Menú horizontal

viernes, 15 de abril de 2011

Retirada del vehículo a conductores bajo el "síndrome de prepotencia" con los ciclistas

Retirada del vehículo a conductores bajo el síndrome de prepotencia con los ciclistas El fiscal delegado de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha anunciado que, entre las medidas dispuestas a reforzar la seguridad de los ciclistas en la carretera por este organismo, se encontrará la petición en "casos puntuales" del comiso del vehículo a los conductores que actúen bajo el "síndrome de prepotencia" con las personas que circulen en bicicleta.

"El síndrome de prepotencia es una realidad que hemos constatado relativa a que al ciclista se le ve como un obstáculo, con intención de desalojarle de la carretera, lo que genera procesos de agresividad y menosprecio", ha apuntado Vargas, al tiempo que ha recordado que se trata de "una minoría" del total de los conductores.

En la conclusión de las jornadas de fiscales especialistas en Seguridad Vial, celebradas en Madrid, el fiscal delegado ha recordado la situación de "indefensión y vulnerabilidad" de los ciclistas", que obligará a aumentar la "débil respuesta penal" en los últimos años.

En concreto, los fallecimientos de ciclistas en 2010 aumentaron un 2% respecto al año anterior, cuando hubo 54 muertos. Asimismo, el número de accidentes en 2009 subió a 3.469 en total, además de 3.262 heridos, constituyendo el 3% de la siniestralidad total.

Según el Ministerio Fiscal, el aumento de bicicletas en España y la "ausencia de cambios" en los hábitos de los conductores ha llevado a este aumento de siniestralidad que "será necesario detener", teniendo en cuenta también que las previsiones de la Estrategia para Seguridad Vial para el año 2020 contemplan el incremento de un millón más de ciclistas.

Retirada del vehículo a conductores bajo el síndrome de prepotencia con los ciclistas
Es por ello que Vargas ha aludido a casos determinados como el del citado "síndrome" en el que los conductores actúan con "menosprecio y humillación" a los ciclistas. En esas ocasiones, el Ministerio Fiscal pedirá el comiso del vehículo, aunque ha explicado que habrá siempre "un análisis pormenorizado previo" cuando concurran circunstancias de gravedad.

Atropellos y conducción temeraria


Además del comiso, en las jornadas se ha examinado la posibilidad de aplicación de dos delitos con ciclistas involucrados en los accidentes, relativos a la conducción temeraria y a los atropellos. En el primer caso, entraría en el ámbito penal en caso de "poner en peligro la vida" de los ciclistas, lo que conllevaría penas de seis meses a dos años de prisión con privación del permiso de conducir de uno a seis años.

En el segundo caso, las penas para los casos de muerte por atropello o lesiones graves podrían ser por homicidio imprudente (de uno a cuatro años de prisión) y las lesiones imprudentes (de tres meses a tres años).

Retirada del vehículo a conductores bajo el síndrome de prepotencia con los ciclistas
En cualquier caso, Vargas ha aludido a aplicar estas medidas de manera "restrictiva y ponderada", previo examen de las circunstancias de cada accidente. Asimismo, la colaboración ciudadana y las instrucciones a la policía judicial de Tráfico para investigar "todas y cada una" de las muertes de ciclistas serán otras de las claves para reducir los accidentes en los próximos años.

Infracciones en rotondas y adelantamientos


Entre los ejemplos de infracciones habituales de los conductores con los ciclistas, se encuentran los adelantamientos en sitios con visibilidad reducida o sin respetar la distancia de seguridad, además de no respetar la prioridad de ciclistas en las rotondas, lo que supondría en determinados casos delitos por conducción temeraria.

Según diversas encuestas, en España nueve de cada diez ciudadanos sabe usar "mínimamente" la bicicleta y el 60% es propietario de una. En total, unos 23 millones de personas la tienen y 15 millones la utilizan para hacer deporte o pasear, además del aumento del número de personas que la emplean para sus desplazamientos.

Fuente: europapress.com

15 comentarios :

  1. ¿Conductores prepotentes? Parece que hay una solución legal...

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo, y muy grande la sensibilidad de la Fiscalía, o de quien haya actuado para informar de este hecho, que nos hace tan vulnerables.
    Para mi, y en Madrid capital pienso que los conductores han mejorado mucho. Pero no asi ciertos conductores de taxi, y autobus de la Emt, y de otras compañias; que en buena parte de conductores tienen "el síndrome de prepotencia que al ciclista se le ve como un obstáculo, y con intención de desalojarle de la carretera. Claro que los conductores de taxi, y bus suelen comportarse con prepotencia con cualquier conductor.
    También he notado esto en algunas conductoras, por no decir todas, y eso a pesar de que las mujeres suelen conducirse con más precaución. Pero no con los ciclistas, que nos menosprecian.
    No me gusta criticar a las mujeres, a quien admiro.

    ResponderEliminar
  3. ¿Sindrome de "lo que"? Desde luego las paridas que tienen que inventar algunos para en defintiva camuflar la autorresponsabilidad por las propias acciones en esta sociedad infantilizada.

    -Papa, que ese señor me acaba de atracar.
    - Hijo, no te ha atracado es un presunto atracador que padece el sindrome de apoderamiento de lo ajeno.
    - Ah

    Ya estoy viendo las soflamas del abogado del incivilizado conductor explicando con sesudos informes periciales que su cliente padece "el sindrome" de marras a lo que su señoria deberá atender para rebajar la pena de su cliente y bla, bla, bla...

    ResponderEliminar
  4. Cuando vea acusado a UN conductor de estos prepotentes, de los que me encuentro decenas a diario en las calles, podré creer que no es una declaración demagógica. Como casi todas las que hacen los fiscales, los concejales, los directoresgenerales de algo ... pura fachada.

    Hoy, en la Castellana, sin ningún problema de espacio, un taxista me ha casi rozado intencionalmente. Cuando le he alcanzado en el siguiente semáforo (como casi siempre) y le he preguntado si no sabía que ha de dejar 1,5 mts. de distancia, me ha gritado "¿pero te he dao eh te he dao jilipoyas?" Al desearle que le quiten el carné, se ha puesto a chillar que me den por culo. Sr. Fiscal, ¿considera esto chulería, prepotencia, acto criminal, vandalismo, delito o "noesparatantismo"?

    ResponderEliminar
  5. Si no fuera porque el fiscal aboga por hacer todo lo contrario...

    ResponderEliminar
  6. <span>ha apuntado Vargas, al tiempo que ha recordado que se trata de"una minoría" del total de los conductores.</span>

    Me alegro de que lo diga. Yo lo he notado, y lo he dicho aquí antes: la mayoría de los conductores tienen cuidado con los ciclistas. Lo malo es que, de entre los miles de conductores con los que se cruza uno a lo largo del día, basta con que halla uno sólo sea así para causar graves daños.

    El principal problema que tienen los conductores con los ciclistas, en mi experiencia, es que no están acostumbrados a compartir la calzada con ciclistas y por tanto no saben qué hacer cuando los ven.

    ResponderEliminar
  7. cosa que debería recalcarse en las autoescuelas y por parte de la Administración

    ResponderEliminar
  8. Valhar2000, ¿qué quieres, que nos embistan?.

    Claro,sólo faltaría que no nos respetaran,tenemos los mismos derechos(si no más,ya que no contaminamos) que ellos.

    Debemos quitarnos de encima esa sensación de inferioridad que desprendemos.

    No entiendo el razonamiento que haces que oigo por todas partes.

    No debería haber ni uno.

    ResponderEliminar
  9. ¿Y que pasa con los ciclistas prepotentes?. Yo hoy me acabo de encontrar con uno y no se lo deseo ni a mi peor enemigo.

    ResponderEliminar
  10. Eso !
    Que pasa con los ciclistas prepotentes ?

    ResponderEliminar
  11. Víctor-Dialogotomía16 de abril de 2011, 12:17

    Yo también tengo la sensación de que la mayoría nos respetan, pero tengo que decir, y sin ánimo de generalizar, que cuando he tenido un altercado serio con un coche, desconozco el porqué, pero siempre ha sido con un coche tipo Seat León, con un individuo rapado, con gafas aerodinámicas y de entre 25-35 años. El tìpico que es colega de todos y que te saluda con la mano en alto y el pulgar hacia arriba, rodeándote con el brazo que le queda, pero que reacciona de igual modo y cual resorte pero en sentido contrario (con una violencia desmedida) al mínimo estímulo...

    ResponderEliminar
  12. <span><span>MiguelS</span> 
    <span>cosa que debería recalcarse en las autoescuelas y por parte de la Administración</span>
    </span>

    Efectivamente. También mejorará la situación cuando haya más ciclistas por las calles y, por tanto, los conductores estén más acostumbrados a tratar con ellas. No curará todos los malos hábitos, pero servirá para evitar situaciones como una en la que me he visto yo varias veces, en la cual un conductor se me queda mirando, estupefacto, durante varios segundos antes de reaccionar, y luego da un frenazo enorme para no darme un golpe.

    ResponderEliminar
  13. Víctor-Dialogotomía18 de abril de 2011, 17:39

    <span>Ah, bueno, creía que era peor José Luis. Este individuo que te ha tocado en La Castellana es del grupo de "lo hago porque me sale de los c....." Una vez, en un accidente de tráfico vi a uno con el cráneo abierto y dentro sólo había una neurona sentada en un sofá viendo la tele. Ni se había enterado del acciente, la neurona.</span>

    ResponderEliminar
  14. Es cierto que los automovilistas capaces de ejercer violencia vial explícita sobre ciclistas son minoría (¡faltaría más!) pero, por desgracia, hay muchos más cuya actitud es meramente condescendiente, es decir, que aceptan "perdonar la vida" a los ciclistas pero opinan que no deberían estar ahí.

    Esto, en sí mismo, es ya una situación de violencia vial que se manifiesta, como mínimo, en forma de opinión y consiguiente presión social negativa hacia las bicicletas y es, además, caldo de cultivo para nuevos casos de violencia vial explícita.

    Las bicis siguen padeciendo una bochornosa falta de legitimidad en la vía, sigue siendo popular la opinión según la cual son molestas y son invitadas en terreno ajeno. Esto no puede ser y es fundamental que vaya habiendo, ¡por fin!, declaraciones institucionales en sentido contrario. Me parece también muy importante, crucial, que por fin la violencia vial se identifique como causa explícita de atropellos.

    Recordad también que la actitud hacia las bicis va por grados. El problema de la sensación de falta de legitimidad generalizada es que crea un clima en el que cualquier automovilista es un problema en potencia porque te "perdonan la vida" de mejor o peor gana... hasta que las circunstancias (llego tarde, estoy de mal rollo, es cuesta arriba y la maldita bici va muy lenta...) hacen que dejen de perdonártela y entonces te echan la bronca o te insultan o te hacen un adelantamiento incorrecto o todo a la vez... no me vale el "son una minoría" porque (además de que no tenía que ser ninguno) la calle está llena de gente capaz de llegar a extremos peligrosos en un momento dado. A los mandos de un coche.

    ResponderEliminar
  15. Pues creo que no sería mala idea de ir pensando en ponernos una camarita de estas de casco e ir grabando todo... si se tiene algún altercado, se corta la secuencia y se pone en youtube por ejemplo, a parte claro está de dar parte a la policía para que procedan. Y por qué no, si la ley lo permite, hacer en esta misma página por ejemplo, un registro de "vehículos peligrosos", no tanto por la utilización que se le pueda dar, sino por la vergüenza pública. Apuesto que alguno saldrían varias veces.

    ResponderEliminar