Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid.es y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

martes, 18 de diciembre de 2018

Los perros también en el Teleférico




Desde julio de 2016, ha pasado dos años y medio desde que Metro de Madrid permitiera a los perros poder acceder al suburbano sin la necesidad de que los dueños los llevaran en un transportín. Cercanías fue pionero en su momento de permitirlos y de cualquier tamaño siempre y cuando fuera con bozal.


Pensaréis que el último medio de transporte que falta donde pelear que los perros puedan ir con mayores comodidades son los autobuses interurbanos y los urbanos de la EMT, pero no. Hay un medio de transporte que se rige bajo las mismas normas que estos dos últimos y que los perros tengan que ir en transportín: El Teleférico de Madrid.

Aunque mucha gente pueda ver al Teleférico como una atracción para turistas, realmente es un medio de transporte para acudir a Casa de Campo que aún no ha sido potenciado y su uso es bajo comparado con la capacidad total de usuarios que puede mover en una jornada. Según el consistorio, 800 usuarios de media usan el Teleférico cada día entre semana y, los fines de semana y festivos, 1800, aunque tiene una capacidad para llevar de 1200 personas por hora.

Estimación de uso para diciembre de 2018 y enero de 2019


Día Laborable
Fines de semana y Festivos
Diciembre (5 horas diarias)
13,33%
30%
Enero (7 horas diarias)
9,52%
21,42%

Ahora que el Teleférico está gestionado directamente por la EMT desde comienzos de año y, después de haber pasado 3 meses cerrado para acometer mejoras de seguridad y una comprobación exhaustiva, una de las tareas pendientes que deberían poner sobre la mesa, además del de reforzar la plantilla, es equiparar las mismas reglas que tienen Metro y Cercanías para que los perros puedan usar las instalaciones e ir dentro de las cabinas del Teleférico sin la necesidad de que vayan en transportín.

Puedo llegar a entender que la EMT u otras muchas empresas de autobuses urbanos en España pueda no parecerles bien el que haya perros que no vayan en estos receptáculos (excepto si son perros guía) y que, por las razones que sean (menor espacio, usuarios de pie y apretados, mayor posibilidad de movimientos bruscos que pongan nervioso al can) no quiera ninguno cambiar su normativa. Lo que no tiene ningún sentido es que se trate igual una cabina que un autobús, y hay varios motivos.
  • Un autobús va con una ocupación de unos pocos hasta 160 pasajeros en los modelos articulados. En una cabina del Teleférico solo pueden ir 6 personas o 5 adultos.
  • Aunque Teleférico se reserva el derecho a completar las cabinas en función de la afluencia y el horario como dice su web, casi seguro que el que lleva perro va en familia o va en grupo y de sobra pueden completar la máxima capacidad de la cabina si se incluye al can, así no sería necesario tener que compartir la cabina con otros usuarios.
  • Si solo se montaran 2 o 3 personas en la cabina con el perro, el personal de las instalaciones no completaría la cabina con otros usuarios con tal de evitar posibles malestares además, queda mucho para que el sistema se use a su máxima capacidad.
  • EMT lleva muchos años presumiendo de su política de accesibilidad universal. No tener que llevar a los perros en un transportín debería formar parte de esa estrategia.



Abrir el Teleférico a los perros aumentaría el número de usuarios

No sería una mejora que haría duplicar el número de usuarios, pero cada grano cuenta. La normativa utilizada ahora, aunque les cubra las espaldas para evitar problemas, desde luego no atrae en absoluto a usuarios que quieran usar el Teleférico y pasar el día en Casa de Campo con su mascota.
  • Si tienes que llevar a tu perro en un transportín… también tienes que cargar con el bulto el resto del día. Ya sea de tela o rígido, sigue siendo un trasto que seguramente no guste querer llevarlo de un lado a otro, y menos aún si quieres llevar a un perro grande.
  •  En caso de mantener la normativa actual, al menos plantear la posibilidad de que en la estación de Casa de Campo te lo guarden, como si de un ropero se tratara, durante todo el día y recogerlo para hacer el viaje de vuelta.

Desde luego, lo que hay ahora no gusta a los amantes de los perros en el caso de hacer uso de este servicio con ellos.

Teleférico todavía tiene mucho margen de mejora y necesita implementar todo tipo de ideas para atraer a más usuarios y continuar con esa accesibilidad universal que también incluya a nuestros compañeros de cuatro patas.

Para terminar, hacer un pequeño comentario que me chocó al verlo y varios usuarios lo han recalcado. Sobre el billete en las tarifas para un adulto con discapacidad, en el que pone: `Presentando la Tarjeta acreditativa del grado de discapacidad, pagando la tarifa de ADULTO el acompañante es GRATIS´.

¿No sería más normal que ese adulto directamente tuviera la entrada gratis en vez de decir que sea gratuita la de su acompañante?

No hay comentarios :

Publicar un comentario