Menú horizontal

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarnos a una cerveza

martes, 18 de junio de 2013

Ciclonudista 2013: ¿Desnudos frente al trafico?

"No, he venido para circular desnudo."

El secreto está en la masa. De eso no hay duda.


De en bici por madrid


Aprovechando unos pocos bonobicis, que no daban como para ir al Escorial a la movida convocatoria de enbicipormadrid, me pasé por la ciclonudista. Hacía un día soleado, temperatura estupenda y en un rato a mediodía podía hacer una actividad bicicletera de las que no había probado nunca. Ya desde la puerta de casa vi a unos cuantos ciclistas con mochila en dirección al centro. Y eso no es habitual. El tema prometía.


Primero nos juntamos en Cibeles, como en la típica bicicrítica, que son los que medio organizan el asunto. Ahí ya alguno se fue quitando ropa y salimos hacia la puerta de Alcalá. Dimos la vuelta hasta la puerta del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) y no sé por qué motivo, la gente se terminó de desnudar ahí.
Luego bajamos a la Castellana, un par de vueltas a la Cibeles y salimos por Alcalá, Gran Vía, Princesa, Alberto Aguilera y más... Y todo eso con unos en pelotas y otros más vergonzosos, o más sensatos, o más insolidarios, simplemente con atuendos piscineros o similar ( ¿y yo? Bien, gracias ;-) ¡cobarde! jeje

La sensación, según comentaba con un amigo allí, era extraña. Por una parte, evidentemente era una convocatoria tipo bicicrítica, es decir, aquí estamos nosotros, no existen semáforos ni nada parecido y todos tienen que estar pendientes de nosotros. Por otra parte, había menos gente que en la bicicrítica, no tardábamos mucho en pasar y sí, efectivamente estaba todo el mundo pendiente de nosotros y aplaudían, gritaban, saludaban, reían. Y todo el mundo hacía fotos, desde los coches, desde las motos, desde las aceras y nosotros mismos. Es un mal sitio para ser pudoroso.

Eso que dicen los convocantes de “el secreto está en la masa”, en esta convocatoria es más cierto que nunca. En la masa te permites ir más o menos expuesto en pleno centro de Madrid y además esa masa quita cualquier intencionalidad sexual a la visión de los cuerpos, no siempre esculturales, de unos y otros. El grupo no solo es más pequeño, sino también más compacto que en una bicicrítica. La gente no se desmanda por la zona. Bueno, solo el personaje completamente vestido que acompañaba al grupo para hacer publicidad de bicis eléctricas y que bajaba rápido por la acera de Gran Vía mientras íbamos todos por la calzada. Qué figura. Lástima que no le hiciese una foto.

Por lo que es el paseo, no podía evitar una cierta sensación de borrego mezclado con una diversión rara. Sin duda, muy divertido. Incluso con el "explota explotame expló" de Raffaella Carrà por los altavoces de un equipo de música móvil, pero raro. No se muy bien qué pensar. Me da un cierto respeto el pensar que, aunque la inmensa mayoría de la gente que nos veía pasar lo celebraba, existe una minoría que no lo hacía en absoluto. No me refiero solo a los que quieren circular con el coche, que siendo un Sábado a medio día eran menos que el típico Jueves de bicicrítica, sino a los que la visión de tantas carnes no les parece una visión aceptable por el centro de Madrid. Los hay. Y la tolerancia que debemos tener unos y otros puede quedar un poco coja con ese exhibicionismo por las calles. Ya digo, no se muy bien qué pensar.

Uno de los que estaba por ahí era un periodista con un cámara que le planteó una única pregunta a mi amigo (que no es el de la foto). Cuando se hacen entrevistas, no siempre da tiempo a pensar bien las respuestas y como tampoco planteó más preguntas, pues mi amigo ha aprovechado la ocasión para continuar a modo de auto-entrevista y este ha sido el resultado:




1- ¿Has venido porque te sientes desnudo frente al tráfico?
No, he venido para circular desnudo.

2- ¿Que te parece la marcha?
Un poco sosa, la falta de dirección organizativa impide sacarle rendimiento a algo tan llamativo.

3- ¿Que es lo que más te ha llamado la atención?
Que durante todo el camino nos hacían fotos. Nunca he ido a la bicicritica, pero tengo entendido que hay menos fotos y más disputas. En está ocasión los coches ni se movían en el semáforo para así, dejarnos pasar en rojo, claro que  no es lo mismo un jueves que un sábado.
En Gran Vía ha sido espectacular. El semáforo con cuenta atrás de Fuencarral-Montera estaba abarrotado de gente y todos con el brazo levantado haciendo fotos con el móvil.

4- ¿Crees que la actitud de la gente es distinta por ir desnudos?
Definitivamente. El nudismo le da un toque festivo pero serio a la vez. El toque festivo también se puede conseguir con disfraces, pero perdiendo fuerza en la reivindicación.
Nudismo y ciclismo urbano tienen mucho en común. En la  sociedad actual tiene más relevancia la ropa que llevas o el coche que conduces que el quien eres o lo que haces.

5-¿Repetirás el año que viene?
Posiblemente, aunque me gustaría que el mensaje fuese más en el sentido de despertar la envidia, en lugar de ser una protesta.

Yo para otra ocasión no se si iré, pero si quieres probar eso de circular desnudo en bici, será tu ocasión. Que no veo yo esto otro día (...por favor).



3 comentarios :

  1. En mis cinco años de ciclista urbano en Madrid, la del pasado sabado fue mi tercera ciclonudista; tambien voy a las bicicriticas de los ultimos jueves cuando no hay nada que me lo impida, y a las quedadas de los terceros jueves de la plataforma bicilineal (y/o Moratacleta).
    Y aunque no me siento totalmente desnudo frente al trafico, si que he vivido momentos de total impotencia; si me identifico plenamente con el "slogan" Usa la bici a diario, celebralo una vez al mes; y mis compañeros de plataforma me parecen gente muy seria, comprometida y solidaria.
    Como pienso que hay mucho trabajo pendiente en Madrid para pacificar la ciudad y lograr la normalizacion del uso de la bicicleta, seguire yendo a todos estos eventos que veo como muy buenas visualizaciones del problema, en especial la ciclonudista, por su festividad.
    Las posiciones pudorosas las veo como enquistaciones del pecado original, ese sentimiento de culpa que esta metido a sangre y fuego en nuestros genes a traves de la educacion judeo-cristiana; las posiciones represoras las veo como meras manifestaciones del criptofascismo subyacente.
    Y mientra pueda seguire emocionandome mientras me desnudo junto a mis compañer@s mientras suena You can leave your hat on...

    ResponderEliminar
  2. "Y todo eso con unos en pelotas y otros más vergonzosos, o más sensatos,
    o más insolidarios, simplemente con atuendos piscineros o similar"


    Me pregunto cómo puede alguien que va a una ciclonudista sin intención de desnudarse ser más sensato que el resto.

    ResponderEliminar
  3. Ir a la ciclonudista y quedarse en bañador, bragas o calzoncillo es como follar con condón.

    Lo de la vuelta a la parte de atrás del ayuntamiento se hace para desnudarse allí todos juntos y que los mirones de cibeles se lo curren un poco, el tema es que hay gente muy impaciente o que desconoce esto.

    Y si siempre se ve alguna señora mayor escandalizada que no puede parar de mirar y darse la vuelta pare evitar ver eso que le resulta tan desagradable. Debe ser que los culos blancos hipnotizan.

    ResponderEliminar