lunes, 11 de octubre de 2010

Consejos básicos para preparar el Camino de Santiago

Mini guía de Consejos. Senderismo y bicicleta

Consejos básicos para preparar el Camino de Santiago

La Preparación física y mental

Prepara tu mente. Antes de partir disfruta con la preparación del viaje. Lee algo sobre la historia del Camino y la peregrinación y así conseguirás asumir de mejor grado el esfuerzo físico y psicológico que vas a realizar. Motívate, hay excelentes novelas y relatos basados en las vivencias del Camino.

Entrena tu cuerpo antes de empezar el Camino. No importa que habitualmente seas ciclista, corredor de fondo o montañero. Caminar durante horas a lo largo de varios días es tan duro o mas como cuando sales a hacer deporte. Tres semanas antes de iniciar la ruta es conveniente realizar entrenamientos con recorridos de unos 10-20 kilómetros a ser posible con las botas y mochila que vayas a usar en el Camino.

Consejos básicos para preparar el Camino de Santiago
Planifica la ruta. Hazte un plan de etapas previo teniendo en cuenta que lo normal es recorrer entre 25-35 kilómetros cada día. Las primeras etapas conviene que sean cortas, no más de 25 kilómetros, al menos hasta que el cuerpo se acostumbre al esfuerzo. Si has de pedir vacaciones laborales cuenta con dos o tres días “comodín” por si tienes algún problema en la ruta y no puedes regresar en fecha. Importante: que la vuelta a la vida cotidiana no te agobie.


Antes de comenzar a caminar: ¿Qué llevar en mochila?

El peso, todo un problema. Lleva poco peso, evitando cosas innecesarias y que además seguro se pueden comprar en los muchos comercios y farmacias que vas a encontrar a lo largo del Camino. El peso ideal debe corresponder al primer dígito del peso del peregrino; es decir, para una persona de 80 kilos, su mochila no debería sobrepasar los 8 Kg. Con una mochila de 50 litros de volumen es suficiente. Imprescindible que la mochila este dotada de cubre mochila impermeable.

Consejos básicos para preparar el Camino de Santiago
La ropa. Viajando en primavera o verano es aconsejable llevar ropa ligera, pero no debemos olvidar un forro polar fino y un chubasquero. Tres camisetas y tres mudas son suficientes, ya que lavarás la ropa cada vez que sea posible. Un pantalón de tejido técnico y de perneras desmontables es muy buena idea. Imprescindible también un sombrero de ala ancha y unas gafas para el sol. Añade un pañuelo de cuello tipo buff. Bañador y mallas piratas, esta ultimas útiles también para dormir.

El calzado. Lo mas recomendable son las botas flexibles de trekking. Tampoco es mala idea llevar unas zapatillas de trail running si tienes costumbre de correr en el monte. Unas chanclas de goma para la ducha nos servirán también para dar paseos y descansar de las botas. Llevar tres pares de calcetines finos aunque con la caña alta.

Consejos básicos para preparar el Camino de Santiago
Aseo y medicinas. Una toalla mediana, un bote de gel de ducha, esponja, cepillo y pasta de dientes, desodorante y cortauñas. Tampoco es mala idea levar un pequeño botiquín que al menos contenga: betadine, gasas, esparadrapo, tiritas, crema de protección solar, aguja e hilo. Si eres alérgico lleva un antihistamínico. ¡Ah! y tapones para los oídos, en los albergues los ronquidos son insufribles.

Documentación. Es obvio pero por si acaso no te olvides del DNI o similar, la tarjeta sanitaria, la credencial del peregrino, alguna tarjeta de pago bancario y dinero efectivo. Este “pack” de documentos llévalo siempre contigo y no lo pierdas de vista, En todas partes –incluso en el Camino- suele haber algún amigo de lo ajeno. Una libreta y un boli te servirán para hacer un diario de viaje. Lleva una funda impermeable para guardar la documentación en caso de lluvia. No salgas de casa sin buena guía del camino.

Consejos básicos para preparar el Camino de Santiago
Otros útiles imprescindibles. Saco de dormir ligero y esterilla. También conviene incluir en la mochila una funda de almohada, dado que la higiene en algunos albergues no es muy buena. Cantimplora, jabón de lavar ropa, navaja multiusos, un encendedor, una linterna frontal, imperdibles y un rollo de papel higiénico. Bolsas de nailon de diferente color y con cierre que te servirán para clasificar la ropa entre limpia y sucia. Un bordón de peregrino o el cada día más habitual bastón extensible de montañero serán de gran ayuda en zonas de terreno inestable.

Los “gadgets” tecnológicos. En el mundo tecnificado que nos ha tocado vivir son imprescindibles el teléfono móvil y cámara digital, mejor si es compacta y con una tarjeta de memoria grande. Lógicamente hay que llevar también sus respectivos cargadores. Prescindibles desde nuestro punto de vista el MP3 y el GPS.


Si vamos en bicicleta, unos consejos generales

Un viaje de alforjas para disfrutar. La mayor parte de las recomendaciones realizadas en cuanto a equipaje son válidas también si peregrinas en bicicleta. El Camino de Santiago es un viaje ideal para llevar alforjas, si bien con la bici de montaña se deberá cuidar mucho el peso ya que los caminos originales a veces no permiten circular en las mejores condiciones. Cualquier tipo de bicicleta sirve para hacer el camino. Con bici de carretera solo podrás circular por asfalto. Con bicicletas hibridas y BTT rígidas podrás entrar en casi todas las pistas y con BTT de doble suspensión por casi cualquier sendero. Sin embargo esta ultimas bicicletas tienen la limitación de no poder llevar alforjas por lo que tendrás el equipaje muy limitado: transportin a la tija, bolsa de manillar y mini-mochila.

Consejos básicos para preparar el Camino de Santiago
El equipaje y otros complementos de la bicicleta. Dos alforjas traseras y una bolsa de manillar son más que suficientes para llevar todo el equipaje necesario. Con respecto a la bici deberá estar provista de los recambios propios de un viaje cicloturista largo: un par de cámaras, desmontables y parches, bomba, multiherramienta, aceite y trapos, radios y un cable con candado para atarla por las noches. En cualquier caso, cada dos etapas como máximo encontraréis tiendas de bicis con taller, así que no os obsesionéis con el mantenimiento de la maquina. No es necesario llevar GPS pero un cuentakilómetros ayuda a cumplir horarios de paso.

Circulando con la bicicleta. Para los peregrinos en bicicleta, el esfuerzo cotidiano es más llevadero, ya que cubrir distancias de 60 o 70 kilómetros al día es bastante habitual entre los ciclistas. El Camino Francés en bici se puede realizar entre diez días y doce días. Estos cálculos están realizados en función de la forma física de cada uno y considerando Roncesvalles como origen del viaje. Hay que respetar siempre a los peregrinos a pie y avisar de nuestra presencia sobre todo en los descensos. Hay que pensar siempre que llevamos alforjas y que por ello la maniobrabilidad y reacción de la bici es muy diferente a lo habitual.

Consejos básicos para preparar el Camino de Santiago

Caminando o a pedales, nos ponemos en camino

Época recomendada. Las mejores estaciones para hacer el Camino son la primavera o el otoño. En verano hay muchísima gente y hace mucho calor. Por el contrario, en invierno no hay casi nadie, el Camino está demasiado solitario, y hace mucho frío. En cualquier caso, y si no hay más remedio que emprender el Camino en verano se deben evitar las horas de más calor, saliendo lo más temprano posible. Protégete con crema solar Si a pesar de todo sufriéramos algún síntoma de agotamiento por calor, debemos buscar un lugar fresco para descansar, beber líquido e intentar recuperar los minerales perdidos.

Peregrinos especiales. Además de en bici o caminando hay muchos peregrinos que cubren el Camino de Santiago a lomos de caballos, con burros o acompañados de perros, pensando en ellos muchos albergues tienen lugares especialmente habilitados para animales aunque no son mayoría. Cada vez son más frecuentes familias completas cubriendo el camino, incluso con carritos todo terreno para llevar bebes o con niños pequeños remolcados en bicicleta, esta es sin duda una opción muy especial para vivir la experiencia del camino, pero recuerda que un niño puede tener una percepción muy distinta del Camino, sino lo toma como un juego o como una aventura es difícil que lo pase bien.

Consejos básicos para preparar el Camino de Santiago

¿Me puedo perder? Para no perderse en el Camino simplemente hay que seguir las flechas amarillas que se encuentran continuamente en los lugares más insólitos: árboles, pequeñas piedras en el suelo en los muros. No obstante te recomendamos llevar alguna de las excelentes guías del Camino que además ofrecen información adicional como alojamientos y monumentos.

Avituallarnos en ruta. Si en algún momento se sintieran síntomas de desfallecimiento deberemos reponer energías inmediatamente tomando algo dulce, frutos secos, etc. Si se comienza a caminar por la mañana es fundamental tomar un desayuno completo que incluya lácteos, cereales, fruta y cualquier complemento que podamos: mantequilla, queso, fiambre, mermelada, miel, azúcar, etc.

Las enfermedades del peregrino. Lo mas habitual es la aparición de ampollas ocasionadas por el rice del calzado, estas se suelen curan mediante un pinchazo con un hilo y dejar este con un trozo de entrada y salida para que drene. Añadir desinfectante y tapar. Los malos apoyos al pisar suelen ocasionar tendinitis que en su grado leve desparecen con un vendaje elástico y antiinflamatorios orales. La fatiga muscular se manifiesta en forma de agujetas e incluso calambres por lo que se recomienda hacer etapas cortas al comienzo de la peregrinación y no olvidar los estiramientos, sobre todo al final de la jornada.

Consejos básicos para preparar el Camino de Santiago

2 comentarios:

  1. hola buenos dias, estoy deseando empezar ya el camino me falta la verdad que poco pero no e encontrado todavia un transportin adecuado, mi bici es de doble suspension y e visto en las fotos unos transportines muy chulos y que parece que no sean muy incomodos por si me podrias decir algo mas de ellos.

    muchas gracias un saludo

    ResponderEliminar
  2. Tienes transportines para bicis de doble suspensión de la marca Old Mountain por 100 euros que son una maravilla y no se mueven nada, soportan hasta 50 kg...

    ResponderEliminar