Menú horizontal

martes, 25 de junio de 2013

La violencia vial que puede sufrir el ciclista con el futuro Reglamento de Circulación

Las normas que la DGT está estudiando no ayudarán a mejorar la convivencia con la bicicleta

De la Comisión sobre Seguridad Vial que tuvo lugar el mes pasado en el Congreso de los Diputados, me quedo con una relevante frase de María Seguí, la directora de la DGT que defendía el Reglamento en discusión, cuando habló de “el valor de la legislación como herramienta efectiva de intervención y de modificación de los comportamientos, fundamentalmente como herramienta de educación de la población” (pag.4 del diario de sesiones)

Pasaré por alto el hecho de que la legislación modifica conductas más por el temor a la sanción que por haber aprendido algo. Pero no perdono que se llame "educación" a cambios en el comportamiento que lejos de mejorar la convivencia, fomentan la violencia entre ciudadanos.

El borrador del posible Reglamento de Circulación que en estos momentos se debate contempla cuatro normas (una de ellas en vigor y que no se plantea cambiar a pesar de las peticiones) que de mantenerse en el texto final ampararán legalmente el derecho de ser agresivos con el resto, aún a costa de la seguridad vial.

Y curiosamente, las cuatro normas están relacionadas con la bicicleta.

Está en nuestra mano como sociedad, y en los que nos representan en el congreso, que estos cuatro ejemplos reales que ilustran cada una de estas normas se queden sólo en anécdota y no se conviertan en las nuevas reglas de juego para todos.


1. Vete al carril-bici, gilipollas


Alba aprendió a circular en bici por Madrid con nosotros hace unos meses, dejó aquí su experiencia relatada (un saludo si nos lees, Alba):
"Circular por Madrid en bici no sólo no es imposible sino que es muy gratificante"

Una de las cosas que más le chocaron fue querer aplicar lo que había aprendido en Madrid para circular por Leganés, su lugar de residencia. “Si he podido ir por la Castellana sin problemas, puedo ir por las calles de mi barrio”.

La experiencia sucedió en una avenida residencial de poco tráfico y tranquilo, dos carriles por sentido (es decir, que los coches pueden adelantar sin problemas) y una acera-bici. Una urbanismo“modélico” que tuvo en cuenta a la bici en su diseño.




View Larger Map

Alba empezó a circular por el carril derecho... en 10 minutos 4 vehículos ya la habían increpado para que se fuera al carril-bici, en algunos casos cerrándole el paso para dejarle claro que no era tolerada su presencia. El colmo fue el último de ellos: un coche de autoescuela en mitad de una clase.

Señal R-407a
De nada sirve explicar que a lo mejor el carril-bici no puede usarse a la misma velocidad que la calzada sin poner en peligro a los peatones, tiene cruces peligrosos, o simplemente no permite girar a la izquierda. La señal que indica que el carril-bici es sólo para bicis, también prohíbe usar la calzada adjunta, y es la que está enviando el mensaje violento incluso a los futuros automovilistas: si quieres que la bici se quite de tu camino, la ley te ampara.

Dado que es el único de las cuatro artículos en vigor, este caso no es anécdota, sino el día a día de todo ciclista. Aunque se elimine la obligación en la redacción final del Reglamento, la idea de que el ciclista se tiene que ir a "su carril" ha calado hondo, y costará bastante tiempo educar al resto de conductores para que aprendan a compartir la calzada. Es un aviso de lo que nos espera si no se modifican los siguientes tres artículos. 


Artículo 155. Señalización (Reglamento en vigor y no prevista su reforma) 
Señal de carril-bici. (R-407a) Vía reservada para ciclos o vía ciclista. Obligación para los conductores de ciclos de circular por la vía a cuya entrada esté situada y prohibición a los demás usuarios de la vía de utilizarla.


2. Cuando pase yo, tú te apartas ¿vale? 


No hace falta que haya un carril-bici para llegar a una situación así. 

En este caso soy yo el protagonista. Madrid con lluvia, bajando c/ Galileo. Suelo usar la bici a diario y rara vez tengo un conflicto con los coches por circular por en medio del carril, así que me sorprendió la agresividad de una furgoneta, circulando detrás de mí a escasos 2 m de distancia, pitando constantemente para que me apartara, a pesar de no haber ancho para poder adelantarme con seguridad y estar el firme resbaladizo.


View Larger Map

Bastante nervioso yo, paré cuando ya encontré un hueco para dejarle pasar, unos 100 m más adelante. Para mi sorpresa, no iba con prisa: Paró a mi lado, bajo la ventanilla y me dijo “Cuando pase yo, tú te tienes que apartar ¿vale?” “No, no vale, circulo por el centro de la calle por mi seguridad”. Su respuesta me dejó seco (a pesar de la lluvia) ya que él estaba convencido de estar haciendo lo correcto: “La norma dice que tienes que circular pegado a la derecha y dejarme pasar. Es peligroso que te quedes ahí en medio sin dejarme paso, por eso te pito”.

De nada sirvió explicarle que el peligro era su propio comportamiento, o que la ordenanza de circulación de Madrid dice otra cosa (rabia no haber tenido esta fotocopia a mano en ese momento). Para el caso que nos ocupa, la ordenanza madrileña puede ser derrogada por la propuesta de la DGT que dice expresamente que en calles estrechas el ciclista tiene que hacer exactamente lo que decía este señor, que me eche a un lado para dejarle pasar, así me coma una puerta o cualquier otro imprevisto que salga de los lados. El convencimiento de que la ley dice lo correcto te hace impermeable a algo tan lógico como que la seguridad está por encima del derecho de paso. Una vez el conductor ha aprendido que la ley le otorga prioridad sí o sí, lo de "en la medida en que la seguridad lo permita" es una condición subjetiva opinable cuando ya ha pasado todo, pero no antes.

Y eso que estas son las mismas calles en las que se pretende rebajar la velocidad a 30 km/h para mejorar la convivencia y reducir accidentes. ¿La norma educa? Ja. La norma nos vuelve ciegos al razonamiento y a la empatía.



¿Pacificación sólo de cara a la galería?Preámbulo (propuesta para el nuevo Reglamento) 
La pacificación del tráfico urbano, la potenciación del uso de la bicicleta y la reducción de la siniestralidad en los cascos urbanos son tres objetivos que tendrán como aliado muy importante la introducción general del límite de velocidad de 30 km/h en muchas de las calles de nuestras ciudades. [...] A partir de una reducción del límite de velocidad en estas zonas, la moderación o pacificación de la velocidad permite configurar un nuevo modelo de calle donde ésta se convierte en una zona de coexistencia compartida entre peatón, bicicleta y vehículo de motor. 

Artículo 176. Posición en la vía (propuesta para el nuevo Reglamento) 
En las [vías urbanas] que dispongan de un carril de circulación por sentido, los ciclistas circularán preferentemente por la parte derecha del carril en la medida en que su seguridad y la de los otros usuarios lo permitan, favoreciendo el paso a otros vehículos. 


3. Los peatones sois intolerantes, tenéis que aprender a convivir con las bicis


Es frecuente leer noticias de maltratadores que han transmitido ya de adultos la conducta que ellos mismos sufrieron de niños. Es lo que la violencia vial hace con los ciclistas, que acaban aplicando hacia los peatones los mismos comportamientos arrogantes que han sufrido en calzada, como los dos casos anteriores descritos.

Está internet lleno de comentarios violentos de ciclistas queriendo que los peatones les dejen paso en la acera, amparándose en la legalidad que da la ordenanza local o la señalización de una franja como itinerario ciclista. Como muestra de la opinión de los ciclistas, podéis hacer esta busquéda en twitter de las palabras “peatón”, “carril” y “bici” usadas en la misma frase. Podéis cambiar "peatón" por "gente", o incluso por algún insulto y los ejemplos serán más claros (Para obtener la visión que tienen los peatones del problema, basta con cambiar "carril" por "acera" en la misma búsqueda).

Esta situación ha provocado la aparición de no pocas asociaciones en toda España en defensa del ciudadano que camina por las aceras, que se siente agredido bajo el amparo de unas leyes incuestionable en aras de la sostenibilidad.

Lo curioso es que la prepotencia del ciclista en la acera es un comportamiento que muchos reconocen en otros, pero rara vez en uno mismo. Cuando el juicio viene desde el propio ciclista, la respuesta es cínica “Otros tal vez, pero ¿yo? Yo soy respetuoso. Tenéis que aprender a convivir, qué poco tolerantes sois” Traducción: "no reconoceré mi falta jamás, y los que se quejan tienen que aprender a ceder el único espacio no rodado que quedaba en la ciudad sin protestar, por las buenas o con la fuerza de la ley".

Al final, la ley provoca la sumisión del débil, que acaba pidiendo perdón al ciclista que le timbra desde atrás por haber osado interrumpir su paso con su caminar despreocupado. ¿A quién se le ocurre que una acera sea un lugar para pasear sin estar pendiente del tráfico rodado? Inconscientes.



Diario de Levante
El pie de página de esta foto del diaro Levante es un claro ejemplo de culpabilización del peatón: "El ciclista tiene que esquivar a los peatones que pasean por la acera"
El planteamiento del propio artículo  no tiene desperdicio: para lograr una sociedad más sostenible, el peatón debe dejar que el ciclista use la acera para que no tenga que ir por la calzada.




La norma estatal quiere legalizar las diversas ordenanzas locales que autorizan al uso ciclista de la acera, que actualmente pueden no ajustarse a derecho (el ordenamiento jurídico español no permite que un ayuntamiento contradiga una norma estatal que actualmente prohíbe expresamente rodar por las aceras). Sutilezas jurídicas aparte, estas normas dejan un mensaje claro: Si el ciclista no se encuentra cómodo en calzada, no se va a tratar de solucionar ese problema, sino que se trasladará hacia donde no se toque el statu quo del coche. Al igual que con el caso 2, de nada sirve que la ley establezca matices, como la subordinación del ciclista a ciertas prioridades del peatón. El derecho de paso que los poderes públicos me otorgan ampara mi prepotencia, inmune a consideraciones objetivas como que la calzada de al lado sea perfectamente ciclable, o que la acera no dé más de sí. Si la ley me deja, ejerzco mi derecho de manera irracional.

La perversión máxima es que esta ley permite legalmente que el punto 1 tenga una bonita versión derivada: “vete a la acera, gilipollas”. ¿Qué incentivo tiene un ayuntamiento en calmar el tráfico para que las bicis circulen por la calzada, cuando se las puede quitar de en medio a coste cero con una simple ordenanza?

Que alguien me explique dónde está la función educadora para lograr una ciudad más habitable si se aprueba esta medida.

Artículo 176. Posición en la vía (propuesta del Reglamento) 
6. En el ámbito urbano, se podrá permitir que las bicicletas transiten por las aceras y demás zonas peatonales, en los términos que se establezcan mediante ordenanza municipal.


 4. El atropellado no llevaba casco para protegerse de mí ¡Irresponsable!


La prohibición de usar la bici en ciudad sin llevar casco que ahora se debate tiene bastantes efectos siniestros. Uno de ellos es que culpabiliza a la víctima por no protegerse adecuadamente de sus conciudadanos.

En España nos escandaliza que en otros países se obligue a las mujeres a vestir de forma “no provocativa” para no “provocar” violaciones (ojo a la perversión del lenguaje, que sugiere que la víctima es la causante de su desgracia). Afortunadamente, ya no se dan ese tipo de leyes y sentencias judiciales en España, y además causan un rechazo unánime en la sociedad.

Con los ciclistas no es así. La ley que obliga a llevar casco en carretera desde 2004 ampara sentencias en las que la víctima es parcialmente responsabilizada de sus atropellos por vestir de forma inadecuada. Esta noticia es un ejemplo. De la indemnización que debía percibir la víctima, hubo una rebaja del 10% (era un 50% antes de la apelación) al determinar que el ciclista no fue completamente inocente en su atropello ya que no llevaba casco, aún habiéndose demostrado que circulaba correctamente por un carril-bici por donde no debería haber coches y que la lesión fue en el peroné y no en la cabeza. No es de extrañar que las aseguradoras apoyen con entusiasmo la obligación del casco también en ciudad: la ley sirve para abaratar las imprudencias de sus asegurados.


 Como sé que hay varios lectores que piensan que no llevar casco es una irresponsabilidad que justifica este tipo de sentencias, les invito a que hagan una prueba:

Cojan cualquier noticia de un ciclista atropellado en ciudad, donde el casco no es obligatorio y compárenlo con un caso similar de un peatón (que tampoco tiene obligación de llevar casco). Basta incluso con que sustituyan la palabra "ciclista" por "peatón" en la misma noticia, o incluso que tengan la duda razonable de que la persona iba caminando con la bici al lado, y descubrirán la culpabilización de la víctima que sistemáticamente realizan sin ningún tipo de pudor los medios de comunicación con los ciclistas (y que se transmite a la opinión pública de manera irresponsable). ¿Aceptaríamos titulares del tipo "el peatón no llevaba protección"? ¿O que eso rebajara la responsabilidad del causante del atropello, incluso cuando el peatón hubiera estado caminando por donde es debido?

Enlazo un caso menos grave pero más cercano: lean la anécdota que narra Juan Merallo en su blog en la que el conductor tacha de irresponsable al ciclista por no ir convenientemente protegido de conductores como él. ¿Es ese el modelo de convivencia que queremos que la ley acabe enseñando?


Simplemente recordaré que la aplicación de la misma norma sobre el casco en Australia ciertamente ha reducido en un 30% las lesiones craneales a los ciclistas respecto a Holanda (donde nadie lo lleva), pero no ha resuelto que tras 20 años de ley la siniestralidad ciclista siga siendo 5 veces mayor que en este país, o que esta página australiana de Facebook que aboga por la violencia al volante contra ciclistas tenga ya 40.000 fans.

Ante un accidente, la pregunta ¿pero llevaba o no casco? anula nuestra capacidad de análisis de porqué se produjo el accidente, qué medidas tomar para evitarlo, y lo que es peor, desvía responsabilidades del causante del accidente hacia la víctima.

Artículo 179. Otras normas (propuesta del Reglamento)
1. Los ciclistas, y en su caso los ocupantes, estarán obligados a utilizar cascos de protección homologados o certificados según la legislación vigente.


¿Qué tal unas leyes que fomenten la convivencia, ahora que estamos en fase de debate?

No es difícil. La coordinadora estatal Conbici, la Asociación de Ciclistas Profesionales, los Ciclojuristas, o incluso el ayuntamiento de Madrid han hecho alegaciones a estos cuatro artículos recomendando una redacción alternativa. Basta con hacerles caso, porque todas coinciden en lo básico: Favorecer y legitimar los comportamientos de convivencia en la vía pública.

No se trata sólo de cambiar la redacción de las leyes que tiene el borrador, sino hacer campañas para explicar a los ciudadanos el motivo de que esto sea así. Es lo que todos esperamos de la DGT con el nuevo reglamento, que la nueva norma sirva para mejorar la educación vial, la de verdad.

Es algo que todavía estamos a tiempo de hacer.

49 comentarios :

  1. Uno de los mejores artículos del año sobre el tema. Enhorabuena. Ojalá tenga la repercusión q merece

    ResponderEliminar
  2. Ruben Tobalina Ramirez25 de junio de 2013, 12:40

    recomendadísimo articulo, felicidades!

    ResponderEliminar
  3. Estupendo artículo, totalmente de acuerdo en todo como ciclista y como peatón.

    ResponderEliminar
  4. La convivencia vial de este video no es un tema de señales...
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=cXWRr009R6w

    ResponderEliminar
  5. Tampoco veo tanto ¿no?
    hay alguno, peor la mayoría de la gente escribe cosas razonables, nos guste o no. Y nos gusten o no, hay muchos ciclistas macarras, que se saltan los semáforos, van con auriculares, o van por las aceras

    ResponderEliminar
  6. Una pregunta: ¿notáis que los conductores de coches que increpan a los ciclistas están más dentro de un patrón?; yo suelo ver que en general son los de coches grandotes: esos super 4x4, o berlinas grandes.

    ResponderEliminar
  7. A mi los conductores me han insultado, gritado y pitado solo por en bici, me lo tomo como si me tuvieran envidia, no obstante siempre tengo este vídeo en mi cabeza cuando me pasa: https://www.youtube.com/watch?v=7Dgc7syK0Xs

    ResponderEliminar
  8. VW Golf y Seat León de cristales tintados, mis favoritos para que los participantes de los bicifindes aprendan a perder el miedo a llevar un conductor prepotente detrás.

    ResponderEliminar
  9. El macarrismo del ciclista es uno de nuestros mayores enemigos cuando se vive en el país del "y tú más".

    ResponderEliminar
  10. Yo también tengo esa percepción, de que generalmente los coches más grandes (berlinas, 4x4 y otros tragadores de combustible) son los que con mayor frecuencia muestran agresividad o falta de respeto cuando voy en la bici.


    No se si será una casualidad.

    ResponderEliminar
  11. Pues si; y debiéramos intentar nosotros, dentro de lo posible, que esas actitudes desaparezcan.

    .

    ResponderEliminar
  12. No es casualidad, es un coctel de ir de "triunfador", alta testoterona y baja educacion...

    ResponderEliminar
  13. Señores que se apoyan en su entorno de señores
    donde corta el bacalao el que le echa más cojones.
    Otro cogerá este sobre si tú no lo coges.
    ¡Qué bien nos lo montamos siempre entre machotes!



    "Señores" DefConDos

    ResponderEliminar
  14. Parece que hay dos grupos (en realidad hay tres, faltan los ciclistas deportivos) los ciclistas urbanos y los demás. A los que no son ciclistas urbanos, su ignorancia les hace decir las mayores burradas, máxime cuando los ciclistas son un obstáculo a su mayor obsesión: circular lo mas rápidamente posible durante el mayor tiempo posible hasta llegar al destino. Todos estos comentarios nacen de aferrarse a mantener la velocidad, aun no pueden aceptar que la disminución de velocidad es inevitable para que la ciudad mejore.

    ResponderEliminar
  15. Sembrado Villarramblas, como siempre. Aunque igual demasiado prolijo. Creo que das en el clavo. La norma no hace el entendimiento. Nunca. Es como las rayas, generan fronteras y enfrentamientos. No estamos preparados para convivir.

    http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com.es/2013/06/no-estamos-preparados-para-convivir.html



    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Y es cierto, no depende de que la norma nueva sea más o menos prometedora, sino de que la autoridad competente y la gente encausada crean que las bicicletas son convenientes o no.

    http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com.es/2013/06/casco-si-casco-no-acera-si-acera-no.html

    ResponderEliminar
  17. Villarramblas strikes again! :) Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  18. A mí me parece que todo gira en torno a un profundo cabreo generalizado y una falta de tolerancia por parte de todos.
    Aprovecho para señalar acerca de la cuestión del "orillarse": muy frecuentemente subo por Bravo Murillo hasta plaza de Castilla. Siempre, siempre tengo problemas, desde gente gritándome desde los coches y furgonetas (que les hace gracia que circule en bici, parece ser), coches que me adelantan a un metro a toda velocidad, o incluso algunos que me mandan al carril bus (que, por cierto, está separado).
    Yo he decidido procurar no circular más por ahí, porque a cada situación de este estilo más me enfado y me cabreo y al final tendré un susto por ir más pendiente de los comentarios de la gente y su falta de civismo que a los coches y peatones.

    ResponderEliminar
  19. "La señal que indica que el carril-bici es sólo para bicis, también prohíbe usar la calzada adjunta"


    No estoy de acuerdo con esto y, precisamente, en un carril bici como el que muestras en la foto, no puede ser así porque calzada y carril bici son calzadas distintas y las señales de uno no afectan a la otra, y viceversa. Y es lógico porque con la separación física considerable que hay entre calzada y carril bici, además de que, entre ambos, hay árboles y una banda de aparcamiento, las señales situadas en el carril bici pueden no verse desde la calzada (y, de nuevo, viceversa). Cuidado con esto porque la norma actual habla de obligación de algo, lo que no necesariamente implica prohibición de no sé qué otra cosa.


    Por otra parte, estoy, por supuesto, de acuerdo con lo que es la idea principal, que es que la presencia del carril bici y de esa norma son un factor más que fomenta la violencia vial en la calzada. Y que la reforma del reglamento busca deslegitimar la presencia de la bici en la calzada. Buscan hacerle la vida más difícil y saben lo que hacen.

    ResponderEliminar
  20. Pasa de ellos, o diles "yo pedaleo y no me cabreo" y a tu rollo.

    ResponderEliminar
  21. Es cierto que en casos de acera-bici no queda muy claro legalmente la obligación aunque haya piruleta, aunque el daño ya está hecho. Para el coche, tu sitio ya no es la calzada y el acoso bajo un supuesto amparo legal está ahí.

    ResponderEliminar
  22. Yo suelo bajar por Bravo Murillo por las tardes y no tengo demasiados problemas, incluso yendo muy despacio. ¿Habrá diferencia notable al cambiar el sentido de la cuesta? ¿A qué hora pasas tú?

    ResponderEliminar
  23. Hace poco estuve de paseo por Cordoba y Sevilla y me llamó positivamente la atención que en esas ciudades se veían todo tipo de ciclistas en las calles: estudiantes, personas mayores, señoras que iban a hacer la compra, etc.

    Sin embargo, el perfil del ciclista madrileño (aunque tímidamente va cambiando) es mayormente el de un hombre joven (entre 20 y 40 digamos) con un cierto estado físico, el suficiente para tener una cierta confianza entre el tráfico. Todavía se ve "demasiado" lycra... Yo diría que en gran medida en Madrid predomina la sensación de riesgo y de violencia vial... cuando en otras ciudades no es tan así.

    El nuevo reglamento parece reflejar esa misma violencia y dominancia del coche que se respira en Madrid.

    Coincido en lo que plantea el artículo... a muchos conductores les irrita no poder circular a la máxima velocidad por culpa de autobuses que paran, furgonetas de reparto, semáforos y cruces peatonales, coches en doble fila, etc... pero lo soportan... sin embargo, cuando el motivo de su "ralentización" es una bici, tienen ganas de pasarte por encima!

    ResponderEliminar
  24. Y complejo de micro-pene.
    ;-)

    ResponderEliminar
  25. En general, creo que Madrid es una ciudad bastante agresiva y violenta en lo que se refiere al tráfico, respecto a cualquier vehículo (incluido patines) y también entre los peatones. Y creo que cualquier conductor y cualquier peatón lo puede constatar, sobre todo cuando uno no es oriundo de esta ciudad (entendámonos, estoy hablando siempre en comparación con otras capitales o ciudades de proporción similar, no de un agradable pueblecillo al lado del mar)
    Para lo que es, como ciclista he tenido problemas en contadas ocasiones y en determinados lugares.
    Coincido contigo en que el ciclismo madrileño es un particular, hay muy pocos niños/adolescentes, pocas personas de edades comprendidas entre los 4o y pico y cincuenta... pero también creo que hasta que no se pacifique un poco más el tráfico o se den alternativas, sólo un tipo de perfil seguirá lanzándose al tráfico en bici.

    ResponderEliminar
  26. Hola, yo suelo subir entre las 13h30 y las 14h30 y bajo por otro sitio completamente diferente (por PPe Vergara, en una hora tonta y sin mucho tráfico), tengo que decir que nunca he hecho el camino contrario.

    Yo creo que el problema no es tanto la velocidad (voy a velocidad media porque, lo peor, me encanta esa cuesta, y además hay suficientes carriles de cambio) sino las características de esa arteria. El otro día, acabé hasta las narices. Me dieron ganas de bajarme de la bici y seguir por la acera (inviable, tengo prisa como para ir empujando mi bici hasta plaza de Castilla)

    ResponderEliminar
  27. Será una cuestión de tiempo. Madrid ha comenzado su "desarrollo" ciclista con posterioridad a otras ciudades, pero eso puede hacer que no se cometan tantos errores.

    No he estado recientemente en Córdoba o Sevilla; pero si voy con frecuencia a Zaragoza y Pamplona: dos ciudades en las que aparentemente hay "muchas bicis"; y pocas, muy pocas se ven por la calzada: del carril bici a la acera, de la acera al carril bici; (tan hechos unos mulos). En Madrid si se ve mucha gente por la calzada

    ResponderEliminar
  28. Yo, subo y bajo por esa calle habitualmente sin mas molestias que el ruido y el humo de los motores, o los atascos en algunos puntos/momentos.

    ResponderEliminar
  29. Me pasa igual que a Wheels. Incluso cuando la he hecho cuesta arriba no he tenido percances y en el otro sentido la he usado a diario durante 4 años sin conflicto alguno. ¿Puede depender de la posición dentro del carril? Por otras conversaciones creo que circulamos igual, ocupando todo el centro del carril central, por lo que no sé cuál puede ser la diferencia.

    ResponderEliminar
  30. Pues no es por reiterarme, pero yo tengo problemas todos los días. Algunos son simples idiotas que te gritan desde el coche (lo de las furgonetas no tiene nombre), otros son más peligrosos (coches que te adelantan por tu carril, aún estando en el centro) a toda velocidad, otros que se te pegan al culo de la bici, otros que aprovechando que está el semáforo rojo te dicen según que cosas indignantes en la ventanilla (vete al carril bus, vete a la acera, estás molestando, las bicis al campo).
    La semana pasada me pasó todo junto! Coche que me adelanta por mi carril a menos de un metro, me llevo un susto, le hago un ademán de "vigila, por favor", dos furgonetas empiezan a pitarme, sacan la cabeza dos copilotos, se empiezan a reír señalándome la acera.

    ResponderEliminar
  31. ¿Dónde hay autobuses en el lateral de la castellana fuera del carril bus?, ahora mismo no recuerdo.
    El lateral de la Castellana es mas un carril para aparcar o cambiar de dirección, suele haber doble fila en algunos tramos y los coches van mas despacio. Quien quiere correr se va a los carriles centrales.

    ResponderEliminar
  32. Será porque eres mujer??? me suena a una evolución del "mujer tenías que ser" de los furgoneteros/taxistas...

    Sí, en Madrid existe esa "competencia" por el espacio en la calzada y esa chulería de "todos los demás conducen mal y me fastidian a mi que lo hago bien y además tengo prisa"

    Esto ocurre contra todo ser viviente, coche, moto, bici, autobús, peatón o la alcaldesa.

    Esto no va a cambiar, al menos de momento, así que debes acostumbrarte y no darle importancia. Quédate con las estadísticas o con tu estadística personal, verás que es mucho ruido y pocas nueces. Todo es mas seguro de lo que parece. El que te adelanta "pegado" a ti lo está haciendo al doble de distancia de separación de lo habitual cuando adelanta a los demás coches. El que va pegado a ti por detrás va a "su distancia" habitual para esa velocidad y tiene frenos y reflejos para parase en seco en la mitad de la distancia.

    A mi, personalmente, me va la marcha y trato de disfrutar de ello, por ejemplo cuando los taxis me amagan yo les amago a ellos y cuando un coche me habla en su lengua (pitido), yo le respondo en el mismo idioma con mi bocina de 113 dB. ;-)

    La verdad es que cuando la compré pensé que la iba a utilizar mas, pero es que no hay tantas ocasiones.

    ResponderEliminar
  33. Yo también circulo habitualmente por Bravo Murillo, en mi trayecto diario desde Tetuán a Gran Vía. En sentido sur, a eso de las 15:30, y en dirección plaza Castilla, aproximadamente a las 20:30. Siempre por el centro de mi carril con mi RockRider, y yo tampoco he tenido ningún problema.

    ResponderEliminar
  34. Supongo que Alberto se está refiriendo a los autobuses escolares o de empresa que circulan por el lateral de la Castellana.
    Yo subo a diario por el lateral de la Castellana hasta Cuzco y no he encontrado esa agresividad que dices. Y eso que voy por el centro del carril derecho.
    Es más, creo que es uno de los mejores sitios para circular por Madrid con seguridad.

    ResponderEliminar
  35. Pues mira, muchas veces he pensado en que quizás es la condición femenina, y no quiero creerlo porque me parece lamentable. Soy un conductor más cuando voy por la calzada independientemente de si llevo vestido.
    No os podéis imaginar lo fastidioso que es. Cuando vas en coche te aíslas de los comentarios, pero cuando vas en bici lo oyes todo y para mí, que soy muy seria en este asunto y tengo mala leche, es un motivo de fastidio, de frustración y, sobre todo, de merma en la confianza que tengo en la calzada y en la bici.


    Y sí, los encontronazos son más bien pocos porque soy prudente, creo que circulo bien y la mayoría de los coches (salvo los de algún servicio público, ejem) son muy respetuosos, pero a veces...

    ResponderEliminar
  36. Mira, yo llevo ya casi un año circulando en bici y normalmente me respetan. Alguno siempre hay que se pega para adelantarte porque tiene mucha prisa.. y es verdad que a veces me parece que me dicen algo.. bueno o malo?? no sé!! no hago ni caso.. no escucho.. ni para bien, ni para mal.. no me molesto..
    pero en general veo que son respetuosos, la verdad.. algún motorista me ha mandado al carril bus y algún coche me ha pitado también para que me ponga en el carril bus, pero no les hago ni caso.. ni los miro.. y no me va mal.. no quiero entrar en su juego..
    Tengo la costumbre de parar en los semáforos en rojo, pero delante del paso de peatones si no hay nadie cruzando (si no, espero a que pasen todos) y hace poco, en Príncipe de Vergara, a un conductor le debió sentar bastante mal que llegara la última y me pusiera la primera y se pegó a mi tanto.. oí el motor del coche tan cerca que pensé que había cambiado el semáforo y miré al semáforo y después a él (un crio al volante..) me hizo un gesto como diciéndome ¿qué? pasé de él.. me quedé delante suya y pensé "que me pase por encima si es capaz, que no me muevo" cuando cambió el semáforo salió de muy mala leche y me adelantó, por supuesto.. para adelantarle yo de nuevo en el siguiente semáforo.. y así durante bastante tiempo.. no volvió a decirme nada, ni a pitar.. si pasas, se dan por vencido, pero si no.. vete tú a saber!! hay que hacerles ver que no te importa lo que digan..

    ResponderEliminar
  37. Creo que el ejemplo de Alba es sintomático. Leganes ha hecho muchos esfuerzos en fomentar la bici PERO lo han hecho asumiendo el modelo segregador. El "modélico" diseño es carriles bici(aceras bici en rigor) a tutiplen señalizadas con piruletas y "crucecaminandos". El resultado es que es dificil sin callejear evitar los carriles bici y si los hay efectivamente te lo indica el 80% de los conductores.

    PD sobre las dudas de si la acera bici pueden ser obligatorios o no si estan señalizadas como obligatorias ya hemos hablado varias veces. Yo creo que la señal es efectiva pero si tengo que recurrir una multa por circular por la calzada habiendo una acera bici obligatoria lo haré con el argumento de Iñaki. Mientras tanto el problema es que la mayoría de los conductores de coches piensa que sí obligan por que así lo enseñan en las autoescuelas.

    ResponderEliminar
  38. No piensan así las autoescuelas http://piratasdelabicicleta.blogspot.com.es/2013/05/en-plena-polemica-sobre-la-imposicion.html

    ResponderEliminar
  39. violencia antibici + violencia de genero

    ResponderEliminar
  40. [Torrente mode on]
    !Vete a la cera, chochete!
    [Torrente mode off]

    ResponderEliminar
  41. Si son reiterados yo prefiero cerrarles el retrovisor del copiloto si no hay copiloto.

    ResponderEliminar
  42. Yo he tenido experiencias similares. La mayoría de coches agresivos o violentos, si tienes la ocasión de adelantarles (no es que sea mi propósito, pero suele suceder en ciudad con tanto cruce y semáforo), inmediatamente dejan la tontería cuando les has vuelto a pasar.


    Se dan cuenta, creo yo, de que hacen el gilipollas. Y que tú no vas más lento, y puedes incluso llegar antes que ellos.

    ResponderEliminar
  43. y ¿cuantos de los problemas de convivencia se podrían suprimir con que el Ayuntamiento informase de las ordenanzas?


    Si no saben de ello y creen que las bicis deben echarse a la derecha, cuando va por en medio, muchos entenderan que es un toca....bos. Luego está el tema de la educación para gestionar esa "distorzion".


    ¿Para cuando puñetas el Ayuntamiento tiene pensado informar de ello?
    Hace unos meses, alguien del blog comentó de que los buses podrían llevar esa información. Luego también están los electro-chirimbolos informativos...


    Con muy pocas medidas (y no creo que esa sea demasiado cara), se mejoraría mucho la convivencia

    ResponderEliminar
  44. Por fin alguien rompiendo el mito de Sevilla!

    ¡Ole Carmela! :-)

    ResponderEliminar
  45. el ámbito de validez de una señal es la calzada en la que está colocada. Para que una señal de obligación de uso de vía ciclista implique una prohibición de uso de vía motorizada, ambas vías deberían estar en la misma calzada. Si no es el caso, para prohibir ir en bici por la vía general, debería haber señales expresas de prohibición y éstas deberían estar presentes en todas las incorporaciones a dicha vía, es decir, en cada cruce.

    ResponderEliminar
  46. me lo copio para el recurso pero... mejor si se rechaza la obligatoriedad en el reglamento ahora que se está discutiendo. Me quedo con el texto.

    ResponderEliminar
  47. Esto es lo que encuentro en el manual de conducción de autoescuelas asociadas.

    LA VIA :CONCEPTO Y CLASIFICACION. DEFINICIONES
    http://www.autoescuelasasociadas.org/permisos/permisob/1504.htm

    Acera (5). Es la zona longitudinal de la carretera, elevada o no, destinada al tránsito de peatones.

    Zona peatonal (6). Es la parte de la vía, elevada o
    delimitada de otra forma, reservada a la circulación de peatones. Se incluye en esta definición la acera, el andén y el paseo.

    ResponderEliminar
  48. Excelente artículo. Gracias, Villarramblas. La pena es que dudo mucho que María Seguí o alguno de sus colaboradores lo lea y, si lo hace, que le dé la merecida importancia.
    Estoy de acuerdo en que Madrid es una ciudad más agresiva, al menos que otras donde he vivido. Ahora bien, creo que la base del problema de esa agresividad de algunos conductores hacia los ciclistas viene de que en Madrid hay mucho conductor agresivo incluso con otros conductores de coche. A eso habría que sumarle lo que decía alguien por aquí que existe una tolerancia a coches que ralentizan el tráfico, pero no hacia una bicicleta.
    Yo siempre he pensado que el propósito de estas normativas viales es que el uso de la bici disminuya. No gustan las bicis, no convienen porque económicamente no le dejan dinero al gobierno o por cualquier otro motivo, pero opino que pensar que el futuro reglamento de circulación promoverá la convivencia pacífica en las vías resulta muy ingenuo. Para mí los artículos que más perjudican a la bici y que están "pensados" para disminuir su uso son el 176 y el 179. Es una pena que a la DGT no le interese promover la bicicleta en España.
    En el caso de Madrid, yo creo que en cuestión de meses se ha visto un incremento bastante importante en cuanto al uso de la bici. Llevo unas semanas observando (sin llevar una estadística seria) y hay zonas donde antes no se veían apenas ciclistas y ahora, cuando paras en un semáforo, no soy el único. Y no sólo hablo del centro, sino también de zonas por las que me muevo mucho (Carabanchel y Aluche). También he observado que cada vez hay más gente vestida "normal" en bici (que no llevan lycra) y, por el centro, muchas más bicis urbanas o fixies, pese a que se siguen viendo muchas bicis de montaña.

    ResponderEliminar