Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

lunes, 28 de febrero de 2011

Los BiciFindes siguen sumando ciclistas a las calles de Madrid

Durante la semana pasada recibimos muchos correos de madrileños interesados en el funcionamiento de los BiciFindes, pidiéndonos que les buscásemos una ruta sencilla a su trabajo, o pidiéndonos que les acompañásemos como guías en esa ruta.

Parece que el buen tiempo de este pasado fin de semana ha animado a más ciclistas madrileños a sumarse a la iniciativa de los BiciFindes, lo que nos ha permitido realizar dos rutas el sábado y otra el domingo.


Ruta de Lavapiés a Alcobendas


MiguelS y Aalto en la ruta de Lavapiés a Alcobendas
Katie es una experta ciclista urbana, que no se pierde una Bicicrítica, y está acostumbrada a moverse en bici por el centro de Madrid. No tuvimos que enseñarle a circular por el centro del carril, ni a señalizar sus movimientos, porque está muy acostumbrada a hacerlo, si acaso darle un tirón de orejas por saltarse algún semáforo.

Katie vive en el barrio de Lavapiés y tiene su trabajo en Alcobendas en una zona de difícil acceso en bici. Contactó con nosotros el mismo viernes, y después de buscar un ruta más o menos tranquila a su trabajo, Aalto y MiguelS quedamos con ella en Lavapiés a las 9:00 de la mañana del sábado para intentar hacer ese recorrido en bici de unos 18 kilómetros.

La ruta se dividía en dos partes, una primera que ya conocíamos muy bien, hasta Begoña, junto a las Cuatro Torres, y una segunda más complicada hasta Alcobendas.

En la primera parte atravesamos el Retiro, subimos por Castelló, cruzamos la colonia Cruz del Rayo, y por Mauricio Legendre llegábamos hasta las Cuatro Torres. Un tramo bastante tranquilo que realizamos en unos 40 minutos.

La segunda parte de nuestra ruta sabíamos que era bastante más complicada. Cruzando el pueblo de Fuencarral y cogiendo un tramo del Anillo Verde Ciclista, llegábamos hasta el Distrito C de Telefónica. De allí cruzábamos la A-1 por una pasarela para entrar en la urbanización de la Moraleja, y tras callejear en busca de una nueva pasarela que nos cruzase otra vez sobre la A-1, una vecina de la zona nos indicó que el acceso era através de una puerta de la que solo tienen llave unos pocos vecinos. Desistimos de nuestro intento, y cruzamos bajo la A-1 hacia el Centro comercial Carrefour. Desde allí, callejeando por unas zonas no muy tranquilas, conseguimos llegar a nuestro destino.

Para la vuelta intentamos otra opción cruzando hacia el Centro Comercial Moraleja Green, más complicada y menos tranquila todavía que la anterior, y desde allí hacia el Distrito C de Telefónica.

Por desgracia el acceso hasta el trabajo de Katie está pensado solo para llegar en coche o en transporte público, y es muy difícil si quieres llegar a pie o en bici.

A partir de ahora, Katie empezará a utilizar la bici para ir al trabajo, aunque solo sea para realizar la mitad de su camino. Realizará el trayecto en bici de Lavapiés a Begoña, allí aparcará su bici, y cogerá un autobús interurbano hasta la puerta de su trabajo.


Ruta de Urgel a Somosaguas


BiciFindes, prepárate para ir en bici al trabajoRubén estudia en el campus de Somosaguas. Desde su casa a la Facultad tiene un trayecto en coche de unos 20 minutos, que si utiliza el transporte público se pone en aldededor de una hora porque la combinación es algo complicada.

No había utilizado mucho la bici por Madrid (de hecho la bici que llevaba la acababa de comprar para hacer esta ruta), por lo que Villarramblas y Martingala tuvieron que empezar desde el principio enseñándole a circular por el centro del carril, a utilizar las marchas, a señalizar sus maniobras, a utilizar los candados...

La ruta que siguieron, con salida desde su casa a las 11:00 de la mañana, fue la prevista, que antes habíamos diseñado sobre el plano, callejeando para evitar cuestas y aprender a circular, atravesando parte de la Casa de Campo y un interesante paraje en las urbanizaciones de Somosaguas (con algún momento de tensión al encontrar verjas cerradas para acceder a las calles, aunque se abren para peatones), búsqueda de un lugar para aparcar la bici en el campus y camino de regreso.

El viaje de vuelta lo realizaron en unos 50 minutos, que seguramente podrán acabar siendo 40 cuando ya coja práctica. Rubén es muy deportista, y a partir de ahora dejará el coche en casa y empezará a utilizar la bici para ir hasta el Campus.

Tiene varios compañeros interesados también en el ir en bici a la Universidad, a los que que seguramente les falte ese último empujoncito que les ayude decidirse. Esperemos que Rubén les ayude, y si no, ya saben que pueden contar con nosotros para que les diseñemos una ruta tranquila y les acompañemos a realizarla algún fin de semana.


Ruta de Alsacia a Ciudad Pegaso


Eugenio en la ruta de Alsacia a Ciudad Pegaso
Eugenio vive en San Blas y trabaja en unas oficinas del polígono Ciudad Pegaso junto a la A-2, muy cerca del megahotel Auditorium. Habitualmente va al trabajo en coche (20-30 min) o en transporte público (metro hasta Avda América y bus interurbano que le puede llevar una hora tranquilamente). Es deportista, le gusta salir a correr de vez en cuando muy prontito por un trozo del anillo.

Aunque MiguelS ya había hecho una ruta el sábado, no le importó repetir el domingo, y así a las 9:00 de la mañana quedó con él para enseñarle una ruta en bici hasta su trabajo.

Eugenio cree en la bici como transporte y evita el coche en ciudad; como ciclista es asiduo a itinerarios por vías ciclistas, Anillo o parques, pero no sólo para hacer deporte. Visita a su padre en Vallecas ayudándose del Anillo Verde. Las calzadas son algo que no se había planteado por miedo, por la leyenda urbana de que los automovilistas se comen y pasan por encima a los de la bici. Después de realizar la ruta ha quedado sorprendido por el respeto generalizado hacia los ciclistas.

La ruta que hicieron de ida es mitad vías ciclistas y mitad calles tranquilas. Hay un punto negro que son un metros de arcén en la vía de servicio de la A-2 pero el resto es una gozada. La vuelta la hicieron sin la parte del anillo, circulando por las calles de San Blas.

Esta semana Eugenio probará a ir solo en bici al trabajo, y esperamos que se anime a hacerlo diariamente.

32 comentarios :

  1. Esta semana tres madrileños más dejerán el coche aparcado en casa y se sumarán a los ciclistas que circulan por las calles de Madrid en su ruta al trabajo. Esos tres madrileños tienen amigos, que al ver su "hazaña" puede que algunos se animen a imitarles. Los amigos de sus amigos harán lo mismo, los que les vean desde el atasco también, y así poco a poco, y entre todos, conseguiremos aumentar el número de ciclistas urbanos en Madrid.

    No es una tarea sencilla, pero vamos a poner todos los medios a nuestro alcance para conseguirla.

    Esta misma mañana Katie nos contará en un artículo su experiencia en la ruta de Lavapiés a Alcobendas. No os lo perdáis.

    :) :) :)

    ResponderEliminar
  2. Un finde cargado de encargos que he disfrutado mucho. Los guiados, muy agradecidos, pueden evaluar si es factible o no ir a clase o trabajar en bici.  :)

    ResponderEliminar
  3. Hola, esta claro, que no quereis desvelar el lugar exacto, pero por lo descrito parece que el trabajo de Katie esta por la zona del Carrefour. A esa zona (entre la Av. de Fuencarral y la A1) se puede acceder por 3 sitios con la bici. Por un lado por la Plaza de Paris (al lado del Moraleja Green) y luego hay dos pasarelas por encima de la Av. de Fuencarral. Una un poco antes del Carrefour y la otra antes del Decathlon (viniendo desde Madrid). Por esas dos pasarelas se llega desde el parque empresarial de la Granja (para llegar ahí tienes que cruzar debajo de la Av. de Fuencarral en la esquina norte del complejo de Telefonica). La pasarela que habeis usado para cruzar la A1 solo es practica si quieres llegar a la zona del Diversia en la Moraleja.

    ResponderEliminar
  4. Axel te paso la ruta del GPS del trayecto Retiro-Begoña-La Moraleja para que veas las vueltas que dimos por Alcobendas :-E  

    ResponderEliminar
  5. Axel, desde la Plaza de París solo se puede acceder al centro de jardinería Los Peñotes, pero no tiene salida más al norte.

    Las dos pasarelas que indicas son otra manera de llegar, pero el paso desde el Distrito C de Telefónica al Parque empresarial La Granja hay que hacerlo por un tramo de autopista (Av de Valdelatas). Puede hacerse, pero no son precisamente calles "tranquilas".

    En el caso de Katie además se suma la distancia total, de unos 18 km, por lo que le recomendamos hacer solo el trayecto en bici hasta las Cuatro Torres, y en ese punto coger uno de los Interurbanos que van por la A-1 hasta su trabajo.

    :) :) :)

    ResponderEliminar
  6. Bueno, veo que a la vuelta ya optsteis por la variante de la Plaza de Paris que os decia. ;)  


    Os parece tan mala esa opción? O por que decis que es de dificil acceso? De todos modos tengo en preparación el articulo de "rutas ciclistas interurbandas entre Madrid y Alcobendas/Sanse" - a ver si lo termino esta semana y os lo paso.

    Pero de todos modos os doy la razón, que hay algunos puntos negros donde se podrian lograr con pogos medios mejoras para los ciclistas. Y seguramente uno de ellos seria la mencionada rotonda de la plaza de Paris.  :-P

    ResponderEliminar
  7. Aalto, el cruze debajo de la Av. de Fuencarral evidentemente parece de "autopista". Es uno de esos sitios donde realmente haria falta algún tipo de infraestructura ciclista. Pero tiene arcen y por lo menos de momento poco trafico. Ese camino lo he tomado muchas veces durante el pasado año y aún estoy para contarlo ;) . De todos modos, cuando abran oficialmente el carril bici que hay en la Av. de Valdelatas ese carril termina justo 50m antes del mencionado paso por debajo de la Av. de Fuencarral - supongo que justo en el limite entre los municipios de Madrid y Alcobendas (ole la coordinación)  O:-) .


    De lo de la distancia soy conciente, pero como en el reportaje sonaba como si no hubier forma humana de llegar, queria mencionarlo.

    ResponderEliminar
  8. Felicidades por el exito de los bicifindes. Yo ya puedo decir, que además de mi novia , he "conseguido" que dos personas más vayan en bici al trabajo y a la universidad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Axel, como te menciono en otro comentario, desde la rotonda de la plaza de Paris solo se puede acceder al centro de jardinería Los Peñotes. Lo que hicimos es salir de la urbanización 200 metros más arriba por una dirección prohibida, y muy peligrosa, para incorporarnos en una vía rápida. En sentido entrada esa solución es imposible salvo que quieras hacer esos 200 metros contradirección por el arcén. En cualquier caso, eso es algo inaceptable para hacer a diario.

    :( :( :(

    ResponderEliminar
  10. Es tan divertido acompañar a los "guiados" a sus trabajos como gratificante el saber que, aunque mínimamente, puedes contribuir a cambiar la mentalidad de algunos conductores habituales.

    :) :) :)

    ResponderEliminar
  11. Vale, vale :) . Reconozco que por ahí solo he ido una vez y me pareció que habia una forma de pasar. Tendria que volver a pasar por ahí para comprobarlo. Pero dando mor hecho que teneis razón, quedan las dos pasarelas. Ojo, que no digo que lo tenga que hacer, ni que sea lo más ideal. Solo lo menciono para que no quede la sensación de que sea imposible de llegar.


    Pero lo interesante de este caso (y tambien de otros como el trozo por el arcen de la via de servicio de la A2) es que en gran parte de los recorridos la necesidad de los carriles bici es secundaria. Pero si existen, como colmo dejan de existir justo en los sitios donde más falta harían.
    Asumiendo que los recursos financieros son limitados, no seria más conveniente pedir más pasarelas o actuaciones en puntos conflictivos, que "carriles bici" en general? (no estoy diciendo que lo hayas hecho)

    Hasta ahora todos los relatos del uso real de la bici demuestran que es una ciudad con muchas calles suficientemente tranquilas para hacer la mayor parte de un recorrido sin grandes problemas. Con lo que nos topamos, son con calles de construccíon tipo autovia que son las que realmente no son aptas para ciclistas (que ni siquiera tienen acera por donde se pudiera ir "de manera ilegal").

    Esas situaciones incluso las hay dentro del margen de la M30. Para ir de Mendez Alvaro a Av. de Barcelona solo hay dos posibilidades. O por Pedro Bosch que es una autopista encima de un puente  o por la calle dle Comercio que es un tunel. Las dos cosas no son opciones para la bici por lo que, si no me equivoco, no existe ningún paso real para bicis entre la M30 y Atocha.

    Solucciones a esos problemas puntuales son mucho mas urgentes que kilometros de carril bici (mal hecho ;)   _)

    ResponderEliminar
  12. Víctor-Dialogotomía.28 de febrero de 2011, 12:27

    Al hilo de lo que comentáis al principio de vuestro artículo acerca de "dar un tirón de orejas por saltarse algún semáforo", he de decir que a veces uno parece un tonto respetando los semáforos. Volviendo el otro día desde Castellana hasta Atocha después de la Bicicrítica fui rebasado en semáforos en rojo por numerosos ciclistas que llevaban la misma ruta de vuelta que yo. Algunos al grito de "¡¡NO RESPETES TANTO!!"
    Ciertamente siento que a veces soy tonto, pero algo por dentro me dice que no me los salte, que aunque sé que puedo pasar sin peligro, no puedo reclamar mis derechos si no cumplo con mis obligaciones.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. A que derecho te refieres? Al derecho de pararte en semaforos que solo estan, porque los coches no son capaces de viivir si ellos? Unos semaforos que muchas veces estan puestos para que los pilles en verde yendo a 60?

    Hay cruces donde los semaforos tienen todo el sentido, pero hay otros tantos semaforos que solo están, porque los conductores han demonstrado que sin ellos chocan. Y como colomo, si te paras en uno y luego ves que todos los coches que estaban parardos a tu lado van pillando todos los semaforos en verde y a ti te toca pararte en todos, empiezas a cuestionar muchos semaforos.

    Evidentemente me parece mal que nadie te diga nada. Si alguien se quiere parar, que pare. Yo por ej. me salto muchos mas semaforos cuando voy solo, que cuando voy con alguien. Primero que no quiero incitar a nadie a saltarse un semaforo y ademas estoy charlando y estoy menos atento al trafico que cuando voy solo.

    ResponderEliminar
  14. Pero sí, estaría bien ir detectando todos esos puntos negros donde el carril-bici puntual puede solucionar mucho (por ejemplo, todos esos recorridos de periferia que las autopistas más recientes han cortado).

    Para cruzar por donde dices, la calle Retama-Cerro Negro. Es el único paso viable que existe por calles.
    También se puede cruzar por la propia estación de Atocha, poniendo cara de Taxi.

    ResponderEliminar
  15. A eso me referia con que no habia paso entre la M30 (Cerro Negro) y Atocha (yo prefiro poner cara de "tu atrevete a tocarme y verás...funciona hasta con taxis")   :-D

    ResponderEliminar
  16. Víctor-Dialogotomía.28 de febrero de 2011, 15:15

    Hola, Axel.
    No, no me refiero al derecho de pararme en los semáforos. ESO ES UN DEBER, no un derecho, eso creo...
    La Ley -y por extensión las normas de tráfico-, según mi punto de vista, justa o injusta, está para cumplirla y no para que cada uno interprete el cumplimiento a su manera. De ser así, ¿qué sentido tendría crear unas normas para la convivencia?
    Otra cosa es que puedas estar o no de acuerdo con ellas y para eso tendremos que poner en marcha los mecanismos legales para rebatirlas. No estamos hablando en este caso de medidas legales que atenten contra nuestra vida e integridad, en cuyo caso, creo que estaría justificada la rebelión contra las mismas.
    Nosotros somos vehículos y mientras no se diga lo contrario, debemos aceptar las normas de tráfico.
    Me he encontrado con muchos conductores de coches que dicen que no dan los intermitentes porque "no venía nadie", pero...¿son ellos Dios y lo ven todo? ¿Quiere esto decir que hay que dejar el cumplimiento de la Ley al libre albedrío de cada uno? Entonces vámonos a la selva.

    No creo que estés en absoluto interesado, pero por si te diera por ahí, me permito sugerirte el libro "Apología de Sócrates. Critón o el deber del ciudadano", de Platón.
    Ellos, los antiguos, parecían más sabios que nosotros y sin duda, en algunas cosas lo eran.

    Cuando voy solo, me paro en los semáforos y no me salto un solo paso de cebra al cual se aproxime un peatón. ¿Exagerado? Quizá sí, pero te aseguro que mi satisfacción es superior al fastidio de pararme cuando veo que alguien me da las gracias y con ello sé que estoy colaborando a la amabilidad en la ciudad, que buena falta nos hace...

    Un saludo, Axel. Seguimos pedaleando.

    ResponderEliminar
  17. La verdad que el semáforo es nuestro amigo, pero muchas veces son completamente absurdos. El problema es quien pone el punto que distinga ambos casos.

    En mi caso, yo mismo, mi seguridad, la de los peatones y el resto de vehículos. Al final es sentido común y civismo.

    ResponderEliminar
  18. Víctor-Dialogotomía.28 de febrero de 2011, 15:17

    Sobra decir que también respeto las normas cuando voy acompañado, aunque me quede solo en el cumplimiento. Y lo mismo aplico cuando conduzco mi coche particular.

    ResponderEliminar
  19. Víctor-Dialogotomía.28 de febrero de 2011, 15:28

    Efectivamente, <span>"El problema es quien pone el punto que distinga ambos casos."  </span>
    Desde luego creo que no debe ponerlo cada uno según le venga en conveniencia, pues tú puedes ser una persona sensata, observadora y consecuente, pero el otro, quizá sea un descerebrado y un egoista. Así que, como no hay "inteligentómetros" en los semáforos, todos debemos respetarlos por absurdos que parezcan...y si no, luego no debemos sorprendernos cuando nos pongan una multa. Es curioso cómo luego los hay que se justifican cuando se les sanciona.

    ResponderEliminar
  20. Victor, a ver, si cuestionas la distribucíon actual del espacio en las calles y opinas, que en esa distribución se le ha dado demasiada importancia al coche, entonces tambien tienes que cuestionar algunos (mas bien muchos) de los semaforos. Yo no estoy questionando una ley, estoy cuestionando la instalación de muchos de los semaforos que hay, ya que solo favorecen a los coches (aunque a ellos no les parezca).

    Y si me salto un semaforo lo hago como si fuera un STOP o un ceda. Evidentemente tambien respeto los pasos de cebra (aunque ahí muchas veces me gustaria matar a los peatones que no empiezan hasta que casi te has parado. Si hubieran cruzado en seguida, podria haber pasado detras de ellos solo dejando de pedalear.

    ResponderEliminar
  21. Víctor-Dialogotomía.28 de febrero de 2011, 16:20

    Sí, sí. Muchos de los semáforos son absurdos para nosotros y claro que los cuestiono y es cierto que veo clarísimamente que me los puedo saltar, pero no es lo que hay que hacer, no sólo porque así lo diga el Código, que está ahí para algo, sino porque es "lo que tenemos" y hay que respetarlo. Si no estamos de acuerdo, pues acudimos a donde sea y lo impugnamos, pero saltárnoslo es dar mal ejemplo a aquellos ciudadanos que sí los respetan. ¿Cómo le hago yo entender a un conductor de automóvil que tengo derecho a circular por el centro del carril derecho y luego voy y me salto el semáforo en el que él está parado y yo debería pararme? Mi pregunta es: ¿cómo pido derechos si no cumplo con las obligaciones que tengo por muy absurdas que me parezcan?
    Para mí es un dilema, no vayas a creer que estoy a gusto ahí esperando en un semáforo en medio de un desierto, pero es la actitud para mí lo que cuenta en este caso.

    ResponderEliminar
  22. Mira, si en una calle hay tres cruces identicos y solo uno tiene un semaforo, ese semafor es porque en ese cruce vienen mas coches, pero la visibilidad es identica en los tres cruces. Porque no se puede esperar de los conductores que respeten los cedas por igual en los tres cruces? Ademas, de que eso reduciria la velocidad maxima lo que significaria calmar el trafico.
    Aqui siempre hay mucha gente a favor de calmar el trafico, pero las medidas faciles y sobre todo baratas se rechazan.

    El dia que me pongan una multa la pagaré y punto. Sabré que en Madrid ya le ponen multas a las bicis y ya está, te lo aseguro. Evidentemente me cagaré en sus muertos, pero no me justifico.

    ResponderEliminar
  23. Por Pedro Bosch he pasado con la bici muchas veces aunque hace mucho que no lo hago y no sé si ahora está prohibido pero antes no lo estaba. Por el túnel de la calle del Comercio creo que también he pasado aunque no estoy seguro ahora mismo; en cualquier caso, un túnel no prohíbe el paso de bicis sólo por ser túnel, tiene que estar prohibido expresamente... ¿lo está? Hay algunos túneles en Madrid con prohibición expresa de bicis pero no muchos.

    Asumiendo que en ninguno de ambos sitios está prohibido expresamente ir en bici (y corregidme si no es así), ¿qué problema hay para ir en bici por ahí? El límite de velocidad es igual que en el resto de la ciudad (50) y básicamente cambia que no hay aceras ni edificios a los lados y no hay cruces en una buena cantidad de metros. ¿Por qué Pedro Bosch te parece una pseudo-autovía disuasoria y una avenida ancha cualquiera no?

    Las preguntas son un pelín retóricas porque me temo que las razones para no ir en bici por esos sitios van a ser idénticas a las que nos podría contar cualquier persona que aún no usa la bici sobre cualquier calle troncal de Madrid por la que circulamos habitualmente.Perdón por la deriva parcial del tema pero me ha llamado la atención y quería comentarlo.

    ResponderEliminar
  24. El tema de los túneles es delicado. A mi no me gustan por la transición de mucha luz a semi-oscuridad, existe un lapsus de tiempo que el conductor no ve. También está el tema de los que están en un punto bajo, como el de la calle Comercio, que en la bajada bien pero en la subida la diferencia de velocidad con los motorizados (que no van a 50) es grande y peligrosa.

    ResponderEliminar
  25. Interesante pregunta. Las 3 son calles legales para la bici, con un límite máximo de 50 km/h. Ahora bien, no es retórica la pregunta a mi juicio. La experiencia de circular entre el tráfico también está influida por las siguientes condiciones:

    1. La pendiente, Cerro Negro es plana, las otras tienen cuestas de subida y bajada en ambos sentidos.
    2. La visibilidad de la bici. El túnel de comercio está en curva, en Pedro Bosch hay cambio de rasante.
    3. La cantidad de cruces y semáforos. Cuantos menos haya, más rápido será el tráfico.
    (150 m entre semáforos en Cerro Negro, 500 y 800 m en las otras)
    4. Las aceras. Ayuda tenerlas como "área de descanso", no sólo por usarlas para circular por ellas en bici, sino también para desmontar e ir andando en caso de agobio con el tráfico o parar ante un problema (la cadena que se sale, etc.) Ni en el túnel de Comercio ni en Pedro Bosch es posible pasar de la calzada a la acera, tienen barrera.
    5. Coches aparcados. También ralentizan la velocidad de la calle, especialmente del carril derecho.

    Supongo que también tienes en mente otro tipo de motivos ¿no?
    . que un momento de agobio o necesidad de parar puedes renunciar a seguir por la calzada y buscar refugio ayuda a que la calle sea amable. En 

    ResponderEliminar
  26. También existe la posibilidad de que una infraestructura diseñada para favorecer y facilitar el tráfico de vehículos motorizados no sea idónea para el tráfico de bicicletas.

    ResponderEliminar
  27. Pero eso... eso... eso ¡es imposible! ¿o no?

    ResponderEliminar
  28. Pues mira, estos dos pasos inhóspitos creo que son uno de los lugares en los que sí me parecería bien tener su carril bici aparte. Pocos cruces, más velocidad de la normal en ciudad, cuestas que aumentan la diferencia de velocidad entre coche y ciclista...

    ResponderEliminar
  29. Es que a veces pueden tener su utilidad.  ;)  Que no hace falta tener un circuito cerrado por toda la ciudad.

    ResponderEliminar
  30. interesante discusión. Comparto los argumentos de ambos, Axel y Víctor. En general, mi opción personal tiende más hacia cumplir las normas porque no hacerlo afecta a mi propia sensación de legitimidad en la calzada (no ya a lo que perciban terceros sino a mi propia sensación) pero sé que esto está muy influenciado por el carácter de cada cual. Y, aún así, no desprecio el valor de la insumisión como arma para reivindicar que las cosas cambien. Es un tema delicado.

    Desde luego, algo que creo que es muy importante es creer en tus propias decisiones. Si paro en el semáforo, no me voy a sentir mal por hacerlo; aunque no pase nadie o aunque otros se lo salten.

    ResponderEliminar