Menú horizontal

lunes, 14 de julio de 2014

Brooks Cambium C17

O de cómo cuidar tu culo como se merece

Cuando vamos a adquirir una bicicleta solemos dar muchas vueltas a la marca y al modelo que vamos a elegir, a la ligereza del cuadro, al sistema de cambios que lleva o al tipo de cubiertas que queremos montar pero, por alguna extraña razón, no le damos la importancia que deberíamos al lugar donde se van a asentar nuestras posaderas durante miles y miles de kilómetros y nos olvidamos de una parte fundamental de nuestra ciclante anatomía: el culo.


Como de Santa Bárbara cuando truena, solo nos acordamos de nuestro culo cuando sufrimos, y no siempre en silencio, los estragos de los baches tras una larga marcha. Por otra parte, también es frecuente que los no iniciados suelan admirar con ojos golosos esos sillines mulliditos al grito de “qué bien, qué blandito”, aunque a la larga se arrepientan de haber comprado algo que más bien se asemeja a un sillón relax. En torno a los sillines siempre hay divertidas conversaciones y controversias, pero si alguien sabe de culos y de cómo cuidarlos es la casa británica Brooks, que lleva casi 150 años fabricando de manera artesanal sus famosos sillines de cuero.

En esta ocasión, Brooks nos sorprende con esta versión de su clásico B17 manufacturado con un material diferente: caucho natural vulcanizado en su base y algodón orgánico en el exterior, reforzado con un tratamiento conocido como Brooks Numac que, aseguran, imita la resistencia al tiempo y a los elementos que poseen sus productos de cuero. El esqueleto del Cambium está compuesto por unos rieles de acero inoxidable y una estructura de aluminio que le brindan una extraordinaria ligereza (415 gr); una gran diferencia de peso si estamos acostumbrados, como es el caso del que suscribe, a pedalear sobre un sillín Brooks tradicional.

Existen dos diferencias más respecto a los sillines de cuero: la primera es que el Cambium no necesita un tiempo de "doma" para que se adapte a nosotros (ante la pregunta de si los Brooks son cómodos solemos contestar que sí, que lo son después de los primeros 1.500 km); la segunda, que este modelo no requiere ningún tipo de mantenimiento y su impermeabilidad está garantizada sin necesidad de aplicarle grasa cada pocos meses. Lo que no tengo tan claro, y solamente el tiempo lo dirá, es su resistencia al rozamiento prolongado con el pantalón, a los fenómenos atmosféricos y al maltrato en general,  y quizá hayan de pasar otros 150 años para demostrarla.

Además del C17, Brooks presenta el Cambium en sus versiones C17s (algo más corto y pensado para la anatomía femenina) y C15 (una versión más deportiva), en colores marrón y gris.

Después de unos 150 km de prueba sobre el Cambium C17, puedo asegurar que el resultado es más que satisfactorio. El sillín es realmente cómodo y amortigua de manera sobresaliente las irregularidades del terreno, y se adapta a la primera a nuestra anatomía gracias a la flexibilidad de sus materiales. Al igual que con los otros Brooks, en ningún momento se siente el molesto adormecimiento perineal que tantos ciclistas sufren incluso con sillines antiprostáticos.

En cuanto al precio (125,00 €) quiero aquí compartir una pequeña reflexión con nuestros lectores. Cada vez que sometemos a revisión sillines tan píjers como éste, luces potentes para potentes rutas, bicis eléctricas de alta gama, o chuminadas varias, suele producir escozor ver la cifra que alcanzan en el mercado pero, como bien dice Pedro Bravo en su libro Biciosos, la percepción cambia si tratamos a nuestra bici como un vehículo en lugar de verla como un juguete. Si no funciona este truco a lo mejor sí que lo hace el revisar la última factura del taller de nuestro coche y comprobar, por ejemplo, cuánto nos han clavado por sustituir el espejo retrovisor, ¿verdad?.

Gracias una vez más a Slowroom por ceder este material para el banco de pruebas.


14 comentarios :

  1. Me ha fastidiado la ultima frase, que haya sido un banco de pruebas y no una adquisicion. Querria saber el resultado de este tipo de sillin a largo plazo. Mi sillin esta mas que destrozado despues de 15 anhos de uso moderado, y estaba pensando en algo como un Brooks para mi ya no tan joven ni insensible culete.

    ResponderEliminar
  2. Juanítez G Alberdi14 de julio de 2014, 11:36

    Bueno, siempre tienes los clásicos de cuero que te durarán años y años. Además, por allí están más baraticos seguro ;)

    ResponderEliminar
  3. Echo me menos algún agujerillo de respiración, que la goma no transpira nada

    ResponderEliminar
  4. Y no siempre es mas caro. A veces es mas barato, te cuesta el triple y te dura cinco veces mas

    ResponderEliminar
  5. yo tengo un brooks b66 y es una joya, creo que ha sido la mejor inversion que he hecho, eso si...requiere de rodaje, no se si tanto como 1500kms, pero si in buen numero de ellos. Seguro que este sillin tambien estara a la altura.

    ResponderEliminar
  6. ah ok, no habäia hecho esa apreciacion :-)

    ResponderEliminar
  7. Tiene buena pinta aunque, como dice wheels, la goma no transpira. Y a ver qué tal envejece.
    Yo en una mtb uso el B17 narrow (estrecho y de cuero) y estoy encantado. Comodidad total y estética... peculiar para una doble :-)
    En cuanto al precio, es un porcentaje de lo que cuesta un cambio de aceite, o lo que vale el seguro de unos meses para el coche.

    ResponderEliminar
  8. PACO sobre todo ocupando las aceras-bici como no, y luego diles algo.

    ResponderEliminar
  9. Una vez más, la inutilidad y manía, de hacer que nos odien más cuando circulamos correctamente, ahora se lo cascas al Taxi o Autobús y se caga en vuestras muelas.
    Y el guardia cochista de mierda feliz como un CABRONN.

    ResponderEliminar
  10. NO PERO SE PONEN CHULOS Y TE AMARGAN LA VIDA PIDIÉNDOTE LA FACTURA DE LA BICI, " AH NO LA LLEVAS" PUES ME LLEVO LA BICI, Y TE QUEDAS CON CARA DE IDIOTA CAGÁNDOTE EN SU PUTA MADRE

    ResponderEliminar
  11. Si pero cuando ves a 50 metros un coche velocidad CERO o dos eso no entorpecen son colegas que hacen lo que todos ocupar un carril por la cara. Ejemplo carril ocupado desde siempre calle Avenida de San Luis a Arturo Soria hasta la calle Condado de Treviño.
    El derecho es un carril, " no aparcamiento" , y se callan, como no. Poniéndose incluso en 2ª fila pa joder más.

    ResponderEliminar
  12. Este tema de los sillines me recuerda a mi dilema con los culottes. Cuando empecé andar en bici y me di cuenta de que necesitaba un cullotte, mi primera opción fue el de unos grandes almacenes espcializados (D) y casi me escandalizaba cuando veía el precio de los de Castelli, Maglia, Pearl Izumi o Spiuk.
    Finalmente te das cuenta que esto básicos son baratos pero, cuando pasas bastante tiempo encima de una bici, terminan siendo inútiles cuando menos, incluso contraproducentes.
    Esta línea discursiva enlaza con el asunto de los sillines en vuestro párrafo final ya que si consideras la bicicleta como un juguete y sólo sacas cuatro días al año, no aprecias lo importante que estos detalles pueden resultar: un sillín de calidad, un buen culotte, unos guantes, etc.
    En mi caso, conservo el sillín de serie de mi bicicleta, que es de la marca Bontrager y es más duro que el de la anterior y más cómodo porque me roza menos en las ingles.

    ResponderEliminar
  13. https://www.youtube.com/watch?v=jhEGpBpfKX8



    Ahi esta, ya decia yo de que me sonaba estos sillines

    ResponderEliminar
  14. Yo voy en bici a todas partes, aparte de mi "hobby" es mi transporte diario al trabajo: diez kilómetros por carreteras secundarias de ida y diez de vuelta, mis mejores momentos del día. Tanto es así que en casa, de tener dos coches hemos pasado a tener uno solo; es complicado prescindir del coche viviendo en una zona rural. Cuando muy de vez en cuando se me mete en la mollera alguna chuminada para mi "flaca" o alguna prenda o pieza de equipo, como en todos los gastos extras lo consulto con mi pareja. No pasa a menudo, como ciclista soy cada vez menos caprichoso, pero si se degrada el casco por el uso o hay que cambiar las llantas desgastadas por los frenos, pues no hay otra. Ella siempre me responde lo mismo: tu bici tiene que estar a punto, es tu transporte; además ¿sabes cuánto me ha costado llenar el depósito del coche? O sea, que yo me tiro dos semanas buscando en internet el mejor precio para un casco de gama media y resulta que me cuesta menos que llenar el depósito del puto coche. Es de locos.

    ResponderEliminar