martes, 13 de marzo de 2012

El servicio de préstamo de bicis fracasa en Cáceres, Mérida, Badajoz y Plasencia

Publicado por M.F. para hoy.es

Parada instalada en frente del Palacio de Congresos. Foto: LorenzoDesde que el servicio de bicis de alquiler se puso en marcha en Cáceres hace ya más de dos años sólo ha conseguido fidelizar a 150 usuarios que, de manera habitual, han utilizado el servicio. Ahora, tras el cerrojazo para regularizar la concesión y ahorrar los costes mensuales (6.000 euros), aquellos usuarios dados de alta podrán reclamar la devolución de la cuota de 12 euros. Deberán ir a la Jefatura de la Policía Local, donde entregarán la reclamación y se les dará un informe para que lleven al Organismo Autónomo de Recaudación.

El servicio de bicicletas no ha conseguido, por tanto, despegar en Cáceres. A Javier Flores, presidente de la asociación Avanzamos Ciclismo, le parece que la idea de las bicis de préstamo «es buena», pero «nada efectiva». La razón principal, cree el responsable, es que no se ha educado previamente en la cultura de las dos ruedas. «No se puede dar una herramienta y no formar y eso me parece un fallo», cuenta, «porque una vez que tienes confianza para ir por carretera y sabes manejar la bici, cualquier ciudad, y Cáceres por supuesto que también, es idónea para las dos ruedas, con cuestas o sin ellas», explica.

El servicio tampoco ha tenido mucho éxito en Mérida, Badajoz o Plasencia. Salvo ésta última, que financió la Diputación provincial, el proyecto en las otras tres ciudades ha estado costeado por la Junta de Extremadura. Los placentinos fueron pioneros ya que lo instalaron en septiembre de 2007, pero también fueron los primeros en suspender el servicio. El impago del contrato de mantenimiento obligó a la empresa concesionaria a dejar el servicio 'Biciplas' un año después de ponerse en marcha. En Mérida, el servicio de alquiler tampoco tiene apenas seguimiento. Arrancó en septiembre de 2009 pero ahora, el equipo de Gobierno asegura que hay una deuda de más de 70.000 euros a la empresa concesionaria y que además, sólo un 10 por ciento de los inscritos hacen uso de las bicicletas. Ante esta circunstancia, el Ayuntamiento se está planteando la posibilidad de 'municipalizar' el servicio de mantenimiento y conservación.

En 2010, el servicio se implantó en Badajoz, pero actualmente tiene actividad cero. En este caso, las bicis han desaparecido porque el servicio se bloquea con el 'roaming' o inclusión de compañías telefónicas portuguesas. Estar cerca de la frontera interrumpe la comunicación necesaria para acceder a través de las nuevas tarjetas (antes el usuario mandaba un SMS).

13 comentarios:

  1. Gasto absurdo. Al menos la crisis servirá para que los Ayuntamientos recuperen el juicio.

    ResponderEliminar
  2. Este JS-Kit está del higo y a mi me pone del hígado. Primero me repite un comentario y ahora que intento borrar una de las dos repeticiones se cepilla las dos a la vez. Brrrrrr!!!!!

    Decía, resumiendo, que después de leer la última frase del post, la de la cercanía con la frontera y los SMS que fallaban, a los políticos que se dedican a vender burras con el dinero público sin tener en cuenta la más mínima precaución deberían meterlos en la trena unos cuantos añitos para que este país saliera de una vez por todas de las cavernas troglodíticas.... a lo mejor. Digo.

    ResponderEliminar
  3. En Plasencia el servicio era más que lamentable. Se hizo para mayor gloria de la corporación municipal, que se hizo las fotos de rigor, y ya está. Luego, tres paradas mal puestas (como si Plasencia fuera un sitio tan pequeño) y punto. Eso no es apostar por la bicicleta: eso es tirar el dinero. Es verdad que hay muchas cuestas en Plasencia (venir luego a Madrid y que te digan que Madrid no es ciudad para bicis por las cuestas es de risa), pero cualquiera puede desplazarse en bici. Sólo la travesía de la 630 tiene un tráfico que pueda asustar un poco. Pero antes de poner bicis, hay que decirle a la gente que puede atravesar todo el núcleo urbano en 15-20 minutos, que es menos de lo que tardará en coche teniendo en cuenta lo complicado que es aparcar.

    ResponderEliminar
  4. Antes de implantar esos servicios de préstamo de bicis, ¿no se hacen estudios de viabilidad económica, de potenciales usuarios, etc.?

    ResponderEliminar
  5. Está claro que en todos estos casos no había demanda ni masa crítica suficiente para este servicio. 

    ResponderEliminar
  6. Más bien la cosa creo que funciona así

    - Alcalde de X: "Oye, Manolo, he estao el fin de semana en París y allí tienen unas bicis que las coges y las sueltas cuando quieras"

    -Concejal de Medio Ambiente de X: "Sí, lo he visto también en Barcelona/Valencia/Sevilla, etc..."

    -Alcalde de X: "Pues tenemos que poner unas de esas aquí para que la gente se pegue unos paseos. Llámate a Juan Carlos, el de las papeleras, y a ver si negociamos un contrato en condiciones"

    -Concejal de Medio Ambiente de X: "Pero si aquí no coge la bici ni Dios"

    -Alcalde de X: "Eso da igual. Si en París/Barcelona/Londres/Sevilla las tienen, nosotros no vamos a ser menos. Tu llama a Juan Carlos y le dices que con las comisiones, vamos como siempre. Y que a ver si me puede tener las bicis antes de las elecciones"

    -Concejal de Medio Ambiente de X: "Vale jefe. Cojo el Audi y me reúno con él" 

    - Alcalde de X: "Llévate el Mercedes, el Audi me lo llevo yo para la inauguración del circuito ecológico-chupi de la orilla del río"

    Y así con todo, supongo. 

    ResponderEliminar
  7. Realmente, el IDAE dio pagó las bicis públicas en muchos casos. Se pedía un estudio previo, claro, pero tú siempre puedes hacer que el estudio salga que sí (ahí están las radiales de peaje de Madrid).

    ResponderEliminar
  8. Este sistema solo puede interesarte si encuentras las bicis en condiciones cuando vas a cogerlas, es decir, si pagaran adecuadamente a las personas que las mantienen. pero si la pasta se la llevan el Alcalde X, el Concejal de MA, el Concesiorario CX (Colega de X) y el Restaurante Pepe donde se runen a conspirar, dificilmente te queda dinero para pagar a unos señores con jornadas de 10 horas, festivos incluidos.
    Ahora están pensando en "munipalizar el servicio", dice....

    ResponderEliminar
  9. Estas bicis,se pagaron con fondos de la Comunidad Economica Europea(a fondo perdido,gratis total y con dinero destinado solo para bicis,no se podian utilizar para otra cosa)El problema está en el mantenimiento que los ayuntamientos no lo han sabido llevar.
    La subvenciones eran de 180.000 € y 300.000 €.Los dos primeros meses se cubrian por la empresa que implantaba las bicis y el sistema y no tenian ningun problema,pagaban al mantenedor y estaban atendidas por profesionales.La implantacion eran por concurso publico, no a dedo.Mohamed ya tienes una informacion fidedigna y puedes opinar.

    ResponderEliminar
  10. ¿Concurso público?
    En España se llama concurso único, no se entera nadie y se lo lleva el más caro.
    Y si se entera alguien es peor porque se acaba en el juzgado, no se adjudica y la pasta desaparece....

    ResponderEliminar
  11. Hombre, estaba haciendo una parodia, nada más. Pero no me negarás que como señala el compañero, en este país se hacen concursos públicos en los que las condiciones coinciden sospechosamente con las posibilidades de una empresa concreta. Eso por no hablar de que estos ojitos han visto presupuestos en los que un martillo, comprado en una tienda de chinos, se presupuestaba en 200 euros. y de ahí, para arriba. Algún día habrá que escribir la historia de las ayudas europeas, y del uso que les dimos.  

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué pasó con aquella ley de transparencia? Que se hagan públicos los resultados de los concursos, para ver qué presentó el que ganó y qué los que perdieron, y empezaremos a ver con bastante facilidad dónde hay amiguismo.

    ResponderEliminar
  13. Los servicios de alquiler son la crónica de una muerte anunciada. Si promocionas la bicicleta, si haces que la gente use la bicicleta, ¿por qué no comprar tu propia bicicleta cuando el servicio de alquiler resulta tan caro?

    ResponderEliminar