Menú horizontal

jueves, 7 de noviembre de 2013

Un poco de tiempo para mí e incorporo deporte en mi vida de manera cómoda

Escrito el 7 de noviembre por Almendra

En bici al trabajoHace mucho tiempo que venía planteándome ir en bici al trabajo, pero ¿cómo empezar? Mi marido temía por mí puesto que hace ya muchos años cuando él iba por Madrid en bici tuvo encontronazos con algunos coches y al final lo dejó por el metro y el autobús. Pero yo ya estaba cansada del transporte público y además con dos niños, trabajo, etc., necesitaba un poco de tiempo para mí y para incorporar deporte en mi vida de manera cómoda. Lo que no sabía era lo genial que sería.

Empecé a buscar información a cerca de qué bici sería la mejor para mi – una de paseo por ciudad – y encontré la página web de “En bici por Madrid.” ¡Qué hallazgo! Me puse en contacto para ver si la ruta que me interesaba realizar era viable y pronto tuve no sólo respuesta sino guía también para llevarme en bici en la ruta estudiada. Tras comprarme la bici, quedé con Manolo y una chica de Brasil una tarde de lunes para hacer la ruta.

Era una tarde maravillosa de finales de septiembre. Manolo me recogió en mi barrio y fuimos juntos a Ventas para recoger a nuestra acompañante. Manolo sabe todo lo que hay que saber sobre pedalear seguro por Madrid y me sentí realmente bien en la presencia de un experto que me daba las claves para poder disfrutar de la bici de manera tranquila. A lo largo del paseo repasamos la normativa, las luces, el tipo de candado que usar y detalles básicos y prácticos que he incorporado en mi saber y que uso cada día que voy al trabajo en mi bici.

Manolo me acompañó de vuelta a mi barrio y antes de partir me preguntó sobre cuándo pensaba empezar a ir al trabajo en la ruta que me había preparado. Le dije que en cuanto el abono de transporte se agotara, que iba a ser en breve, que empezaba. La sonrisa que me dio fue una de esas sonrisas tan verdaderas y agradecidas, que fue realmente el último detalle que necesitaba para sellar el compromiso conmigo misma de usar la bici a partir de ahora.

Llevo un mes yendo en bici al trabajo. No salgo los días de lluvia o días que tengo reuniones por Madrid, pero sí todos los que puedo. Tardo unos minutos más, pero es tiempo para mí. Lo que me encanta es que estoy en el momento, soy yo y la bici y esta ciudad que llevo llamando mi casa desde 1999. Me encantan las calles tranquilas, aunque es verdad que poco a poco me atrevo con algunas un poco más concurridas. Lo que sí noto es que debo estar despierta a todo cuando monto: a los coches delante y detrás, a los que están aparcados y a todos los sonidos cercanos y lejanos. Es un momento verdaderamente Zen. ¡Muchas gracias bicifindes y Manolo por ayudarme a conseguir mi meta!

No hay comentarios :

Publicar un comentario