Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

martes, 11 de marzo de 2014

Crónica de un accidente ciclista (segunda parte)

O de cómo se te puede complicar todo sin comerlo ni beberlo

El viernes pasado os relataba el accidente de tráfico que sufrí hace unos meses mientras me dirigía al trabajo en bici. Esa primera parte del relato concluía con los increíbles poderes telequinésicos que desarrollé tras el golpe en la cabeza........ ay, no, que eso ocurrió en otro universo paralelo, perdón.

Esa primera parte del relato terminaba con mis esperanzas –fundadas, creía yo ingenuamente- de que todo el proceso de reclamación de daños al seguro no sería más que un mero trámite, pues yo circulaba con todas las de la ley con mi semáforo en verde y por el centro del carril derecho, el conductor había reconocido en el instante su culpa, e incluso tenía un testigo que lo había presenciado todo. Un horizonte despejado y luminoso...


La convalecencia

La recuperación de las lesiones discurrió con bastante normalidad. Estuve de baja una semana y media, y los dolores iban disminuyendo con el transcurrir de los días, excepto un persistente y agudo dolor de cabeza que me obligó a realizar un par de visitas al neurólogo y un escáner cerebral para descartar daños mayores provocados por el golpe (los que venían de serie serán obviados en este artículo).

Durante estos días de convalecencia recibí dos o tres llamadas del conductor de la furgoneta para interesarse por mi estado, pero había algo que me escamó en su tono nervioso y en la prisa que parecía tener en terminar las llamadas, como si telefoneara obligado por alguien... igual que cuando tu madre te dice llama a tu tía, la pobre, que le han operado de la cadera y ni has preguntado por ella, con lo que te quiere y aprecia, que mira que eres descastado.

La culpa fue del chachachá... o del navegador

Tras reincorporarme al trabajo, recabé asesoramiento para realizar todos los trámites que concluyeran con la indemnización por daños y lesiones, y el primero de ellos consistía en solicitar una copia del atestado de la policía municipal, pues el parte del Samur ya obraba en mi poder.

A los pocos días lo recibí por correo electrónico y cuál sería mi sorpresa cuando leí, por una parte, que el conductor había declarado que giró a la izquierda asesorado por su GPS y que yo me había saltado mi semáforo en rojo; por otra, que los agentes municipales señalaban que yo no portaba ni casco ni elementos reflectantes.


No os puedo describir con precisión la ira y la impotencia con la que agarré el teléfono y llamé al que yo hasta entonces tenía como arrepentido y confeso temerario conductor:

- ¿Quién es?
- Soy el ciclista al que casi matas hace un par de semanas.
- ¡Ah, ya! ¿Qué tal estás?
- ¿Que cómo estoy?. Perplejo y cabreadísimo. ¿Tú le dijiste a la policía que yo me salté el disco en rojo?
- Es que, como vi que más atrás estaban los coches parados pensé que te lo habías saltado...
- ¿Pero cómo tienes tan poca vergüenza? ¿No te das cuenta de que además de que no es cierto podías haberme matado? ¡¿Pero es que no eres consciente de eso?!
- Bueno, y a mí me pusieron una multa de 200 euros...
- ¡Lo mismito es!
- 200 euros más lo que me depare todo esto.
- O sea, que te pusieron una multa... por el giro prohibido... ¿y por saltarte el disco?
- No, no, yo no me salté el disco, fue por el giro a la izquierda.
- ¿Pero no ves que si yo tenía el disco en rojo tú también lo tendrías en rojo?
- ¡Y yo qué sé!... yo no me lo salté... yo giré a la izquierda y no te vi... yo qué sé...
- Pues que sepas que es una putada, que con tu declaración me estás jodiendo vivo, y que esto no se hace... Ya tendrás noticias mías.

El dolor de cabeza reapareció más intenso que nunca tras colgar el auricular, probablemente porque la tensión en ese momento de furia se me había disparado.

Que este pollo dijera que yo me había saltado el disco estaba mal, muy mal, y probablemente lo hizo aconsejado por el dueño de la furgo que le acompañaba como copiloto y que, a la sazón, era el titular de la póliza de seguro, pero que la policía obviara en su atestado la denuncia por realizar un giro prohibido y que, sin embargo, pusiera tanto celo en destacar que yo no llevaba casco ni chaleco reflectante, eso era un agravio que no podía tolerar y que me colocaba además en una situación bastante delicada.

Ante mi disconformidad con el informe, solicité al Ayuntamiento una ampliación del mismo en el que se recogiera la propuesta de sanción al conductor y en el que se anulara la referencia al casco y al chaleco, porque eso no lo recoge normativa estatal o municipal alguna. Escribir eso en el atestado era tan poco congruente como si hubieran reflejado la marca de mis deportivas o que yo no llevaba un plátano en la oreja.

Mientras esperaba esa ampliación de informe decidí ir a buscar a uno de los testigos del accidente, que en el lugar de los hechos me dijo dónde trabajaba y allí que fui. Javier, al que desde aquí quiero agradecer su colaboración, no dio crédito a lo que contenía el informe policial. Me confirmó que mi semáforo estaba en verde, porque él permanecía parado con su disco en rojo justo en la calle Aguirre, en el cruce con Alcalá. Me contó también que la policía le había tomado declaración y los datos de su DNI, al igual que a dos testigos más, hecho que también brillaba por su ausencia en el informe.

El siguiente paso era contactar con la compañía de seguros del amable transportista. Como yo no tenía seguro de bici tuve que apañarme solito con todos estos trámites, y quizá por eso en la Mutua Madrileña Automovilista pensaron que esto iba a ser un paseo y que me podían torear por chicuelinas sin grandes esfuerzos; para empezar, no habían recibido parte alguno del accidente, y fui yo quien tuvo que iniciar el trámite. Tuve que facilitarles el atestado policial, el croquis del accidente, los informes médicos y el presupuesto de reparación de la bicicleta y les conté que estaba a la espera de una ampliación del informe. Mientras tanto, enviaron un perito al taller de bicis para evaluar el presupuesto y éste dio su conformidad al cien por cien.

Si Kafka levantara la cabeza

Y llegó la esperada ampliación del informe, queridos lectores, y volvió el agudo dolor de cabeza según lo leía. Los policías, menos mal, habían reflejado la sanción al conductor, sí, pero en uno de los puntos no solo se reafirmaban en el tema del casco -alegando que tienen la obligación de reseñarlo en el parte-, sino que mencionaban que el técnico del Samur así lo recomendaba (vamos, como si fuera éste un experto forense) y –atención, que aquí viene lo más grave-, sobre la ausencia de chaleco reflectante señalaban que “podría ser uno de los factores concurrentes para que el conductor hubiese colisionado contra el ciclista” (sic).

Ya sabéis... si os atropellan cruzando un paso de peatones la mitad de la culpa será vuestra por no llevar chaleco reflectante. Si tenéis un accidente con vuestro coche y os golpeáis la cabeza, haberos puesto el casco. ¡Ver para creer!


Sea como fuere, la aseguradora me hizo una oferta de indemnización por daños materiales del cincuenta por ciento de lo presupuestado en el taller, pues se agarraron a ese punto del informe para decirme que, al no llevar chaleco, apreciaban concurrencia de culpas en el siniestro. Sobre los daños por lesiones ni empezamos a hablar, pues mi siguiente paso fue consultar a un abogado para presentar una demanda en toda regla pero de su despacho salí aún más desolado, pues me dijo que, aunque el único hecho demostrable era que el conductor había hecho un giro prohibido, perfectamente podíamos llegar al juicio y perderlo, o que no les condenaran en costas, o.... en definitiva, que me saliera más caro el collar que el perro, y que me aconsejaba negociar con esos señores tan majos de la Mutua.

En enero me pidieron los informes médicos para poder realizar la oferta motivada por lesiones, y yo estaba convencido de que otra vez me iban a ofrecer la mitad del total amparándose en la famosa concurrencia de culpas; al fin y al cabo, si los daños de mi bici eran mi responsabilidad en un cincuenta por ciento, la mitad de mis lesiones también sería achacable a mi mal proceder, ¿verdad?. Pues no fue así. Me propusieron el cien por cien de la indemnización por lesiones.

Después de analizar los pros y los contras de meterme en juicio o cobrar la indemnización -que ascendía en total a un ochenta por ciento de lo reclamado- opté por cobrar los dos talones y dar carpetazo al asunto. En otras circunstancias personales habría ido hasta el final, a degüello, como se suele decir, y luchar por el total de la indemnización por daños aunque me hubiera costado dinero, pero no se daba el caso.

Lo que más me importaba era pasar página, volver a pedalear -no sin antes pasar cierto miedo postraumático- e intentar sacar algo positivo de este desafortunado incidente. Y eso es lo que hay, amigos míos, que las compañías de seguros son sabedoras de su poder y de su influencia, y de la justicia carísima que tenemos en este país, y de todo eso se valen.

También en sus pantallas...

Este artículo solamente describe lo que me ha pasado y los pasos que he dado, probablemente erróneos por desconocimiento, por candidez o por estar mal asesorado, y para enmendarlo hemos preparado una entrada en el blog para aconsejaros qué hacer en caso de que sufráis un percance similar, y en la que os pedimos colaboración para que aportéis toda la información posible y que así a todos nos sirva como referencia para actuar en siniestros de circulación.

Visite nuestro bar (...otra vez he mezclado universos, ¡ay!, es por el golpe, disculpad).

90 comentarios :

  1. Lo que me pasa por la cabeza no puedo plasmarlo aquí por educación; sinceramente que poco vale la vida hoy en día en el mundo entero. Esta reflexión la hago desde muchos escenarios; ancianos robados y golpeados por ladrones inescrupulosos, peatones arrollados por coches, conductores drogados y alcoholizados que impactan contra coches llenos de familias enteras...en fin, si cada uno fuera consciente de que nuestros actos pueden quitar la vida a otro ser humano todo sería diferente. Ya no hablamos de lesiones, dinero, entre otros; hablamos de matar.
    Me alegra mogollón que este accidente no dejara secuelas irreparables en su persona y que mantenga viva las ganas de volver a montar su bici.

    ResponderEliminar
  2. Solo faltaba en el informe que pusiera, - (que por culpa de tu cabeza hiciste un agujero en el suelo o vehículo)-, quedando este carril cortado a la circulación y quedando la fragoneta siniestro fatal!!! Amos que cosas tienen los biciclistas, que manía el ir dando cabezazos a las esquinas...

    ResponderEliminar
  3. Yo alucino. Retorcemos tanto las cosas que rallamos el surrealismo.
    Vamos a ver, ¿quién causa el accidente?, la furgoneta, ¿no?, pues que asuma todas las consecuencias. ¿Qué leches importa si tú te saltaste o no un semáforo?

    ResponderEliminar
  4. Cada vez tengo más reafirmada mi convicción de que las compañías aseguradoras con unas criminales. Sin más. Extorsión, chantaje y robo se cuentan entre sus habilidades más destacadas.

    Yo tengo claro que lo importante aquí es pillar testigos, muchos testigos. Porque luego te van a intentar dar por donde amargan los pepinos como sea.

    Son unos manipuladores que no sienten respeto por la vida de las víctimas, aunque éstas aún puedan caminar y defenderse.

    ResponderEliminar
  5. No se saltó ningún semáforo. Si lo hubiera hecho, la responsabilidad sería compartida evidentemente.

    ResponderEliminar
  6. Me he indignado muchísimo leyendo esto!! No podía ni imaginarme que, ante un caso tan de cajón, las "sospechas" de que la culpa es del ciclista llegaran hasta ese extremo. ¡Qué rabia! Desde luego agradezco a Juanitez que lo cuente, y estaré atento a vuestros consejos, dado que cumplir la normativa y circular correctamente no parece suficiente.

    ResponderEliminar
  7. Con el ejemplo de Juanítez vemos claramente cuál es el mejor escenario en que nos podemos encontrar ante un accidente donde seamos las víctimas: depender de unos señores de una aseguradora que nos quieran dar lo que a ellos les parezca mejor.


    Si el accidente hubiera ocurrido en una calle tranquila y hubieras quedado inconsciente y el conductor se hubiera dado a la fuga... no tendrías nada de nada...


    Conclusión: o nos ponemos las pilas para reclamar mayor seguridad física y jurídica, o seguiremos poniendo bicis blancas.

    ResponderEliminar
  8. Para los editores del blog: no os queda un sabor amargo al promover que la gente circule como un vehículo haciendo valer sus derechos, pero que luego cuando tenemos un accidente nos demos cuenta de que no tenemos derechos?

    ResponderEliminar
  9. Juanítez G Alberdi11 de marzo de 2014, 11:13

    Hola, rofranco. ¿Deja la gente de usar los coches pese a que hay miles de muertos al año?

    ResponderEliminar
  10. Y al final al conductor, ¿200 euros de multa? ¿Nada más por giro contrario que causa de accidente? :-O

    ResponderEliminar
  11. Dando ejemplo... atropello, alcohol y aún peor, denegación de socorro. Qué poco vale la vida en este país.

    ResponderEliminar
  12. Si queremos ser vehículos, tenemos que tener seguro, obligatorio. Es obvio que la culpa era del coche, pero luego si no, no tenemos derechos. Es como ir en moto o en coche sin seguro, no mola. Para exigir derechos, tenemos que hacer como los otros vehículos.
    Me alegro de que estés bien, dentro de lo que cabe, y ojalá estas cosas pasen cada vez menos. Que se te pase pronto el susto...
    Yo me he llevado varios sustos muuuuy gordos llevando a mi peque. Conclusión, ahora voy por la acera con el. No os tiréis a mi cuello, si un niño de 6 años puede ir en bici por la acera, yo que llevo uno de dos, pues también. Porque no quiero que el aparezca en un atestado de accidente, por eso.
    Salud y pedal para todos, y tened cuidado que los coches a veces están muy locos.

    ResponderEliminar
  13. Impresentable lo de la Policía Municipal, de vergüenza ajena lo del conductor de la furgoneta y rozando lo criminal lo de la aseguradora.

    ResponderEliminar
  14. Los seguros obligatorios para coches y motos son para terceros, no para uno mismo ¿qué sentido tiene eso para una bici?

    ResponderEliminar
  15. El problema de los seguros es archidesobra conocido para los que conocemos un poco como va el tema. Cuando no tienes un seguro por detras que te defienda (en realidad que se defienda a si mismo de pagar) el resto de compañias aseguradoras se aprovechan de esta circunstancia para ofrecerte cuanto menos mejor, lo mismo da que sea un ciclista que una humedad en tu casa. Lo que si puedo deciros por experiencia propia es que si la reclamacion no es muy grande o desproporcionada las compañias terminan cediendo, siendo necesario en algunas ocasiones acudir a juicio al que no suelen presentarse porque como bien comentan, suele costar mas el ajo que el pollo....

    ResponderEliminar
  16. Gracias Juan por el relato y por las conclusiones y lecciones que sacamos de él.


    Veo que acabamos todos con seguro (ue alguno ya lo tiene si rebusca en el de su casa o coche)

    ResponderEliminar
  17. Que mal me siento por la indefensión ques sufrimos los ciclistas ante un caso de atropello claro como éste. Es intolerable y una vergüenza como nos pueden mangonear con la connivencia de seguros y policia. Espero ese artículo prometido con los pasos correctos que hay que seguir en caso de accidente, espero no tener que utilizarlos nunca.

    ResponderEliminar
  18. A lo mejor se me ha pasado, pero dices que fuiste asesorado y sin embargo no parece que pusieras una denuncia, lo cual me extraña que tu asesor no te lo indicara, pues yo he tenido dos percances automovilísticos y es lo primero que me decías.
    Lo primero de todo es una denuncia en el juzgado pidiendo daños y perjuicios. Ya habrá tiempo de retirarla si llegáis a un acuerdo que te satisfaga y tú, como víctima, deberías no tener miedo de llegar al juicio. Son las compañías aseguradoras las que no quieren llegar e intentan aprovecharse de la ignorancia de la gente para convencerlos de que acepten un mal trato.
    Después, la denuncia de los agentes y su insistencia en no llevar casco o reflectante no debería preocuparte tanto. Lo primero que dicen es que ellos no presenciaron el accidente, luego lo de que te saltaste el semáforo es solo la palabra del conductor que tú la echas abajo con tus testigos. Ante un juez no vale nada y eso su aseguradora lo sabe. El casco o antirreflectante es verdad, tú no llevabas, pero no debe preocuparte que lo indiquen puesto que tú alegarías en el juicio que no es obligatorio (y tienes razón y el juez lo vería) y que fuera la causa del accidente los agentes no lo afirman, simplemente dan una opinión (probablemente influidos por el conductor), opinión que tú en el posible juicio, y bien asesorado por un abogado (es lo primero que deberías haber hecho, buscarte un especialista, aunque se lleve el 10% de tu indemnización) lo desmontas en un pispas.
    Porque, ante el juez, los hechos claros y objetivos son que el conductor hizo un giro a la izquierda prohibido, incluso fue sancionado por ello, y que te llevó por delante cuando ibas correctamente por tu carril. Es más, aunque te hubieras saltado el semáforo te te tendría que indemnizar.
    Entonces, con la denuncia puesta, con los partes médicos de tus daños personales y facturas guardadas de gastos médicos y de daños materiales, a medida que se acerque el juicio la compañía se va poniendo nerviosa y te terminaría ofreciendo bastante más qe al principio. Yo he visto, precisamente a la mutua madrileña, llegar a un acuerdo mientras esperaban a que les llamara el juez para celebrar el juicio. En la sala de espera. Así son, y no tengas prisa, ni pierdas la paciencia, ni tengas miedo a que el juez no te dé la razón, el juez es tu mejor amigo en estos casos y las compañías lo saben.

    ResponderEliminar
  19. el problema no son tanto las aseguradoras como los gobiernos que ejercen de sus títeres. La aseguradora es una empresa, busca beneficio y no tiene escrúpulos, ni los va a tener. El problema es que los gobiernos legislan para proteger el negocio de las aseguradoras en lugar de para proteger el bienestar de la gente. Pasa en un montón de ámbitos más "gordos" que éste, qué os voy a contar que no sepáis ya...

    ResponderEliminar
  20. Cuando te matan en un accidente de coche, sabes que hay unas indemnizaciones relativamente "estipuladas" entre las compañías de seguros...


    Pero en nuestro caso, estamos librados a la "bondad" de las aseguradoras. A tí te han dado el 80% de lo que querías, pero en cuanto se apruebe la reforma del código penal, nos darán poco o nada... y al conductor 200 eurillos que ya los tiene asumidos porque es un cafre y recibe multas de vez en cuando.


    Por último, una cosa es que tu no dejes de ir en coche porque tienes asumidos ciertos riesgos... pero por qué diablos alguien va a cojer la bici (y quedar totalmente desprotegido legalmente) si ya se maneja de otra manera (metro, coche, etc.)?

    ResponderEliminar
  21. Manzanas traigo... No es una respuesta a la pregunta de Rofranco, que es muy procedente y, de hecho, pone el dedo en una llaga importante. No es sólo la inseguridad física sino la jurídica, que no padeces cuando usas un coche.






    No es sólo que nos puedan atropellar... es que, si nos atropellan, no pasa nada. Eso implica un montón de mensajes: que la bici sobra, que sus atropellos son su culpa por el mero hecho de estar ahí, que quien usa una bici se debe atener a las consecuencias de su decisión... el ambiente perfecto para que la gente "decida" no usar la bici. Es el sistema imponiendo a la gente qué vehículo usar y cuál no.

    ResponderEliminar
  22. Sería muy bueno si alguien comentase si existe algún seguro de asistencia jurídica para ciclistas... porque lo de la justicia gratuita en este país es cosa del pasado!

    ResponderEliminar
  23. Te daré un ejemplo que me pasó a mí de que los policías pueden hacer un informe intentando quitar un poco la razón a la víctima, pero que eso luego no tiene importancia porque en realidad ellos no mintieron e insistir en cosas que no tienen importancia no influye para nada. En mi caso yo conducía mi coche en una travesía, y un coche que venía en sentido contrario hizo un giro a la izquierda, perfectamente permitido, no me vio y me embistió. Pues cuando los policías municipales del pueblo me tomaron declaración, me insistían en que este hombre había puesto el intermitente a la izquierda con antelación y que yo debería haberlo visto. Realmente yo no lo recordaba, pero, como en tu caso con el casco y la ropa reflectante, ¿tiene importancia? Ni tú estás obligado a llevar esas prendas ni yo a dejar pasar al que gira a la izquierda aunque tuviera puesto el intermitente. Ni me preocupó, ni influyó en la indemnización que me dieron antes de retirar la denuncia, que fue mayor que la que inicialmente me proponían.
    Mi consejo es denunciar y esperar al juicio. Seguro que antes de llegar a él tienes una oferta satisfactoria. Eso sí, al conductor no le pasa nada más que esos 200 euros, a no ser que el juicio se celebre realmente y el juez le condene por conducta temeraria, pero lo más lógico es que ni siquiera pase.

    ResponderEliminar
  24. Los derechos no están vinculados a la existencia de seguros.




    Los vehículos a motor están obligados a tener un seguro de responsabilidad civil por el alto potencial de causar daños graves a terceros que tienen. No es el caso de la bici, cuyo potencial para causar daños a terceros es mucho menor y no justifica la obligatoriedad de tener un seguro.

    ResponderEliminar
  25. Juanítez G Alberdi11 de marzo de 2014, 12:07

    Pues tienes toda la razón, seguro. Como os he dicho, he estado mal asesorado, y las circunstancias tampoco me permitían esperar y esperar hasta que -en la teoría- se resolviera a mi favor. Pero de todo se aprende.

    ResponderEliminar
  26. Vale, no lo justificará al 100%. Pero a veces también se dan atropellos de peatones por ciclistas, o dos bicis se pueden chocar fuerte. ¿No? Y se agradece que el ciclista tenga un seguro a terceros que además, te da asesoría jurídica en caso de siniestro.
    Sólo es una opinión :-) y que conste que no trabajo en seguros ni nada eh? Y si, yo tengo seguro.

    ResponderEliminar
  27. Haberlos haylos, acabo de ver uno en internet por 24 euros anuales, evidentemente no voy a dar nombres, cada cual que lo busque por su cuenta, pero sería interesante enterarse al detalle de las prestaciones y de la letra pequeña, que seguro la hay.

    ResponderEliminar
  28. Mi bici tiene un motor eléctrico, igual que la futura bici pública madrileña. la línea divisoria no es tan grande, al final. Un saludo!

    ResponderEliminar
  29. Efectivamente Miguel, el seguro de hogar te cubre daños a terceros si guardas la bici en tu casa (no vale en zonas comunes o garajes). Cuando me hice mi seguro, antes pregunté a mi aseguradora de hogar y esto fue lo que me explicaron. Si no la guardas en casa y quieres que te cubra robo, ya te vas a un seguro de bici.
    Saludos ciclistas!

    ResponderEliminar
  30. Juanítez G Alberdi11 de marzo de 2014, 12:29

    Visto así. Yo tengo claro por qué voy en bici, y muchos tienen claro por qué no lo hacen. Los que dudan... pues sí, es razonable que lo hagan.

    ResponderEliminar
  31. Sería interesante saber si tu seguro de hogar te cubre asistencia jurídica en caso de accidente cuando vas en bici o como peatón. Y saber también si tiene un límite...


    De un primer vistazo, aquellos seguros de bici que incluyen asistencia jurídica tienen un tope de 1500 euros que no cubren los gastos que tendremos que afrontar con los cambios de Gallardón.

    ResponderEliminar
  32. Pues ya sabeis, a preguntar a los agentes o sacar el tocho de letra pequeña del seguro de hogar y a leer... :-)
    La información es poder!

    ResponderEliminar
  33. A mi lo único que me interesa de verdad es la asesoría jurídica... lo demás, para lo que cuesta mi bici, no me compensa pagar seguro... y la responsabilidad civil probablemente pueda asumirla si circulo con prudencia.


    El problema es que veo que los seguros tienen límites en asistencia jurídica: 1500 €


    En aquellos aspectos en que no se arriesgan, las coberturas son muy buenas: 150.000 € en responsabilidad civil! Pero en aquellas situaciones que si pueden ocurrir, nada!

    ResponderEliminar
  34. Agradezco tu sinceridad. A mi este blog me ha ayudado y animado mucho en mis primeros momentos de ir en bici por Madrid, y he descubierto que se puede y que además me divierte...


    Pero estoy muy preocupado con los cambios que quieren introducir las aseguradoras y creo que tenemos que actuar para reclamar más seguridad para todos.

    ResponderEliminar
  35. Si no tienes seguro a terceros como ciclista, que no es obligatorio, lo único que tienes que saber es que en caso de tener que indemnizar a alguien lo tendrás q pagar de tu bolsillo; ya valora si prefieres un seguro o pagar si se diera el caso.

    ResponderEliminar
  36. Y aún tienen los de la policía de madrid las narices de decir q hacen campañas por twitter (buen medio, por cierto, teniendo tantas otras maneras) para la seguridad en bici.
    Estoy de acuerdo con lo q se ha dicho por ahí, que probablemente el tema de la seguridad jurídica sea la siguiente batalla a librar

    ResponderEliminar
  37. Y no suelen pasar de los 30kg + carga.

    ResponderEliminar
  38. La distancia (que no la línea divisoria) es muy grande si miras los siniestros ocasionados por bicis (eléctricas o no) y coches u otros vehículos a motor pesados y que desarrollan velocidades altas. Número de siniestros y consecuencias. Ése es el criterio para poder llegar a considerar obligatorio el uso de un seguro RC.




    El día, si llega, que la bici se convierta en una máquina masiva de matar y lesionar, como son ahora los coches, será obligatorio tener un seguro RC para conducir una y me parecerá lógico. Ahora mismo, no hay ninguna razón objetiva para que lo sea.

    ResponderEliminar
  39. Juanítez, mucho ánimo.



    Yo tampoco suelo llevar casco, pero una duda que me salta ¿Crees que de haber llevado casco hubieras tenido menos lesiones?


    O no tiene porqué.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Juanítez G Alberdi11 de marzo de 2014, 16:10

    Gracias, majo. Pues no tengo ni idea, la verdad. La brecha de la sien probablemente no estaría ahí, y la herida tras la oreja... no sé, quizá tampoco, pero lo mismo el casco me habría hecho una herida por la zona del borde... vaya usted a saber. No puedo contestar con criterio a esa pregunta.

    ResponderEliminar
  41. Y crees que de haber ido con casco el tema de la reclamación hubiera ido más fluido o se hubieran buscado otra excusa?

    ResponderEliminar
  42. Juanítez G Alberdi11 de marzo de 2014, 16:20

    Se habrían agarrado a la del chaleco, como hicieron. y si hubiera llevado chaleco, a la de la ausencia del plátano en la oreja. Eso fijo :)

    ResponderEliminar
  43. Hace tres años me pilló un coche. Yo empezaba a ir en bici y estaba totalmente verde en todos los aspectos. Pero tengo la suerte de contar con mi hermana que es abogada y me fue informando de todo. Llevaba casco y chaleco. Estuve seis meses de baja. Denuncié. Hubo testigos que cogieron la matrícula, porque el tío, aunque se ofreció a llevarme a casa, no lo vi necesario. Y se fue. Me atendió el Samur, la policía, fueron a por él a su casa.. y se quejaba qué bollo le había hecho al coche.. ¿y mi bici? ha habido tres juicios ya.. la mutua se ha hecho cargo de mi rehabilitación y me ofreció una cantidad que no aceptamos. Pues ya hace tres años desde el accidente y aún no se ha solucionado.. el último juicio fue hace ya casi un año y en principio me van a indemnizar, pero ¿las costas? no sé a cargo de quién.. el caso es rebajar por algún lado.. algo se inventarán ahora.. me preguntaron tanto el juez como los policías como todo el mundo por el casco y el chaleco.. menos mal que los llevaba!! pero ahí seguimos, luchando..

    ResponderEliminar
  44. Gracias por el apoyo que me disteis. Soy álvaro y os escribí pidiendo ayuda sobre mi accidente en la calle fuencarral. Mañana voy al médico de la mutua, ya veremos que va pasando. No tengo lesiones , pero la bicicleta ha muerto. Incluso con una compensación del 50% del presupuesto de reparación me daría con un canto en los dientes. Ya he entregado todo papel que podía entregar , ahora estoy a espesas de la resolución

    ResponderEliminar
  45. Mira lo que puso el HP del Poli de Mier.. Aparte de agredirme y no ser atendido

    ResponderEliminar
  46. eres el terror del blog....jajaj...viva la bicicivíca, la vuelta a la m10 y la cuesta de ave maría!! jaaaja...(soy álvaro)

    ResponderEliminar
  47. Una pregunta como cojones vio el furgonetero el semáforo si lo tenia en sentido opuesto??

    ResponderEliminar
  48. Un seguro de asistencia jurídica no sirve para nada. Te pagan la asistencia jurídica por un abogado suyo, pero no implica que lo haga con interés. El seguro no pierde nada si tu pierdes.
    Lo que necesitas es un seguro de accidentes con indemnización. Tu le reclamas tu indemnización a tu seguro, y es tu seguro el que lucha contra el otro porque sí tiene algo que perder.
    Hay compañías que lo incluyen en el seguro de automóvil a todo riesgo (indemnización del conductor en accidentes cuando va también en bici)

    ResponderEliminar
  49. Espero que no te quede ninguna secuela, y muchas gracias por abrir el camino a los demás.

    ResponderEliminar
  50. Pues mi experiencia tiene puntos de similitud, aunque en mi caso fui atropellado como peatón.
    Fue hace años, en la calle Monforte de Lemos. Se cierra el semáforo, paran los coches, inicio la marcha desde la mediana y un coche que viene lanzado por el carril mas próximo, que estaba vacío, me lleva por delante.
    Hay testigos, acude el Samur y la policía. Me llevan al hospital (13 días) y 7 meses de baja. Rotos pierna, brazo y dos costillas.
    Como mi seguro de hogar me ofrece defensa jurídica le solicito abogado que me represente. La impresión que saco al final es que mi abogado iba con ellos.

    Eso o es que se ponen de acuerdo para hacerse el menor daño posible entre compañías de seguro.
    Me ofrecen una indemnización ajustada a unos baremos que se publican anualmente en el BOE, pero intentando aplicar los criterios mas desfavorables para mi.
    Nada de compensarme otros gastos, gafas, ropa, alquiler de silla de ruedas, contratación de una persona que me acompañase mientras mi mujer trabajaba.
    Durante la baja me llegó la oferta de un cambio de destino en mi empresa que me hubiese supuesto un importante ascenso, pero no podían esperar al alta y lo perdí. En cambio, cuando me recuperé, y debido a una reestructuración, me quedé sin contenido y me vi abocado a pedir la pre-jubilación. Imposible reclamar "lucro cesante".
    Al final y por aburrimiento también acepté la oferta final que me hicieron (algo superior a la inicial), sin llegar a juicio, ante la amenaza del seguro de recurrir todo lo recurrible hasta que me desesperase.

    ResponderEliminar
  51. Pero que pasó, sólo por leer esto no veo nada raro en el atestado

    ResponderEliminar
  52. Además es el conductor de la furgoneta el que mas tiene que perder en el juicio, porque (¿)podrian retirarle los puntos suficientes como para perder el carné(?). Y eso a un conductor profesional le hace polvo.

    ResponderEliminar
  53. Y no suelen pasar de los 30kg + carga.

    ResponderEliminar
  54. Muy de acuerdo. No hay una gran competencia en aseguradoras. Si no van a hacer daño a otra aseguradora (bicis) van a ir a por ti a saco. Entre bomberos, intentan pisarse menos la manguera. Si además añadimos que las aseguradoras y cochismo han ido siempre de la mano...

    ResponderEliminar
  55. Yo no diría tanto como que las compañías son unas criminales, pero sí que hay que andarse con muuuuuchísimo cuidado con ellas. Y lo que es fundamental, recabar testimonios, en otro caso es "mi palabra contra la tuya"

    ResponderEliminar
  56. Diego no puedes poner una copia de atestado donde aparecen datos personales de los implicados, lo siento

    ResponderEliminar
  57. ¿Sabes que pasa con la web de ciclojuristas?

    ResponderEliminar
  58. Uno se queda indignadísimo. Asco de aseguradoras, de policías y de cobardes que no reconocen su culpa.

    La entrada sobre lo que hacer en caso de accidente es muy esperada y necesaria. Ya de antemano os doy las gracias a vosotros y a los miembros de la comunidad ciclista que colaboren en ella por lo que vamos a ganar (protocolo en caso de accidente) para todos.

    un saludo y gracias

    ResponderEliminar
  59. Saliendo ayer de Parque Coimbra me dispuse a hacer mi ruta habitual por la A-5 dirección Navalcarnero, un agente me para y me informa de que no se puede circular por Autopistas ni Autovías, y que si ve circulando por la A-5 a un ciclista el lo denuncia, que luego se puede recurrir.


    Tal como yo interpreto la normativa sí se puede, así que voy a intentar disponer de una respuesta oficial (sellada) por si vuelve a pasar, pues no entiendo que esto pueda dar lugar a una denuncia y su posterior recurso, con todas la incomodidades que conlleva.

    ResponderEliminar
  60. Haces bien, lo más importante es la seguridad detu pequeño

    ResponderEliminar
  61. A la espera del protocolo en caso de accidente, se me ocurría que ante el abuso convendría organizarse y apoyarse en los costes de juicios que lleven a sentencias que beneficien a todos. Las ONG de conservación de medio ambiente, por ejemplo, han ganado algunas batallas judiciales incluso llegando al Tribunal de Estrasburgo. La clave, tienen abogados y pasta.
    Mirando algunas asociaciones de bicis y tal, sólo encuentro seguros y más seguros si te haces socio. Pero nada de peleas judiciales hasta llegar a sentencias que creen jurisprudencia. ¿Conocéis algún caso de asociación que se haya personado, que haya recurrido juicios? ¿Y en otros países?

    ResponderEliminar
  62. 24€ al año por no pasar ese infierno (se me han puesto los pelos de punta leyendolo) me parece más que razonable.
    Estaría bien que el blog haga un estudio de los seguros que hay en el mercado.

    ResponderEliminar
  63. Se ve que no has leído esta estadística que dio Villarramblas el otro día:
    http://www.enbicipormadrid.es/2014/03/cronica-de-un-accidente-ciclista.html#comment-1277915312

    ResponderEliminar
  64. Vale creo que borre los datos

    ResponderEliminar
  65. Si que el tío puso que iba por el carril bus, cuando le dije que iba por el ciclo-carril. La diferencia es la velocidad y la preferencia osea mi bici no la moto y el caso del carril bus la preferencia es suya total de percibir a pagar.

    ResponderEliminar
  66. Los seguros te cobran más en función del color del coche.

    ResponderEliminar
  67. Ni tu te has leído lo que yo le contesté.

    ResponderEliminar
  68. Si vas a ir por la acera, tres consejos:


    1. En los cruces con la calle, tu percepción de velocidad puede ser menor a la real. Un coche no te espera aunque tú creas que vas suficientemente despacio. Además, suele haber obstáculos que obstruyen la visión. Cruza a paso REAL de peatón, y si es andando, mejor.


    2. Nadie reconoce molestar a los peatones al ir por la acera en bici, pero ES una molestia. Guarda siempre una distancia de 1,5 m con ellos, que son muy imprevisibles.


    3. En aceras es mucho más fácil golpearse con el mobiliario urbano, o incluso que te salga alguien detrás de los más grandes (una parada bus, por ejemplo). Guarda también distancia extra a estos elementos. Igual con fachadas.

    ResponderEliminar
  69. Y si hace una lista de requisitos, se pueden discutir entre todos para que las aseguradoras tomen nota y nos hagan un seguro a medida :-)

    ResponderEliminar
  70. Sí. Dices que una vez te caíste en la calzada y fue tu peor caída, pero eso es decir poco desde el punto de vista del tamaño de la muestra estadística.

    Tampoco dices que fuera en las mismas condiciones. Yo tiendo a suponer, que en la caída en calzada irías a mayor velocidad que en las otras y la velocidad suele tener mucha influencia en la gravedad de la caída.

    ResponderEliminar
  71. Los policías tenían que haber puesto en el informe que el conductor de la furgoneta no llevaba chaleco y casco. Con la cantidad de vidas que se salvarían si los conductores y pasajeros lleváramos casco...

    ResponderEliminar
  72. Al fin y al cabo la compañía tiene que defender los intereses de su cliente.

    Lo que es imperdonable es la actitud de la policía.

    Pero claro, si el de la bici hubiera sido un amingo o un familiar lejano ...

    ResponderEliminar
  73. Joder ...

    Las claves para mí de la noticia son una palabra:

    "nuevamente"

    Y una frase:

    "Tras realizar las consultas a sus superiores, desde la jefatura se ordena que lo detengan."

    ResponderEliminar
  74. Eso, necesitamos un seguro ciclista obligatorio con seguro a terceros que nos asesore jurídicamente en caso de atropellar a un peatón por la acera que no lleva casco ni chaleco para ser visible ... pero espera ... entonces el peatón necesita un seguro obligatorio a terceros que le aseguro jurídica...

    ResponderEliminar
  75. En línea de lo que decía arriba, lo de la aseguradora es defendible, porque al fin y al cabo tiene que proteger sus intereses y los de su asegurado.


    Lo del conductor es comprensible, porque es su pellejo.


    Pero lo de la policía? Eso no tiene nombre.

    ResponderEliminar
  76. Lo que debería ser realmente obligatorio para los ciclistas es llevar un cartel que diga: "EL ?U70 CASCO Y EL ?U70 CHALECO NO SON OBLIGATORIOS, J0D32!"
    :-P

    ResponderEliminar
  77. Y en función del sexo, la edad o el tiempo que se tiene el permiso, pero no por ello se cita en ningún atestado. Y menos como "elemento concupiscente" :-P para el accidente.

    ResponderEliminar
  78. Y estos 10 mandamientos se encierran en dos:

    1. La policía no es tu amiga.
    2. Una cámara de grabación de video también.

    ResponderEliminar
  79. La aseguradora defiende sus intereses (pagar lo menos posible), no los de su asegurado, que paga una póliza para que el seguro se haga cargo de las consecuencias de los accidentes que tenga. Aunque sea en un caso de imprudencia temeraria como este (hacer un giro prohibido con vehículos viniendo en sentido contrario).


    Lo del conductor te puede parecer comprensible, pero da lástima que habiéndose preocupado, aparentemente, en un primer momento, acabe anteponiendo sus 200€ de multa a la reparación del daño que ha causado. Sobre todo porque a quien le toca pagar es al seguro, que para eso el pagará su prima.


    Obviamente siendo un conductor profesional, si el accidente tiene consecuencias más graves le pueden hacer polvo. Por eso debería ser especialmente cauto en el desempeño de su trabajo.


    Lo de la policía es una vergüenza, sin más, pero aquí no se salva ninguno.

    ResponderEliminar
  80. Y que la peña conduce con el Whatsapp y wasapea y no se entera también.
    Si alguien tannn amable , como Villarramblas antonio ect me lo pudiera traducir seria genial

    ResponderEliminar
  81. Típico a quien no le ha pasado

    ResponderEliminar
  82. Y en cuanto se pone Verde que?? a esperar que te arroyen no??

    ResponderEliminar
  83. Plaza eliptica hoy fotos de edu en facebook

    ResponderEliminar
  84. Veremos esto algún día??

    ResponderEliminar
  85. Esyo seguro que en el carril de la tablas calle Valcarlos seguro..

    ResponderEliminar
  86. No somos los únicos que sufrimos en Madrid , mirar este vídeo mola , es un poco obsceno pero te hará reír un Rato Villarramblas. Y demas por supuesto.
    Os lo dedico a todos los lectores de Enbicipormadrid.
    http://www.youtube.com/watch?v=hgCqz3l33kU&feature=share

    ResponderEliminar
  87. Jajaja, que bueno, hiphop de los 90. En cualquier momento podrían aparecer dj jessy jeff y will smith

    http://youtu.be/jW3PFC86UNI

    ResponderEliminar
  88. Este vídeo se lo dedico a todos los compis que han tenido algún percance y también a Al38.

    Villarramblas si en la ciudad es peligroso, ciertos comportamientos de algunos conductores no digo nada cuando circulamos por carreteras o autovías.

    https://www.youtube.com/watch?v=bLAuktN2N10

    ResponderEliminar
  89. Eso ya no es peligro, es intento de homicidio. Está claro que el coche blanco ve a la bici porque frena para adecuarse de su velocidad, y sólo después de un rato decide arrollarla.

    Nada que extrañar en el país en el que un ciclista es culpable de que le atropellen por ley por no protegerse de su agresor, o que tiene un grupo de 40.000 seguidores que opina que "por mucho que te eches a un lado, estás ocupando mi carretera, idiota" https://www.facebook.com/pages/Theres-a-perfectly-good-path-right-next-to-the-road-you-stupid-cyclist/190080667052

    ResponderEliminar