Menú horizontal

viernes, 18 de febrero de 2011

Tú ¿por qué vas en bici? Motivos no faltan

Es muy usual que la gente que no utiliza la bici "etiquete" a sus usuarios por el motivo que les mueve a usarla. Socialmente aún no está asimilada la posibilidad de usar la bici cotidianamente por lo que son habituales los calificativos de ecologista, verde o deportista. Sin embargo los motivos que mueven a las personas a desplazarse y circular en bici son muchos y variados. Vamos a ver algunos:

Tú ¿por qué vas en bici?

Económicos


La bici es muy barata. No consume gasolina y no cuesta nada aparcarla. Con unos precios al alza de los carburantes, impuestos de circulación, seguros, mantenimiento, aparcamiento,... y con la crisis a cuestas es, definitivamente, una solución inteligente para tu economía.

Medioambientales


Sí, es cierto, la bici es ecológica. Pero ecológica de verdad no como los vehículos que les ponen esa etiqueta con fines comerciales. No emite gases, no produce ruido y no ocupa prácticamente espacio.

Tú ¿por qué vas en bici?

Sociales


Las ciudades con muchas bicis en sus calles son más amables. De alguna forma se humanizan las calles, al igual que las zonas con peatones. No tiene sentido desplazarte con una o dos toneladas de vehículo motorizado para distancias cortas o medias.

Salud


En una sociedad donde el sedentarismo es un problema que aumenta año tras año la bici es el contrapunto al ciclo "sillón, butaca del coche, sillón del puesto de trabajo y viceversa". Los beneficios de la bici en la salud son de sobra conocidos: espalda, colesterol, hipertensión, varices, estrés, ansiedad, depresión, riesgo cardiovascular o diabetes.

Paisajísticos


Los coches nos aíslan de nuestro entorno, recorremos calles y más calles sin atender a sus peculiaridades. Si solo utilizas el Metro irás bajo tierra y te pasará igual. Sin embargo en la bici vamos descapotados, sin capsulas para mirar nuestro entorno, descubrir zonas nuevas con sus características: tiendas, parques, monumentos,... resumiendo, disfrutar la ciudad.

Tú ¿por qué vas en bici?

Practicidad


Sí, coges la bici, te haces tu ruta habitual, esa en la que utilizas calles tranquilas, zonas de tráfico moderado, sin muchas cuestas o nuevas zonas liberadas de coches de la capital y llegas a tu destino. Finalmente buscas un aparcabicis o un buen sitio donde candarla. Resumen, has evitado los agobios de la hora punta en el transporte público y los atascos de los coches, y el resultado es que te has movido con rapidez.

Moda


El movimiento ciclista chic está en auge. La elegancia sobre la bicicleta tiene mucho empuje en las ciudades: Londres, Barcelona, Santander, Madrid, Murcia, Sevilla,... Bicis personalizadas, moda sobre dos ruedas, ser "cool" y tener un estilo propio, famosos en bici,... no debemos descuidar estos aspectos que para muchos son importantes pero tampoco debemos descuidarnos porque casi todas las modas son efímeras.

La bicicleta en Londres

Los "peros" o contras


Sí, sí pero... "yo no me atrevo con el tráfico de una ciudad como Madrid, yo jamás me he movido en bici no sé por dónde empezar, se suda mucho, Madrid no es para las bicis, etc". No te preocupes, te ayudamos, apúntate a los BiciFindes y probarás a moverte en bici. Si no quedas satisfecho no pasa nada, podrás afirmar con propiedad, con conocimiento de causa, que la bici no es para ti y así no tirarás del repertorio de excusas para no usarla.

31 comentarios :

  1. por sentido común: es el medio de transporte más práctico.

    ResponderEliminar
  2. Otro motivo: para hacer varios recados a sitios casi de camino (300 m a un lado, 500 m al otro), es lo mejor.

    ResponderEliminar
  3. Otro más: cuando hacer frío prefiero subirme en la bici y ponerme a pedalear para entrar en calor que estar en la calle esperando al autobús congelada. Respondo ya a las críticas que me imagino: hasta cero grados se va en bici estupendamente. Sólo hay que abrigarse bien contra el viento.

    ResponderEliminar
  4. Yo voy en bici porque me resulta más cómodo.

    Desde que salgo de casa o del trabajo ya estoy en marcha, yendo en bici vas sentado y sin cansarte.

    La solucion tradicional me supone andar hasta el metro, gastarme el dinero del metro, hacer un intercambio entre dos estaciones andando una buena caminata, mas la caminata del metro hasta el trabajo.

    Con la bici hago el recorrido directo de mi casa al trabajo y me planto en el mismo sitio. Me ahorro pagar los metrobus y encima llego sin tener que oler el apestoso olor del metro, ni ir apretujado en el vagon, ni sin sudar a causa de los cambios de temperatura tan grandes que hay entre el exterior y el interior.

    Encima llego ya bien despierto, de mejor humor, y aprovecho mejor la jornada. :-D

    ResponderEliminar
  5. yo la verdad es que cuando llueve y hace frio es cuando tiro de metro, mas que nada no me gusta abrigarme hasta arriba para evitar el viento de la mañana y ponerme mil cosas para no mojarme.

    ResponderEliminar
  6. Joer, os falta lo mejor: ¡Que es muy divertido!

    ResponderEliminar
  7. La lluvia es un rollo, totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar
  8. Se me ocurre otra razón más: ¡porque engancha! :)

    ResponderEliminar
  9. Anti-stres para los que van estresados a todas partes.

    ResponderEliminar
  10. Porque me mola. Me hace sentir libre, me permite disfrutar de la ciudad, participar en ella como un sujeto activo, no ser un sujeto pasivo que se monta en el metro de A a B, o en el autobús de B a C. Escojes, decides, ves por dónde vas, interaccionas.

    Para mí, convierte una mole de hormigón como es una gran ciudad en un paisaje más que conocer.

    ResponderEliminar
  11. A mí me encanta el "de puerta a puerta", que podría encuadrarse como practicidad, pero ampliada a la improvisación y esa libertad del "vuelvodecurrarmefaltapancomprounsellomemetoalciberymevoypacasa" del tirón.

    ResponderEliminar
  12. Para mi también lo era y estos días pasados no me ha quedado otro remedio que ir a trabajar en bici y bajo la lluvia y con cuidado con el suelo y yendo bien impermeabilizado no es para tanto. Es más la pereza que da pensar en que te vas a poner hecho un cirio.

    ResponderEliminar
  13. Porque me encanta poner la bici a 50 en la cuesta abajo de mi casa, y hacer los dos kilómetros de cuesta abajo hasta casa de mi novia sin pedalar, y luego, tener la excusa de la cuesta arriba para quedarme un rato más en su casa....

    ResponderEliminar
  14. Para subir al Mercado, a pesar de que desde mi casa hay un cuestarrón imponente hasta el Mercado Municipal más cercano, es imprescindible.

    Bueno, entre otros miles de razones que se han visto por aquí y en el post.

    ResponderEliminar
  15. Planckaert (De mayor seré ciclista)18 de febrero de 2011, 16:51

    Yo, porque combina perfectamente con el traje y los zapatos. Dandy que es uno :-D

    ResponderEliminar
  16. La lluvia me da reparo, no por mojarme si no por esas magnificas rejillas de ventilación del metro mojadas: con ruedas finas es derrape seguro

    ResponderEliminar
  17. También llevas razón. *DONT_KNOW*

    ResponderEliminar
  18. Benditas endorfinas... ;)

    ResponderEliminar
  19. Por puro egoismo: me siento libre, independiente, autonomo, sano, agil, humano, llego antes, no despilfarro, cuido mi entorno, me divierte, me motiva, me desestresa, me gusta, me alegra, provoco sonrisas en los niños...

    Sí, sin duda voy en bici por qué soy un egoista 8-)

    ResponderEliminar
  20. ¡Son muy peligrosas! En la BC de diciembre nos fuimos 4 al suelo en cuanto pisamos la que hay en Plaza de España, que ademas está inclinada lateralmente

    ResponderEliminar
  21. Yo voy en bici por que me sale del ciruelo. Este es un país libre, y en bici, más. El que quiera vivir en una cárcel, que se la guarde pa él.

    ResponderEliminar
  22. Víctor-Dialogotomía19 de febrero de 2011, 0:12

    Yo la uso por varios motivos.
    1º En ciudad resulta rápida, y cumpliendo siempre con las normas de tráfico.
    2º Me siento más conectado con el exterior y consigo estar más atento al momento presente.
    3º Con cada pedalada siento que mis piernas se ponen fuertes y eso me llena de energía.
    4º Puedo hacer la compra (con alforjas) e ir a diversos lugares moviéndome con rapidez si lo necesito o lentamente si quiero disfrutar del tiempo.
    5º Me entretengo reparándola y poniéndola a punto yo mismo (es muy fácil).
    6º Es fácil de aparcar y ligera de transportar.
    7º Me gusta pensar que mediante su uso colaboro a eliminar ruido en la ciudad, no genero gases contaminantes, colaboro a que haya más espacio, menos peligro potencial para otros usuarios...
    8º Es económica de mantener y apenas genera resíduos nocivos...
    9º Y algunos más que seguro se me pasan por alto.

    Yo estoy encantado con ella. Sólo hay que echar un vistazo a las caras de los que van en los atascos y las caras de los que circulan en bicicleta entre tanto coche. Aunque la situación actual para las bicicletas en ciudades como Madrid diste mucho de ser todo lo buena que desearíamos, cuando me cruzo con un ciclista puedo ver que está implicado en la labor de manejar su bicl, mientras que los conductores de coche, en ciudad, están implicados en el pasado o el futuro, rumiando sus problemas o fumando, pero pocas veces parece que vayan disfrutando de la conducción.
    Yo también tengo coche, pero muy excepcionalmente lo uso para moverme en ciudad.

    ResponderEliminar
  23. Víctor-Dialogotomía19 de febrero de 2011, 0:17

    Pues lamentablemente he tenido que leer en los comentarios de un diario digital que se referencia en el artículo anterior -diario que por cierto se dedica a desprestigiar la bicicleta- que no usan la bici porque no sirve para ir a hacer la compra, ni para llevar a los niños al colegio, etc.
    Lo que hace el desconocimiento.

    ResponderEliminar
  24. Víctor-Dialogotomía19 de febrero de 2011, 0:25

    Son chunguísimas, sí. Yo las paso con bastante miedo. Aún no me he caído, quizá porque les cogí pavor un día que me caí con los patines. Días después atendí a otro patinador que se destrozó varios dedos al caerse en una de ellas.

    ResponderEliminar
  25. Por cierto, que hoy yendo por Castellana un capullo me ha adelantado a toda ostia por mi propio carril, casi se me lleva por delante. He estado yo cagándome un rato en su familia, en cómo se puede ser tan gili (iba anormalmente rápido, ya que iba por los laterales de Castellana, antes de Neptuno, y él me ha adelantado saliendose de su carril y metiendose en el mio, el de más a la derecha).

    Pues nada, al llegar a Atocha, allí había una patrulla de la policia, que le estaba pidiendo los papeles. En ese momento he pensado que quizá el karma existe.

    ResponderEliminar
  26. Creo que ya lo han dicho: porque engancha. Estoy enganchado. Pero es mejor que una droga: te hace sanote y te da libertad. 

    ResponderEliminar
  27. Porque es un gran placer y porque, gracias a dios, el carrilbicismo no es más que un fraude.

    ResponderEliminar
  28. Por egoísmo, es decir, porque disfruto montando en bici, porque me gusta, porque encuentro placer en ello. La sensación de libertad que me produce ir subido en el sillín de la bici, la movilidad que me proporciona, los recuerdos de la infancia que me trae, el ejercicio que hago, la manera de contemplar la realidad que me circunda -viandantes, edificios, otros vehículos-, son algunas de las razones que podría seguir enumerando casi ad infinitum pero todas se reducen a una: me encanta la bici y me encanta montar en bici.

    Si además hay efectos colaterales beneficiosos -contribuyo a reducir el agujero de la capa de ozono, salvo ballenas...-, bienvenidos sean pero que conste desde aquí y ahora que lo que me mueve a montar en bici no es la necesidad de salvar el mundo sino el objetivo modesto de sentirme a gusto. Pues eso.

    ResponderEliminar
  29. Cuando llueve:

    El transporte público está hasta arriba, tienes que abrigarte e impermeabilizarte para entrar en "saunas", llenas de gente, a sudar.

    Las calles están hasta arriba de coches circulando a paso de tortuga, ya se sabe que la lluvia es muy peligrosa y se puede derrapar en cualquier momento.

    En cambio en bici, todo es lo mismo. Yo solo añado pantalones impermeables y guantes. Circulo con mas precaución porque los frenos de zapata son menos efectivos y el suelo tiene menos agarre. La lluvia en la cara me resulta refrescante.

    En resumen la lluvia es un engorro para todo, no solo para ir en bici. Para mi lo peor es como se ensucia la bici, que después sigue "sudando" agua negra, lo que se ensucia la cadena y lo que se desgastan las zapatas. Por lo demás me parece menos rollo la lluvia en la bici que en otros medios de transporte.

    ResponderEliminar
  30. Mis principales razones:
    - Es el sistema mas eficiente para transportarme y transportar a mi hija al cole
    - Es muy placentero y reduce mi nivel de estrés
    - Me da energía para todo el día
    - Tonifica mis músculos y acelera la recuperación de mis lesiones
    - Me regala el tiempo ( y el dinero) que tendría que emplear para ir al gimnasio, piscina, etc

    ResponderEliminar
  31. esas rejillas es una de las muchas razones por las que voy en mountain bike por madrid, a pesar de que sea poco europeo.

    pero es que claro, los baches, hierros y pinturas del suelo de nuestra ciudad son muy poco europeos :-D

    ResponderEliminar