Menú horizontal

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Hace tres semanas hicimos una ruta nocturna a la Fuenfría y la Bola del Mundo, para ver las estrellas. Pensábamos que era una ruta dura y una aventura que sería muy difícil superar... pero el pasado fin de semana lo hemos conseguido. Cuando 28 ciclistas empiezan a rodar en Segovia al anochecer pretendiendo llegar al amanecer a Madrid es todo un reto y una aventura casi épica. Lo de menos es si todos consiguieron el objetivo, como suele decirse, lo importante es participar. Enhorabuena a todos mis compañeros de ruta.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012  - pincha en el mapa para verlo en RunKeeper

- Datos de la ruta -


Fecha: Noche del sábado 1 al domingo 2 de septiembre de 2012
Origen: Estación de Segovia Destino: Madrid
Distancia: En mi caso, 108.85 km
Hora de inicio: 20:34 - Hora finalización: 9:30
Duración: 12 horas y 56 minutos
Velocidad media: 8.42 km/h
Desnivel subida acumulado: 2.291 m
Dificultad: alta
Otros datos: Ruta nocturna siguiendo el Camino de Santiago - Ver ruta en RunKeeper - Descargar ruta en formato .GPX y .KML

Cuando publiqué en el blog la propuesta de hacer una ruta nocturna de Segovia a Madrid no pensaba que tuviese tan buena acogida. De hecho, llegué a pensar que había muchas posibilidades de que no se apuntase nadie y que al final la hiciese yo en solitario ¿Quién iba a estar tan loco como para meterse 120 kilómetros en el cuerpo, por caminos de cabras… y a oscuras?

Durante la semana la lista de participantes iba subiendo y subiendo. En algún momento llegó a rondar los 40 participantes, aunque el anunciado frío y otras causas hicieron desistir a unos cuantos hasta quedar el número de participantes en 33.

¡Qué complicado iba a ser guiar a tanta gente en la oscuridad! Por suerte, contaba con la ayuda de VíctorCC. Unas veces a la cabeza y otras a la cola del pelotón, nos íbamos alternando para guiar a todo el grupo y no perder a nadie por el camino. Sin él, habría sido imposible guiar un grupo tan grande. ¡Muchas gracias, Víctor!

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
En las recomendaciones había pedido que la gente fuese con tiempo suficiente a su estación de Cercanías para poder sacar el billete del tren, pero por desgracia hubo varios ciclistas que llegaron tarde y perdieron el tren. Una pena.

Finalmente nos juntamos en el tren 28 ciclistas. Bueno, en realidad 27, porque Carlos que iba con su bici reclinada, prefirió coger el tren que salía dos horas antes y así poder dar una vuelta por Segovia.

Dos horitas de tren dan para mucha charla, y así pude ir saludando a todos los participantes. Por cierto, el tren no llevaba muchos viajeros, y el revisor no puso ninguna pega a que ocupásemos medio tren con nuestras bicicletas.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Poco después de las 20:00 horas llegaba nuestro tren a la estación de Segovia. Al bajar al andén aquello parecía una fiesta ciclista ¿De dónde habrían salido tantas bicis se preguntaría la gente al vernos?

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Lo primero, unas cervezas en una terracita frente a la Estación de Segovia, un poco de charla para ir conociéndonos, y a las 20:34 comenzaba nuestra aventura.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Empezamos a rodar casi en fila india por las calles de Segovia en dirección al Acueducto, circulando por la calzada como el resto de los vehículos, señalizando nuestras maniobras, respetando toda la normativa… alguien me dijo cuando estábamos parados en un semáforo “cómo se nota que vamos con gente de enbicipormadrid, porque desde luego yo me habría saltado este semáforo”

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Desde la Estación al Acueducto es cuesta abajo y vamos circulando rápido. Como hacemos siempre que pasamos por Segovia, paramos en la calle que baja al Acueducto para la foto de rigor y en este caso poder recontar cuántos ciclistas componían el grupo. Efectivamente salen las cuentas, somos 28 ciclistas.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Tras la foto bajamos al Acueducto para hacer alguna foto más y esperar a que el sol se retire completamente. Son las 20:47, ya se había retirado el sol, y había llegado el momento de emprender nuestra larga marcha hacia Madrid.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
La salida de Segovia hacia La Granja es cuesta arriba. Una subida dura, pero vamos muy frescos, por lo que empiezo a tirar fuerte delante del grupo, charlando con Dudu en dirección al carril bici. Varios semáforos permiten que nos reagrupemos, aunque al llegar al carril bici el grupo se había alargado bastante. Por suerte Víctor se quedó cerrando el grupo para que no se perdiera nadie, y al poco tiempo volvíamos a estar los 28. ¡Cuántos conteos haríamos a lo largo de la noche!.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
El carril bici son 5 km con una pendiente ascendente muy suave. Meto plato grande, piñón pequeño, y a darle caña... hasta que vuelvo la cabeza y me doy cuenta de que voy solo. Freno un poco el ritmo, para reagruparnos, ya en completa oscuridad. Aquí recibo la primera “bronca” de los que van más rezagados: “Vaya ritmo, Aalto, si seguimos así no llegamos a la Fuenfría ni la mitad”.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Dejamos el carril bici, nos reagrupamos, y atravesamos el área recreativa de “El Robledo” para salir a la carretera de Riofrío. Rodamos 500 metros y giramos a la izquierda por una pequeña carretera hacia Valsaín. En total son 4,0 km los que rodamos por carretera, aunque una carretera solitaria en la que solo nos cruzamos con un par de coches. Es un tramo muy divertido con muchas curvas y una pendiente ascendente suave, que nos permite rodar muy rápido.

Al llegar a Valsaín nos desviamos a la derecha en dirección al cementerio por la carretera del Robledo. Aquí ya empieza a haber bastante diferencia entre los que van delante y los que van más rezagados. La primera hora hemos rodado rápido y alguno empieza a notarlo en sus piernas.

A partir de aquí empieza el tramo más duro de la subida al puerto de la Fuenfría, tres kilómetros muy duros, pero ya por una carretera cortada al tráfico. No hay pérdida, solo hay que seguir la carretera, por lo que dejo de ir en cabeza para ir a la cola del pelotón.

La zona es de robles, vegetación poco espesa, por lo que la luna ilumina perfectamente el camino. Durante varios kilómetros apago las luces de la bici y ruedo a mi ritmo en solitario y en completo silencio entre el grupo de cabeza y el grupo de cola ¡Qué gozada!

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Cuando acaba la zona más dura, en “la Cruz de la Gallega”, volvemos a reagruparnos. Hace casi dos horas que empezamos a rodar, y llevamos 18 km recorridos, no está mal la media, aunque nos quedan 11 km para llegar a lo alto del puerto.

En esta zona ya hay algunos que van un poco tocados, y tienen que poner pie a tierra. La diferencia empieza a ser muy grande, por lo que les pido a los primeros que vayan subiendo y nos esperen en la Fuente de la Reina descansando. Solo hay que seguir subiendo por la carretera asfaltada, no hay pérdida.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
En ese primer grupo, tirando José (eso de tener 17 años da mucha fogosidad en las cuestas), Dudu, y los más jóvenes del grupo, con la música marchosa sonando por los altavoces a todo trapo. ¡Qué tranquilidad cuando se van alejando! ;-)

Aunque los 8 km que nos separan de la Fuente de la Reina son más suaves, incluso con tramos en bajada, los últimos van rodando muy despacio, por lo que dejo la cola del pelotón, les adelanto y hago casi toda la subida por los pinares de Valsaín en solitario, a mi ritmo. ¡Qué tranquilidad rodar en solitario, y en completo silencio en mitad de la noche!

Unos kilómetros después alcanzo a Navalex, y ruedo con él hasta llegar a la Fuente de la Reina. Como estamos en mitad del bosque no nos llega el viento, y la temperatura es fresca pero agradable.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Menudas risas nos echamos cuando vimos a los que nos esperaban, bebiendo en el pilón donde lo hacen las vacas ¡Que eso no es la fuente, chicos! ¡Que la fuente está 20 metros más arriba! Por suerte el agua del pilón estaba bastante limpia y creo que ninguno agarró una gastroenteritis. Si hubiese sido de día seguro que no lo habrían hecho.

Un buen momento para comer algo. En una ruta tan larga es importante ir comiendo y bebiendo durante toda la ruta, aunque no tengas hambre ni sed, para que no te de la pájara. Yo llevaba en la mochila tres sándwiches de jamón serrano, dos plátanos y un paquete de galletas.

Tras rellenar los bidones en la fuente “de verdad” y de esperar a más lentos, emprendemos el último tramo de 3 km hasta el puerto de la Fuenfría. Aquí se acaba el asfalto, y entramos en una pista forestal con muchas piedras, por lo que el rodar se hace más lento. Con la oscuridad, más que ver las piedras, “las sientes”.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
En el camino nos encontramos con dos caballos. Seguro que venían de beber del pilón, jajaja. Algunos decían que eran de cartón, porque no se movían al vernos y se quedaban totalmente quietos. Debe ser que no están acostumbrados a que unos locos aparezcan con linternas en la frente en mitad de la noche.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Por fin llegamos al Puerto de la Fuenfría. Son casi las 12 de la noche. Hemos recorrido 29 km en 3 horas y 20 minutos. Arriba del puerto hace bastante frío y mucho aire.

En las recomendaciones que había escrito en el blog decía “se esperan temperaturas de unos 4ºC, que con el viento norte de unos 20 km/h producirá una sensación térmica cercana a los 0ºC” No me equivocaba mucho. Además añadía “es muy recomendable llevar pantalón largo, manga larga y un cortavientos o chubasquero para evitar el aire. También sería buena idea llevar guantes de invierno (con dedos)”. Puedo aseguraros que yo no pasé nada de frío.

Por desgracia, muchos no me hicieron caso y con pantalón corto, camiseta y guantes de verano, estaban tiritando. Como los últimos tardaban en subir, a los más frioleros les pedí que siguieran hasta los miradores o hasta Cercedilla, que seguro haría mejor temperatura.

A las 12:15 empezamos a bajar el puerto hacia los miradores, parada obligada para el que pasa por primera vez por aquí, y más si es de noche. Las vistas son espectaculares.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Aquí aprovechamos para cenar por segunda vez, arropados por las piedras del mirador de Vicente Aleixandre, y todos hechos una piña, porque hacía bastante frío. Tras una agradable charla, a las 1:00 de la mañana, y tras varias llamadas de los que nos esperaban en Cercedilla, emprendemos el camino de bajada.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Es una bajada muy rápida, por una pista de arena, en la que los primeros bajamos siguiendo a Víctor y su focarro de luz a más de 40 km/h. Se suceden los derrapes en las curvas y los pequeños sustos hasta llegar a la barrera que atraviesa la pista, que alguno casi se la come. Debería tener algún reflectante, porque el que no la conoce puede llevarse un buen susto... si no algo peor.

Después de esperar un rato al resto del grupo, que tardaba mucho, alguien me llama por teléfono para decir que Carlos se había caído en una curva al derraparle la bici en la arena. Víctor subió rápidamente para ver qué había pasado, por suerte además de un fuerte golpe no parecía tener nada roto y podía bajar en bici hasta Cercedilla.

La bajada a Cercedilla, ya por carretera, la hicimos muy rápido, por encima de 50 km/h. Hasta me costó adelantar a Jimena, que iba bajando como una bala. Por cierto, enhorabuena a Jime, la única chica del grupo, pero con una resistencia que muchos quisieran ¡y en pantalón corto!.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
En Cercedilla Carlos se acercó al Ambulatorio, pero como estaba cerrado, esperó al autobús de las 4:00 de la mañana para volver a Madrid. El conductor le permitió llevar la bici en la bodega y volver así a casa rápidamente y sin problemas.

Me ha escrito y parece que no tiene nada roto, solo está un poco dolorido. Esperamos que se recupere pronto y pueda volver a acompañarnos en más rutas. Eso sí, la parienta creo que no le va a volver a dejar salir de "ruta nocturna" por una temporada.

Jorge, Javi y José, que viven en Villalba también optaron por volver en bus, porque uno de ellos estaba muy tocado. Por suerte los conductores de bus estaban de buenas esa noche y también les permitieron subir con las bicis.

Alberto? Y su sobrino José (el chaval de 17 años) también se retiraron en Cercedilla porque a Alberto le dio un tirón en una pierna y no podía seguir. Buscaron una pensión y se quedaron a pasar allí la noche para volver a la mañana siguiente en el Cercanías.

En Cercedilla tuvimos ¡6 bajas! Con lo que a partir de este punto, para el conteo quedábamos 22 ciclistas: Carlos, Juan Carlos, Navalex, Otto, Dudu, Agus, Jimena, Javi, Javi2, Aitor2, Sergio, Sebastián, Álvaro, Diego, Lito, Pedro, Javi, Nacho, José, Javi, Víctor, Aalto (perdón si me he equivocado en algún nombre).

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Unos cafetitos (o unas cervezas) en la plaza de Cercedilla, y un poco de charla con los lugareños, que flipaban con nuestra aventura. Tras un buen descanso, a las 2:15 continuamos nuestra ruta para salir de Cercedilla por el Camino del Calvario ¡Vaya subida! Son menos de 2km, por una pista de arena pero con bastante pendiente.

Recuerdo que me quedé a esperar al último y luego empecé a subir rápido para coger a los de cabeza cuando alguien me gritó "Aalto, que había que venir en bici, no en moto". Todavía andaba yo con fuerzas de sobra, solo llevábamos 45 km.

Desde allí, bajamos por carretera hacia Navacerrada, y entramos en el pueblo por un sendero muy empinado que hicimos a pie. Es muy difícil hacerlo sobre la bici, y más por la noche.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Atravesamos las calles de Navacerrada y salimos hacia el Este por un estrecho y divertido sendero que lleva a la carretera. Una vez cruzada, y tras pasar una cancela, llegamos a una de las bajadas más divertidas de la noche. Es un sendero muy estrecho y muy rápido, con curvas, subiendo y bajando, atravesando zonas embarradas o de arena ¡Qué subidón de adrenalina!

Bordeamos la urbanización Vista Real por un estrecho sendero entre jaras, con grandes piedras, en la que hubo más de un susto, incluso creo que alguno besó el suelo (una caída sin importancia).

Un par de rápidas y empinadas curvas nos anuncian que estamos llegando a Mataelpino ¡Qué cuestas tiene este pueblo! Por suerte, esta vez las cogemos hacia abajo, a gran velocidad.

Otro pequeño sendero pedregoso, y entramos en la amplia vía pecuaria que nos llevará hacia Manzanares el Real.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Una nueva parada en el área recreativa de San Isidro para descansar y para beber un poco (el agua de la fuente salía caliente, algo que se agradecía con una noche tan fresca). Agus me dice que él y Jimena están muy cansados y se plantean “acortar” por carretera y carril bici hacia Colmenar Viejo y coger allí el tren hacia Madrid.

Son casi las 5 de la mañana, llevamos 65 km, y hemos llegado a Manzanares el Real. Aquí se retiran Agus y Jimena... y otros 6 que iban ya muy cansados: Dudu, Javi, Javi2, y otros tres que no recuerdo. Todavía les quedaban unos 20 kilómetros hasta la estación de Colmenar, pero al menos eran relativamente suaves, por carretera y carril bici.

Empezamos la aventura 28 ciclistas y quedábamos 14 para continuar la ruta hasta Madrid ¡Habíamos perdido a la mitad!

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Al salir de Manzanares el Real, una dura subida de 2 km al alto del Enebrillo. Plato pequeño, que las fuerzas andan justas, y a subir con calma, cada uno a su ritmo. Desde allí, una rápida bajada de 5km por una vía pecuaria llena de trampas, con bancos de arena y muchas piedras hasta llegar al puente del Batán.

Pasado el puente llegamos a una zona que todos esperábamos, las trialeras del Camino bajo de Cerceda. Bajadas divertidas, grandes piedras, senderos estrechos, más piedras… y todo ello de noche, a la luz de la luna y de unos focos que ya estaban en las últimas. Seguro que Víctor disfrutó en esta zona más que en el resto del camino, y seguro que Carlos y su reclinada lo pasaron bastante mal. Lo más complicado, la subida, con las mismas piedras, pero con las fuerzas muy justas.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Tras pasar las trialeras, a las 6:20 de la mañana llegábamos a Colmenar Viejo. En las piernas llevábamos 77 kilómetros recorridos y casi 10 horas de viaje.

Cruzamos Colmenar y paramos en la ermita de Santa Ana para beber en la fuente. Todavía teníamos agua en los bidones, pero así aprovechábamos para descansar un poco para afrontar los últimos kilómetros hasta Madrid.

Rápida bajada de 4 km por delante del cementerio, por el camino de la Tejada hasta llegar al arroyo, que ahora en verano va seco. Teníamos que recorrer otros 4 km por el arroyo, para coger el camino de subida a Tres Cantos, pero aquí me despisté y subimos por otro camino, más corto pero con muchísima pendiente, que a algunos nos hizo poner pie a tierra ¡Vaya subida!

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Bueno, una subida muy dura, pero al final acabamos en el carril bici, que es lo que buscábamos. Ya estaba amaneciendo, por lo que apagamos los focos y continuamos ruta hacia Madrid.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
¿Quién dijo aquello de que “por el carril bici, de Tres Cantos a Madrid solo había que dejarse caer”? Seguro que no llevaba 90 kilómetros en sus piernas.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
A un ritmo tranquilo seguimos por el carril bici hacia Madrid, nos hacemos la última foto los 14 “supervivientes”, y entramos en Fuencarral buscando algún sitio abierto para desayunar. Ya hemos pasado la barrera de los 100 km y necesitamos reponer fuerzas para llegar hasta nuestras casas.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
102 km, 12 horas y… ¡Un bar abierto! ¡y tienen chocolate con churros! Aparcamos las bicis, cogemos sitio en la terraza, y a desayunar, que nos lo tenemos bien merecido.

Ruta nocturna de Segovia a Madrid bajo la luz de la luna. Septiembre 2012
Desde aquí, y ya con algo más de fuerzas, bajamos por la Castellana y cada uno se fue retirando hacia su casa, para dormir y descansar de la paliza que nos habíamos pegado. A mí, que me retiré cerca del Bernabéu, me salieron casi 109 km, a otros que siguieron hacia Atocha les salieron 120 km. ¡Vaya palizón!


La ruta fue muy dura, seguro que para algunos mucho más dura de lo que esperaban. Supongo que muchos, todavía con dolor en las piernas, me seguirán maldiciendo por haberles metido en esta aventura que yo consideraba “asequible” para un ciclista medio, pero estoy seguro que si el año que viene volviésemos a hacerla, estarían los primeros para apuntarse... ¡Menuda aventura!


¡Gracias a TODOS por haberla hecho posible!

52 comentarios :

  1. ¡¡¡que envidia!!!!!!! Como lamento no haber participado!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Impresionante, vaya gesta, lo que más me asombra son las 12 horas que te duró la batería para el Runkeeper...

    ResponderEliminar
  3. Esa bici nueva de 29" tan rodadora, está pidiendo a gritos rutones largos. A ver si te apuntas al próximo en un par de semanitas, que ya tenemos algún nuevo reto en la cabeza... y bastante duro, por cierto.

    ResponderEliminar
  4. Para el Runkeeper, para hacer fotos, para Whatsappear toda la noche, poner Twitts, posicionarme en Facebook, hablar por teléfono... ¡Cómo dura la batería de un iPhone!
    Bueno, la verdad es que tiene truco, llevaba dos "fundas cargador", que te permiten volver a cargar el teléfono (hasta el 60%) en cualquier sitio sin tener que apagarlo. Puse la primera en Cercedilla, la segunda en Manzanares, y llegué a Madrid con carga de sobra.
    Por si te interesa, me costaron 30 euros cada una en una tienda cerca de Atocha: http://regalartemadrid.blogspot.com.es/2011/12/funda-cargador-iphone4_06.html

    ResponderEliminar
  5. En una ruta tan larga hay tramos más divertidos, y otros más pesados. Si tuviese que elegir los mejores, me quedaría con la subida que hice en solitario y a mi ritmo por los pinares de Valsaín, con un silencio y una oscuridad impresionantes.
    También me gustó mucho el tramo que cogimos después de pasar Navacerrada y cruzar la carretera, bajando a toda velocidad por un sendero muy estrecho, con saltos, arena, barro... ¡Vaya subidón de adrenalina!
    En el lado contrario, se me hizo muy pesado el tramo final, con la subida a Tres Cantos y el interminable carril bici hasta Madrid. Es que en rutas tan largas, los kilómetros "pesan" en las piernas y los tramos finales se hacen interminables.

    ResponderEliminar
  6. Aalto, estoy completamente seguro de que podrías haberlo hecho sin mi ayuda. Vas sobrado, jejejeje.
    Gracias de todos modos.
    Lo que pensaba esta noche y que me asombra, es cómo te guías entre la oscuridad y te acuerdas de todos los pasos y cruces. Si tengo que volver a hacerlo yo solo, te aseguro que acabo en Santander.
    Menuda memoria. De hecho te has acordado de casi todos los nombres. Yo preguntaba a todo dios el nombre mil veces y al segundo ya se me había olvidado, porque de noche, todos los gatos son pardos y la verdad es que era complicado ponerse cara (casco, gafas, verdugo, todo el mundo tiene dos ojos, una boca..etc, etc.).

    Estos fueron los datos de mi contador de la bici:

    Media: 16.2 km/h
    Velocidad máxima: 65'3 kms.
    Distancia: 119'95 kms.
    Tiempo rodando: 7 horas 22 minutos.

    Evidentemente, estos datos no son reales, pues la media la calcula solo teniendo en cuenta el tiempo que se va rodando, pues el contador se para cuando la bici se para. La distancia total es hasta la misma puerta de mi casa, en Alcorcón, cogiendo la Renfe en Atocha.
    Me he preocupado de meter bien los datos en la configuración del computador, así que confío en que son bastante acertados.
    Para ello medí la circunferencia de la rueda en vez de meter los datos que vienen por defecto en la hoja de instrucciones, que siempre dan lugar a muchas variaciones con respecto a la medida real.

    Todavía hoy ando acusando el cansancio.
    Creo que la ruta fue dura, aunque claro, dependerá del nivel físico de cada cual.

    ¡¡YO QUERÍA PORRAAAAASSSS!!

    Os las comisteis todas y tuve que pedirme churros....grrrrrrr, jajajaja.
    Pasé un hambre al final de la ruta que yo creía que me iba a dar algo.
    Menos mal que Aalto llevaba un paquete de galletas que me devolvió a la vida. También venía con nosotros un chico australiano que me dió una gominola de Coca-Cola y yo, que nunca tomo chuches, lo agradecí enormemente. Impensable que una golosina me supiera tan bien.
    En el tren, cuando íbamos hacia Segovia, me puse a repartir alegremente mis barritas energéticas y eso me pasó luego factura...jejejejeje.
    ¡Lo bien que me habrían venido después!

    Bueno, gracias a todos por venir y por participar en la ruta sin soltar una lágrima.
    Gracias, Aalto, por las galletas (que me salvaron de morir devorado por mis propios intestinos), por tu profesionalidad a la hora de dirigir la ruta y por el esfuerzo altruista que haces para llevarnos a todos por ahí a pastar por el campo.

    ResponderEliminar
  7. Sí, el tramo que lleva a la Fuente de la Reina, fue de lo mejor. Una pista estrechita y asfaltada, con llanos y pequeñas pendientes, rodeado de árboles...una gozada.
    Y la subida hasta el carril bici de Tres Cantos, lo peor. Fue mortal, con varias subidas muy empinadas y con las fuerzas ya mermadas.
    Llevaba el culo tan escocido que los últimos 20 kms los tuve que hacer de pie sobre la bici. Ahí sí que envidié la bici reclinada de Carlos.

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, tengo alguna culpa de que la gente bebiera del pilón...en vez de en la fuente.
    El caso es que yo recordaba una fuente distinta, de cuando hace años pasé por allí haciendo otra ruta en bici, pero leches, yo miré el agua y estaba limpia y no había ninguna vaca muerta dentro...
    ¡Cuántos soldados en la guerra hubiesen deseado un pilón así!
    Si beben los caballos y las vacas, podemos beber nosotros...
    ¡Si mi abuelo se bebía el pis de los caballos en la guerra, jejejeje!

    ResponderEliminar
  9. gran cronica, una gran aventura, que repetiremos el año que viene seguro jajaja
    Espero veros de nuevo a todos el año que viene y a gente nueva tambien. un saludo

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias Antonio¡¡¡ vaya reportaje¡¡ fuiste apuntando todo durante el camino?? Lo has relatado exactamente como pasó. He de decir que fui uno de los que bebió del pilón.., dos bidones para ser exacto.. jjeje. Muchas gracias a Victor también, que estaba pendiente de todos nosotros, gracias por conseguirme esos guantes queme salvaron la vida. Para los que no fueron les digo que se animen a la siguiente, era la primera vez que yo hacía algo parecido y para mi ha sido una experiencia única. Muchas gracias de nuevo por organizar algo asi, un placer compartir este viaje con vosotros y espero que haya otra pronto.

    ResponderEliminar
  11. ¿El año que viene? Muchas rutas tenemos que hacer hasta entonces. Espero que te apuntes a algunas de ellas.

    ResponderEliminar
  12. Excelente la crónica, Aalto.
    Como indiqué en mi resumen, en algún punto ya se me hizo tan confuso cada tramo que sólo queda para el recuerdo las partes de adrenalina pura, y las de sufrimiento extremo. Tienes toda la razón cuando apuntas que trialeras y reclinadas no se llevan bien. Sin embargo, el tramo ondulado después de navacerrada, en reclinada fue indescriptible... detrás llevaba a un compañero que me decía que de haber llevado cámara, hubiera quedado un video estupendo.
    Gracias nuevamente a Aalto y a Victor CC por estar tan pendiente, y al resto del grupo que también tenían alguna palabra de ánimo.
    Hasta la próxima ruta!


    Saludos reclinados!


    Carlos.

    ResponderEliminar
  13. Pues pásate cuando quieras y pruebas una... aquí al lado está Colmenar y puedes subir las trialeras muy a gustito!! =)...
    Ahora en serio... pásate y te llevas una mediodía y ya verás que no decepciona!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Lo de acordarse es fácil, porque esta ruta la he hecho varias veces y me la conozco bastante bien, aunque lo de hacerla de noche es una dificultad añadida.
    Espero que nos veamos en muchas más rutas ¿La próxima? ¿Qué tal una megaruta diurna con un par de puertos para mitad de mes?

    ResponderEliminar
  15. Víctor, una ruta nocturna como esta no puede hacerse con un solo guía, por más que suba y baje, es imposible estar en la cabeza y en la cola del pelotón. Todavía recuerdo lo mal que lo pasé en la anterior nocturna subiendo a la Fuenfría y sin saber cuántos iban por delante, cuántos por detrás y cuántos se habían podido perder por el camino. ¡Muchas gracias por tu ayuda!
    Esta ruta la he hecho varias veces en ambos sentidos y la conozco bastante bien, aunque es cierto eso de que la noche confunde. De hecho, la subida criminal a Tres Cantos fue una equivocación y no subimos por el camino más sencillo porque me equivoqué en el desvío.

    ResponderEliminar
  16. Genial, muchas gracias, la verdad que para marchas así es necesaria una segunda batería, esto es una solución perfecta...

    ResponderEliminar
  17. ¡Gracias, Carlos!, pero como alguien me vuelva a nombrar las trialeras o algo relacionado con sendas, pistas o ruedas, podemos acabar en duelo.

    ResponderEliminar
  18. No te perdonaré esa subida mortal mientras viva....¡¡arrrrrgggg!! R.I.P.
    Ya está, perdonado.

    ResponderEliminar
  19. Para los que no conociesen la ruta, yo les recomendaría que volviesen a hacerla de día ¡Fliparían al ver por dónde habían pasado en mitad de la noche!
    Además hay paisajes que merece la pena conocer de día, como la subida a la Fuenfría por los pinares de Valsaín. Por la noche lo único que se veía era el camino, y como estaba tan oscuro, se intuía que estabas en mitad de un bosque muy cerrado.

    ResponderEliminar
  20. Yo tampoco me la perdonaré ;-)

    ResponderEliminar
  21. ¡¡¿¿LAMENTARLO??!!
    ¡¡Alégrate, alégrate!!

    ResponderEliminar
  22. Yo he probado dos reclinadas de Carlos, el Triciclo Catrike Trail y la Bicicleta reclinada HP Velotechnik Streetmachine.
    Al principio tienes que cambiar un poco el chip, acostumbrarte a guardar el equilibrio de otra manera, pero en menos de 10 minutos ya ruedas como en cualquier otra bici. En el triciclo, más encillo todavía, tumbado como en el salón de tu casa, solo te faltaría la tele delante y una cervecita en la mano.

    ResponderEliminar
  23. Habéis dejado el listón a una altura impresionante.
    Menos mal que os ha parecido dura ;-)
    Da gusto leerlo aquí sentado frente al teclado, jejeje pero si que me hubiese gustado ir.
    Enhorabuena a todos los participantes


    ResponderEliminar
  24. vaya envidia! a ver si otro año me puedo apuntar!

    ResponderEliminar
  25. Me acordé de ti en las trialeras...jejejeje.

    ResponderEliminar
  26. Gracias Antonio por esta cronica tan perfecta y detallada de esta preciosa ruta..., y sobre todo por la atencion constante de mantener el grupo reunido, esperandonos a los que por un motivo u otro, nos manteniamos en el vagon de cola..., ja,ja,ja..., yo, salia de los primeros y poco a poco dejaba que me fueran pasando...¡claro! tan jovenes y con tantas prisas..., gracias a todos los participantes, llegué a casa reventao pero muy satisfecho de haber participado junto a todos vosotros, espero veros en la proxima.
    SALUDITOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar





  27. Muy buena entrada, realmente fue una
    gran experiencia, y sobre todo descubrí que tengo y para que sirve el plato
    pequeño en la bici ya que nuca lo había utilizado, y que hay otras personas que
    están igual de locos o mas que yo y salen a darle a los pedales cuando los
    demás ya se van a descansar, afición que me viene ya de hace un año cuando fui
    por primera vez a la vuelta nocturna del anillo verde que organiza la tienda
    3ike, donde realizarla me parecía reto imposible y ya llevo un par de ellas así
    que por eso me decidí ir a esta (ya que me había perdido la anterior de las
    estrellas) donde me lo he pasado muy, pero que muy bien, tanto por la ruta como
    por la buena compañía y el compañerismo que había entre todos a los que apenas
    nos conocíamos de horas, gracias por todos chicos y espero vernos en la próxima
    y sobretodo a Aalto por organizar llevarnos y no perder a ninguno del rebaño
    con la santa paciencia de espéranos si alguna vez nos rezagábamos


    Nos vemos en la siguiente ruta!!!!


    ResponderEliminar
  28. No esperes al año que viene, que a final de mes volvemos a tener luna llena... aunque para esas fechas puede que haga mucho frío para organizar un nocturna. Tú insiste, por si acaso ;-)

    ResponderEliminar
  29. Juan Carlos, aunque fuésemos los abueletes de grupo, aguantamos bien la marcha de los más jóvenes. Como ya dije en otro comentario, la juventud no solo es cuestión de años, también es algo que tenemos en la cabeza. Yo todavía me siento joven.
    ...además, nunca vamos a estar más jóvenes de lo que estamos ahora.
    ¿Preparado para la próxima aventura? ;-)

    ResponderEliminar
  30. ¿Dura? jajaja te quedas corto.
    Al acabar las trialeras se me acercó alguien y me dijo:
    Ahora que ya hay confianza puedo decírtelo "eres un cabroncete por meternos por aquí". Te pondré verde en los comentarios y así el que se apunte a la próxima ruta, ya sabrá mejor donde se mete... si es que se apunta alguien
    Bueno, yo sé que lo decía desde el cariño, y estoy seguro que él será el primero en apuntarse ;-)

    ResponderEliminar
  31. Aitor, algunas cuestas, después de 90 km, se resistían hasta con el plato pequeño ;-)
    Vete preparando, que en un par de semanas organizamos otra megaruta que va a dejar a las anteriores en un paseo. Eso sí, será una ruta diurna, que es más fácil de guiar.

    ResponderEliminar
  32. por su puesto, a todo lo que pueda ir, me apunto fijo, me he quedado con el gusanillo ese de hacer mas kilometros que el contador jajajaja, ademas quiero conocer rutas nuevas

    ResponderEliminar



  33. oO madre miaaa!!!! Bueno espera q mis
    piernas asimilen la ultima que están muy tensas aun jajajajjaj

    ResponderEliminar
  34. En septiembre tenemos en mente dos rutones muy duros, de más de 100 km.
    El primero (quizás el sábado 15), para ir calentando: Madrid - Puerto de la Morcuera - Puerto de Canencia - Madrid.
    El segundo (quizás el sábado 29), bastante más duro: Madrid - Puerto de la Morcuera - Rascafría - Puerto de Cotos - Segovia.
    Ya podéis ir haciendo hueco en la agenda ;-)

    ResponderEliminar
  35. Yo me rendí en Manzanares y pille carretera hasta Colmenar, la verdad es que ya venía un poco fundido, con "mi vieja" sin suspensión, tenía domidas desde las pestañas hasta las uñas de los pies. Y ya se sabe más vale una retirada a tiempo que ciento volando..........o algo así. En fin de cualquier modo me lo pasé de miedo y no dudo en que volveré a liarme en una de estas en cualquier momento. La gente: de lo mejor. Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  36. Muy buen resumen como siempre Aalto. La verdad es que no sé por qué sonrío mientras lo leo, con lo mál que lo pasé jejeje.
    Es que madre mía, lo de la Bola me impactó, pero esto me ha dejado marcado... sobre todo el sillín :)
    Mis mejores momentos: el quedarme completamente sólo por la oscuridad de Valsaín, parando varias veces a ver si venía alguien por que pensé que me había equivocado :) Silencio, soledad y oscuridad absolutos.
    También el tramo rápido tras Navacerrada, estuvo genial.
    La gente que he conocido charlando durante el viaje. Pero ha sido poco tiempo, a ver si nos vemos en otras. El ver que nos alcanza un coche por detrás... Ah no!, es Victor con su superfoco.
    Y por supuesto todas las paradas para comer :)
    Las trialeras tengo ganas de pasarlas pero con fuerzas, por que no hice nada.
    Los peores: nada más empezar por que íbais a todo trapo desde Segovía y yo veía que a ese ritmo no llegaría ni a la Fuenfría. Tambíen el frío que pase al llegar arriba, y eso que iba bien protegido. Y al final, en lo más fácil, en el carril bici, casi me da algo. Ahí sí que lo pasé mal, desfallecido mareado y con ganas de vomitar (nada, claro). Pero llegó el australiano y las dos chuches que me regaló me dieron la vida! Muchas gracias.
    Y luego las no-porras que me invitó Victor me cayeron muy bien.
    Ha sido increible, aquí todos hemos podido ver nuestros límites. Yo los ví, y los dejé 80 km atrás! :)

    ResponderEliminar
  37. Cachis, el 15 no puedo. Voy a correr mi primera marcha ciclista en el Festibike. Me apunté a una ruta de 35 km, pensando que no podría con la de 70 km... Ahora me río claro. Con la ruta de Segovia de un plumazo he hecho el triple de kilómetros que suelo hacer :)
    A la del 29 creo que tampoco puedo, tengo que ordenar las perchas del armario por colores... o algo así :) :) :)

    ResponderEliminar
  38. Nooo, sálvate si puedes. Todavías estás a tiempoooo! :)

    ResponderEliminar
  39. Pues ahora que lo dices, el finde del 15 hay dos ferias de la bici, Festibike en las Rozas y Expobike en Madrid. Me temo que habrá que retrasarla una semana: 22 de septiembre ¡Ya no tienes excusa!
    Si la de Segovia la retrasamos una semana se nos junta con la Fiesta de la Bicicleta de Marid. Habrá que retrasarla al 13 de octubre.

    ResponderEliminar
  40. Que gozada!!! que chulada!!! una pena que al final no pudiera ir... lo sentí y siento muchísimo. :-(.

    ResponderEliminar
  41. Jajaja! A ver que me invento ahora...
    Lo de las ferias es una cosa que no entiendo. ¿Cómo se les ocurre ponerlas los mismos días? Es fácil pensar que se ha hecho con maldad. Por cierto, ¿alguien va a pasarse por el Festibike? Yo estuve el año pasado y me "jarté" a ver bicis, me tuve que poner un babero!
    Otra cosa Aalto, ¿No crees que ya por esas fechas merece mejor la pena hacerlas diurnas? Por el frío lo digo.
    Se podría madrugar y tratar hacerlas en menos de 14 horas para aprovechar si eso los últimos trenes de la noche.
    Aunque bueno, en Octubre todavía no hace mucho frio del serio...

    ResponderEliminar
  42. Sí, las próximas rutas previstas serán diurnas. Por la noche empieza a hacer ya mucho frío. Las nocturnas son para el verano.
    Respecto a las ferias, estoy contigo, es un gran error haberlas hecho coincidir. La mitad de las marcas se han decantado por una o por otra, pero no están en las dos. Los ciclistas también es muy difícil que estemos en las dos y tendremos que decidirnos por una u otra.

    ResponderEliminar
  43. Te echamos de menos, para ir tirando del grupo en las subidas ;-)
    A ver si te apuntas a las próximas, en las próximas semanas, que pasarán por la Morcuera y además son diurnas.

    ResponderEliminar
  44. Desde luego.... ya sabes que me quedé con todas las ganas... pero donde iba a ir... 120kms y sin rodilla... :-( .... que pena... que pena... es verdaderamente una experiencia única... no repetible.... y ademas pedazo de grupo!. que gozada!!!. Nos vemos a la proxima.... y voy ya a ir cruzando dedos... que ... vaya temporadilla... Lo bueno, es que como me compré un par de fontales de leds así voy a poder salir despues del curro en bici este invierno... :-)... No hay mal que por bien no venga..
    GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
  45. Anotados en la agenda. reservados !!!!
    GRACIAS MILES!

    ResponderEliminar
  46. el dia 29, hay la nocturna, una putada, la del 15, si no voy al fbk, me acerco

    ResponderEliminar





















  47. Aalto, muy buena crónica de ”La Líada” je,je,je., perdona la
    broma homeríca, pero reconoce que la mayoría de los 28 cíclopes que nos liamos
    en esta la odisea, no éramos conscientes del lío en que nos metíamos!!! Eso fue
    lo más alucinante, ver como todos nos esforzamos al máximo y superamos las
    dificultades sufriendo y disfrutando a la vez. Prueba de ello es que posiblemente
    todos los participantes volveríamos a repetir la aventura!!!


    Y si yo repitiera la ruta, volvería a desertar en Manzanares :) Me quito el
    sombrero ante los 14 que superasteis las 3 pruebas titánicas que llegaron
    después, El alto del Enebrillo, las trialeras de Cerceda y la subida desde el
    arroyo de Tejada.


    Yo las conocí de día y
    ya me parecieron de gesta hercúlea, pero de noche… por las melenas de
    Melenao, creo que ni superman en Batbici sería capaz de rodarlas de
    seguido!!!!!


    Pero gracias a el singular
    liderazgo de Antonio Aaquiles y
    Victor Patroclo :) se consiguió la victoria en esa
    heroica noche memorable.


    PD. En la próxima travesía,
    a ver si hay suerte y Aaquiles se golpea en el talón con el pedal, para que no
    tire del pelotón a ritmo de inmortal, que los demás somos humanos je je je.




    ResponderEliminar
  48. Apuntemos en el calendario:
    15 septiembre: Festibike y Expobike
    22 septiembre: Madrid - Pto de la Morcuera - Pto de Canencia - Madrid
    29 septiembre: Vuelta nocturna al Anillo
    7 octubre: Fiesta de la Bicicleta de Madrid
    13 octubre (puente del Pilar) o 20 de octubre: Madrid - Pto de la Morcuera - Rascafría - Pto de Cotos - Segovia.

    ResponderEliminar
  49. Anda, no os quejéis, que si no hubiese ido tirando fuerte, en lugar de llegar al desayuno habríamos llegado a la merienda ;-)
    Espero contar con vuestra presencia en próximas gestas... y prometo bajar un poco el ritmo.

    ResponderEliminar
  50. Jajajaja, Víctor Patroclo.
    El humor que no falte, aunque nos estén clavando un descorchabotellas en la rótula...

    ResponderEliminar