Menú horizontal

domingo, 17 de enero de 2010

Pedaleando por Madrid Río, enero 2010

Un paseo en bici desde el Puente de los Franceses al Parque Lineal del Manzanares


En los últimos días hemos publicado cómo se habían abierto al público tres nuevas zonas de Madrid Río: zona del Puente del Rey y alrededores, tramo del Puente de Segovia al Puente en Y, y tramo del Puente de Toledo al Puente de Praga. También habíamos escrito sobre la ampliación del Parque Lineal del Manzanares.

Lole, uno de nuestros lectores, nos había mostrado su visita a la zona de la Plataforma del Rey, pero nosotros no habíamos tenido ocasión de visitar la zona en las últimas semanas. Por esta razón, y aunque sabíamos que sólo estaban abiertos algunos tramos inconexos, ayer quisimos acercarnos a dar un paseo en bici desde el Puente de los Franceses al Parque Lineal del Manzanares.

Nuestra ruta había empezado más arriba, en la Dehesa de la Villa. Desde allí, tras una rápida bajada llegamos al GR-124, y por él rápidamente hasta el Puente de los Franceses (en otro artículo os contaremos el estado actual del GR-124).



El Puente de los Franceses fue construido por ingenieros franceses (de ahí su nombre) a finales del siglo XIX para salvar el río Manzanares. Fue un puente funcional, construido para permitir el paso a los trenes a la nueva estación que se estaba construyendo en la margen izquierda del río y unir Madrid con el resto de la península. Pese a su escasa belleza, es de los puentes más conocidos de Madrid, pues en él tuvo lugar parte de la defensa de la ciudad en la Guerra Civil Española, significando el bautismo de fuego de las Brigadas Internacionales.


Ver en un mapa más grande
(En verde, las zonas sobre las que no se ha actuado todavía. En azul, las zonas abiertas al público. En rojo, las zonas en obras)



El proyecto de Madrid Río empieza por el norte en el Puente de San Fernando, aunque el tramo hasta la Pasarela de Aniceto Marinas, no pertenece a las primeras fases y tendrá que esperar algún tiempo hasta su ejecución.

En las cercanías del Puente de los Franceses, y hasta el Puente de la Reina todavía puede verse el río con un cauce más natural, no encajonado entre muros, y con pescadores en sus orillas.


A partir de la Pasarela de Aniceto Marinas empieza el carril bici y peatonal que recorrerá todo el río por su margen derecha.


Hasta el Puente del Rey, además del Paseo se han creado zonas con juegos (escribiremos sobre ellas en otro artículo), bancos y fuentes. Todavía queda una zona por urbanizar a nuestra derecha, sobre los túneles.


Al otro lado del río podemos ver el Talud de Aniceto Marinas, las nuevas escaleras y rampas que nos llevan hasta la Glorieta de San Vicente.

Todavía es pronto, pero en unos meses podremos verlo cubierto por césped, hiedras tapizantes y arbustos de diferentes especies, así como numeroso arbolado: almeces, plátanos, robles, tilos, magnolios, cedros y ginkgos. De momento, como a algunos gusta decir, sólo se ven "palitos".


El Puente del Rey ha vuelto a su estado de 1933, recuperando su condición de gran acceso peatonal desde el centro de la ciudad a la Casa de Campo y al río Manzanares. Con este objetivo, se ha restaurado y consolidado toda la fábrica de piedra y la estructura de hormigón oculta, reponiendo elementos decorativos, reconstruyendo su pretil de granito, y recuperando el tradicional suelo de adoquines.

La Puerta del Rey fue construida en 1812 por el arquitecto Juan de Villanueva como encargo de José Bonaparte. Su ejecución estaba ligada al proyecto de conexión del Palacio Real con la Casa de Campo, en el que también se habrían de realizar el Túnel de Bonaparte, y el Puente del Rey.

Con el proyecto Madrid Río, la Puerta del Rey ha acercado al río, recuperando su posición original, y su forma semicircular. Hay quien la prefería en su posición original y achaca su cambio de posición a los elementos de ventilación de los túneles... otros, basándose en planos y datos demuestran todo lo contrario.

Pasada la Puerta, en el nuevo acceso a la Casa de Campo, se ha restaurado la fuente y la plaza ajardinada, antesala del futuro centro de interpretación de la Casa de Campo que se ubicará en el Palacete de los Vargas.


Junto al río, en la margen izquierda, la carpa de la exposición Mundo Jurásico. Un par de dinosaurios se encontraban fuera de la carpa, al parecer en reparación... o a lo mejor habían salido a pasear, como muchos madrileños, por la zona.


Entre el Puente del Rey y la Avenida de Portugal, se ha creado la Plataforma del Rey, un nuevo espacio singular y polivalente de casi 15.000 m², destinado y preparado para la celebración de exposiciones, conciertos, y todo tipo de actos culturales y artísticos.


En el siguiente tramo, hasta el Puente de Segovia, ya está realizada la zona del Salón de Pinos y el carril peatonal y ciclista. El carril, de un acabado de aglomerado en color albero, está bien realizado, aunque para mi gusto, y como hemos podido comprobar hoy en varias ocasiones, puede crear problemas entre peatones y ciclistas. Su anchura, de más de 6 metros, permitiría crear una vía peatonal separada de la vía ciclista (aunque fuese solo con pintura en el suelo), al igual que se ha hecho en el Anillo Verde Ciclista.


Abajo, algo más retrasadas, van las obras de los Jardines bajos del Puente de Segovia. Aquí podremos antes del verano acercarnos al río, y los más osados bajar hasta chapotear en el agua de los estanques laterales.


En los bancos y mobiliario de Madrid Río domina el granito y la madera. El diseño, como el de todo el proyecto es obra del equipo que en el 2005 ganó el Concurso Internacional de Ideas para el desarrollo de un nuevo parque en el entorno del río Manzanares, dirigido por el arquitecto Ginés Garrido Colmenero del que forman parte tres estudios madrileños y uno de Rotterdam: Burgos & Garrido; Porras & La Casta; Rubio & Álvarez-Sala y West 8. Urban Design & Landscape.


Pasado el Puente de Segovia, y hasta llegar al Puente en Y, el Salón de Pinos y la vía peatonal y ciclista discurre a ambos lados del Río. Aunque ya está abierto al público, hoy estaban trabajando desde el Puente de Segovia al Puente Oblicuo, por lo que la zona se encontraba vallada.

Al otro lado del río, en la margen izquierda, ya está acabado el paseo que discurre junto al edificio del Centro de Estudios Hidrográficos de Miguel Fisac, y puede llegarse en bici o paseando hasta el Puente de Segovia.


Se han recuperado varias pasarelas y tres presas históricas (las número 3, 6 y 8). La intervención no ha modificado la forma de la presa, pero se ha ampliado a más del doble su anchura, se ha puesto suelo de madera, y se han eliminado los escalones para mejorar la conexión peatonal y ciclista entre ambos márgenes.


Hoy se pedaleaba muy bien en esta zona casi vacía, aunque más abajo había muchos paseantes, algunos de ellos con perro y correa, que ponían bastante difícil y peligroso el montar en bici.


Al otro lado del río, en la margen izquierda, ya está acabado y pronto abrirá sus puertas el Hotel NH Virgen del Puerto. Buenas vistas al río y al parque van a tener sus clientes.


Para conectar ambos márgenes del río se han creado nuevas conexiones, como el Puente en Y, que con sus 100 metros, hace posible la comunicación entre orillas en este punto, y también (junto con el Puente Oblicuo) que los peatones y ciclistas puedan pasar de un lado a otro del Salón de Pinos en esta zona, la única en la que ocupa ambas orillas del río.

Está construido con un sistema de perfiles triangulados de gran canto y tablero suspendido de madera. Su idea recuerda los antiguos puentes ferroviarios de los que todavía quedan muestras en la Comunidad de Madrid. Tiene miradores sobre el río que permiten detenerse y contemplar no sólo estas nuevas vistas exteriores, sino también el trazado interior de la pasarela.


Como algunos de los puentes y pasarelas, no está permitida la circulación sobre la bicicleta, y hay que poner "pie a tierra" para cruzar. Es de suponer que lo hacen por nuestra seguridad, aunque todavía no he visto a ningún ciclista que lo cruce a pie.


Unos metros más adelante, conectamos con la zona del Salón de Pinos que se abrió en mayo del 2007. El color del suelo cambia, y el acabado de los bordes del camino, también. Me gusta más el de las nuevas zonas.


Al acabar esta zona no hay conexión con el siguiente tramo abierto al público. Los jardines del Puente de Toledo se encuentran en obras y queda todavía algún tiempo para poder verlos finalizados.


Para llegar hasta allí no tenemos otro remedio que callejear hacia la glorieta de Marqués de Vadillo, y seguir por la calle Antonio López.

La glorieta ha pasado de ser una plaza tomada por los coches, con un tráfico infernal, a tener amplias zonas estanciales en las que se han colocado 44 bancos,y se ha aumentado el número de árboles (álamos y álamos negros). Los los materiales que se ha utilizado son los mismos que en el resto de las actuaciones del proyecto Madrid Río, con losetas y adoquines de granito en las aceras.


De vuelta al carril de Madrid Río recorremos el tramo hasta el Puente de Praga, donde volvemos a tener al mismo problema, las obras de los jardines bajo el Puente tienen toda la zona cerrada, lo que nos obliga a volver a la calle Antonio López.

Pensábamos volver a bajar hacia la zona del río, pero el tramo hasta el Puente de la Princesa también está en obras, por lo que optamos por seguir por Antonio López hacia el Parque Lineal del Manzanares,


… pero del Parque Lineal del Manzanares mejor escribimos en otro artículo.

8 comentarios :

  1. ¿enbicipormadrid.es?

    coño, ya era hora XDDD

    ResponderEliminar
  2. Todavía estamos "en pruebas"

    :):):)

    ResponderEliminar
  3. <span>o yo ando mas tonto de lo que es habitual, o se os ha pasado comentar que han inaugurado otro tramo de Madrid Rio: el que va de la zona del Puente de Praga aguas abajo hacia el nudo sur</span>
    <span></span>
    <span>no he tenido tiempo de recorrerlo aún y no sé que tal está ni hasta donde llega</span>
    <span></span>
    <span>sin renKor</span>

    ResponderEliminar
  4. Venga reportero dicharachero, acércate por allí y mándanos unas fotos, que estamos muy liados en el "banco de pruebas"

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  5. <span>ayer por la tarde accidente en Madrid rio: ciclista golpeado por un coche, seguramente por una mala incorporación a la av del Manzanares, a la altura del nº 74, creo</span>
    <span></span>
    <span>quemadura / abrasión en antebrazo izquierdo y posible afectación de muñeca, el ciclista iba sin casco</span>
    <span></span>
    <span>todo esto se evitaría si unos metros mas adelante desplazaran unos cuantos metros una valla que no deja continuar por las obras del puente de Toledo, la obra está terminada hace meses, pero la valla obliga a ir por la calzada un tramo, si vienes de M. Vadillo en dirección prohibida >:o </span>

    ResponderEliminar
  6. Razón llevas Koreano cuando dices que ya podían abrir ese tramo hasta el Pte. de Toledo. De hecho, los fines de semana la ciudadanía se suele tomar la justicia por su mano y, cuando no hay vigilantes y/u obreros, abren la valla para disfrutar del paseo hasta el final de lo terminado.

    Me da la impresión de que lo único que falta ahí es que llegue alguien con levita a inaugurar el Rocódromo. :) :) ;)

    Esa incorporación a la Avda. del Manzanares cuando se acaba MadridRío es muy peligrosa para quien no se conozca la zona. Está justo en una curva y ni ves a los coches que puedan llegar ni ellos te ven a ti. Normalmente hay muy poco tráfico en ese tramo y suele ir lento, prácticamente los vecinos para aparcar y un Bus, pero aún así es conveniente tener mucho cuidado con las bicis en ese paso de peatones.

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón, Koreano, con que movieran esa valla de la zona antigua unos 20 metros, se podría entrar perfectamente al bajar las escaleras-rampa viniendo desde marqués de Vadillo. Otra opción si te conoces un poco la zona, es seguir por el Paseo de San Illán, y la tercera calle (creo) te metes a la derecha para enlazar con la subida a Madrid Río. 

    Lo que no debemos hcer nunca es ir por dirección prohibida *DONT_KNOW*

    Ayer pasé por allí y las obras de los jardines del puente de Toledo van muy lentas. En algunos tramos, todavía estás rellenando con el porexpan blanco para cubrirlo luego de tierra (ver foto). Lo único que puede consolarnos es que ya falta menos para la primavera de 2011 y el fin de las obras.

    :) :) :)

    ResponderEliminar
  8. <span>simplemente con que movieran la valla esos 20 metros se solucionaba el problema de la contramano (ojo que viene el autobús de cara) y los que abandonan el paseo para la rampa-escalera lo harían viendo el tráfico de cara o sin entrar siquiera en la calzada</span>

    por esa rampa donde el accidente baja gente descontrolada con patines, crios...

    lo del Pº de San Illán no lo usa ni el tato

    unas fotos, perdón por la calidad

    ResponderEliminar