Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

lunes, 10 de junio de 2013

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013

Una ruta muy dura y accidentada

El pasado sábado nos enfrentábamos a una ruta dura, de 80 km y unos 1.300 metros de desnivel, que partiendo de Ávila y cruzando la Sierra de Guadarrama, nos llevase hasta El Escorial. Hay rutas duras por la distancia a recorrer, por la pendiente a salvar, por el tipo de terreno que tienes que atravesar... si a todo eso le sumas caídas, pinchazos, y el miedo a perder el último tren de vuelta a casa, la ruta puede convertirse en una verdadera odisea.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Esta ruta era un poco atípica. Normalmente empezamos a rodar temprano, pero en esta ocasión no podíamos hacerlo porque el primer tren en el que permitían montar a un grupo de ciclistas, era el que llegaba a Ávila a las 11:44.

El día estaba fresco, muy nublado, y tenía pinta de ir a descargar mucha lluvia. ¿Nos libraríamos de acabar empapados? Todo apuntaba a que no.

Nuestra ruta empezaba en la Estación de Ávila a las 11:56. Salíamos 16 ciclistas por el Paseo de la Estación en dirección al centro de la ciudad para hacer una rápida "visita turística". No todo va a ser rodar y rodar.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Rodamos en grupo por las calles pasando frente a la Iglesia de San Vicente. Los coches nos respetan bastante, y nos ceden el paso, parece que aquí no existen las prisas.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Giramos en dirección al centro de Ávila, pasando junto a la Puerta de San Vicente. Rodamos despacio, lo que permite al que quiere, parar a hacer unas fotos sin perder al resto del grupo.

Como en todas las rutas, hicimos muchas fotos, que luego compartimos en una carpeta de Dropbox. Entre esos cientos de fotos he cogido unas pocas para ilustrar este relato de la ruta.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Bordeamos la Muralla por la Ronda Vieja, una bajada adoquinada, como todas las calles por las que estamos circulando. Tras rodearla un buen tramo, atravesamos la Muralla por la Puerta del Carmen pasando frente al Parador Nacional de Ávila. Buscando el centro de la ciudad entramos en calles peatonales, con cuidado para no molestar a los viandantes.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Cruzamos la Plaza del Ayuntamiento y buscamos la salida siguiendo por calles peatonales. Por suerte el día poco apacible hacía que no hubiese mucha gente en la calle.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Salimos de la muralla por la Puerta del Alcázar. Con una foto de grupo damos por terminada nuestra visita turística de poco más de 15 minutos y empezamos nuestra ruta hacia El Escorial.

Callejeamos hacia las afueras de la ciudad buscando la Venta del Relojero. Cruzamos la CL-505 en una glorieta y empezamos nuestra ruta por caminos de arena en muy buen estado, lo que nos permite acelerar bastante el ritmo.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Los amplios caminos nos permiten rodar en grupo, charlando y comentando lo que nos esperaba por delante. ¿Sería tan dura la ruta como pintaba al ver el perfil? De momento todo muy horizontal y sin grandes cuestas.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Bordeamos Tornadizos de Ávila para enfrentarnos a los primeros cuestarrones del camino. Esto ya es otra cosa. Aquí se empieza a notar quién va más fuerte y el grupo empieza a estirarse. Yo de momento voy bien y sigo sin meter el plato pequeño, ya habrá tiempo para hacerlo.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Estas primeras cuestas las subimos por pistas con el firme en muy buen estado, lo que hace que se haga más suave la subida, aunque todo cambia al dejar la pista y entrar en los senderos.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Con el terreno algo embarrado, y tras pasar una cancela, entramos en una zona ganadera. Pasamos junto a las vacas, que nos miran diciendo "dónde irán estos locos".

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Cruzamos la CL-505 y entramos en una zona de hierba alta con más cuestas. Seguimos pasando junto al ganado. Han desaparecido los caminos y los senderos son cada vez más estrechos, hasta desaparecer por completo. Esto es lo que llamamos "campo a través". Solo hay que seguir el track del GPS para no perderse, o dejarse guiar por la intuición.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Se acaba la subida en una valla de alambre, y no nos queda otra que saltarla. Esto no aparecía en los planos, pero seguro que estamos en el buen camino, o al menos eso nos marca el GPS.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Seguimos subiendo la colina despacio, porque rodar con tanta hierba no es sencillo. Cómo se nota que hemos tenido una primavera muy lluviosa, los campos están de un verde rabioso y llenos de flores. Es todo un espectáculo mires a donde mires.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Se acaba la subida, aparece de nuevo el camino y sabemos que tenemos muchos kilómetros de bajada por delante ¡Empieza la diversión!

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Hemos llegado al inicio del Puerto de las Pilas, más 8 km de bajada con unas pendientes cercanas al 18%. Uno de los puntos que todos estábamos esperando para conocer ¿Sería tan complicado como pensábamos?

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Desde arriba la vista es impresionante, las curvas se ven abajo a nuestros pies y la pendiente da vértigo. Paramos a hacer unas fotos y nos damos cuenta de que los primeros ya están dos curvas por debajo ¡Qué rapidez!

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Largas rectas, curvas muy cerradas, terreno muy roto con mucha piedra, grietas, agua... parece una locura bajar por aquí, pero algunos consiguen hacerlo a gran velocidad. Yo me conformo con ir a mi ritmo, no tengo prisa y quero disfrutar de la bajada. Ahora echo en falta una bici doble con ruedas de 29" y una buena suspensión.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
La bajada es divertidísima, aunque haya puntos muy complicados que me hacen poner pie a tierra. Seguimos el curso de un arroyo, cruzamos entre zarzas, bajamos por zonas que parecen imposibles de hacer sobre la bici. Casi no tenemos tiempo de hacer fotos, hay que disfrutar de la bajada.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Se van acabando las zonas trialeras y aparece un estrecho sendero que seguir, todavía tenemos mucha diversión por delante.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
El sendero se convierte en camino, y aparecen los primeros pinchazos. Las piedras y los pinchos son capaces de estropearte una buena bajada, es algo que puede pasar a cualquiera, pero pinchar ¡tres veces! la misma bici ya es mala suerte (moraleja: siempre hay que repasar muy bien el interior de la cubierta por si ha quedado algún pincho).

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Pero si lo de los pinchazos fue una pequeña molestia, peor fue lo que vino después. El accidente.

Cuando el camino es bueno no te hace ir pendiente de todas las piedras, coges más velocidad, te confías, y tienes más posibilidades de tener un accidente. La caída no fue muy aparatosa, pero Juan Carlos tuvo la mala suerte de golpearse el hombro al caer. Estaba muy dolorido porque se le había salido la clavícula y por supuesto no podía seguir bajando sobre la bici.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Bajamos a pie hasta la carretera, llamamos al 112, y después de esperar más de una hora apareció por allí la Guardia Civil para hacer un informe del accidente y una ambulancia que lo trasladó hasta el Hospital de Ávila. Según nos ha contado Juan Carlos, en el hospital le colocaron la clavícula, y muy dolorido le mandaron para casa. Se volvió en el tren a Madrid esa misma noche del sábado.

* Aquí me gustaría hacer una reflexión personal sobre el mal funcionamiento de esta España de las autonomías, en la que si tienes un accidente fuera de tu Comunidad, aunque sea por tan solo unos kilómetros, la ambulancia que te atiende tiene que ser de la Comunidad en la que te encuentres y no puede trasladarte a un hospital de tu Comunidad, aunque esté más cerca. ¿Por qué esas fronteras absurdas cuando lo más importante debería ser atender lo mejor posible al herido?

Un accidente es algo con lo que nos enfrentamos cada vez que salimos al monte, es un riego que corremos y sabemos que nos puede pasar a cualquiera. El que se queda en casa sentado en su sillón no corre ningún riego... pero tampoco disfruta de la vida como lo hacemos nosotros.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Como ni la Guardia Civil ni la ambulancia quisieron hacerse cargo de la bici, la bajamos "remolcada" hasta Herradón de Pinares y la dejamos en el bar del pueblo para que se la guardasen hasta que pueda ir a recogerla.

Eran las cuatro de la tarde, y con dos horas de retraso por los pinchazos y el accidente, salimos de Herradón para continuar nuestra ruta.

Sabíamos que la parte más dura iba a estar una vez que cruzásemos San Bartolomé de Pinares, pero las cuestas que teníamos como "aperitivo" para llegar hasta allí ya empezaron a ponernos a tono.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Atravesamos San Bartolo (así le llaman los lugareños) y nos dirigimos a las rampas más duras del camino, con pendientes mayores del 18%. La salida del pueblo es por una pista de hormigón con curvas muy cerradas, que hicieron a más de uno poner pie a tierra y subir andando. Yo metí plato pequeño, piñón grande, y a mi ritmo fui subiendo tranquilo.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Dejamos el pueblo atrás, en cada curva se va viendo más lejos. Se acaba la pista de hormigón, se convierte en arena, pero sigue subiendo y subiendo. Es una subida muy dura, pero si te la tomas con calma y a tu ritmo se puede subir sin problemas.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Acaba la subida... de momento, porque tras una corta bajada y cruzar la carretera AV-P-307, una nueva pista forestal ascendente nos espera. ¡Vaya día de subidas!

Por suerte, el tiempo sigue respetándonos, hace fresco, y sigue nublado pero sin llover. Es una suerte porque pasar todo esto con sol abrasante debe ser bastante más duro.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Por fin parece que hemos coronado la montaña y de verdad empieza la bajada. Un descanso, y aprovechamos para reparar otro pinchazo más. 6 pinchazos en una ruta es algo que no nos había pasado nunca, menos mal que llevamos cámaras de sobra y vamos cogiendo práctica para repararlos rápidamente.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Dejamos atrás el páramo y nos internamos en zona de pinares. Es una de los tramos más rápidos y divertidos del camino. El camino se encuentra en buen estado, aunque siempre aparezca alguna grieta dispuesta a darte un susto.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Algunas caídas más, que por suerte se quedan en solo unos rasguños, y entramos en la Comunidad de Madrid. Llegamos a la carretera M-537 que seguimos hasta atravesar Valdemaqueda.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Seguimos por la carretera hasta pasar el río Cofío, y nos desviamos por un camino a la izquierda hacia Robledo de Chavela. Ojo con ese giro para abandonar la carretera en mitad de una curva, que es muy peligroso.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Pasado Robledo nos enfrentábamos con uno de los cuestarrones peores del día, no por la pendiente si no por el cansancio acumulado. Son cuatro kilómetros de subida que parecen no acabar nunca, con el suelo bastante suelto con piedra y arena.

Por fin llegamos a lo más alto y empieza una bajada complicada hacia Zarzalejo. En esta ocasión me toca a mí besar el suelo saliendo por encima del manillar ¡y yo que me quería librar!. Rueda un poco doblada y rasguños sin importancia, podemos seguir nuestra ruta.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Una vez cruzado Zarzalejo, nueva subida, la penúltima del día, en esta ocasión hacia la Silla de Felipe II. Ya estábamos cerca de nuestro destino, aunque con bastante retraso.

Durante parte del recorrido, pensábamos que podríamos perder el último tren de vuelta a Madrid y tuvimos que apretar un poco el ritmo. Lo de ir "contra el crono" no nos gusta nada, y no es la primera vez que nos pasa.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Después de unas fotos, rápida bajada por carretera hacia El Escorial con un buen susto al encontrarnos un coche subiendo en mitad de una curva. No hay que bajar la guardia ni confiarse ni un minuto ¡Vaya día!

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Nos quedaba un buen cuestarrón para subir hasta el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, pero sacamos nuestras últimas fuerzas y seguimos pedaleando sabiendo que ya estábamos muy cerca de nuestro destino.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Foto de grupo en la Lonja, frente a la puerta del Monasterio de El Escorial. Había sido una ruta muy dura y accidentada, habíamos llegado dos horas más tarde de lo previsto, pero por fin ¡lo habíamos conseguido!

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013
Como nos quedaba media hora para el último tren de vuelta a Madrid, el de las 21:09, aprovechamos para sentarnos en una terracita y disfrutar de unas cervezas y de una agradable charla. Nos lo habíamos ganado.

Unas fotos de nuestra ruta de Ávila a El Escorial - Junio 2013

Ha sido una de las rutas más duras que hemos hecho, pero también una de las más espectaculares. Como siempre, lo mejor, la buena compañía.


Nos queda el mal sabor de boca del accidente, y la duda de si seguir adelante con la ruta prevista para el día 22 desde Ávila a Madrid. La idea sería repetir esta misma ruta y en Zarzalejo (km 70) parar, descansar un buen rato frente a un bocata y unas cervezas, y en función de como se vea cada uno plantearnos coger el tren de vuelta a Madrid o seguir la ruta en bici, sabiendo que se nos haría de noche a mitad de ese camino. Si la ruta de Ávila a El Escorial nos ha parecido muy dura, lo de hacer 130 km, y subir casi 2.000 metros para llegar a Madrid puede ser algo para no olvidar en mucho tiempo.

De momento, el próximo sábado tenemos prevista la ruta de "exploración" de El Escorial a Madrid. Después decidiremos.


51 comentarios :

  1. Crónica espectacular, casi he vuelto a disfrutar tanto como en la ruta ;)!

    ResponderEliminar
  2. Da gusto recordar una ruta, y los lugares que has ido recorriendo. Por suerte, cada vez llevamos más cámaras, mejores fotógrafos y nos juntamos con cientos de fotos como recuerdo de este día.

    ResponderEliminar
  3. Juan Carlos Lafuente Moreno10 de junio de 2013, 10:26

    Como todos me encontraba ansioso por ver la crónica y como siempre Antonio es extraordinaria..., ¡Felicidades! aunque es la ruta mas dura que hasta ahora he hecho, he disfrutado muchísimo y espero que mi tocayo Juan Carlos se recupere pronto y podamos tenerlo entre nosotros para seguir disfrutando de nuevas rutas, ¡enhorabuena! a todos y nos vemos la próxima... SALUDITOSSSSSSSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  4. Ruta muy dura...pero que ha valido la pena hacer.....gracias por vuestra compañia chicos...

    ResponderEliminar
  5. Hola Antonio, muy buena crónica!! ya estoy deseando hacer la del Escorial a Madrid del sábado!!
    Como puedo bajarme las fotos?? me gustaría verlas y bajarme algunas si es posible, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  6. Eugenio, revisa tu correo porque ayer te mandé la invitación a la carpeta de Dropbox y hay casi 300 fotos de la ruta. Si no te ha llegado, dímelo y vuelvo a mandártela.

    ResponderEliminar
  7. La ruta es muy dura, más de lo que esperábamos, pero ahí reside parte de su encanto.
    Las subidas muy duras, pero asequibles, y las bajadas de las más divertidas que hemos hecho. Vamos a recordar el Puerto de las Pilas mucho tiempo ;-)

    ResponderEliminar
  8. Cristian los malos momentos se olvidan rápido y nuestra memoria selectiva se va quedando solo con lo bueno. Ya casi ni nos acordamos de los cuestarrones, jajaja

    ResponderEliminar
  9. No he participado pero he estado pendiente de la crónica - muy buena por cierto.
    Lo del accidente es una pena, pero tranquiliza saber lo bien acompañado que estará uno si le ocurriera algo.
    Yo sigo con el día 22 reservado, sea para la ruta que sea.

    ResponderEliminar
  10. En el tren volvíamos 13 ciclistas (alguno se volvía en coche), y tras tantear cuántos se apuntarían a hacer la ruta de Ávila a Madrid, sólo 5, contándome a mí, estaban dispuestos a intentarlo. Algunos dudosos, otros tenían citas pendientes y algunos lo veían como algo imposible.
    Puede que seamos un grupo muy pequeño, pero yo creo que al final sí que haremos la ruta prevista el día 22.

    ResponderEliminar
  11. Mención especial para Belén, que aunque no la he mencionado en la crónica, también participó "a su manera" en la ruta.

    Llegó tarde a El Escorial para coger el tren con destino a Ávila, y decidió empezar la ruta en bici desde El Escorial hacia Ávila para encontrarnos a mitad de camino. Llevaba grabada la ruta en su teléfono, pero no tenía pila, con lo que se perdió por el camino. Lo recargó en un bar, hablamos con ella varias veces, y como íbamos con mucho retraso y decidió ir volviendo hacia el Escorial para que la alcanzáramos. Intercambiamos Whatsapp con la ubicación... estamos a 9km, ya solo a 6km, ahora a 3... finalmente ella se volvió porque tenía prisa y nosotros nos quedamos con las ganas de saludarla. Otra vez será.
    Creo que no fue la única que perdió el tren, y mira que hemos repetido veces que hay que llegar con tiempo de sobra ;-)

    ResponderEliminar
  12. Como mis compañeros de ruta siguen subiendo fotos a Dropbox, añado una tomada en la bajada del Puerto de las Pilas. Nada que decir sobre esa bajada que no se vea en la foto ¡Impresionante!

    ResponderEliminar
  13. Hola a todos, ya he subido mis fotos a Dropbox,, hay un par de Juan Carlos en la gran bajada que no tienen desperdicio, al igual que el amigo "boludo" ;) reparando sus pinchazos.. ya queda menos para la próxima!!!

    ResponderEliminar
  14. Que buen párrafo:

    "Un accidente es algo con lo que nos enfrentamos cada vez que salimos al monte, es un riego que corremos y sabemos que nos puede pasar a cualquiera. El que se queda en casa sentado en su sillón no corre ningún riego... pero tampoco disfruta de la vida como lo hacemos nosotros."



    Vaya ruta habéis hecho, durísima, ¡sois unos campeones! Y que decir de la ruta de Ávila - Madrid, de locura. Que buena crónica.

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado la crónica. Qué pasada. Y qué envidia me dais, malditos!!! :D

    ResponderEliminar
  16. Daniel, te habría encantado la ruta, aunque hubieras sufrido mucho en los cuestarrones interminables.
    Como te ha gustado la frase, te la modifico un poco y te la dedico: "lo de sufrir es algo con lo que nos enfrentamos cada vez que salimos a una ruta. El que se queda en casa sentado en su sillón no se cansa ni sufre... pero tampoco disfruta de la vida como lo hacemos nosotros" :P
    ¿Te apuntarás a la próxima?

    ResponderEliminar
  17. Este Sábado no podré y para la de Ávila - Madrid me parece muy dura (me gustan los retos, pero también hay un límite xD), además me he apuntado a la carrera popular que hay por la noche en el retiro con mi hermano, algo más tranquilo y diferente a lo habitual. Tengo ganas de hacer la de Cercedilla - Segovia por el carril del gallo y eresma, al menos intentarla :P

    ResponderEliminar
  18. Enhorabuena. ¡Qué duro! Sólo se me ocurre pensar ¡habéis vivido para contarlo!

    ResponderEliminar
  19. Morlock, no lo veas desde el sillón y apúntate a alguna de nuestras "aventuras" ;-)

    ResponderEliminar
  20. Bueno, quizás sea una exageración. Se nos convirtió en una ruta dura porque tuvimos imprevistos que nos retrasaron y nos hicieron luchar contra el crono, pero en condiciones normales puede ser una ruta bastante más asequible.

    ResponderEliminar
  21. excitante ...enhorabuena....desde mexico, ojala k pueda subir mi nivel en las bicis y la proxima vez k este en Madrid me pueda unir a una de sus aventuras

    ResponderEliminar
  22. Grandísima crónica y grandísimas las fotos! Sin nada más que añadir señores. Un placer. Por mi parte, aún conservo alguna molestia muscular puntual, pero me sirve para acordarme y revivir el pedazo de rutón q nos marcamos. LA ENVIDIA DE CUALQUIER AMANTE DE ESTE MARAVILLOSO DEPORTE.saludos

    ResponderEliminar
  23. Esta bajada es la que me ha dolido perderme...para el 22 la podreé sentir en mis manos y muelas ;)

    ResponderEliminar
  24. La crónica de la ruta es tan buena que podría repetirla mañana mismo, como alguien ya ha dicho: la memoria selectiva deja recordar solo lo bueno!
    Me perece importante destacar la solidaridad del grupo frente a los contratiempos, señores un placer compartir esos momento con Uds.!
    Para Juan Carlos desearle una pronta recuperación y pronta vuelta a los senderos! Saludos a todos

    ResponderEliminar
  25. Ni te imaginas cómo la bajaron Juan Carlos, Sergio, Bruno... Parecía que llegaban tarde a algún sitio ;-)

    Una bajada muy larga, de 8 km, con piedras, arroyos y todas esas cosas que tanto te gustan.

    ResponderEliminar
  26. Serás bienvenido. Si no recuerdo mal, en esta ruta había algún argentino, brasileño, holandés, y no sé si de alguna otra nacionalidad ;-)

    ResponderEliminar
  27. Para pedazo de rutón, el que nos espera el día 22. Te tengo apuntado entre los dudosos, pero cuando se acerque el día ya verás como te pica el gusanillo y te decides a acompañarnos :-)

    ResponderEliminar
  28. Lo de la memoria selectiva es muy cierto, y en unos dias la recordaremos como una ruta con unas bajadas divertidísimas y alguna que otra subida... Pero muy corta. ¿O no fue así?

    ResponderEliminar
  29. La cronica es tan buena que al terminar de leerla tenia todo el cuerpo dolorido; la lectura de los comentarios me ha devuelto el resuello. !Viva vuestra locura!

    ResponderEliminar
  30. Magnífica crónica de una ruta espectacular.
    Una pena no haber ido, aunque casi que metéis miedo!
    Juan Carlos, Que te mejores rápido y bien!!

    ResponderEliminar
  31. Por cierto, ESPECTACULAR ENTRADA 3000 DEL BLOG

    jeje, enhorabuena a todos :-)

    ResponderEliminar
  32. Genial la crónica... para los q no pudimos ir pq así también la podemos "sentir".
    :)

    ResponderEliminar
  33. He disfrutado de la crónica tanto como de la ruta, !magnífica!, paisajes preciosos y todo tipo de caminos y pasos. A pesar de las adversidades fue un verdadero placer y como dice Antonio: "Lo mejor: La buena compañía". Ha sido mi primera ruta con vosotros y desde luego que no será la última. Había dicho que no a lo del 22, pues en principio ya tenía otro plan con la familia ese finde, pero estaré al tanto por si al final no sale y puedo apuntarme.

    ResponderEliminar
  34. Siempre me he preguntado si estamos locos levantándonos tan temprano, sudando en verano, pasando frío en invierno, llegando a casa agotados y llenos de barro... un poco locos, sí, pero muy felices haciendo lo que nos gusta ;-)

    ResponderEliminar
  35. Todavía tienes el día 22 para acompañarnos y conocer el Puerto de las Pilas. Tú eres de los que disfrutaría como un niño en esa bajada :P

    ResponderEliminar
  36. El 1 de febrero de 2010 escribíamos nuestro primer artículo en este blog:
    http://www.enbicipormadrid.es/2010/02/desde-hoy-habra-muchas-mas-bicis-por.HTML

    Mucho ha cambiado el ciclismo urbano en Madrid desde entonces ;-)

    ResponderEliminar
  37. La crónica es para animar al personal a seguirnos en nuestras aventuras ciclistas... aunque releyéndola pueda parecer lo contrario ;-)

    ResponderEliminar
  38. No, si con estas crónicas yo os sigo entusiasmado, me encantan los relatos de aventuras.

    ResponderEliminar
  39. ¿Subidas?, ¿que subidas?, si era toda cuesta abajo... "salvo alguna cosa" ;-)

    ResponderEliminar
  40. Cristian un día flojo lo tiene cualquiera, pero tu aguantaste como un valiente y con una sonrisa en la cara.

    ResponderEliminar
  41. Yo disfruto como un niño con casi todo, jeje.
    Aunque no se si podré ir, por eventos varios y porque con esa distancia me da para un par de pájaras seguidas

    ResponderEliminar
  42. Muy buenas tus fotos, Luis, un buen recuerdo de una gran jornada de ciclismo.
    Me consta que algunos de los que dijeron que no a la aventura del día 22, ya están pensando que más que un 'no', lo dejan en un "quizás". En unos días ese 'quizás' se convertirá en un "Sí, por supuesto" ;-)

    ResponderEliminar
  43. Has sido muy suave, Villarramblas.

    Nos acordamos de ti a mitad de ruta, cuando pensábamos que no nos daba tiempo a llegar a coger el último tren, y un compañero me decía "Villarramblas va a hacer mucha sangre con esta ruta, nos va a estar dando caña una buena temporada" ;-)

    ResponderEliminar
  44. Si alguno nos vuelve a decir que Madrid tiene muchas cuestas, le mandamos a San Bartolo, y seguro que ya no opina lo mismo :P

    ResponderEliminar
  45. Además fue el primero en decirme que por supuesto, se apuntaba a la del día 22, sin dudarlo ni un minuto :-)

    ResponderEliminar
  46. Tu por si acaso no digas que no, déjalo en un "quizás", que lo mismo lo lee tu mujer y hasta te anima a acompañarnos.
    Además como se nos hará de noche, no te preocupes, que las pájaras estarán durmiendo :P

    ResponderEliminar
  47. Se nos había olvidado ponerlo, esta es la ruta que grabamos el sábado: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4648055

    Como curiosidad, según el track finalmente fueron 80,87 km, y el desnivel positivo fue de 1.672 m (en lugar de los 1.300 m que teníamos previstos)

    ResponderEliminar
  48. Por cierto, Juan Carlos, ya te estás recuperando a tope, q de la próxima no te libras..suerte y ánimo!!!

    ResponderEliminar
  49. Cuando mi bici pese unos 15 kilos menos (o sea, cuando YO los pese, que rondo los 100) y sea de montaña (es de paseo). Hasta entonces, me temo que mis excursiones seguirán limitándose a ir al curro, al centro, etc :D

    ResponderEliminar
  50. home!! ya estoy buscando unas luces decentes... allí nos vemos :)

    ResponderEliminar
  51. Juan Carlos, espero que estes bien, vaya susto.
    Lástima no haber podido acompañaros , puñetero trabajo y aún me queda un mes y pico de cigueña minimo.
    Deseandito estoy de salir con vosotros de nuevo.
    Un saludo a tod@s.

    ResponderEliminar