Menú horizontal

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarnos a una cerveza

martes, 31 de marzo de 2015

Bici y metro: ¿Intermodalidad sostenible?

Escrito por @deteibols.

A partir del próximo día 1 de abril los ciclistas urbanos podremos acceder con nuestras bicicletas, enteritas y sin plegar, a los diferentes “metros” de Madrid para ir al trabajo. La ampliación de horarios, seis horas y media más en día laborable, todo un hito, se hará efectiva en un horario denominado “no punta” pero que, de hecho, tiene tramos en los que se puede hacer uso de la bicicleta como un medio de transporte más, no de ocio.

texto alternativo

Esta circunstancia, única en la ominosa historia de la bicicleta urbana en Madrid, la introduce de pleno y al sprint (Plan Azul + Elecciones) en el maravilloso e inexplorado mundo de la intermodalidad, resbaladizo palabro que define la posibilidad de conectar diferentes medios de transporte ensolución de continuidad. Pero: ¿Está preparado Metro, los usuarios y los propios ciclistas para merecer tan esperado honor? ¿Puede resultar peligrosa esta sobredosis de intermodalidad para la sostenibilidad de la bicicleta como medio de transporte urbano?

A unos días de la eclosión, analizamos las claves.

Ampliación sin planificación


La ampliación que propone Metro de Madrid afecta, única y exclusivamente, al horario. Las normas de acceso y reglamento de uso permanecen inalteradas, lo cual, a poco que se razone, es una clara muestra de imprevisión, una mezcla de “a ver qué pasa” y de “aterriza como puedas”.


La regla es simple en términos de redistribución espacial: A mayor número de usuarios con bici, menor espacio para el resto de usuarios sin bici. Lo mismo que sucede en la calzada con los coches, en las aceras con los peatones, ahora, podremos contemplarlo bajo tierra y enlatados.

Esta imprevisión, que se justifica tan sólo en el ámbito de una medida electoralista, presupone dos escenarios: O que apenas va a tener repercusión efectiva y que los que se sumen sean los tres o cuatro urbanos de siempre; O que, fruto de una avalancha de éxito se produzca un conflicto entre usuarios que explote al “estilo Manzano” y que nos enfrente, además de a los conductores, taxistas, autobuseros… a la oficinista y el operario de limpieza.

En mi modesta opinión, creo que la llegada de la primavera ciclista que disfrutamos, provocará el segundo.

Infraestructura a prueba

Serie 8000 adaptada a bicis


España es un país en el que todo se hace por fases y por series lo que, inexplicablemente, se materializa en una falta de uniformidad.

En Metro de Madrid hay un total de 12 líneas y un ramal, y casi cada una de ellas tiene un tipo de material móvil (vagones) diferente. Desde la estrecha de gálibo serie 2000 de la línea 1 hasta la muy adaptada serie 8000 de la línea 6, cuyos coches son una delicia.


Serie 2000 de gálibo estrecho

Dicho de otra manera, la norma en vigor de colocar “dos bicicletas por coche (…) en la zona más próxima a las cabinas de conducción” resulta más factible en según qué líneas.

En cuanto a otras variedades de trenes a los que se hace extensiva la medida, los metros “ligeros”, la norma varía y se amplía a “cuatro bicicletas por unidad móvil”.



Serie 9000












Serie 8000

¿Cuántos ciclistas tienen conocimiento de estas combinaciones añadidas a la que ya observaban en la red de Cercanías?

¿Existe un plan específico de seguridad que haya tenido en cuenta a unos usuarios que pasan de la “alta movilidad” a la “movilidad reducida” al bajar unos escalones?


Metro ligero¿Saben los ciclistas que si se encuentran dentro de las instalaciones fuera del horario “ampliado” podrían ser sancionados?

¿O que pueden hacer uso de la “escaleras mecánicas” siempre que el grado de ocupación “lo permita” y “sin ocasionar molestias a otros usuarios?

Lo dudo.




Información y propuestas


Información a día de hoyA día de hoy, los paneles informativos situados a las entradas de las estaciones de Metro siguen reflejando los horarios antiguos. Nada indica que se vaya a producir un cambio tan significativo ni recuerda siquiera las normas en vigor. No se han distribuido los folletos habituales ni se ha realizado una campaña de información específica como se hizo con la TTP o con la denominada tarjeta verde infantil.

Puede darse la circunstancia de que ese santo miércoles, a las siete de la mañana, un ilusionado ciclista tenga que ganarse el derecho de acceder con su bici frente a un jefe de vestíbulo desinformado y, al bajar, tenga que enfrentarse a unos usuarios intolerantes.

La “cosa” ciclista se mueve, y eso tiene su parte positiva. Pero este avance debería haberse hecho visible con tiempo y forma suficiente, dándole la bienvenida a la bici y preparando al resto de usuarios de manera natural y progresiva. Urge la formación de una comisión formada por técnicos y ciclistas que valoren la repercusión de esta ampliación y la posible modificación de las normas de uso y acceso. Hasta entonces, ahí van unas cuantas medidas de urgencia, baratas y eficaces:
  • SeñaléticaPlanificación: Ciclista, planifica tu viaje habitual. No tengas prisa. Consulta los horarios y calcula tu trayecto. Elige las estaciones mejor adaptadas a movilidad reducida y haz uso de los accesos (PMR). Sitúate en los andenes antes de que llegue el tren para acceder por las puertas permitidas. Prepara con tiempo la salida del vagón.



    • SeñaléticaSeñalética: Es importante que los ciclistas, y los demás usuarios, sepan por dónde entrar y dónde colocarse. Deberían ser muy visibles los pictogramas de bicicletas en todas las entradas a los tornos PMR, en las puertas de acceso a los coches, ascensores, escaleras mecánicas, pasillos rodantes y en la zona de estancia dentro de los vagones.
    • Megafonía: Sería de gran utilidad que por megafonía se avisara de que “está finalizando el horario de circulación permitida a bicicletas”, que obligaría a abandonar la instalación.


    11 comentarios :

    1. Llevar una bici en el metro es un rollo. Al mismo tiempo, está muy bien tener la posibilidad de hacerlo.








      No va a haber ninguna avalancha de bicis en el metro.

      ResponderEliminar
    2. Anónimo Anónimez31 de marzo de 2015, 9:50

      Hay gente que usa la bici para transporte con una formación técnica bastante seria. cuya opinión no se tiene en cuenta. ¿Por que no pregunta ahí? (Además puedo poner dos ejemplos ahora mismo de gente capaz de adecuar los espacios, los vehículos y las calzadas.... y que es suficientemetne sensata como para no añadir un "furgon bicicletero" en cola de todos los trenes del metro)

      ResponderEliminar
    3. Sería interesante que se añadiesen en las estaciones que no tengan escaleras mecánicas unos raíles como en muchos otros sitios...

      ResponderEliminar
    4. Respecto a la difusión en Metro: según una circular de Unidad Operativa mañana a primera hora el nuevo horario estará expuesto en los caballetes informativos (junto a los tornos) y en los plafones de información, por lo que si algún empleado "desinformado" que haya optado por no leerse la circular nos dijera que no podemos pasar, nos basta con enseñarle el caballete o el plafón.

      Conociendo el exceso de celo que muestran la mayoría de empleados con este tema, dudo que haya agentes que desconozcan los nuevos horarios. Otra cosa son los vigilantes privados, que hay de todo.

      Dicha circular interna incluye un punto controvertido:
      "Si en algún caso, dentro de los horarios establecidos en los que no se permita viajar, algún viajero se encontrara en las instalaciones con una bicicleta, el personal de Metro, tras valorar la situación y siempre que las circunstancias lo permitan (poca afluencia de viajeros, etc.), permitirá continuar viaje, informando de ello al Puesto de Control Central.
      En caso contrario, se indicará al viajero que no podrá continuar viaje."

      Esta flexibilidad no la recuerdo en la normativa anterior. ¿Aparecerá publicamente o tendremos que llevarla de tapadillo?

      ResponderEliminar
    5. Otro punto controvertido, y que demuestra la falta de planificación que denuncia el artículo.

      La norma habla de limitaciones para viajar por la red, no para acceder a la misma. Resulta que se han dejado unos espacios de 2 horas, pero en la práctica el horario hábil es menor, porque tanto la entrada como la salida deben hacerse antes de la hora límite.

      Algunos recorridos "extremos" (Pta Boadilla => Arganda, con 4 transbordo) superan las dos horas de tiempo de viaje, siendo imposibles de realizar en las horas indicadas.

      ResponderEliminar
    6. A mi hoy me han dado el folleto actualizado con los nuevos horarios

      ResponderEliminar
    7. Y estrecho sin apenas sitio también

      ResponderEliminar
    8. Anónimo Anónimez31 de marzo de 2015, 20:26

      Lo mismo es otra ley del encaje (Según le parezca al que está aplicándola)... A saber. ojalá no tenga que meter la bici en el metro mucho.

      ResponderEliminar
    9. Ná, olvídate.
      Demasiado práctico, sencillo y barato y poco vistoso
      ;-)

      ResponderEliminar
    10. Anónimo Anónimez31 de marzo de 2015, 22:37

      Todo depende del paso por el departamento de ensobrado, es decir de como se envuelva el proyecto. Nombre pijo en inglés o alemán. (bikelifter, Radkletterer, o peor todavía spanglish by'k-up...) Colores llamativos, un cartlel grande (preferiblemente diseñado por Agatha Ruiz de La Prada o similar)...

      Una empresa bien relacionada podría hacer esto (y hasta poner a decorar las escaleras a niños que además paguen por la "actividad extraescolar" o cortarlos en un taller para desempleados /FP combinada). Estos y otros añadidos podrían convertir este perfil en U pagado a mil veces su precio en una medida "pro transporte sostenible" inagurable en repetidas ocasiones.

      ResponderEliminar