miércoles, 7 de julio de 2010

La bicicleta como medio de transporte, en la revista Natural

La bicicleta como medio de transporte, en la revista Natural A estas alturas, ya empezamos a tomar como habituales y casi costumbristas los mensajes positivos sobre el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano, y cada vez menos voces se atreven a cuestionar la legitimidad de la presencia de la bici en la ciudad. Es el momento de que, desde las entidades y personas comprometidas con la movilidad sostenible, hagamos progresar el discurso y pongamos sobre la mesa de la movilidad argumentos clave para los que la sociedad empieza a estar preparada.

No os voy a contar otra vez por qué es necesario que uséis la bici ni os voy a echar la bronca por no hacerlo. Lo que sigue pretende ir un paso más allá del tópico y analizar por qué no la usáis; después de leerlo, sacad vuestras propias conclusiones.

Necesaria perspectiva


Se suele alegar que en los Países Bajos (popularmente, Holanda), la bicicleta se utiliza mucho porque es un sitio muy llano... y nada más lejos. Que sí que es llano pero no es esa la razón de que empleen la bici; también cuentan con elementos disuasores como un clima desapacible en el que el viento suele ser una barrera tan grande como la peor de las cuestas. Y, sin embargo, la bici se usa masivamente.

El caldo de cultivo que dio lugar a esta situación no va ni con la orografía ni con la climatología, hay que buscar en otro lado: se trata de una sociedad eminentemente práctica y muy consciente de una de sus grandes limitaciones: la escasez de suelo. En los Países Bajos, también se ha promocionado el automóvil e incluso se vivió un cierto proceso de desprestigio de la bicicleta pero cuando la sociedad neerlandesa intuyó el grave atolladero al que le llevaba el coche-para-todo, revirtió rápidamente la situación. Simplemente, no podían permitirse ir en coche a por el pan.

En los Países Bajos, se invirtió la tendencia relativa a la imagen del uso de la bicicleta y se pasó del desprestigio al elogio. Consecuencia: la bici es mayoritaria en los desplazamientos urbanos y la utilizan personas de todo tipo más allá de barreras de edad, sexo o poder adquisitivo.

Tirando del hilo


Allá donde miremos, se repite la misma historia: el uso (o no) de la bici está condicionado fundamentalmente por cuestiones de prestigio social; como cualquier otra cosa, en realidad: nadie quiere estar en el bando perdedor. Algunos ejemplos comunes: «Pero, ¿no te da vergüenza ir en bici, a tu edad?», «¿Qué van a pensar de ti en el trabajo?», o el también típico: «¿Cómo voy a ir en bici, si tengo que visitar a un cliente?, ¿y si me ve llegar?».

Estas son frases habituales en nuestro entorno; tan habituales que a muchos de quienes leéis quizá os parezcan normales. Y son frases representativas del estigma que sufre la bicicleta y, por extensión, quien decide utilizarla para desplazarse, que tendrá que soportar una presión social latente; a veces, explícita y que siempre mina conciencias pero que, sobre todo, es un elemento disuasor de primer orden. Alguien dijo una vez que la única pega que veía al uso de la bicicleta es que siempre tienes que estar dando explicaciones. Desde luego, nadie te preguntará con extrañeza por qué vas en coche. Aún.

Se trata, en definitiva, de un juego de prestigio y desprestigio. No es otra cosa. Es importante tener esto claro porque es esa imagen interesadamente prestigiada del automóvil la que nos hace olvidar o pasar por encima de factores prácticos y hasta del sentido común: ¿es eficaz movilizar una máquina de más de una tonelada para transportar a una persona durante 5 kilómetros a una media de 20 km/ h? Con esos números en la mesa, parece difícil decir que sí y, sin embargo, parece también que nadie duda que el automóvil está ahí por méritos propios; dudosos méritos que se pueden resumir en una velocidad media similar a la de los carros de caballos de hace unos siglos. Esa es la triste realidad del coche en la ciudad.

El coche y su uso han sido metódicamente promocionados en base a la mencionada estrategia de prestigio y desprestigio. Adivinad dónde queda la bicicleta en este orden de las cosas: ese artefacto anticuado, de cuando éramos pobres y no teníamos otra cosa y convertida en símbolo de ese pasado del que huimos y al que, por supuesto, no queremos volver.

Éste es el gran factor disuasor, así como la gran diferencia entre nuestro país y otros de nuestro entorno y la circunstancia que, aún en la coyuntura actual, impide que nuestra sociedad evolucione en su forma de desplazarse: es duro asumir un estigma social.

Quien se plantea utilizar una bicicleta para sus desplazamientos cotidianos, debe hacer frente a una presión multilateral, no sólo mientras monta en la bici sino a todas horas. En el fondo, es siempre por lo mismo: quienes conducen un coche y se sienten agredidos por la mera presencia de una bicicleta no manifiestan sino su desprecio y falta de consideración por un vehículo desprestigiado y al que consideran sin derecho a estar ahí.

Identificar el problema es fundamental para poder combatirlo adecuadamente. Si nos limitamos a esperar que las infraestructuras exclusivas para ciclistas resuelvan algo o, peor aún, a aceptar la dictadura del automóvil como algo normal, no conseguiremos propiciar el que haya más bicicletas en las calles. Lo que realmente necesitamos es un proceso de prestigio del tráfico en bicicleta: presentar en sociedad a la bici y a quien la usa como elementos positivos que contribuyen a mejorar la movilidad, la convivencia y el paisaje urbanos.

La bicicleta como medio de transporte, en la revista NaturalTenemos que conseguir que la gente tenga ganas de usar la bicicleta, que quien la use se sienta orgulloso/a de hacerlo; que quien se encuentre con alguien en bicicleta vea la imagen de la modernidad y el futuro. Que montar en bici sea símbolo de inteligencia.

Las instituciones tienen aquí un papel clave porque cuentan tanto con la capacidad de difusión como con la autoridad moral para llegar a la ciudadanía. Desde el mundo asociativo, el techo mediático es bajo: ni tenemos los medios ni la autoridad moral; especialmente entre las capas sociales donde más necesitamos difundir nuestro mensaje. Predicamos en el desierto. Sin embargo, si un cargo público representativo en un cierto ámbito anima a la sociedad a usar la bici, suena diferente. Ya no se trata de cuatro hippies anti-sistema.

Hippies, anti-sistema, vagos; normalmente, jóvenes que, por supuesto, no trabajan; porque hace falta no trabajar para poder perder el tiempo dando «por saco» con estupideces sobre la bicicleta. La gente seria, la que trabaja, la que madruga, va en coche; o, si no, en transporte público pero, preferiblemente, en coche, que es, de hecho, uno de los premios bien ganados tras tanto sacrificio. ¿Qué tal esa ración de tópicos?

Y sin embargo, la realidad es bien distinta: el perfil medio de la persona usuaria de la bicicleta en las ciudades de nuestro entorno responde más bien a alguien de mediana edad, con estudios superiores y empleo estable (sea lo que sea lo que eso significa hoy en día; pero eso es otro tema) y, me permito la licencia, con un nivel cultural que suele ir bastante más allá de esos estudios superiores.

Lo vulgar es ir en coche; eso lo hace cualquiera. En numerosos casos, de hecho, el coche funciona como ese gueto que sirve de refugio para cierta gente vulgar.

La bicicleta como medio de transporte, en la revista Natural
En el norte de Europa, es habitual encontrar en bici a gente con ropa elegante, sea por trabajo o por glamour. Vuelvo a echar mano del ejemplo paradigmático de los Países Bajos, donde es difícil imaginar que alguien tenga reparos en presentarse en su trabajo conduciendo una bici… seguramente, sus superiores también van en bici. Se va en bici a hacer las compras, a visitar a una amistad o a la ópera. A un museo o a un concierto de rock. Van en bici el chaval de instituto y la abuela. Todo el mundo tiene bici y es impensable que alguien no sepa montar en bici.

La lógica de la renuncia


Una percepción generalizada pero, a la vez, profundamente perversa sobre el uso de la bicicleta nos lleva a otro estigma; éste, más sutil: el discurso de la renuncia.

Hay que ir en bici porque es bueno para la salud, porque es bueno para el medio ambiente, porque hay que ahorrar energía o porque está de moda (esto todavía no, pero todo llegará...) Todas estas razones están muy bien pero llevan implícito un mensaje derrotista: parece que es necesario justificar el uso de la bici en base a alguna otra causa superior: la salud, el medio ambiente... y que la bici no tiene valor en sí misma. Vamos, que, si no fuera por todos los problemas que hemos causado ya, seguiríamos yendo en coche y tan felices; pero nos tenemos que resignar a perder esa parte de nuestro bienestar porque no queda más remedio.

Ése es el discurso de la renuncia. Desde el ámbito de quienes trabajamos por el fomento del uso de la bici como medio de transporte, es un error estratégico plantearlo en esos términos porque la sociedad no está dispuesta a aceptar renuncias que saben a derrota y, así, jamás vamos a conseguir que nuestro mensaje se difunda más allá de los pequeños grupos de personas ya concienciadas. Pero esto es un artículo público y no un documento interno de trabajo: más allá de estrategias, lo que aquí es importante comentar es que las cosas no son así. Que usar la bicicleta no requiere que renunciemos a nada. Que por ir en bicicleta no vamos a vivir peor.

La bici, por encima de todo, es práctica. Es una herramienta increíblemente útil y, en el medio urbano, resulta prácticamente imbatible en prestaciones a todos los niveles: tiempo de viaje, facilidad de aparcamiento, autonomía, independencia, coste y, muy importante, calidad de la experiencia de quien la usa.

Nuestra sociedad tiene miedo a la bicicleta porque, con su sola presencia, nos obliga a reflexionar. Porque pone de manifiesto que quizá todo lo que nos han contado sobre los coches era mentira y cuesta reconocer que quizá llevemos varias décadas viviendo una mentira.

Si preguntáis a alguien que use la bici habitualmente, la respuesta será prácticamente unánime: son casi todo ventajas. Pero (y éste es el gran «pero») hace falta animarse a intentarlo para darse cuenta. Hace falta vencer los miedos personales y afrontar esa pequeña salida del armario que supone presentarse en bici en, por ejemplo, los círculos profesionales sin la conciencia de estar haciendo algo «malo».

Animaos a utilizar la bicicleta. Ejerced vuestro derecho a circular y a elegir el vehículo que prefiráis sin coacciones, no dejéis que os pisoteen ese derecho. Comprobad todo lo que la bici os puede aportar.

Iñaki Díaz de Etura, Vicepresidente de la Asociación Cicloturista Pedalibre de Usuarios de la Bicicleta
www.revistanatural.com

76 comentarios:

  1. Me ha encantado. Llevaba ya un tiempo sin leer algo que me levantase tanto el ánimo. Es muy grande. 
    Yo soy ciclista urbano habitual. A veces me siento cansado de intentar convencer a los demás. Pero es casi más difícil que montar en bici. 
    Este artículo ha sido un revulsivo.

    ResponderEliminar
  2. Iñaki expone en este artículo muy pero que muy bien los problemas más gordos que tiene la bici en la ciudad.

    ResponderEliminar
  3. ¿Pues sabes que he oído a gente diciendo, y no en broma, que sí contamina menos ir en coche que el bicicleta?

    ResponderEliminar
  4. <span>Gran, gran, grandísimo artículo. Ese, y no otro es el meollo de la cuestión. El coche se ha vendido como un artefacto lleno de glamour, cuando de hecho pocas cosas hay menos glamourosas que un grupo de gente desencajada soportando un atasco. Por eso tenemos que aprovechar esta oleada de "ciclismo chic" que recorre el mundo. Ir en bici está de moda, es cool. Y hay que afirmarlo una y otra y otra y otra vez.</span>
    <span>Y efectivamente: no tenemos que renunciar a nada. No lo hacemos por salud. No lo hacemos por conciencia. Montamos en bici porque nos da la gana, y punto. Y el que no lo hace, él se lo pierde. No tenemos que pedir perdón. </span>

    ResponderEliminar
  5. Muy buen articulo, son argumentos como este los que necesitamos para promover la bici. Así, como dice Planckaert, ir en bici será ademas de 'cool and chic' una actividad 'smart' (inteligente). 8-)

    ResponderEliminar
  6. <span>Fantástico artículo, lo voy a dejar caer entre mis conocidos, todos cocheadictos aunque a alguno ya le voy haciando reflexionar
    </span>

    ResponderEliminar
  7. <span>¿Y cuando llueve? ¿Seguís yendo en bici?</span>

    ResponderEliminar
  8. <span>hay quien no y hay quien sí. Yo, desde luego, sí. Tampoco hay que inventar nada, es sólo una pequeña incomodidad de la que es fácil protegerse y cuya mayor barrera es mental. Piensa que algunos de los países del mundo donde más se usa la bici son sitios lluviosos o muy lluviosos. Si allí la lluvia no es problema, menos debiera serlo en un sitio mayormente seco como Madrid.</span>

    ResponderEliminar
  9. Muy buen artículo, creo que has dado en el clavo. Siempre he pensado que el tema del coche es culpa de la sociedad de nuevos ricos que tenemos en España, un poco como está pasando en china.
    Nadie quiere ser pobre, pero mucho menos parecerlo. Complejos.
    En países donde las apariencias no importan, sin prejuicios, es donde triunfa la bici. CUlturas avanzadas.

    ResponderEliminar
  10.  <span>Ayer puse una duda-dugerencia-reclamación en la compañía de autobuses interurbanos de mi ciudad porque justamente se me pinchó la rueda de la bici ahí cerca y no podía subir al autobús con la bici.
    Animo a todas las personas a que pongan esa duda-dugerencia-reclamación para que dejen subir bicis a los autobuses.
    Dejan subir perros guia, carritos de bebés, sillas de ruedas, maletas pero no bicis. En otros paises tienen incluso un portabicis con capacidad para varias bicicletas en los autobuses. </span>

    ResponderEliminar
  11. Excelente articulo. Me sumo por entero a tu filosofia. :)

    ResponderEliminar
  12. <span>¿Y cómo te proteges de esa pequeña incomodidad? Es que a mí me gustaría hacerlo, pero la lluvia me parece un gran inconveniente, más que una pequeña incomodidad, y no veo cómo protegerme de ella.</span>

    ResponderEliminar
  13. puedes tirar de google y verlo por ti misma.

    una bicicleta adaptada (guardabarros, etc) y un impermeable ayudan, ponerte un paraguas en la bici, a ser posible transparente... hay muchisimos accesorios para que puedas salir a pedalear en la lluvia.

    lamentablemente con lo que no contamos en españa es con la calidad del asfalto que tienen en el norte de europa, aqui es mas facil acabar empapado por un maldito bache.

    ResponderEliminar
  14. diria que se contamina menos refiriendose a él mismo, que no tiene que ponerse detras de un tubo de escape a respirarlo >:o

    ResponderEliminar
  15. Meter una bici en un autobus directamente no me resulta una alternativa muy atractiva; ahora bien, si tiene porta-bicis...

    ResponderEliminar
  16. <span>Genial el post, me quito el casco y el cráneo. Poco a poco lo iremos consiguiendo. Saludos.</span>

    ResponderEliminar
  17. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Reclamé al consorcio y a la empresa concesionaria el derecho de llevar bicis en los vehículos con portaequipajes sin depender de la buena voluntad del conductor. Me contestaron que el conductor tenía la última palabra, así que en algunos casos me dejaban sin problemas y en otros se ponían legalistas y me decían que la tenía que embalar. Una lotería, pero animo también a que el tema se mueva.

    ResponderEliminar
  18. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    De todas maneras, en unos dos años usando la bici, sólo 4 días he tenido lluvia molesta. En ese caso, me meto en el transporte público (llevo plegable).

    ResponderEliminar
  19. <span>No está mal el artículo, pero se le olvida mencionar varios detalles.</span>
    Quitando el tema de carriles bici y aparcamientos, que solucionan bastante, están otras cosas, como que al ir en bici llegas sudado al destino (a no ser que vayas muy tranquilo y lento), y está otra cosa, que si la bici es muy bonita querran robartela, a no ser que la puedas guardar bien, aunque tengas cadenas acaban desarmandotela y quitandote alguna pieza.
    Los coches por lo general no respetan a las bicis, y hay que andar con mucho cuidado.
    Las personas por los carriles bici en huelva son peor aun, ya que se creen que como el carril bici es rojo, eso es la alfombra roja y van por ahi como si fuera mas acera.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. <span>sí, es práctica cuando llueve. Que es la mitad de los días donde yo vivo.</span>

    ResponderEliminar
  21. <span>Yo soy usuario de Bici, fanático de la bici, pero de montaña, yo solo tengo una pregunta.... Es que nadie suda en bici? solo sudo yo? con 40º hacer aunque solo sean 5km para ir a trabajar para mi ya significa sudar. Claro que si llegas al trabajo y te puedes duchar, perfecto :P</span>

    ResponderEliminar
  22. <span>que gran articulo... yo comencé a montar en bici por la ciudad en Londres, porqué: pués principalmente porque no tenía dinero para pagar el bus y metro que eran carisimos, pero realmente fué porque me encanta montar en bici, compré la bici en un mercado y desde que me monté en ella empecé a disfrutar como un enano, es como dices, la experiencia es bonita, te hace libre, algunos dirán: como el coche, no totalmente distinto, no pagas, sudas, vas donde quieres, como quieres, llegas pronto y disfrutas el camino, aparte de conocer sitios super bonitos que usando cualquier otro transporte no verías, si hay que justificarse, pero yo siempre lo hice con una sonrisa de oreja a oreja, aunque cansa responder a las mismas preguntas.</span>
    Jordi dice que si no sudamos, ¿tanto hueles después de hacer 5km para ir al trabajo que la gente te desprecia? yo sudo, pero no he llegado nunca a trabajar de forma impresentable a cualquier trabajo que he ido y he andado en bici 9 años, a todos sitios, al trabajo, de fiesta, incluso a citas con novias y ni estas se han preocupado por esto, porque?? porque tampoco es para tanto, no se pierde la presentabilidad (si se puede llamar así) por 5 km de bici... por favor!!!

    ResponderEliminar
  23. <span>Vivan las bicicletas. Yo él único problema que les veo es que sudo mucho cuando voy en ella al trabajo y eso es una lata.</span>

    ResponderEliminar
  24. Muy bueno.

    Me ha gustado mucho la inteligencia del discurso. Claro, destacando los problemas socio culturales clave y sin topicos.

    Yo mismo era uno de los que no utilizaba la bici por pereza. Cuando me anime y vi como era, empece a utilizarla para todo :) .

    No obstante creo que es necesario garantizar la seguridad del ciclista con mas infraestructuras.

    Un saludo y animo!

    ResponderEliminar
  25. <span>¿has visto alguna vez alguna imagen de esos paises nodicos en los que a pesar de la nieve y el mal tiempo se siguen moviendo en bicicleta? ;)
    </span>

    ResponderEliminar
  26. <span>Un abrigo impermeable y unos pantalones impermeables. Ir con un poco más de cuidado para no resbalar sobre todo al frenar... y no llevar gafas   ;)   
    Este invierno en Barcelona ha llovido un montón de días, y siempre he ido y vuelto del trabajo en bici. </span>

    ResponderEliminar
  27. <span>¿Por que no uso la bici? Te doy mis razones</span>

    1) NO hay espacios decentes en la ciudad por donde circular, estaba cansado de "asustar" a ancianos por tocar el timbre en la acera/carril bici y eso que iba despacio. Paso de jugarme la vida en la calzada. ¿Culpa de los conductores? es posible.

    2) Robo. No te exagero si te digo que el candado que usaba (de moto) vale más que la bici. Conozco gente que les han robado la bici más de 2 veces. ¿Aparcar la bici en el centro o por la noche? JA!

    3) Calor. El problema no es llegar al trabajo en bici, es llegar sudando. En invierno no había problema. Hoy ni de coña.

    4) Transporte de cosas. No me hace nada, nada de gracia ir en la bici con el portatil. Ya me caí una vez por culpa de baches. Además a veces me llevo la comida de casa y sería algo incomodo

    5) Tiempo. No es determinante pero ahorro 10 min de reloj con el coche lo que se traducen en 40 min al día que se agradecen.

    Hice el experimento y no, demasiados problemas. Mi novia viene en bici al trabajo por que juntan una serie de factores propicios (carril bici, 12 minutos de trayecto, tienen aparcamiento propio, horarios poco calurosos) y si vale la pena. Por mi parte lo siento :(

    ResponderEliminar
  28. ¿Y llegáis a la oficina todo "sudaos" y os sentáis encima de ese sudor todo el día? Yo es que vivo en Euskadi y aquí casi todo son cuestas arriba y abajo, y para hacer un simple trayecto de Irún a Donostia tienes que tener más pulmones que Induráin...

    En algunos aspectos estoy de acuerdo con el artículo porque la bicicleta es útil pero al igual que los coches, también se utiliza mal. Sino leed este artículo...

    http://villanovano.wordpress.com/2010/07/01/ciclistas-al-carril-bici/

    ResponderEliminar
  29. <span>lo de ir en bici estaría muy bien, si la sociedad española fuera más respetuosa, no me atrevo, repito NO ME ATREVO a recorrerme arturo soria (madrid) de principio a fin junto a coches... no, no me atrevo... quien sea de madrid que piense todos los accesos a vías principales y cruces importantes que tiene esta calle (os recuerdo que en madrid, al menos, no podemos ir por las aceras)...</span>
    por otro lado, a ver quién se monta en la bici entrando a trabajar a las 15:00 en pleno verano con 30º después de haber comido (que al trabajo se va ya comido)... ya sabéis, hasta en los telediarios nos recuerdan no hacer esfuerzos en las horas de más calor...
    también le quería comentar al autor, que si bien el artículo me ha parecido muy correcto, lo que no me ha gustado tanto es que nos meta en el club de la vulgaridad a los conductores o que parezca que no tenemos estudios o formación superior...
    soy conductora, titulada superior, y voy en coche a trabajar porque tardo 1/3 de lo que tardaría en transporte público y estaría encantada de ir en bici si no me diera miedo... que eso es lo que nos pasa a la mayoría, que nos da miedo...

    ResponderEliminar
  30. <span>Felicidades. Un artículo impecable. Me sumo a esta forma de pensar. Saludos desde Santa Cruz de Tenerife, una ciudad con más cuestas que San Francisco, pero perfectamente pedaleable (doy fe, de primera mano).
    </span>

    ResponderEliminar
  31. <span>Para todos los que ponen como argumento el "sudor" para no ir en bicicleta, os puedo dar mi versión. Yo pedaleo en Santa Cruz de Tenerife. Si habéis estado, esta ciudad es una auténtica "ladera", con pendientes muy fuertes y un clima cálido y húmedo que ya te hace sudar muchas veces aunque sólo sea caminando. Mi experiencia personal es que no sudo más yendo en bicicleta que caminando. Eso sí, no voy echando carreras con la bicicleta. Utilizo desarrollos cortos. Muchas veces voy a paso de persona o algo más rápido, pero nunca llevando la actividad a convertirla en una carrera contra el reloj. Si se disfruta de un paseo en bicicleta con los desarrollos adecuados y tratando de no esforzarse en exceso el sudor no es mayor que el de ir caminando. Un saludo y no busquéis más excusas. La bici es 100% viable. Ánimo.
    </span>

    ResponderEliminar
  32. vane, antes de nada para desplazarte en bici es mejor que cambies el chip y no vayas por las grandes avenidas, con altas velocidades como Arturo Soria, hay alternativas.

    Por otro lado te animo a participar en el BiciViernes, los viernes en bici al trabajo con otra gente que se mueve en bici habitualmente  :)

    ResponderEliminar
  33. Sigo viendo excusas como los robos y otras más. Siempre hay solución. Yo utilizo ahora una Brompton plegable (cara, pero cuesta menos que un coche) y la meto allá donde yo vaya, nunca la dejo sola. Y la gente, lejos de mirarme mal, se quedan flipados cuando ven el plegado. Hasta me han pedido que la pliegue y despliegue para ver cómo es. En los sitios donde te ponen mala cara, con un poco de mano izquierda, consigues que te la dejen pasar y la tienes asegurada. Y otros sitios, pidiendo los permisos pertinentes, suelen ser transigentes. Yo he llegado a hablar con la gerencia del Auditorio de Tenerife para que me dejen meter la bicicleta en el guardarropa. Y me han dejado. Así que no hay tantos problemas. Y si los hay, hay que buscar soluciones, que también las hay. Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Bueno, bueno, no te pases, el calor de mi ciudad hace impracticable la bicicleta durante una gran parte del día.

    ResponderEliminar
  35. <span>De alguno de los comentarios que leo aquí, me reafirmo una vez más en que el principal obstáculo que tiene la bici en este país -casi único en nuestro entorno, seguimos siendo diferentes- no son ni las cuestas ni los coches ni el frío ni el calor, son las barreras mentales que por lo que veo están inscritas en los genes. No hay remedio. Yo voy en bici en a mi trabajo. Soy el único. Encima tengo que aguantar comentarios del tipo: "oye, que en mi casa somos muy tolerantes, que nosotros entendemos que vayas en bicicleta". Luego llego al la oficina y me encuentro con el aire acondicionado a tope y las ventanas abiertas hasta atrás. Y encima quien abre la ventana hasta te da argumentaciones y todo. En materia energética, como véis seguimos con nuestros propios genes. Eso sí quejándonos de lo cara que es la electricidad y la gasolina.  La piel de toro creo que es un caso perdido. Lo siento pero es lo que percibo después de 10 años yendo en bici al curro.
    </span>

    ResponderEliminar
  36. Articulo bueno, pero creo, como mucha gente que comenta, que se olvida de algun detalle:
    - En los paises bajos el clima no es tan caluroso como aquí, así que el tema del sudor aquí es más delicado.
    - Los robos. Supongo que si todo dios tuviese bici, no importaría porque tendrías cualquier bici, todas casi iguales y a nadie le importaría en exceso robarlas. El caso es que ahora es inviable dejar la bici aparcada pq con mucha probabilidad desaparecerá. Quizá si comercializasen bicis muy sencillas y muy baratas...
    - Yo veo que en una ciudad con cuestas, unido al tema del clima cálido ( sudor ) es un verdadero problema.
    - Suelo ir en bici, por carriles bici, y me parece una vergüenza la falta de conciencia de los peatones: el carril bici es un grandisimo avance, parece que ayuntamientos han tardado mucho tiempo en darse cuenta pero bueno... el caso es que ir por el carril bici por una rambla muy ancha y que la gente camine por el carril bici es habitual!!! Ayer mismo vi por un carril bici una persona con un carrito de niño pequeño!!! y la zona para caminar estaba vacía y era anchísima ( unos 6 metros de ancho!! )
    - El tema de los coches y la poca consciencia de los conductores hacia los ciclistas es otro problema.
       Por último, pienso que una buena solución son las motos y ciclomotores... aquí en barcelona son un gran alivio para el tráfico.

    ResponderEliminar
  37. Vane, entiendo que te de miedo, pero el miedo se pierde saliendo a la calle.
    Yo era una miedica hace cuatro años, y ahora no la abandono, si no es porque lleve mucho peso encima. Entro a las cuatro a trabajar, voy en bici, y en Córdoba hoy por ejemplo hace 42 grados a esa hora. Nunca me ha pasado nada, voy despacito, y no sudo más que andando o esperando el bus, y tardo la mitad, y aparco en la puerta.
    Ve echándole valor poco a poco, y verás como todo son ventajas!!! Ánimo!!!

    ResponderEliminar
  38. Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja y ja, como se nota que el que escribe el articulo no tiene que desplazarse una autentica burrada de kilometros para ir a TRABAJAR y que sin el coche le seria IMPOSIBLE tener vida propia por falta de horas en el dia.
    No todos vivimos en una maravillosa utopia de trallectos cortos y trenes que nos dejan cerca de nuestro trabajo.
    P.D:
    Que coste que me gusta ir en bici.

    ResponderEliminar
  39. Menuda pandilla de hipocritas hay por aqui...
    Vete a trabajar en bici de Valencia a Almusafes y luego me cuentas campeon

    ResponderEliminar
  40. La verdad no pienso que tengas mucha razón, usar la bici hoy en dia es muy saludable.
    ¿Te explico la razón por la que un tio como yo no utiliza la bicicleta aqui en valencia para ir a la universidad?

    Tardo 30 minutos en ir de mi casa a la universidad en bici. Me encantaría y ojala pudiese ir en bici a la universidad, pero con el calor valenciano y la humedad típica de por aqui a los 30 minutos de bicicleteo llego a la facultad y ... sorpresa!!! voy sudado como si hubiese hecho el tour de francia. no se a ti pero a mi no me gusta ir a clase sudado. es la única razón por la que no uso la bici hoy por hoy para ir a todas partes, más quisiera yo, la de tiempo que ahorraria teniendo que irme a correr todas las tardes por el rio para jacer ejercicio o en gasolina, o en gimnasio...

    por no hablar de la obligación de ir por la carretera, que a mi me da un mal rollo que flipas, porque para ir de mi casa a la uni tengo que atravesar dos o tres zonas peatonales , las más concurridas de toda valencia, y ahi la policia te para y te dice amablemente que vayas por la carretera, cojones que mas les dará que vayas a una velocidad moderada por una zona peatonal?

    ResponderEliminar
  41. <span>imagínate mi caso. No uso la bici, voy en patinete para adultos al trabajo...
    </span>

    ResponderEliminar
  42. <span>Pues yo si que me muevo siempre en bici por Granada. Paso de tardar 35-40 andando o en bus (si si, da lo mismo ir andando que en bus, así funcionan los urbanos aquí) a tardar 10-12 en bici. esos 20-30 minutos se agradecen cuando tienes clase en la facultad a las 8. También se agradece la movilidad y libertad que te da x la ciudad. Tengo la suerte de que pa ir pa la facultad es to bajada, no llego sudao aunque si para venir (eso ya me da igual, jaja)</span>

    ResponderEliminar
  43. <span>Soy de los que tienen miedo a montar en bici en Madrid, me he recorrido el anillo ciclista más de 20 veces... y es mejor que nada, pero sigue siendo mucho menos de lo que necesitamos para poder coger la bici en madrid sin miedo a morir bajo las ruedas de un coche. </span>

    <span>Además, no hablas de los que, a mi ver, son los verdaderos motivos del "desprecio" -HIC- que tenemos los conductores de coches por los de bici:</span>
    1.- la bici es incapaz de ir a la velocidad de los coches: el ciclista medio no puede ir más allá de los 20-25kms/h en la ciudad. Ir en una calle de carril único en coche a 20kms/h es sencillamente desesperante. Bien dices que la velocidad media del coche en la ciudad es de 20kms/h. Pero eso no quita que la gente no soporta ir "pisando huevos" en el coche. Prefieren el arranca-50km/h o más y vuelve a parar... triste pero así es mientras no se prohiban los coches en la ciudad.
    2.- las bicis en la calle aumentan el riesgo de atropello: este es el que más nervioso me pone a mí. Voy conduciendo, y veo delante mío un ciclista, y no puedo quitarme de la cabeza su fragilidad, su "desnudez" e indefensión en la carretera. Eso me lleva a alejarme de ellos todo lo que puedo y cuanto antes. - Si lo rozas, lo matas -, no es que vaya por ahí golpeando a otros coches, pero, los accidentes ocurren y con un ciclista el resultado suele ser mortal de necesidad. No quiero tenerlos cerca y que un descuido suyo o mío le lleve al otro barrio y a mí me amargue el resto de mi vida.
    3.- muchos ciclistas no respetan el código de circulación: en esto son primos hermanos de muchos motociclistas, algo tendrán las dos ruedas, que no pueden controlarse y cumplir las normas. No estoy diciendo que "todos" los ciclistas lo hagan, pero si la mayoría de los que veo por mi zona (Delicias - Madrid), se saltan los semaforos, cruzan los pasos de peatones montados y a toda pastilla, hasta los he visto bajar tramos de Delicias en dirección contraria.

    En resumen, a día de hoy, y en Madrid, pienso que son medios de transporte incompatibles y escluyentes. Esperemos que en un futuro más pronto que tarde, el ayuntamiento entre en razón y prohiba la entrada de los coches particulares de NO RESIDENTES en TODO el nucleo metropolitano - el que rodea la M-30 -. Y en todas las calles con más de 1 carríl, pongan al menos 1 SOLO PARA BICICLETAS. Tiempo al tiempo, esto llegará.

    ResponderEliminar
  44. <span>Hipocritas! espetó, a ver que pasa? que trabajas en ford almusafes y la bici amenaza tu trabajo? ja, ja... piensa un poco y elige bien a tus enemigos. Por cierto para ir a Almusafes hay tren y bus, y si trabajas para esa empresa... buses privados con un montón de rutas. campeón</span>

    ResponderEliminar
  45. <span>Joer, es que si vas a paso persona, ¿mejor ir andando no? que la bici, energéticamente, no es neutra, es un residuo, consume aceite, caucho, pasa a ser chatarra... que no, soy pro-bici, pero lo del sudor no tiene más solución que duchas en las empresas, que las empieza  a haber... (mi empresa, por tema de certificación energética, las va a poner para fomentar el uso de la bici. Hay esperanza...)
    </span>

    ResponderEliminar
  46. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Me parece una respuesta interesante, sobre todo cuando en estos foros sólo suele haber razones a favor y pocas en contra que examinar.
    Ciertamente, estamos ante un caso en el que la opción bici puede ser superada por otros medios, aunque eso sí, habiéndolos probado para poder decidir sin prejuicios. Respecto a los puntos que comentas, algunos son problemas por solucionar, otros tienen soluciones parciales o fáciles:

    1. Calles: Hay otras opciones, prueba calles secundarias
    2. Robos: Es un problema con escasas soluciones y al que se le ha metido poca mano. La gente prefiere evitarse el riesgo con bicis plegables o de alquiler donde las hay, pero ciertamente es mirar para otro lado. Iniciativas como el registro de bicicletas no acaban de cuajar.
    3. Calor: Puede limitarte a ciertas horas ciertos meses, aunque no es un impedimento constante. Aún así, entiendo que según que días, sea preferible otra opción.
    4. Transporte: No me atrevo yo a llevar cosas frágiles. En esos casos, también abogaría por otros medios.
    5. Tiempo: Eso ya cambia mucho en cada caso, y va unido a lo que gastas, es decir, cuánto dinero estás dispuesto a emplear para llegar antes. Si te cuadra, perfecto.

    ResponderEliminar
  47. no sé... igual un día me atrevo...

    ResponderEliminar
  48. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    lamentablemente esto es utrecht y no madrid (por ejemplo) y no sé cuántos de vosotros habéis estado en los países bajos, yo he estado bastantes veces y una cosa puedo decir, allí el que primero manda en el asfalto es la bici y segundo el tranvía (si lo hay) los coches saben que están relegados a un tercer o cuarto plano...
    cuando los conductores en españa se comporten con la mitad de respeto con el que se comportan los conductores allí tendremos casi todo el camino ganado...

    ResponderEliminar
  49. <span>Si, si, todo eso está muy bien, pero la realidad es muy distinta.</span>
    En mi caso vivo en Almería y aquí contamos con varios inconvenientes para el uso habitual de la bici (y mira que ya lo he intentado veces).
    Primero. La mayoría de los recorridos son en constante subida.
    Segundo. La mayor parte del año soportamos temperaturas superiores a 35º. Llevamos tres días por ejemplo superiores a 40º.
    Tercero. Ausencia de carriles bicis. He visitado ciudades como Sevilla o Barcelona y es una gozada. Aquí sencillamente imposible.
    Cuarto. Una bici encadenada en la calle es un caramelito para determinada fauna urbana amiga de lo ajeno. Lo digo por experiencia.

    Y particularizando más en mi caso, vivo en la periferia de la capital, trabajo en otra localidad cercana a unos 10 km. En muchas ocasiones tengo que bajar al centro de la ciudad, sumando: distancia+desnivel+temperaturas, seguramente no me dejarían entrar en la mayoría de organismos por la pinta de animal con la que llegaría.

    Apoyo totalmente el uso de la bici, pero cada persona es un mundo de circunstancias. Y hasta ahora en mi caso ni la sociedad civil, ni autoridades políticas me favorecen en el cambio.

    ResponderEliminar
  50. <span>Vamos Vane que todo se consigue.</span>
    <span>Yo hago Arturo Soria, todos los días.... si da miedo, pero yo ya estoy acustumbrado y además voy mucho mas rapido que normalmente con la bici por esta calle..... pero como te dicen hay alternativas a esta calle, con poco sol y muy agradables de hacer..... es una cuestión de que te animes un finde por ejemplo, prueba a hacer el recorrido hasta tu trabajo, luego durante semana lo enlazas con el BiciViernes y verás como te cambia todo la pelicula.</span>
    <span></span>
    <span>Slds y atrevete! </span>

    ResponderEliminar
  51. <span>Estoy muy de acuerdo con el Post, y con muchas de las respuestas, pero hay otros motivos más prosaicos, MUY importantes....</span>

    NO tengo dónde dejar la bici, ni en mi CASA, ni en mi TRABAJO.
    Quizá los ricos tengan un garaje para 4 coches, con la bici cómodamente aparcada.
    Y quizá los ricos tengan un trabajo estupendo, con un lugar fantástico para dejar aparcada la bici. Guardada y segura. Solo por eso, ya es inviable para mi, y creo que para muchos.
    Los temas de las pendientes y temperaturas también son muy importantes. En Barcelona, de donde soy, la temperatura no es extrema, pero la humedad, que es aún peor, sí lo es. No se puede toser sin romper a sudar.

    De verdad, no son excusas, me encantaría ir en bici, creedme, pero no puede ser... :(

    ResponderEliminar
  52. también existen las bicis eléctricas, que recomendamos desde aquí.

    ResponderEliminar
  53. <span>Mi aportación:</span>

    Ahora trabajjo a 50 kilometros de casa por lo que no me queda mas remedioq eu coger el coche a diario, pero el año pasado trabajaba a tan solo 5, y siempre (que no estuviera dilubiando) cogia la bici para ir a trabajar.

    Puedo aseguraros qeu es lo que mas hecho de menos de mi anterior trabajo, la razón es que el tiempo de viaje no era mucho mayor y sin embargo mi calidad de vida, sobre todo en materia de salud se disparó en tan solo una semana.

    Os aseguro que el cambio es brutal, la primera semana físicamente cuesta, pero a partir de ahi las preocupaciones por "loq ue comes" desaparecen, te encuentras mucho ams fuerte fisicamente, duermes como un señor, te es mas facil concentrarte en el trabajo.... sinceramente espectacular.

    y respondiendo a pakman: empecé dejando la bici en el garaje particular (no cerrado de estos con columnas pero sin puertas individuales) de un vecino, le pregunté sile importaba que dejara la bici delante (pegada ala pared) de su coche con uan cadena para que no s ela llevaran, me dio el visto bueno y ya esta (Dicho de otro modo me niego a pensar que no puedes encontrar un sitio donde dejarla en casa) despues me compré una un poco mejor y la empecé a guardar en el desban, e sun poco coñazo subir y bajarla pero ahora ya nola usoa  diario así que ahie sta bien.

    En le curro yo repetía la jugada, pregunté al jefe si habría algún problema en dejar la bici enel garaje de la empresa y me dió el visto bueno.

    ResponderEliminar
  54. Buen post. Actualmente vivo en Alemania y uso la bici habitualmente. Antes vivía en Bilbao y Madrid, y puedo decir que la principal causa de que se use menos la bici en España no es el clima o la orografía, es que es difícil.
    Donde vivo, una ciudad "pequeña" de unos 100.000 habitantes, el tranvia cuesta 2,20 euros. No hay grandes carriles para coches y muchos aparcamientos son para residentes. Se puede ir en coche (acostumbrado a las ciudades que he mencionado antes, es fácil usar el coche), pero ir en bici es mucho más sencillo y barato: carriles bici, miles de aparcamientos para bicicletas, concienciación extrema del resto de usuarios de la via, bastante seguridad de que no te robarán la bici si usas una cadena -menos de 20 euros-, y la posibilidad de llegar a cualquier lado de forma rápida (muchas veces los coches han de seguir rutas no directas, o aparcar fuera de las zonas peatonales... con la bici puedes ir en dirección prohibida para otroa vehículos - así se señaliza en algunas calles- y tener rutas más directas a lugares transitados).  Otra particularidad es que la bici es un medio normal de transporte: estudiantes, universitarios, trabajadores, catedráticos, directores de empresas... muchos usan la bici de forma habitual... incluso para llevar a niños pequeños o hacer comprar "diarias". Y todos suelen tener coche, pero no lo usan para trayectos de 2, 3 o 5km. Como se ha dicho, en muchas empresas hay duchas. Y el clima no es excusa, porque aquí veo a la gente pedaleando a 10 bajo cero (personalmente, me gusta la comididad, y ante esas temperaturas, suelo elegir el tranvia y me olvido de conducir el coche con nieve o hielo, o de pasar frio con la bici, jeje).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  55. <span>Singer, ya te han contestado pero abundo en lo que decía, que no hay que inventar nada, no hay ningún gran secreto, es muy obvio: ropa impermeable. Siempre me pregunto por qué a la gente que va en moto, que está igual de expuesta, no le cuestionan tanto qué hace cuando llueve y sí lo hacen con quien va en bici y la respuesta está en el artículo: prejuicios. Una cosa se considera "normal" y la otra no (aunque, para al caso, la lluvia, sean muy parecidas).</span>
    <span></span>
    <span>Insisto: no puede ser que en Holanda no sea un problema la lluvia y en madrid sí.</span>

    ResponderEliminar
  56. <span>Estan muy bien tus planteamientos, pero podias pasar a ser algo más civilizada, y dejar de intoxicarnos con el chorro de humo que expeles por tus tubos de escape, que es puro veneno.</span>
    <span>Muchas gracias por haber estudiado, y cooperar para que otras personas no enfermen o mueran por tu forma de trasportarte.</span>

    ResponderEliminar
  57. <span>Los ricos no van a trabajar, o como mucho tienen el trabajo cerca de casa porque el suelo está caro?.</span>

    Bueno mejor no poner más post gilis de estos que vaya chorrada se te ha ocurrido y no compares a holanda con afric..esto españa.

    ResponderEliminar
  58. <span>veo que hay muchas aportaciones de gente escéptica, en más o menos aspectos, e intuyo que este hilo ha tenido difusión fuera del circulito más o menos cerrado de este blog o de la gente que ya usamos la bici. Eso está bien, aunque implique, en la mayoría de los casos, volver a oír una vez más los argumentos de siempre... ¿recordáis lo de "tener que estar siempre dando explicaciones"? Pues eso :) pero, vamos, que no pasa nada, se dan otra vez. Es comprensible que tengáis dudas pero yo vuelvo a lo mismo, que ya ha comentado alguna gente más en este mismo hilo: las barreras son mentales. Las barreras físicas (frío, calor, cuestas, lluvias, distancias, etc) no son ningún problema allí donde no hay barreras mentales. Mirad a Europa (del norte, básicamente). No tenemos que inventar nada.Me permito comentar algunas cosas particulares:- calor y sudor: se trata de desplazarte, no de hacer carreras. Pensad en un símil con ir a pie: se puede ir andando o corriendo. Corriendo, sudas; andando, no, o no mucho. Pues en bici igual. Además, no todo el año hace calor, el año tiene muchos meses. Si el calor del verano os resulta demasiado, pues vale, no uséis la bici en verano, tenéis un montón de meses más para hacerlo. No pasa nada mientras sea una decisión consciente y bien evaluada. Más aún: un poco de sudor no te hace estar guarro/a u oler mal. Si estás limpio/a, por un poco de sudor no pasa nada. Pensad que el mal olor se produce por las bacterias que crecen en el ambiente húmedo de un cuerpo sudado pegado a una ropa también sudada (y que tarda en secar, si es algodón) pero esas bacterias necesitan un tiempo para desarrollarse, no es cuestión de 10 minutos. Yo, en verano, al llegar al trabajo suelo tener un poco de sudor pero no he llegado a mojar la ropa y me basta con secarme un poco con un paño para evitarlo. Y ya está. El resto del año, ni eso.- cuestas: las cuestas no son siempre para arriba: la mitad de las veces, son para abajo. Si es hacia arriba, lo mismo de siempre: que no se trata de hacer carreras, un desarrollo pequeño y a paso lento. Conviertes un problema de esfuerzo en uno de tiempo y, si el tiempo es el problema, la bici es de lo más práctico que hay (aunque haya que subir cuestas).- distancias: en Madrid, la ciudad más grande del país, aproximadamente la mitad de los desplazamientos son de no más de 5 km. (estadística municipal, oficial). Si alguien vive a 40 km. de su trabajo, pues vale, la bici no es su vehículo óptimo (aunque siempre se puede combinar con otros) pero si todos esos desplazamientos de no más de 5 km (en bici, 20 min.) se hicieran en bici, la ciudad sería muy diferente. No confundáis la parte por el todo. No intentéis hacer pasar el "yo no puedo" por el "no se puede". Si alguien no puede o no le va bien, tampoco necesita excusarse.- robo: esto tiene mucho de mito. Yo llevo muchos años aparcando en la calle y nunca me han robado. Uso un buen candado como elemento disuasor, sabiendo que no es infalible pero que, al menos, no se lo pone fácil a un ladrón potencial. La mayoría de bicis robadas tenían un candadito de juguete, fácil de cortar con una cizalla. Pensad también que robar bicis no es un gran negocio y que los ladrones buscan dinero, no bicis; tienen que venderlas y no se saca mucho dinero por vender una bici robada. En resumen: eso de que las bicis desaparecen infaliblemente no es cierto.Vane, en el artículo menciono que el coche sirve de refugio a cierta gente vulgar, no digo que toda persona que va en coche es vulgar. Lee bien, por favor. Tampoco estoy diciendo nada nuevo, si es algo muy común: gente que presume de coche, que hace apología del coche, de su uso... suele ser síntoma de que sienten tener algo que demostrar y [...]

    ResponderEliminar
  59. <span>Y gracias por todos los comentarios, también los escépticos; espero que, por lo menos, todo esto os dé que pensar y le deis una oportunidad a la bici en vuestra vida. Si no puede ser, pues tampoco pasa nada, pero que no sea por barreras mentales.</span>

    ResponderEliminar
  60. Como ya dije en mi comentario. El que atropella es el coche, pero es que el feudo actual en la calzada, también pertenece al coche. Con esto no digo que esté bien que sea así. Simplemente digo que cuando metes en la ecuación a los ciclistas, muchos de ellos sin respetar el código de circulación y circulando a velocidad anormalmente reducida. Las situaciones donde pueden ocurrir atropellos (sí, son los coches los que atropellan y no las bicis) aumentan.

    Y por eso terminé diciendo, que la convivencia de dos vehículos tan desiguales en la calzada no es sencilla, a no ser que se proporcione prioridad a las bicicletas con carriles para las mismas. Igual no leiste mi ladrillo hasta el final.

    En España si no hay leyes o multas por detrás, está visto que la gente no se comporta como debe. Y en la carretera es dónde más se notan estas cosas.

    ResponderEliminar
  61. <span>Iñaki: si hay tanto "No se puede" en las respuestas, es porque el artículo les ha tocado, no lo dudes. Consideran que tienes razón, pero no pueden aceptarlo. Si no les hubieras convencido, las respuestas serían más del tipo "es verdad, la bici está muy bien, que tengáis suerte y no os atropellen". Así que entramos en una segunda fase, la del "Yes We can!!". O omo nuestros chavaes de la selección ¡Podemos! ¡Y vaya que si podemos! </span>

    ResponderEliminar
  62. <span>Leí hasta el final y con atención, como con cualquier otro mensaje. Están bien tus matizaciones y veo que no es el tuyo el caso típico de automovilista que no ve más allá de su volante pero sí que aceptas la hegemonía del coche como algo inevitable. Es normal, no hay aún mucha gente que se atreva a cuestionarla, y es cierto que la irrupción de la bici (en Madrid, es algo relativamente nuevo; en el primer mundo, no, recordemos) introduce complejidad a la circulación pero la solución a esto no puede ser marginar a las bicis; que no digo que tú propongas eso pero, al final, es lo que sucede de facto si aceptamos que los coches sigan usurpando las ciudades. Si hay que marginar a alguien es a quien crea los problemas, no a quien los padece. Debemos conseguir dar ese paso adelante y evolucionar en nuestra forma de pensar sobre la movilidad. Sé que es complicado y que no va a pasar de un día para otro tenemos que ir generando debate y creando opinión al respecto.</span>
    <span></span>
    <span>Sobre todo, recordemos todo el mundo una cosa: esto ya se ha hecho en otros países y ciudades. Es posible. Como dice Planckaert arriba, yes we can; podemos.</span>

    ResponderEliminar
  63. <span>El unico problema es la falta de educación, civismo y algunos otros adjectivos mas que ahora no recuerdo.... si no hubiera esta "falta" en la sociedad desde luego era un mundo mas llevadero de vivir y pedalear...... ! </span>

    ResponderEliminar
  64. Jopé, Guss. Para una conductora que se plantea cambiar y casi está convencida, vas tú y la espantas.

    Hay que ser un poco más suave, hombre, que si  no acabamos neuróticos todos. :-D :-D ;)

    ResponderEliminar
  65. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    es mejor no generalizar en el tema del sudar... por ejemplo yo sudo poquísimo, esa suerte que tengo, pero hay gente que lo pasa muy mal por este tema ¡¡y sin hacer el mínimo esfuerzo!! no voy a dar detalles que no vienen a cuento, pero conozco a muchas personas así, donde la rareza es la mía, la de transpirar poco...
    es cierto que si eres una persona limpia, por sudar un poco de pronto no va a parecer que llevas un gato muerto escondido, pero se nota que estás ya un poco "resudadillo"... y esto en muchos ámbitos no está bien visto...
    lo de la estadística municipal de trayectos me parece un poco de risa... yo considero que trabajo cerca de mi casa, pero según la ruta a pié de gmaps tengo 8km... y repito, me considero afortunadísima por estar tan cerca... los que viven a menos de 5kms deben sentirse los reyes del mambo...

    dejando estas tonterías a parte, vuelvo a lo mismo que he dicho ya, en madrid sobran coches, sobran conductores que pagan sus iras con los más de 100cv de su cochazo, sobran descerebrados que creen que van solos por el mundo y que la carretera está ahí para ellos... ya lo dije, soy conductora y sufro a toda esa gentuza ¿si fuera en bici? yo creo que duraría poco...
    me explico mejor, si día tras día veo salvajadas al volante, saltarse semáforos, coches pegados al culo de otros, saltarse pasos de peatones con gente a medio cruzar, piques absurdos ¿¿cómo demonios no voy a tener miedo??
    no sudo, no le tengo miedo a las cuestas ni al esfuerzo físico, el clima hasta cierto punto me da un poco igual (salvo diluvio), tengo donde dejar la bici en casa y en el trabajo pero TENGO MIEDO DEL TRÁFICO DE MADRID Y SUS CONDUCTORES VIOLENTOS...
    ¡uys! y no digo nada de los buses de la emt, que esos si que son para morirse...

    ResponderEliminar
  66. Vane, ¿por qué no pruebas a apuntarte al BiciViernes para ir al trabajo? Ir en grupo da más seguridad al ciclista, y si vas de charleta, además el trayecto se hace más corto.

    Seguro que hay alguna ruta que te venga bien, mira en el Foro del BiciViernes o en el Mapa

    :) :) :)

    ResponderEliminar
  67. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    pues lo de ir en grupo mola, pero es que lo tengo complicado al no tener horarios fijos, a diario puedo entrar a las 7, a las 15 o a las 23, y los findes a las 11 o a las 23...
    pero vamos, que si algún día cambio de curro (los cambios de horario me matan) y coincido con alguna de las rutas, voy corriendo a hacerle unos apaños a mi bici (está hecha un cromo la pobre, ruedas un poco maltrechas y lo de cambiar las marchas lo dejé por imposible) y me uno a vosotros...
    prometo que no es por falta de ganas, no se lo digas a nadie pero estoy harta de conducir y del tráfico...
    de todos modos voy a darme una vuelta por el foro...

    ResponderEliminar
  68. <span>Hola colegas. Que buenas palabras, que buenos argumentos. el mejor el de la "renuncia a una conquista ancestral del coche" (el primer crédito de un nuevo trabajador es para un coche que no necesita y que le chupa la mitad de la nómina y lo qu es peor...la sangre, el tiempo, la vida) y encima, si coge la bici, tiene que dar explicaciones.</span>
    <span>mi experiencia:</span>
    <span>tengo 56 años (aún en forma) y desde hace 9 meses, si no llueve mucho (vamos mucho menos que en Amsterdam) voya trabajar en mi bici pedelec a 13 km de mi casa, atravesando todo Madrid, tardo lo mismo que en metro. Es una MARAVILLA de sensaciones nuevas. Eso si he tenido que dar muchas explicaciones. mi empresa vende bicicletas a sus trabajadores y a sus clientes, hay parking dentro para bicis. si las empresas promovieran este medio de transporte, esto funcionaría a tope. bueno os contaré más cosas. enhorabuena por esta iniciativas.</span>

    ResponderEliminar
  69. No esperes a que hagan más carriles-bici.
    Si esperas, nunca los van a hacer: Dan más dinero los coches.

    Saca tu máquina del trastero. Sí, la tuya. Sabemos que tienes una
    y que si acaso la usas para darte una paliza de muchos kilómetros el fin de semana.

    Llévatela al trabajo
    . No pasa nada.
    A lo mejor el primer día lo ven raro. Pero después te envidiarán.
    Llévatela a comprar, a hacer gestiones.
    Apárcala a la puerta de cualquier sitio.
    Cuantas más haya, antes habilitarán aparcamientos.

    Leer más: http://l3utterfish.blogspot.com/2008/04/atrvete-usar-tu-bicicleta.html

    ResponderEliminar
  70. Lo siento, pero lo son. Una bici la puedes colgar en tu casa en una pared: http://www.decathlon.es/products-pictures/gd-asset_7490058.jpg

    En el trabajo? Has hablado con el jefe o si es una empresa mas grande con alguien de RH o a quien corresponda? Es muy fácil decir que no hay sitio cuando no se ha intentado.

    Lo del calor o la humedad del aire ya está suficientemente comentado. Solo un consejo para los que realmente quieran intentarlo. Empezad en primavera o otoño con las temperaturas mas moderadas, luego cuando uno le ha cogido el tranquilo y vicio, lo de las temperaturas a uno le acaba sonando a chiste. Yo esta semana me estaba planteando algún que otro día coger el Metro -luego cuando estaba encima de la bici me alegraba de no haberlo hecho.

    Un consejo para lo que sudan mucho: Después de llegar, esperad unos 10 minutos hasta que dejareis de sudar y luego os cambias de ropa y como nuevos. ¿Y si alguien se queja? Entonces ya tenéis una excusa para revindicar una ducha ;)

    ResponderEliminar
  71. <span>Qué buen artículo, no puedo estar más de acuerdo contigo. Yo he vivido en Europa y noto mucho la falta de modernidad que falta aquí en España para estos temas. Aún más en los pueblos, donde la juventud se ríe de los ciclistas y sueñan con ciclomotores ruidosos y que suenan a secadores de pelo.  </span><span></span>

    Es curioso que donde yo estudiaba en Europa casi todos los alumnos iban al colegio en bicicleta y una minoría en patines de línea. Aquí, en mi instituto, soy el único de un centro de 600 alumnos que va en bicicleta y encima se ríen.
    Cuánto paletismo vive aún en el siglo XXI
    Salud

    ResponderEliminar
  72. Vivo cerca del centro de Madrid y he montado en bici durante muchos muchos años para llegar a la casa de campo o al retiro, pero ya no. Ya sea en coche o en bici o en moto TODO EL MUNDO se salta las normas de tráfico, tienen a lo lejos un semáforo en rojo y aceleran prefiriendo hacer una frenenada brusca a ir tranquilamente y esperar a que se les ponga en verde durante el camino, se pone en peligro a los peatones (en especial en la salida de las glorietas), no se respetan las velocidades (y que no me vengan con que se va bien porque no vas tu sólo), etc, etc.

    En Madrid, el tema de las cuestas y que uno no pueda llegar al trabajo o a una reunión chorreando de sudor está más que justificado, vete a Belgica u Holanda y mira a los abueletes que dan sólo una pedalada y llegan hasta el infinito.

    Para mí la bici es un deporte y si puedo no pisar asfalto mejor. Las cabras y mi bici son muy felices saltando por el monte, kilometros y kilometros de barro y piedras es lo que le dan sentido a que me suba encima de una bicicleta todos los fines de semana, pero no en la ciudad con los coches.... paso, demasiado riesgo para pocas emociones.

    ResponderEliminar
  73. Magnífico post, me ha encantado.

    Un ciclista encorbatado.

    ResponderEliminar
  74. <span>No estoy para nada de acuerdo con el principal argumento del autor "el uso (o no) de la bici está condicionado fundamentalmente por cuestiones de prestigio social".</span>
    <span></span>
    <span>Vivo en Portugalete, muy cerca de Bilbao. Mi casa está a 600 metros de la ría (0 metros sobre el nivel del mar) y en mi casa ya me encuentro con un desnivel de 70 m.s.n.m.</span>
    <span></span>
    <span>Creeis que la principal razón por la que no uso la bicicleta es por que "desprestigio social"?</span>
    <span></span>
    <span>De hecho, al otro lado de la ría, donde la orografía es más plana, la gente utiliza la bicicleta como medio de transporte habitual. Como sabreis está es tierra de grandes ciclistas y la afición a las 2 ruedas es grande, es por ello que a la poca gente que utiliza la bicicleta como medio de transporte en esta zona le es reconocido su esfuerzo, nada que ver con unas cuestión de desprestigio.</span>
    <span></span>
    <span>PD: Por cuestiones de trabajo estoy viviendo en Beijing y AQUÍ SÍ se puede utilizar la bicicleta (llano como una tabla de planchar) y AQUÍ SÍ que es una cuestión de desprestigio el uso de la bicicleta, y aún así, aquí estoy pedaleando de un lado para otro...</span>

    ResponderEliminar