Menú horizontal

sábado, 29 de septiembre de 2012

La economía detrás del robo de bicicletas

Escrito por Iñaki Berazaluce para Cooking Ideas, a partir de un artículo de Priceonomics.

La economía detrás del robo de bicicletas El pasado verano me robaron la bici en Madrid, la tercera en los últimos ocho años. Mi caso está dentro de la estadística: raro es el ciclista urbano que logra conservar su bici más de tres años. Robar bicicletas es uno de las felonías más ruines que puede cometer un ladrón, como ya demostró hace 65 años Vittorio de Sica, así que vamos a aparcar (en un parking vigilado) los aspectos morales del asunto para centrarnos en los económicos, que también tienen su miga. 

¿Por qué se roban bicis? Bien, la respuesta es evidente: valen dinero y son relativamente fáciles de robar. Ahora bien, ¿por qué se roban tantas bicis? “La posibilidad de que te hurten una bici es tres veces mayor a que te hurten un coche o una moto”, afirma en Público Pedro Malpica, sociólogo de la Universidad de Sevilla, a falta de estadísticas policiales. En España se roban muchísimas bicis, pero lo mismo sucede en Europa o en Estados Unidos: se trata de una plaga mundial contra el medio de transporte más limpio y eficiente en ciudad. 

Unos colegas míos en esto del ciclismo urbano y la blogocosa, el excelente Priceonomics, han analizado el robo de bicicletas desde su vertiente económica. Al fin y al cabo, los delitos contra la propiedad son una actividad económica más, por más que sean ilegales y, salvo excepciones, moralmente reprobables. En consecuencia, el ladrón de bicicletas hace un cálculo, teóricamente racional, entre el riesgo asumido y el beneficio obtenido al mangar una bici. El resultado está expresado en esta ilustrativa gráfica: aunque el beneficio económico no sea altísimo, lo cierto es que el riesgo de que te pillen es tan bajo -y el castigo tan leve- que merece la pena “invertir” en este sector:


Beneficio obtenido del crimen y riesgo de ser pillado
¿Qué pasa con las bicis robadas? Las conclusiones de Priceonomics no son muy distintas de las que he constatado en la búsqueda (infructuosa) de mi bici robada: si te la ha robado un aficionado, digamos un yonki con una apremiante necesidad de panoja para agenciarse un boleto a su efímero paraíso artificial, lo más probable es que la venda en la calle por un precio ridículamente bajo: por ejemplo, 50 euros por una bici de 400 (como mi añorada Nishiki). En caso de que sea un profesional, puede que la revenda en un Cash Converters, cómplice silencioso de este nicho de mercado, como me reconoció la Policía o, con mayor probabilidad, la venda en Internet por un precio aceptable, el 60 o 70% de su precio original. Tal y como lo expresa crudamente uno de los entrevistados en el artículo de Priceocomics:


“Las bicis son uno de los cuatro commodities en las calles: dinero, drogas, sexo y bicicletas… Virtualmente, puedes intercambiar unas por otras”. 


¿Qué opciones tenemos los ciclistas ante los miserables ladrones de bicis? La más evidente: utilizar mejores sistemas antirrobo, una perogrullada que también tiene sus peros. Los ladrones profesionales de bicicletas suelen dotarse de equipamiento high-tech para levantar las bicis. Por ejemplo, un antirrobo en U, imposible de cortar con cizalla o radial puede abrirse de un martillazo tras impregnarla de nitrógeno líquido, como si fuera el T-1000 que hacía la vida imposible a Terminator.
Dónde venden las bicis los ladrones: Los menos profesionales en la calle, quien sabe en mercadillos y los que tienen nivel por internet, donde sacan más pasta
Otra opción es dotar a las ciudades de más aparcamientos para bicis y, adicionalmente, permitir el aparcamiento dentro de los recintos, donde a veces se prohíbe el acceso en bici por el mismo motivo que se prohíbe jugar a la pelota en las plazas de los pueblos: por el gusto de prohibir algo. La alternativa urbanística sólo se puede barajar en ciudades civilizadas, lo que excluye automáticamente a Madrid, donde para las autoridades el ciclista es una simpática rareza, ideal para decorar los escenarios virtuales de proyectos utopistas, pero un sospechoso estorbo en la vida real. 

Una tercera posibilidad es aumentar el “precio” del delito, para disuadir a los chorizos a trabajar ese segmento. En la gráfica se aprecia cómo el “coste” del secuestro es tal -en términos económicos, logísticos y penales- que pocas veces resulta rentable, a pesar de su fuerte beneficio económico. Ahora que el exalcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, es ministro de Justicia tal vez sea el momento de que repare su histórico desdén hacia la bici en la capital, por ejemplo reformando el Código Penal. Yo sugiero que los ladrones de bicicletas sean condenados a llevar a caballito a sus víctimas durante un año. Por felones.

N.de la R. Sugiero una cuarta manera: Bajar el beneficio económico del robo. Esto se consigue comprando bicis de segunda mano sólo si el vendedor nos puede mostrar la factura de compra, o en su defecto, no le importe ceder una copia de su DNI.

Si nosotros, los potenciales compradores, nos negamos a comprar mercancía de origen dudoso, el mercado negro de bicis robadas tendrá menos compradores, bajando su precio y compensando menos el crimen.


16 comentarios :

  1. Tendré un poco más de ojo cuando compre por internet de 2ª mano... Ahora ir a l cash converters ni de coña, son unos usureros que no pagan ni por el 50% de lo que luego venden.

    ResponderEliminar
  2. Jeje, voy a poner lo que escribí hace unos años en un blog que tenía, que hice una encuesta donde se ve que más del 50% de la gente compraría la bici de 2ª mano si es más barata:
    http://lagrancasualidad.wordpress.com/2008/10/20/con-la-bici-por-dresden/

    ResponderEliminar
  3. A estas alturas ya todos creo que sabemos que los robos es el mayor enemigo de la bici urbana, más que los conductores y la falta de infraestructuras.



    Solo se me ocurre una manera de combatir esta lacra. Colocar aparcamientos para bicis en los aparcamientos públicos de Madrid. Lógicamente pagando por ello un precio módico. Y, claro, que el aparcamiento se responsabilice de su robo. Como si fuera un coche.


    Si lo que se paga cada año por usar un sistema de bici pública (40-50 euros) sirviera para usar los aparcamientos públicos, no haría falta que los Ayuntamientos se gastaran dinero en estos sistemas tan costosos.


    Cada uno podría usar su bici y se preocuparía de su mantenimiento y la podría dejar en cualquiera parte de la ciudad sin miedo a que se la roben. Lo que se gastan los Ayuntamientos en bicis de alquiler, puntos de estacionamiento, en mantenimiento y por el vandalismo se podría destinar a construir consignas para bicis en los aparcamiento públicos, que están repartidos por toda la ciudad.


    Creo que podría ser un sistema rentable incluso para un empresa privada. Que pagues, por ejemplo, un euro por estacionarla cinco horas, dos euros 10 horas, etc...
    .
    Creo que estaríamos dispuestos a pagar esto por estacionar nuestra bici sabiendo que estará bajo techo y a buen recaudo. De esta manera, te podrás llevar incluso la bici más lujosa con la que no te atreves a moverte por la ciudad.


    Y, lo más importante, para los amigos de lo ajeno será imposible robar una bici.

    ResponderEliminar
  4. N.de la R. Sugiero una cuarta manera: Bajar el beneficio económico del robo. Esto se consigue comprando bicis de segunda mano sólo si el vendedor nos puede mostrar la factura de compra, o en su defecto, no le importe ceder una copia de su DNI.


    Repito lo que acababa de escribir en un comentario a otro post:


    NUNCA se debe comprar una bici sin firmar un contrato privado de compraventa.


    Es sencillo, gratuíto, te protege si la bici es robada y te ayuda a demostrar que te pertenece en caso de un posible robo futuro.


    Podeis encontrar dos modelos en ForoMTB.com y Bicicleta.es.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Eso iba a comentar.
    Cualquier pagaría 50 euros por una bici que sabe que vale 400...
    Es una utopía tratar de impedir eso.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, y si nos ponemos de acuerdo y compramos esto?
    http://www.selectadna.es/bicimark.html

    Los operadores y las electricas estan mirando la versión spray junto con la policía

    ResponderEliminar
  7. A mi se me ocurren diferentes ideas tanto para promover el uso de la bici en la ciudad como para disminuir los robos.

    - Promover el uso:
    El sistema de bicicletas públicas si está bien hecho ayuda a que más personas se animen a sacar su bici de casa. En Barcelona y Dublín, dos ciudades en las que he vivido es un servicio de mucha utilidad y que ha animado a más de uno a salir sobre ruedas.

    Incrementar facilidades para el pobre ciclista urbano: ¡más parkings de bicis, por favor en Madrid no se ve ni uno!

    Los que ya somos ciclistas urbanos deberíamos organizarnos y hacer un poco de campaña. Celebrar nuestro medio de transporte. En Dublín se seguían muchas iniciativas de este tipo, que además eran buenísimas como actividad de ocio: http://dublincycling.com/


    Si nosotros ya sabemos las ventajas, que nuestros amigos y familiares también se enteren: piernas hermosas, mejoras tu condición física, te ahorras una pasta, vas mucho más rápido, independencia...

    - Disminuir los robos:
    Usa un buen candado. O dos. O los que hagan falta. Uno en el sillín fijo, ata siempre el cuadro con las ruedas...



    Aparca donde haya más bicis.


    Aparca en un lugar visible y transitado (cerca de un negocio, por ejemplo)


    Más vale una bici de batalla para diario en la ciudad que una estupenda y cara, llama menos la atención.




    Saludos!



    ResponderEliminar
  8. Los sistemas de alquiler creo que terminan siendo muy costosos para las arcas públicas, sobre todo por el mantenimiento de las bicis y la reparación de los desperfectos de los energúmenos (roban las bicis o piezas de la bici).


    Me gustaría ver el aspecto de las bicis públicas que han puesto en Getafe dentro de tres meses, y comprobar cuantas han robado.


    La solución pasa, como dices tú, por utilizar buenos candados, o llevar la bici contigo permanentemente (plegable) o sistemas donde puedas guardarlas con garantías como este de una empresa española http://www.biceberg.es/, aunque me parece un sistema muy aparatoso para colocarlo por las ciudades.
    Yo es que ya no me fío ni de los candados en U, por muy de Abus que sea.

    ResponderEliminar
  9. Hasta que al comprador le roban la primera bici, se pone a investigar por internet y llega hasta algún sitio donde se hace consciente de haber colaborado con su propia desgracia.

    ResponderEliminar
  10. Aparca donde haya más bicis...
    y a ser posible que sean bicis mejores y con candados peores...jejeje
    Bueno, igual se debería considerar que el precio de los antirrobos a poner en una bici debería ser equivalente al que sacaría el malnacido que la robase. Esto puede ser entre 50 y 100 euros la mayor parte de las veces. Da para una U kriptonite, tuercas antirrobo y algún cable o complemento más, como indicas.
    En lugar de eso, puedes esperar a que te roben la bici y aprovechar cuando compres otra para comprar los antirrobos. Pero sale más caro.

    ResponderEliminar
  11. Iván, creo que tenemos un claro ejemplo de que el ser humano siempre mira por su propia ambición. Esta crisis lo está demostrando y lo peor de todo es que no aprendemos nada.
    Volveremos a cometer los mismos errores una y otra vez.
    Estoy seguro de que ese individuo que ha colaborado con su propia desgracia volverá a buscar una bici de 400 euros por 50 euros.
    Me apuesto contigo meter la cabeza en un cocodrilo que lleve 1 año sin comer.

    ResponderEliminar
  12. Salvo por el olor, cualquiera mete la cabeza en un cocodrilo muerto... XD

    ResponderEliminar
  13. Uy...ni te imaginas el tiempo que puede estar un cocodrilo sin comer y sin morirse.
    Mira este enlace. Los cocodrilos pueden comer una sola vez al año.
    http://ytusabes.blogspot.com.es/2011/01/que-tiempo-puede-estas-sin-comer-un.html

    ResponderEliminar
  14. :-O Me imaginaba meses, pero 2 años????
    He visto que tienen un sistema digestivo tan potente que disuelve hasta los huesos, aquello que tengáis enemigos ya sabéis lo que hacer :-P

    ResponderEliminar
  15. Son supervivientes de épocas prehistóricas. Los únicos reptiles de gran tamaño que no sucumbieron a las extinciones masivas...
    Que conste que esto no es un off-topic, que los cocodrilos también van en bicicleta.
    http://www.google.es/imgres?num=10&hl=es&biw=1280&bih=625&tbm=isch&tbnid=JB77Qbty-p-fsM:&imgrefurl=http://www.librosalfaguarainfantil.com/mx/libro/una-bici-para-el-cocodrilo/&docid=O27xsyYhtRdY6M&imgurl=http://www.librosalfaguarainfantil.com/uploads/imagenes/libro/portada/201111/portada-una-bici-para-cocodrilo_grande.jpg&w=500&h=619&ei=G2tpULyDJsaShgf6yYCgDg&zoom=1&iact=hc&vpx=113&vpy=120&dur=460&hovh=250&hovw=202&tx=100&ty=143&sig=102970527177931170724&page=1&tbnh=131&tbnw=107&start=0&ndsp=18&ved=1t:429,r:0,s:0,i:71

    ResponderEliminar
  16. Aquí se ve a un dinosauriohttp://twitter.com/JacobinoEnBici/status/251301514348482560/photo/1/large

    ResponderEliminar