martes, 7 de febrero de 2012

Cómo elegir la mejor ruta III: Calles con poco tráfico

Las calles tranquilas son más fáciles para empezar y existen en toda la ciudad

Cómo elegir la mejor ruta
Evita las grandes vías en tus primeras semanas con la bici, los recorridos por calles secundarias ofrecen entornos más amables y tranquilos para el ciclista, y son más apropiados si todavía tienes dudas de cómo circular con el tráfico.

Las calles tranquilas son especialmente interesantes como alternativa a las subidas por grandes vías, donde la diferencia de velocidades y la contaminación son mayores.

Todo el mundo conoce las vías tranquilas cercanas a su casa, pero ¿te llevan al lugar que quieres? Asegúrate de que las calles que escojas no se interrumpan en la primera avenida gorda o no cambien de dirección.

Como en muchos casos serán calles de sentido único, busca también el recorrido de vuelta.

1. ¿Cómo trazar un itinerario por calles tranquilas?

¿A qué llamamos una calle tranquila?

Sabemos bastante bien cuáles son las vías principales de la ciudad, que concentran la mayor parte del tráfico, pero ¿conocemos cómo de tranquilas son las calles secundarias?

Busca un plano de intensidad de tráfico. Aquí tienes algunos:
Madrid: Intensidad diaria de 2010 (plano PDF).
Barcelona: Intensidad diaria de 2010 (Plano PDF, pág. 100)
Valencia: Capa "Tráfico > intensidad". Intensidad por hora a tiempo real
Sevilla: Sólo datos de 2010, no incorpora mapa (documento PDF)

Como referencia puedes considerar medianamente tranquilas las calles que tengan menos de:
IMD 10.000 vehículos/día (o 1.000 vehículos/hora) para calles de un carril.
Hasta 20.000 vehículos/día (o 2.000 vehículos/hora) para calles de dos carriles.

Estos valores son subjetivos, y habrá que buscar calles más tranquilas si las calles tienen pendiente o si somos muy principiantes. Según tengamos más habilidad y fondo, podremos usar calles con más tráfico.

Si conoces más mapas de intensidad de tráfico de otras ciudades, déjanos un comentario.

Qué hacer si no hay una ruta tranquila hasta el final

A veces, no es posible hacer todo un recorrido por calles tranquilas por los siguientes motivos:
• Algún tramo en sentido contrario
• Un cruce complejo
• Calles sin alternativa

No tengas reparo en hacer algún tramo difícil o en sentido contrario andando por la acera.
Otras veces hay que echarle imaginación y conocer el terreno: un aparcamiento de coches de alquiler abierto me sirve de alternativa a la subida de Ciudad de Barcelona, así como el vestíbulo de la estación de Atocha me atraviesa la barrera de las vías subiéndome el desnivel con escaleras mecánicas, pero eso no viene en los mapas.

La idoneidad del recorrido depende de uno mismo

Los recorridos por calles tranquilas deben de buscarse para adaptarse a los conocimientos de cada ciclista. Hay quien tiene menos fondo y prefiere evitar cuestas, otros preferirán calles que no tengan puntos complicados de tráfico.

En todo caso, cada uno ha probar la ruta previamente, y explorar cruces más complejos o nuevas rutas según sea consciente de su habilidad.

2. El caso de Madrid

¿Cómo encontrar tu ruta ideal en Madrid?

Hemos publicado este plano de calles tranquilas con las rutas de Madrid capitl que pueden ser aptas para bastantes ciclistas poco expertos. Si no encuentras una ruta apropiada, o si no te atreves a hacerla la primera vez por tu cuenta, contactanos y te ayudamos:


La aplicación Ride the city te busca rutas por las calles tranquilas de Madrid y otras cuatro ciudades más en España. Ojo, no contempla ni barreras urbanas ni cuestas.

¿Hay más calles tranquilas, además de las publicadas en el plano?

En este plano se puede ver la Intensidad Media Diaria de cada calle de Madrid, donde están todas las calles de tráfico denso. Las calles que no están señaladas suelen tener poco tráfico.

Si encuentras alguna ruta que no esté publicada y que consideres lo suficientemente tranquila para un ciclista poco experto, déjanos un comentario.

Ejemplo práctico: Subir de Atocha a Plaza Castilla sin usar la Castellana

Mucha gente se plantea usar el eje Prado-Recoletos-Castellana de manera instintiva para ir al norte de la ciudad, pero es una opción con bastante tráfico y cuesta arriba, especialmente desde Nuevos Ministerios, por lo que puede ser un entorno excesivamente contaminado y estresante, sobre todo para los ciclistas que empiezan.

Una opción (de las varias posibles) es aprovechar el Retiro para subir la cuesta y recorrer las calles tranquilas del Barrio de Salamanca y la colonia de Cruz del Rayo. El recorrido es algo más largo, pero es agradable y permite a un ciclista poco experto defenderse bien.

Bike route 1403483 - powered by Bikemap 

En el trayecto encontramos una serie de cruces complejos que conviene conocer previamente para cruzarlos andando llegado el caso. A medida que el ciclista coja experiencia podrá realizarlos por la calzada, pero siempre tendrá la oportunidad de la opción fácil.

También existen unos pequeños puntos que obligatoriamente habrá que recorrer andando, como un pequeño tramo a contrasentido o un paso de peatones. Estos pequeños tramos a pie nos evitan grandes rodeos.

7 comentarios:

  1. <span><span>Genial lo de recomendar en algunos puntos tomar una calle en sentido contrario para ahorrar tiempo, pero siempre a pie arrastrando la bici. Estoy harto de ver ciclistas circulando en bici por la acera. ¿Por qué lo hacen? Es peligroso, lento e incómodo. En trayectos largos sobre todo, hasta se agradece hacer un pequeño tramo a pie: sirve de descanso.</span></span>
    <span><span> </span></span>
    <span><span>Hay que reivindicar el uso de la bici a pie </span></span><span><span>J</span></span><span><span> Ayer me pillé un tremendo atasco bajando de Jacinto Benavente a Tirso de Molina. Tras estar cinco minutos atrapado entre un humeante autobús y un coche, miré a un lado y otro, vi que el acceso a la acera estaba libre, me apeé de la bici y con toda la chulería del mundo, bajé caminando por la acera con la bici al lado la calle hasta Tirso. Mientras lo hacìa no podía evitar sentir lástima por los pobres conductores atrapados. ¿Se puede sonreír al mismo tiempo que se siente lástima? Yo lo hice, jejeje. Luego, ya en Tirso (el tráfico seguía detenido), me acerqué andando a una paralela de Mesón de Paredes y, hala, en bici cuesta abajo por Lavapiés hasta Bernardino Obregón, que tenía que recoger un paquete en MRW.</span></span>


    Como decía la ínclita: "Dientes, dientes, que es lo que les jode" :D

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo, Morlock. No sólo me siento bien por poder salirme hacia la acera desde la calzada atascada, sino además por hacerlo caminando con la bici al lado, dando ejemplo.
    La bicicleta es un paso más hacia la libertad, entre otros muchos que debemos ir dando.

    ResponderEliminar
  3. A mi la multimodalidad de la bici es lo que mas me gusta ahora pedaleo, ahora ando, ahora voy en transporte público (tengo plegable)

    Cuando voy por el centro para evitar la Gran Vía subo por la calle Infantas y a la vuelta bajo por la calle de La Reina, pero luego para volver a salir la Calle del Marqués de Valdeiglesias es sentido contrario pero me gusta tanto bajar por La Reina que cuando llego me bajo y hago ese trocito andando, cosa que con un coche no se puede hacer.

    Otra que también me encanta es la de los vehiculos descargando (vease mudanzas, equipaje, a tiendas, etc) con las luces de emergencia en calles estrechas y que hacen pedazo cola de coches y vas tu con la bici y ains madre adelantas a todos y la sonrisa en la cara es inevitable... en momentos así me siento como David contra Goliat

    ResponderEliminar
  4. Eres una experta montando en bici por la ciudad, Curuma...
    Aun así, cuidado con esas calles estrechas del centro cuando tengas a todos los coches atascados. Ya sabes que te pueden abrir una puerta, sobre todo del lado del acompañante y te la comes enterita. O lo que es peor y que a mí me ha pasado. Que el conductor abra la ventanilla y tire un gapo de esos verdes y gordos como un sapo y te pegue directamente.  ¡¡¡SLURPP!!! ¡¡¡TRACA!!! ¡¡¡QUÉ ASQUITO, JOER!!!

    ResponderEliminar
  5. Puuaaaggghhh que asco probecillo, a mi una vez me dió una colilla que tiraron desde la ventanilla, me paso por el brazo y noté el calor pero se quedo en nada ni me quemó.
    Lo del famoso dooring estoy al quite pero cualquier día me como una puerta porque es un poco imprevisible y a veces no hay mas remedio que acercarse a los coches

    ResponderEliminar
  6. Yo trato de ir mirando a través de los cristales...y si es un taxi, todavía más cuidado, porque lo mismo lleva un cliente que en ese momento se quiere bajar...Si la luz verde del techo la lleva apagada, es cuando puede haber susto.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Villaramblas, por el mapa de subida del Retiro a Plaza Castilla por calles tranquilas.

    ResponderEliminar