Menú horizontal

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarnos a una cerveza

domingo, 11 de noviembre de 2012

¿Harto de comprar pilas? Luces magnéticas para la bici

Probamos dos marcas que el usuario puede instalar por sí mismo en su bici

Llegando ya los días cortos, es hora de encender las luces de la bici. Los ciclistas urbanos habituales igual están cansados de reponer las pilas cada pocos meses y se plantearán, como lo hice yo, si no hay algún sistema que aproveche la fuerza cinética de la bici sin tener que recurrir a aquellas viejas dinamos con bastante resistencia que convertían las calles llanas en cuestas arriba.

Tras investigar por la red, existe una solución con el mismo principio que la dinamo que permite obtener energía de nuestro pedaleo pero sin tener que perder ese 95% de la energía aportada en inútil rozamiento. Hablamos de las luces magnéticas.

Aunque hay algunas marcas que incorporan sistemas de iluminación montados de serie (por ejemplo, las bicis del servicio de alquiler de Ciudad Universitariob bicicum), hoy hablaremos de los sistemas externos que un usuario puede instalar en su bici.

A día de hoy, las dos marcas que se comercializan en España son Magten Light, de HongKong, y la danesa Reelight. He estado buscando alguna página donde prueben la facilidad de montaje, la luz que dan o si realmente es cierto que no tienen rozamiento, así como alguna comparación entre ambas para poder decidirse. En mi búsqueda he descubierto dos cosas:

1. Que no hay tal comparación
2. Que a fin de cuentas, escribo en un blog de bicis, así que la comparación puedo hacerla yo mismo.

Los fabricantes han decidido colaborar gustosos en la prueba, enviándome Magtenlight un ejemplar y Reelight dos. Como de vez en cuando algún lector se pregunta sobre la imparcialidad de nuestros consejos ante una marca comercial, lo dejo claro: las muestras han sido la única gratificación. Y como podréis leer, no les hacemos la pelota excesivamente.


Muestra 1. SL 500 de Reelight

Reelight fabrica multitud de modelos de luces magnéticas en la que principalmente existen tres variantes según existan o no los siguientes componentes: acumulador de energía, cable alargador o luz permanente o no. Luego esas variantes se combinan dando lugar a todos los modelos comercializados.

Características:
La SL 500 son luces con acumulador pero sin cables ni luces permanentes. Eso significa que las luces son bajas, se instalan a la altura de la rueda, parpadean cuando rodamos y siguen luciendo un par de minutos después de que nos hayamos parado.

Luz trasera con la distancia bien ajustada
Instalación:
El sistema es sencillo: un par de imanes entre los radios de cada rueda y la luz, que es una parte fija que sujetamos al eje mediante una pieza metálica que se ilumina según van pasando los imanes de la rueda.

En la instalación es importante ajustar las distancias al milímetro. Si la luz está muy separada de los imanes, no lucirá. Si está muy cerca, se atraerán hasta tocarse, frenando la rueda.

Problemas encontrados:
En la bici MTB en la que se ha hecho la prueba, no se han podido encajar bien las distancias de montaje de la luz delantera. Tras comentar el problema en fábrica, nos aconsejan malear un poco la pieza de metal que sirve de soporte. Lo cierto es que a martillazo limpio la pieza no ha podido ser deformada y una de las luces no llega a tener la distancia correcta para parpadear con intensidad. Hay que decir que ese sistema lo hemos visto en otras bicis funcionando correctamente.

Luz delantera, imposible de ajustar, con las instrucciones los fabricantes escribieron sobre la imagen que les enviamos
Resultado:
La luz que sí ha podido ser ajustada emite una luz de posición parpadeante brillante de 2 leds bastante visible desde varios metros de distancia, que permanece encendida un rato después de pararse. Esto es ideal para las luces traseras cuando estamos detenidos en un semáforo para que nos vean los vehículos que vienen por detrás. Quizá el problema es que al instalarse en la rueda del eje, es una luz muy baja y puede ser poco visible en distancias cortas. Sin embargo, preguntando a algún automovilista al respecto, declaró que resultaba una buena luz de posición, mejor que otras de pilas que se mostraron en el mismo recorrido en una posición más alta.


Muestra 2. SL 520 de Reelight

Características: 
En este caso, se trata de unas luces de posición parpadeantes con cable que podemos situar en un punto más alto de la bici, pero sin acumulador de energía, por lo que dejan de lucir según nos detenemos.

Instalación:
Se ha probado su instalación en una bici plegable de ruedas de 20 pulgadas. La instalación en los modelos con cable es bastante sencilla, con un sistema que podemos atar fácilmente a las horquillas de la bici y ajustar con precisión para obtener la distancia correcta a los imanes sin mucho esfuerzo.

Problemas encontrados: 
En el caso particular de las plegables, el tamaño de las ruedas ha ocasionado bastantes problemas que paso a comentar:

1. Escasa longitud del cable. Un problema tonto, pero bastante molesto. Pensado el sistema para bicis de ruedas más grandes, las plegables de 20' obligan a instalar la luz en un punto más bajo, y el cable se queda corto para poner la luz a la altura del manillar o del sillín, teniendo que anclarlo a la potencia o a la tija (vease, los palos del manillar o del sillín). En mi caso, ha sido incompatible con llevar equipaje detrás. Los fabricantes recomiendan hacer un empalme con un cable de similares características, aunque tras preguntar en cuatro tiendas de electricidad sin éxito, he desistido.

¿Por qué no tendrán 20 cm más?

2. Escaso diámetro para anclar las luces. Las tijas y potencias de las bicis plegables son más largas de lo normal, y por ello más anchas para aguantar más el desgaste. Sin embargo, las abrazaderas de las luces no contemplan este caso, siendo la sujección deficiente.

3. Poca resistencia a tirones:  Fundamental cuando se están plegando y desplegado el manillar constantemente. Tras algún tirón el cable se desprendió de la bombilla. Al estar ésta fabricada al vacío no es posible su reparación, adiós a la luz delantera.
Arandelas pequeñas y luces endebles

4. La posición de los imanes en la rueda trasera de llas plegables puede interferir con el pedealeo. Con un calzado ancho provoqué un rozamiento que hizo desprenderse parte de la dinamo magnética, perdiendo la luz trasera.
Cuidado al pedalear con calzado ancho

P.D. Afortunadamente, luz trasera y dinamo delantera todavía funcionan, así que he hecho el famoso empalme que no era capaz de encontrar y he recuperado al menos una luz.
Dos problemas = una solución
Resultado:
El sistema genera una luz intermitente potente muy visible (más que las luces que van perdiendo potencia según se gastan las pilas). Aquí se echa de menos el acumulador para la luz trasera, siendo más prescindible en la delantera.

La interacción con una bici plegable ha demostrado una escasa durabilidad de los componentes y la imposibilidad de su sustitución, al menos para usuarios poco expertos.

En definitiva, un buen invento, pero no tan bueno para una bici plegable.

Muestra 3. Magtenlight MLS-150

Características:
A diferencia de los equipos de Reelight, aquí las luces delantera y trasera se alimentan con una única dinamo, que obtiene su energía de un halo de imanes que se coloca en entre los radios de la rueda delantera. Si hemos estado un rato rodando las luces siguen parpadeando hasta 4 minutos una vez detenidos.

Instalación: 
Las instrucciones sólo vienen en inglés, lo que en determinados momentos puede dificultar el montaje, pero por otro lado incluye imágenes bastante explicativas. Existe un error de imprenta: la secuencia de montaje está descolocada y si uno no se ha parado a leerla previamente puede generar confusión. 

El montaje es algo difícil, especialmente la colocación de la dinamo a una distancia adecuada del halo magnético.  Aunque se proporcionan distintos dispositivos para fijar la dinamo dependiendo del modelo de bicicleta y es posible montarlo uno mismo, es recomendable la colaboración de una segunda persona, sobre todo para colocar y fijar el halo magnético.
Halo magnético y dinamo

Problemas encontrados: 
El halo magnetico va sostenido en plástico y durante el montaje se rompió una de las pestañas que unen las dos mitades,cosa bastante fácil por lo pequeñas y endebles que son.

Las bridas de plástico para sujetar los cables que van de la dinamo a las luces que se aportan estaban pasadas y se rompieron al apretarlas: tuve que utilizar unas nuevas. El resto del material estaba íntegro y sin problemas.

Cables desde la rueda delantera a las luces

Resultado:
Las luces empiezan a alumbrar casi inmediatamente y continúan encendidas al parar la marcha, lo cual es un plus. El tiempo de parpadeo depende de cuánto se haya estado pedaleando.

La lámpara frontal tiene aceptable intensidad, aunque hay que tener claro que es una luz de posición, no sirve para iluminar el camino. La luz trasera (roja y parpadeante) tiene poca intensidad.

El dispositivo no interfiere en el pedaleo, puesto que los componentes movibles y fijos no entran en contacto, pero por otro lado es aparatoso, voluminoso y MUY ruidoso, lo que lo convierte en bastante molesto. Emite un ruido similar al traqueteo de las vias del tren (no tan intenso, por supuesto) y que yo creo que se debe a la sujección del halo magnetico a los radios, que se hace a traves de grapas metálicas, y que es insuficiente.

En general me parece más adecuado para una bici de paseo o urbana que para una bicicleta de montaña, donde puede sufrir golpes o tirones en los cables.

Conclusión:

Ambas marcas son capaces de ofrecernos alternativas a las pilas, proporcionando una luz de posición suficientemente visible sin rozamiento.

Reelight ofrece un diseño cuidado y una fácil instalación, aunque se adaptan mal a las bicis plegables y las reparaciones son muy complejas debido a la especificidad de sus componentes. Un punto a su favor es la variedad de productos que ofrece y la atención al cliente que recibimos ante nuestras dudas y problemas.

Magtenlight es quizá un producto más cutre y ruidoso que cumple su función a pesar de su compleja instalación. La ventaja es que sus piezas son fácilmente sustituibles en caso de avería, aunque no esperes asistencia de los fabricantes en caso de problemas.

Mi agradecimiento a Miki y a Araceli, por hacer las pruebas en sus MTB.

24 comentarios :

  1. ¡Muy buen artículo! Gracias por escribirlo y a Miki y Araceli por hacer las pruebas. Nos gusta la gente que comparte su trabajo. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Un buen articulo sin duda.
    Personalmente prefiero las luces que se cargan vía usb: tampoco necesitas pilas, son muy faciles de poner y quitar en las bicicletas y dan tanta luz como un sistema de baterias, sin el engorro ni el impacto ambiental de usar baterias.

    ResponderEliminar
  3. vaya curro de artículo, felicidades!

    ResponderEliminar
  4. Mucho curro y buen análisis!

    Visto que, para que funcionen las luces o algo eléctrico, conviene hacer alguna ñapa, igual "lo transformamos en una oportunidad" y empieza a dar aún más juego, jejeje

    ResponderEliminar
  5. Muy buen artículo, pero cómo andan de precio? Si cuestan mucho, no veo muchas mejoras respecto a unas luces cargadas por usb, por ejemplo.

    ResponderEliminar
  6. Están por los 30-50€ el kit completo, depende del modelo.

    ResponderEliminar
  7. Una desventaja que les veo a estos sistemas es que no son facilmente desmontables, y por tanto hay que dejarlos en la bici mientras la dejemos en la calle. Y si algún gracioso rompe cualquier elemento del sistema ...

    ResponderEliminar
  8. Preguntando desde el desconocimiento: Los sistemas de carga por USB no tienen la desventaja de que si te quedas sin carga en medio de un trayecto es complicada su recarga?

    Yo en principio, y aunque sean algo voluminosos, siempre que se puedan montar y desmontar en un par de segundos, en principio pensaba que serían mejores los dispositivos con pilas AAA: se pueden poner recargables (ventaja frente al alumbrado basado en pilas "de botón") y se pueden sustituir sobre la marcha simplemente llevando de reserva (ventaja frente a las USB).


    Teneis alguna experiencia al respecto?


    PD: Enhorabuena también por la revisión a todos los implicados.

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo dos luces recargables por USB, una Knog Boomer delante y una Topeak Redlite detras. Cuando esta acabandose la bateria tienen un led que se ilumina (rojo en la Knog, muy visible, en la Topeak lo ves al apagar o encenderla) y desde que se empieza a iluminar hasta que se queda sin carga me aguantan unas dos horas.. de sobra para llegar a casa o al trabajo a recargarlas

    ResponderEliminar
  10. Yo como ya han comentado por aquí también me he pasado a las de USB, exactamente a las Knog blinder una potencia increíble y un gasto muy pequeño además llevan el led rojo que te avisa si te vas a quedar sin carga, dado que la bici la uso para ir a trabajar y en mi puesto de trabajo tengo un pc de sobremesa las cargo sin problemas y cero engorros.

    Además la ventaja sobre las de pila además del tamaño y peso es el coste económico ¿cuantos paquetes de pilas hay que comprar en la vida útil de la luz? en las de USB haces la inversión inicial y nada más, además son de quita y pon.

    Esto de los imanes no lo veo la verdad, para eso creo que me pondría dinamo con acumulador y listo

    ResponderEliminar
  11. Pero las de USB por fuerza tienen que tener batería. Recargable, pero batería al fin y al cabo.

    ResponderEliminar
  12. Para las plegables, sería mejor colocar las luces en aquellas partes que no se plieguen, por ejemplo al final del transportín trasero y en la horquilla antes de la bisagra.

    Los fabricantes tendrían que proveer anclajes para estos puntos, aunque las plegables por su vocación urbana, suelen llevar dinamo de buje y luces ya montadas de serie.

    ResponderEliminar
  13. Soy un forofo del tema este de las luces.

    Personalmente me quedo con las luces de pilas, en modo intermitente. Duran una barbaridad y su iluminación es sobresaliente, al menos en los modelos que llevo en mi bici. http://www.youtube.com/watch?v=5JnVnzLk44c&feature=related

    Para zonas no iluminadas y fuera de casco urbano (podéis dejar ciego a cualquiera), una Natural Shine va de lujo y es de las más económicas dentro de la calidad, con batería recargable.

    ResponderEliminar
  14. Siendo estrictos sí, pero se entiende que el compañero se refiere a baterías o pilas "desechables". Es decir, no recargables. Es decir, "de usar y tirar".
    :-)

    ResponderEliminar
  15. Las luces magnéticas son una gozada para cuando el objetivo es ser visto, no iluminar. Aquí en Copenhague ves muy pocas luces a pilas y ahora en invierno con poca luz es una tranquilidad total. (La multa por ir sin luces son más de 80 euros) Anochece a las 4 y andar quitando y poniendo luces con los guantes etc es un auténtico coñazo.
    Por otro lado, creo que la instalación para la prueba la está hecha al revés. El modelo con cable que habéis probado es para bicis de montaña u especiales, con discos grandes, etc. No entiendo por que usais ese modelo en la plegable, más aun sabiendo que es un engorro y que ibais a tener problemas con ellos, en fin. Creo que parte de los problemas con los imanes y distancias vienen por ahí... Yo llevo con el modelo 120 de reelight 2 años. Van en la rueda y siguen igual, no se ha oxidado ni un tornillo en los imanes, y aqui la sal machaca y llueve a menudo. La bici está todo el día en la calle y han llevado golpes etc.
    Otra cosa, se supone que las luces se ponen en la parte izquierda de la bici, no en la derecha, por si montais alguna más. :-) A no ser que estés en paises donde se circule por la izquierda.

    ResponderEliminar
  16. Gracias por el post y por el análisis comparativo

    ResponderEliminar
  17. hay una interesante alternativa desarrollada en Argentina que se llama "Bioluz",actualmente tienen en venta una luz trasera tremendamente visible y están desarrollando una luz delantera que a la vez carga un móvil, pueden verlo en google, youtube y facebook...

    ResponderEliminar
  18. bioluzseguridad@gmail.com10 de agosto de 2014, 3:18

    facebook bioluz

    ResponderEliminar
  19. bioluzseguridad@gmail.com10 de agosto de 2014, 3:22

    tengo entendido que funcionan hasta bajo agua, hay videos en you tube. Aún siguen con la tecno destellante pero están desarrollando luces delanteras con carga para un móvil, traseras destellantes y con sistema "AUTO-OFF" es decir que se encienden automaticamente cuando oscurece...muy bueno! no necesitas encenderlas y cuida la vida de los leds!

    ResponderEliminar
  20. bioluzseguridad@gmail.com10 de agosto de 2014, 4:24

    no cuesta nada mirar opciones distintas...check "bioluz" en youtube...todo es discutible....gracias!

    ResponderEliminar
  21. Hola bioluz, unos comentarios.
    Está bien ofrecer unas luces del estilo de las del artículo. Eso puede ser información relevante y de interés para la gente. Pero repetirlo en varios mensajes es poco elegante. Es spam y no mola.

    Por comentar lo que ofreces:
    -Resisten el agua o no lo resisten, pero que no lo sepas me suena algo raro.
    -Lo de cargar el móvil con este tipo de generador, lo veo difícil. Por la poca potencia que produce. Si está en desarrollo, vale, pero no lo veo claro.
    -lo de los videos en youtube. Por favor, si quieres vender unas luces y haces un video para youtube, no pongas un pase de diapositivas cutres. Pon un vídeo en condiciones, que con un móvil, un ordenador y algo que enseñar, lo tienes resuelto en un rato.
    -el nombre: es curioso que con ese nombre en google me sale una empresa madrileña que tiene mucha tecnología y plantas de pistachos y unos engañabobos que se dedican a la estafa seudomédica. Seguro que no tenéis nada que ver con ninguno de ellos, pero es el problema de un nombre tan común.
    -lo fundamental: ¿están a la venta? ¿Dónde? ¿Precio?

    Saludos y a trabajar la tecnología y el márketing vuestras luces!

    ResponderEliminar
  22. Creo que lo que hay que hacer es dar las GRACIAS porque un usuario de la bici pierde su tiempo y pone FOTOS para asesorarnos al resto. Todo es mejorable....pero los comentarios de BALDO me parecen los típicos de tocar las narices........


    Si crees que se puede hacer mejor un artículo HAZLO TU, que el resto también te lo vamos a agradecer.....


    Nos sobran "sabios" que critiquen lo que hacen los demás, aporta tu granito MEJOR, es mas positivo....

    ResponderEliminar
  23. xixonamn, exactamente, ¿en qué parte de mi comentario a bioluz sentiste que le tocaba las narices a alguien?. No lo veo 8-\
    (sfftt)

    ResponderEliminar
  24. Como puedo con segir uno vivo en cancun y aki no ay asi como esos

    ResponderEliminar