Menú horizontal

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarnos a una cerveza

jueves, 25 de septiembre de 2014

En bici de Madrid a Santiago (7/8)


Etapa 7 Sarria-Melide (La Coruña)

Ruedas torcidas y Una de Pulpo!!


Día:05/09/2014
Track:http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7770747
Kilómetros: 67.88
Desnivel positivo: 1126 metros
Tiempo total: 10 horas 43 minutos


 Hoy tenemos nueva compañera en el grupo. Se nos une Auxi, que tras toda la noche durmiendo en el autobús, con una breve escala en O Cebreiro, nos espera en la calle, ya con las alforjas montadas. Nos desperezamos y salimos a desayunar en una cafetería cercana.  Mientras lo hacemos y le contamos las aventuras de los últimos días, vamos viendo como una auténtica riada de peregrinos pasa a nuestro lado. 
Faltan menos de 150 km, y la confluencia de Caminos junto con el hecho de que mucha gente solo haga el tramo final (lo mínimo para ganar la Compostela son 100 a pie y 200 en bici) hace que cada vez la densidad sea mayor. Más y más peregrinos pasan a nuestro lado mientras tomamos café.
El desayuno en Sarria. Tostadas y bizcocho casero
Antes de salir de Sarria hago una pequeña parada (que me retrasa de mis compañeros) en el Monasterio de la Magdalena, con una tradición de 800 años cuidando de los peregrinos. Allí, tras una breve cola, uno de los monjes del monasterio,  además de sellarte la credencial, te pregunta por tu Camino, y te da su bendición.
Albergue y Monasterio de la Magdalena

Pronto descubriremos que la primera parte de nuestra ruta va a ser un auténtico slalom, mientras adelantamos a cada grupo de peregrinos caminantes por unos paisajes 100% gallegos. Bosques entre brumas, musgo y helechos, por pequeñas pistas de tierra  en un continuo sube y baja. Hoy haremos muchas fotos, porque los parajes son mágicos, pero la mayor parte saldrán movidas: Los árboles que ocultan la luz suponen un reto para la cámara. El terreno es un auténtico rompepiernas, muy divertido para la bici, pero sobre todo, bonito para la vista.
En Galicia el llano no existe: Cuestas arriba imposibles y cuestas abajo divertidas
Rodar por estos bosques es como un carril bici cruzando el Paraiso
 Hemos de tener eso sí, mucho cuidado con los otros peregrinos, sobre todo en las bajadas. Los mojones, ya omnipresentes, van bajando a cifras ya abordables. Pronto pasamos el emblemático. 100 km. Solo 100 km nos separan de Santiago. Nada puede pararnos.
El Camino es un continuo de peregrinos. Rodar despacio para esquivarlos no es problema cuando el paisaje invita a disfrutar como este
Estos parajes te dejan sin palabras.
De vez en cuando,el terreno se abre, y deja ver paisajes bucólicos, y los típicos huertos gallegos con sus berzas.
El verde, en todas sus modalidades y matices
Los paisajes son increíbles. Tras los páramos de Castilla, esto se antoja un paraíso de verdor. Pasamos por una infinidad de pequeñas aldeas. Primero la subida hasta A Serra, para luego seguir hacia A Pena y Peruscallo. A Brea, Ferreiros... Y por fin,una divertida bajada hasta Portomarin.
Donde no hay peregrinos que esquivar algunos encuentran su parque de juegos.
Cruzamos el puente, sobre las aguas del embalse de Belesar que sumergió al antiguo Portomarin para llegar al nuevo. A la entrada, el antiguo puente medieval precedido de una escalinata.
Primer cruce del puente.

Chequeo de la rueda de Antonio. Después Fernando también le dio una vuelta a las bielas de una pareja de ciclistas.
El puente medieval del viejo Portomarín.
El embalse y el puente de Portomarín. La mañana ha sido excelente.
 Allí nos espera tras una corta subida, y cerrada, eso sí, su iglesia fortificada, trasladada piedra a piedra desde el viejo Portomarín. 
La iglesia fortificada de Portomarín,una joya gótica. El coche, otra joya.
Se nota en nuestras caras. Se acerca Santiago.
 Entre unas cosas y otras se nos ha hecho la hora de comer, y, estirado el grupo por efecto de los caminos,no hemos hecho compra. Pablo nos hace una propuesta "deshonesta". Desviarnos un par de kilómetros para visitar un restaurante que conoce, donde degustar las mejores anguilas fritas y el típico churrasco. Nos dejamos caer en la tentación (aunque nos desvíe de la ruta) y acudimos allí. El restaurante "Río Loyo" esta junto a las aguas del embalse.
Basta entrar por la puerta para que te embriague el olor de la leña de roble ardiendo. La comida, tradicional: Pimientos de Padrón, Anguilas fritas, y churrasco de ternera gallega y de cerdo. Todo ello regado con el vino de la casa.

Vuelta al puente. Vamos a comer!!!
Fernando es capaz de tirar de carros y carretas.
La anguila frita... deliciosa.


Y el churrasco. Para repetir, y tripitir y...
El churrasco, servido a la manera típica. La camarera sale con una bandeja de carne recién sacada de las brasas y ofrece una y otra vez, a quien le pide más carne. Esta exquisita, así que repetimos varias veces,  y disfrutamos muchísimo de este "homenaje" al que encima Pablo nos invita. Doblemente Gracias Pablo!!. Acabamos con postres, igualmente deliciosos, y licores de hierbas y de café. Evidentemente, cuando salimos a por las bicis rezumamos "alegría".

Volvemos tranquilamente a Portomarin cruzando de nuevo el puente, para salir directamente e iniciamos camino por una cuesta, que no llegamos a acabar. De repente, Antonio se para. Su rueda trasera ha dicho  basta, después de tantos días de bailoteo,y aparece doblada, casi como una "C". Intentamos enderezarla, y avisar a Fernando, que ha tirado por delante, pero sabemos que no tiene solución. Está demasiado deformada.
Reparación imposible. Hay que buscar alternativas.
Tenemos que buscarnos la vida. Buscamos por internet (ventajas de la era moderna y los smartphones) un taxi que le transporte a él y a su bicicleta, y un taller en Melide donde le puedan cambiar la rueda por otra. Antonio vuelve caminando a Portomarín, a buscar su taxi y nos deja,solo temporalmente. El resto, algo pesarosos, seguimos camino.
Auxi supera el primero de los muchos "cuestarrones" de esa tarde

Con Antonio ya subido en el taxi, para los demás, continúa el paisaje. Una lenta y "suave" subida, de unos 8 km por colinas soleadas, nos lleva hasta Gonzar. 

Allí, mientras estamos parados tomando unos refrescos, vemos pasar a Antonio y su taxi. Mientras los kilómetros siguen bajando. Por la mañana pasamos la barrera de los 100 y ahora la distancia se acorta.
Cada kilómetro,un mojón nos recuerda que Santiago esta cerca. Muy cerca.
Sigue la subida hasta Hospital. A partir de ahí, el terreno suaviza. Una breve bajada por una carretera poco transitada nos lleva a Palas de Rei. Allí paramos a reagruparnos y sellamos en la Iglesia de San Tirso. Fernando nos confirma que ya esta con Antonio en Melide y que todo está arreglado. Eso nos tranquiliza, aunque aún nos faltan casi 15 km para llegar. 
Bajamos hacia Palas de Rei. Otra gozada.
Uno de los muchos hórreos que nos encontraremos

La iglesia de San Tirso en Palas de Rei.
No nos demoramos demasiado en Palas. Salimos de  nuevo a las corredoiras, entre  bosques de carballos (robles diríamos en Castilla) , eucaliptos otras veces,riachuelos, castaños, tupidos helechos, y musgo cubriéndolo todo... El sol empieza a caer, y reduzco el ritmo. Quiero disfrutar de los bosques silenciosos que con el atardecer adquieren un ambiente mágico. Pablo se queda conmigo a acompañarme, y hacemos los últimos kilómetros disfrutando de cada recodo que esconde siempre un paraje idílico.

Pablo, en su casa. 
La Felicidad debe ser algo muy parecido a esto.
 



Uno casi puede oir música celta al pasear por estos parajes. Bueno, yo realmente la escucho, porque como siempre voy con los cascos...

No paramos de disfrutar hasta llegar a Melide. Cruzamos el Puente y nos dirigimos a Albergue. De nuevo, vamos a un Albergue privado, que han reservado ya nuestra avanzadilla. Es el Albergue "Pereiro". Seguramente el mejor, o casi, de los que hemos visitado en el Camino. Detalles como el tener una pequeña repisa junto a cada litera y abundantes enchufes hacen notar que está pensado con cabeza y adaptado a los peregrinos de hoy en día. Como casi todos, algo escaso de duchas, pero es habitual. 


El puente de piedra de Melide. De nuevo,¡Misión cumplida!
Descansamos un poco en el Albergue y nos dirigimos a tomar un buen pulpo, que en Melide es excepcional, en la típica pulpería, de bancos corridos. Corre el vino y nos sentimos felices. Otro día que ha pasado a pesar de las dificultades. Esto se acaba, mañana nos espera Santiago. 


Cosas del Camino: Cuanto cuesta?

Una de las innumerables ventajas del Camino es que es una aventura realmente barata. Lógicamente, cada uno hace su Camino,a su medida. Y siempre pueden surgir imprevistos (a las pruebas me remito).
Pero es realmente barato. Saliendo desde Madrid, además,te ahorras el autobús de ida. 

Costes básicos:
Desayunar: 2-3€ si lo haces en un bar. Mucho menos si te lo montas en el Albergue.
Comer: Hay menús del peregrino por unos 8-9€. Si te montas bocadillos por tu cuenta,puedes comer por mucho menos (3 o 4 €).
Refrescos/cervecitas: Sin duda tendrás que hidratarte. Nosotros paramos en muchos bares, para descansar ya de paso, pero bien se podría haber comprado en un super y descansar bajo un árbol.
Cenas: La mayoría de los Albergues tienen Cocina y utensilios. Solo tendrás que llegar pronto para poder ir a un super y comprar. Algo de pasta y condumios para arreglarla no deben costarte más de 3 € por persona.
Dormir: Solo si tienes tu credencial podrás dormir en los Albergues.  Los hay gratuitos, o que solo piden un donativo voluntario. Los públicos suelen costar entre 3 y 5€. Los hay que cuestan un poco más, sobre todo si son privados (6-10 €). Lo normal es que estén  por debajo de los 10€ salvo los privados en las grandes ciudades. Tienes más información aqui. Si vas justo de presupuesto, míralo antes, y procura llegar temprano, para asegurar tu plaza. Si el dinero no es problema, hay infinidad de Hostales o pensiones por menos de 35€ la noche en las que además te ahorrarás los ronquidos de otros peregrinos, pero te perderás parte del "espíritu".

Lavadora: Muchos Albergues tienen lavadora. Si quieres usarla, te costará un par de euros, puede que un poco más si tiene secadora y la usas (lo que es una opción muy a tener en cuenta). Lavar la ropa a mano es gratis, claro.

Otros lujos: De aquí en adelante, todo está a tu elección, porque, ¿vas a pasar por León sin comerte un cocido maragato? ¿O por Melide sin probar el pulpo?. Contando esos "lujos" nuestro Camino hasta Santiago no costó más de 250€, sin contar el autobus de vuelta. Porque claro, siempre puedes decidir volverte en bici ;-)

escrito por Agustín Felipe Farelo

Quieres seguir la historia? Te perdiste alguna etapa? Sigue las flechas amarillas aquí:
Etapa 1, Etapa 2, Etapa 3, Etapa 4, Etapa 5, Etapa 6, Etapa 7, Etapa 8, Epílogo Finisterre.

38 comentarios :

  1. Buenísimo, se nota que ya ibais un poco cuesta abajo. Ya huele a mar.
    Y el tema de la pasta, detalle importante!

    ResponderEliminar
  2. Llevaba la rueda descentrada desde Madrid, y cada vez iba a más... hasta que dijo ¡Se acabó!

    Eso es lo primero que dije yo al ver la rueda echa un ocho en el suelo ¡Se acabó mi Camino!, pero es lo que tiene ir bien acompañado, que entre todos se encuentra la solución más fácilmente. Taxi a Melide, rueda nueva y todo preparado para acabar la última etapa a Santiago.

    (Moraleja: revisa bien tu bici antes de emprender un viaje como este)

    ResponderEliminar
  3. aún no hemos empezado... y ya vamos con prisas??? . . . va a ser que quieres desayunar queso!!!

    ResponderEliminar
  4. Me apunto en Pza. Castilla!

    ResponderEliminar
  5. Venga, te apunto en Plaza Castilla para meter presión :P

    ResponderEliminar
  6. Nos vemos un poco antes de las 8:00

    ResponderEliminar
  7. La foto de grupo, a las 8:00, y después a rodar Castellana arriba

    ResponderEliminar
  8. Esa 29 está pidiendo guerra en el carril bici :P

    ResponderEliminar
  9. Más de un año sin venir con nosotros ;-)
    A ver si te enganchamos esta vez

    ResponderEliminar
  10. Hola, yo tambien me apunto a Plaza Castilla.
    Estuve la semana pasada en Aranjuez y me gusto la experiencia

    ResponderEliminar
  11. Agustín Felipe Farelo26 de septiembre de 2014, 9:13

    Alguno va a repartir queso de lo lindo por el carril bici...

    ResponderEliminar
  12. Buenos dias! Me apunto desde Plaza Castilla. Saludo!

    ResponderEliminar
  13. A las 8:00 nos hacemos la foto de grupo, y empezamos a rodar hacia Tres Cantos

    ResponderEliminar
  14. Nos vemos mañana.

    Con un poco de suerte nos libramos de la lluvia
    http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/municipios/horas/tres-cantos-id28903

    ResponderEliminar
  15. Me encanta la estructura del relato con la sección final de "cosas del Camino".

    ResponderEliminar
  16. Regla número 1, el queso se le reparte a los ciclistas de otros grupos, entre nosotros no nos picamos, sólo nos ayudamos a llegar antes a nuestro destino :P

    ResponderEliminar
  17. Hola Antonio, apúntame desde Tres Cantos, acabo de ver el vídeo de cuando la hicisteis en Enero y parece divertida.

    ResponderEliminar
  18. Hola Antonio: apuntame desde Pza Castilla

    ResponderEliminar
  19. Es suave, muy divertida, un continuo sube y baja con amplios caminos y algunos senderos estrechos. Tiene de todo.
    Nos vemos en Tres Cantos un poco antes de las 9:00

    ResponderEliminar
  20. Allí nos vemos mañana un poco antes de las 8:00

    ResponderEliminar
  21. Si alguno viene de la zona norte de Madrid (Sanchinarro, Las Tablas, Montecarmelo...) no es necesario que baje hasta Plaza Castilla para volver a subir hasta el carril bici.

    Puede esperarnos en la pasarela blanca: http://goo.gl/maps/ZIdz4
    A las 8:15-8:20 pasaremos por allí

    ResponderEliminar
  22. 34 ciclistas apuntados para salir desde Plaza de Castilla (más alguno que se apunte a última hora).

    Intentad ser puntuales, o tendremos que ir dándole caña por el carril bici para no hacer esperar a los de Tres Cantos ;-)

    Saldremos a las 8:05. Si alguien llega más tarde, que tire hacia el carril bici para alcanzarnos.

    ResponderEliminar
  23. Me preguntan por correo si hay fuentes en la ruta.

    No, no hay fuentes, pero para una ruta tan corta, de poco más de tres horas (algo más los que van desde Madrid), con un bidón puede ser suficiente.

    ResponderEliminar
  24. Lo encontré:

    http://youtu.be/BrRIVZhI-II

    ResponderEliminar
  25. Ya la hice en Enero y ahora repito. Desde Tres Cantos: Ricardo y Gabriel.

    ResponderEliminar
  26. Agustín Felipe Farelo26 de septiembre de 2014, 13:04

    Evidentemente Antonio, pero si ya damos por hecho que los de plaza Castilla tendremos que dar caña para llegar puntuales a tres cantos, a algún incauto pasaremos por el camino.

    ResponderEliminar
  27. Hola. Me apunto por primera vez a una de sus rutas, seremos 2 Nelson y Jose Gregorio, desde Tres Cantos. Saludos

    ResponderEliminar
  28. Otro mas que se une en Plaza de Castilla. Esperemos que no nos llueva y que el queso no me atufe ;) jajajja. Un saludo

    ResponderEliminar
  29. Nos vemos mañana en Tres Cantos

    ResponderEliminar
  30. Un poco antes de las 9:00, nos vemos en la puerta de la Estación

    ResponderEliminar
  31. Vaya tropa que nos vamos a juntar en el carril bici... aunque al llegas a los senderos ya va a ser la leche ¡Me pido primer!

    ResponderEliminar
  32. Me uno a vosotros en Plaza de Castilla. Saludos

    ResponderEliminar
  33. Cachis, en casa del herrero, cuchillo de palo... ;-)

    ResponderEliminar
  34. Siempre me echan la bronca los compañeros por el nulo mantenimiento que hago de la bici, siempre llena de barro y con grasa en exceso en la cadena :-(

    ResponderEliminar
  35. No entiendo tu postura. ¿Estás de broma?

    ResponderEliminar
  36. ¿Qué pueden aprender en un carril bici, donde el cumplimiento de las normas básicas de circulación es excepción?
    ¿que no se puede sin carril? ¿a temer a los coches?

    ResponderEliminar
  37. Uy, si a Ana Botella ya la acompañamos en un bicifinde legendario:
    http://www.enbicipormadrid.es/2011/12/bicifinde-con-ana-botella.html

    ResponderEliminar
  38. Hola, estoy de acuardo en que el servicio deja muchísimo que desear, pero me gustaría puntualizar que la gente que te atiende no son funcionarios, son de bonopark, la empresa que presta este servicio ( y los del 010 tampoco creo que sean funcionarios) . Me apuesto lo que quieras a que padecen una precariedad laboral brutal. Los culpables son los jefes de Bonopark y el responsable de adjudicar este servicio a esta empresa

    ResponderEliminar