Menú horizontal

domingo, 24 de febrero de 2013

Gandía prevé prohibir el uso de sus bicis públicas a menores de 16 años

Bea Rodrigo para lasprovincias.es

El Ayuntamiento de Gandia prepara ya la presentación de las nuevas bicicletas públicas de la ciudad, que, según señaló ayer el alcalde Arturo Torró, serán «muy diferentes» a las que ya han circulado por Gandia. Además, el Consistorio endurecerá el control del mal uso de las mismas y las sanciones.

Gandía prevé prohibir el uso de sus bicis públicas a menores de 16 años
El primer edil anunció que las negociaciones con la futura empresa que se haga cargo del servicio público de bicicletas van por buen camino y a finales de esta semana se anunciará el nuevo modelo que se va a implantar en la ciudad, tras aprobar ayer la reparación de las bases y la puesta en marcha del software.

Las nuevas bicicletas, «que no serán azules», según adelantó Torró, serán de color marrón envejecido y llevarán luz con dinamo interna en la rueda, doble refuerzo y ruedas de gel. «No serán como las que teníamos antes, sino unas bicicletas como en cualquier otro lugar».

Sin embargo, estas no son las novedades más llamativas. La idea del alcalde es que los menores de 16 años no puedan usar las bicicletas públicas, «ni siquiera con autorización paterna». El motivo principal de esta decisión inicial es que estos jóvenes «todavía no tienen conocimiento para conducir».


Otra de las causas está relacionada con las multas, ya que al ser menores, no se les puede denunciar ni sancionar como a un adulto por ejemplo, cuando circulan por encima del Paseo Germanías, y, por tanto, según dijo el primer edil, hay más probabilidad de que reincidan.

Torró señaló que la prohibición para menores de 16 años se consultará con los vecinos cuando se presentan las nuevas bicicletas. «Si los ciudadanos quieren que se prohiba el uso a menores de 14 años, se prohibirá», aseguró.

«Hay que tener en cuenta que es a estas edades cuando, en la mayoría de casos, se suelen incumplir las ordenanzas como circular por las aceras, no respetar a los peatones, y ello conlleva un problema a la hora de ser sancionados por la Policía Local», explicó el alcalde, quien avanzó que se va a ser «inflexible» a la hora de controlar el uso indebido de las bicicletas.

Sanciones


En ese sentido, el alcalde afirmó que cuando la Policía Local detecte a un menor circulando con una bicicleta pública o un mayor infringiendo las normas, como por ejemplo, circular por el paseo Germanías o por aceras pequeñas, se les quitará la bici y la tarjeta de usuario y además se les impondrá la sanción correspondiente.

«Lo que queremos es que los jóvenes que vayan con las bicicletas respeten a los mayores; una cosa que puede ser bonita y de utilidad no se puede convertir en un peligro para la gente mayor», añadió.

«Un servicio que puede ser muy útil, beneficioso, saludable e incluso para muchas personas necesario para moverse por Gandia, no puede quedar a expensas de actuaciones vandálicas como las que se han detectado en los últimos meses de servicios», señaló.

Pese a que el alcalde es consciente de la demanda social de LaBici, señaló que no es partidario de este modelo de bicicletas para Gandia porque la ciudad «no tiene un carril bici adecuado y eso es un peligro».

«Personalmente, no hubiera puesto las bicicletas públicas porque no hay un carril bici adecuado, pero como la gente quiere bici, habrá bicis», aseveró Torró. Como ejemplo de ello, el primer edil señaló que en algunos casos el carril bici va por en medio del carril bus.

12 comentarios :

  1. Si con 15 no tienen conocimiento, lo que tienes que hacer es dárselo. ¿Cómo lo van a obtener si no, soplando las velas de la tarta de cumpleaños?

    ResponderEliminar
  2. me parece bien la medida, pero les va ser dificil controlar todo eso, pero va ser dificil controlar todas las bicis publicas, y la verdad que si no se les enseña desde pequeños, de mayores no cojeran la bici

    ResponderEliminar
  3. «Hay que tener en cuenta que es a estas edades cuando, en la mayoría de casos, se suelen incumplir las ordenanzas como circular por las aceras, no respetar a los peatones, y ello conlleva un problema a la hora de ser sancionados por la Policía Local», explicó el alcalde, quien avanzó que se va a ser «inflexible» a la hora de controlar el uso indebido de las bicicletas. Bueno y con 18 años muchos tambien las incumplen, si viene a madrid lo flipa

    ResponderEliminar
  4. Completamente de acuerdo wheels, pero lo fácil y sencillo es prohibir, España es así nos encanta legislar y prohibir, cuando lo fácil sería dar educación e información

    ResponderEliminar
  5. Yo estuve a finales de verano 15 días en Gandía, no utilicé este servicio ya que siempre viajo con mi propia bicicleta plegable y la verdad es que la gente si que lo utilizaba.
    Se ven bastantes bicicletas pero comprobé que si salias del carril bici y fuera de la zona de playa el tráfico era muy agresivo cosa que no pasa aquí en Madrid, y empecé a comprender los peligros de carril bici para ir a todos los sitios y es que cuando el carril se acaba o tienes que ir por la acera los coches no están acostumbrados a ver bicicletas y te pasaban pegaditos por todos los lados y a gran velocidad, no me gustó nada.

    ResponderEliminar
  6. No solo eso. La solución está en el propio texto: si cometen una infracción, multa (que entiendo va a los padres) y retirada de la tarjeta.

    Así (a) no pagan todos por unos pocos, y (b) una familia entera no dejará de coger X bicis porque el chaval menos no puede.

    ResponderEliminar
  7. Pese a que el alcalde es consciente de la demanda social
    de LaBici, señaló que no es partidario de este modelo de bicicletas para
    Gandia porque la ciudad «no tiene un carril bici adecuado y eso es un
    peligro»
    .



    «Personalmente, no hubiera puesto las bicicletas públicas
    porque no hay un carril bici adecuado, pero como la gente quiere bici,
    habrá bicis»
    , aseveró Torró. Como ejemplo de ello, el primer edil señaló
    que en algunos casos el carril bici va por en medio del carril bus.

    ResponderEliminar
  8. El problema es que el mayor porcentaje de educacion se obtiene no por (in)formacion expresa y reglada, si no por imitacion de modelos de conducta proximos disponibles (padres, amigos, profesores, etc) lo que explicaria la pervivencia de conductas "castizas"

    ResponderEliminar
  9. La guía del ciclista de Gandía, tomada del enlace del texto ( http://labici.gandia.org/guia_del_ciclista.pdf ) está llena de perlas:
    " Cuando se circula por la ciudad:
    Hay que hacerlo lo más próximo posible a la derecha de la vía" con un dibujo de unos ciclistas pegados a la derecha.
    Prioridad de paso:
    Se tiene prioridad de paso, respecto a los vehículos de motor, cuando se circule por un carril bici, por un paso para ciclistas, o por arcén debidamente señalizado. (da igual por donde cruces, tienes prioridad!)
    Para parar o ante la necesidad de frenar bruscamente:
    Hay que indicarlo moviendo el brazo, alternativamente de arriba abajo (sic), con movimientos cortos y rápidos. (frena fuerte con una mano y cuando despegues, ya irás aleteando)"
    Sin embargo, la propia guía ya indica (pg 15 y más) que para evitar un choque con un coche que salga por tu derecha, vayas por el centro, pero que eso te hace vulnerable a los coches que vienen detrás de tí pero que te separes para evitar una puerta que se abra y un montón de ejemplos donde se ve que el peligro es ir pegado a la derecha.
    Dice también:
    "Para evitar el choque por detrás, escoge calle anchas, con carriles tan anchos que quepan cómodamente un coche y una bici juntos. Así un coche puede pasarte rápido y no chocar contigo. ¡aunque no te haya visto! (glup!)
    (que cunda el pánico!).

    Circula como si fueras invisible: si permaneces fuera de su camino, no chocará contigo incluso si no repara en que estás ahí."
    Eso mezclado con cosas sensatas. No se aclaran. No se puede decir en el mismo texto una cosa y la contraria. Dejan claro que lo peligroso es ir pegado a la derecha pero te dicen que te quites de en medio.
    Tremendo.

    ResponderEliminar
  10. Os dejo otra manera de pensar: http://www.eldiario.es/andalucia/Francesco-Tonucci-exito-escolar-relacion_0_103940046.html ("Las calles son peligrosas porque no hay niños")
    Luego, entre "como la gente quiere bici, habrá bicis" y Berlanga, hay un paso.

    ResponderEliminar
  11. Hola, aunque soy de Leganés llevo viviendo en Gandia casi 10 años. Soy miembro de Gandia en Bici (https://es-es.facebook.com/gandiaenbici?filter=1) , y aquí estamos luchando por que la bici tenga su hueco en la ciudad.

    El tema de los menores, viene dado, por que se ha visto a muchos maltratando las bicis y haciendo mal uso de ellas, pero como siempre, pagan justos por pecadores, pues muchos otros chavales, las han usado mucho mejor que algunos adultos.

    Hemos pedido una y otra vez, que se informe de las normas de circulación, bien por algún tipo de boletín, medio de comunicación, campañas escolares o similares, ya que tanto ciclistas, peatones, como conductores, (evidentemente, no todos), desconocen todo acerca de la circulación de bicis por la calzada.

    Nos hemos reunido con gente del ayuntamiento y hemos recibido largas, con esto llevamos dos años y nada, seguimos sin información.

    La sensación que tenemos es que para este gobierno, la bici molesta, pues se reciben muchas quejas, (muchas justificadas), y se acogen a aquello de "muerto el perro se acabo la rabia", además, la bici la puso en marcha el anterior gobierno de Psoe, y eso también molesta, viendo la gestión que hacen, del "tú hiciste yo deshago".

    De momento, el sistema de préstamo de bicis publicas esta parado, ya vamos para cuatro meses.

    Antes de que el sistema empezara a funcionar, ya nos reunimos con el responsable de movilidad, y le dijimos lo de la campaña de difusión de las normas, no se hizo pero si se pusieron 500 bicis a disposición de todo el mundo, y paso lo que paso, un sin fin de bicis por las aceras y muchos vecinos molestos.

    Respecto al comentario de Emma BC, decir que, (y es mi impresión), para nada es agresivo. Yo circulo casi todos los días por las calles de Gandia, y mi hijo detrás en un remolque, y se me respeta bastante. Cuando voy solo también.

    ResponderEliminar