Volveremos a la primera versión de esta ruta, aquella con la que Antonio nos la descubrió. Y la disfrutaremos como siempre, como nunca. Si hace sol, porque ya es primavera, y si no lo hace, porque la Morcuera esta TAN bonita entre la niebla. Como él nos enseñó. 

Nos emocionaremos, seguro, no nos lo tengáis en cuenta. Tan solo disfrutar de la ruta y del regalo.

Como siempre, como todos los Sábados, todos estais invitados. Venid a descubrirlo

 Si no os convencemos nosotros, mejor que lo haga el Capi.





Las fotos de cada ruta las compartimos con los asistentes mediante un álbum de Google Photos, si quieres verlas y subir las tuyas, mándanos tu e-mail a través de este  formulario , identificate bien con tu nombre y apellidos, para que sepamos quién eres. 

Sólo hay que hacerlo una vez, no hace falta que repitas en la próxima ruta.

Estos somos de momento los ciclistas apuntados:


No hay comentarios :

Publicar un comentario