Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

lunes, 25 de julio de 2011

La bicicleta gana presencia en Madrid

Artículo publicado en gacetaslocales.com

Cambia el perfil del usuario y se crean iniciativas para su fomento

La bicicleta gana presencia en la ciudad
La presencia de la bicicleta como medio de transporte urbano va poco a poco teniendo un hueco en la ciudad, se aleja de los carriles-bici para ir ganando terreno en las calles junto al resto de medios de transporte a motor.

La bicicleta va tomando cada vez más presencia en el tráfico madrileño aunque aún no son muchos los que se atreven a moverse en este medio de transporte quizás influenciados por el temor al tráfico rodado; la falta de carriles exclusivos para bicicletas, las duras pendientes de la ciudad o la falta de conocimiento a la hora de circular sobre dos ruedas.

Sin embargo, asociaciones ciclistas como Pedalibre o iniciativas como “En bici por Madrid” reconocen que circular en bicicleta por las calles de Madrid no es tan difícil si se sabe como hacerlo, y por ello, ofrecen consejos e iniciativas.

Para los principiantes, aquellos que aún no tienen cierta soltura sobre las dos ruedas, la web www.enbicipormadrid.es ha ideado un plano de calles secundarias, con menos afluencia de tráfico, con una pendiente asumible para el ciclista y con indicaciones de obras o de viales peligrosos, con el fin de mostrar a los ciudadanos que “no es tan difícil ir por la ciudad en bicicleta”, señalaba Villarramblas, uno de los colaboradores del blog.

El plano creado por “En bici por Madrid” ha ido buscando cuáles son las mejores rutas para que circulen los ciclistas y, poco a poco, este mapa ha ido ampliándose y creciendo a todos los rincones de la capital, incluso ha recibido algunas propuestas de itinerarios creados por usuarios de la web.

Sin embargo, la opción de que las bicicletas sean trasladadas en un primer momento a vías secundarias no convence a todos los amantes de este medio de transporte.

Doble filo


Plano de calles tranquilas para ir en bici por el Centro de MadridDesde la asociación ciclista Pedalibre, aunque creen que esta iniciativa “es una herramienta que puede ser útil” consideran que puede ser un arma de “doble filo” ya que puede “contribuir a la sensación de falta de legitimidad de las bicis en calles principales, algo que suele ser asumido por las personas que usan o aspiran a usar la bici y puede provocar cierta automarginación”. Reconocen que “pasar de vías secundarias a otras con más tráfico es una progresión natural que cierta gente necesita más que otra”.

Uno de los mayores problemas al que se enfrenta un ciclista en la capital es la gran afluencia de tráfico de Madrid y la conducción agresiva de muchos de los vehículos que transitan a diario por la ciudad.

Según Pedalibre, para “la gente que ya circula en bicicleta no es complicado hacerlo”, aunque otros miembros del colectivo apuntan que “sí lo es”, sobre todo, porque “hay que ir atento a todo, tienes que protegerte contra coches que te adelantan de forma indebida, doble fila, cruce a derechas o puertas que se abren”.

Para moverse con seguridad por la ciudad “debe cambiarse la ciudad y su tráfico para que sea más amable y para que la circulación no siga siendo una batalla diaria donde se premia al más fuerte y se castiga a quien no lo es”, puntualizaban.

Perfil del ciclista


Estas y otras iniciativas tanto de colectivos ciclistas como del Ayuntamiento han hecho que el perfil del ciclista urbano esté cambiando. “Antes era de un varón de entre 30 o 40 años, deportista”, decía Villarramblas, pero ahora “son de todas las edades, el uso de la bici se está democratizando”.

En la misma línea, la asociación ciclista Pedalibre cree que “cada vez es más variado pero, en una generalización necesariamente burda, se corresponde a una persona de mediana edad o joven, con formación académica superior y cierto espíritu crítico”.

Pero antes de lanzarse a la calle en bicicleta los usuarios deben “ser conscientes de su lugar en el tráfico, de su derecho a estar ahí”, y es que, la mayor parte de actitudes erróneas de los ciclistas “viene de autoconsiderarse un estorbo y circular con ese estigma, cayendo en conductas anómalas para no molestar”, decía Pedalibre.

Para ello, es necesario conocer cómo circular en bicicleta, ya que el “90% de los temores y de los accidentes se producen por el desconocimiento de los ciclistas”, aseguraba Villarramblas.

Además, el usuario de la bicicleta tiene que ser “responsable con las normas de circulación y respetuoso con los demás, especialmente con los peatones”.

Con todo esto, la asociación Pedalibre quiso hacer una llamada de atención a los madrileños y señaló que “circular en bici por la ciudad es inherentemente fácil y seguro; la inseguridad y la dificultad la ponen los vehículos a motor y las actitudes de quienes los conducen”.

Sara Jusuy Rodríguez

La bicicleta gana presencia en la ciudad

Amarrar bien la bicicleta


Aunque el Ayuntamiento de Madrid ha incrementado el número de aparcabicis en la ciudad muchos ciclistas urbanos optan por amarrar su bicicleta a árboles o farolas. Desde Pedalibre recomiendan usar hasta dos tipos de candado y atar el cuadro y las dos ruedas.

Prohibido cruzar en pasos


La circulación por pasos de peatones montado en la bicicleta está prohibida, aunque muchos ciclistas lo hagan. Tampoco está permitida la circulación por aceras, salvo que alguna señal lo autorice expresamente, pero pueden acceder con limitaciones a zonas peatonales.

La bicicleta gana presencia en la ciudad

Circular con seguridad por las calles


Moverse por las calles de la ciudad en bicicleta de forma segura es fácil si se tienen en cuenta una serie de recomendaciones. La primera de ellas es que el ciclista debe circular por el centro del carril y hacerse respetar, ya que muchos de los usuarios de este vehículo se arriman a la acera por lo que se arriesgan a que les adelanten sin respetar la distancia de seguridad y pueden ser víctimas de accidentes cuando un coche aparcado abre sus puertas sin mirar.

En el caso de los trayectos interurbanos los ciclistas deben recordar que lo idóneo es que vayan por el arcén.

Desde la página web de Pedalibre también aconsejan circular por las vías a una velocidad adecuada, “aunque a veces sea incómodo, el ciclista debe intentar adaptarse a la velocidad de la calle por la que transita”.

Ser visible


La bicicleta gana presencia en la ciudadEn los momentos en los que cae el sol es importante que el usuario de la bicicleta se haga ver. A parte de la luz que proporciona la dinamo es conveniente un reflectante, una luz roja intermitente que vaya a pilas y que no se apague cuando la bicicleta este parada en los semáforos. El objeto reflectante que debe llevar el ciclista no tiene porque ser un chaleco “basta con un brazalete o una cinta reflectante de las que se colocan en los brazos o piernas”, informaban desde la asociación ciclista.

Otro de los complementos de un ciclista es el casco, que no es obligatorio en zonas urbanas pero sí en vías interurbanas. Desde Pedalibre señalan que cada cual debe decidir si lo usa o no y que se oponen a que su uso sea declarado obligatorio. “España es junto con Finlandia el único país de la Unión Europea que establece algún tipo de obligatoriedad del uso del casco para ciclistas, y en países con un extendido uso ciclista como Holanda o Dinamarca entienden que la seguridad de los ciclistas se garantiza mejor creando un viario seguro en vez de obligando a usar el casco”, indicaban.

Otra de las recomendaciones es circular sin auriculares ya que estos no permiten controlar el tráfico que se encuentra a las espaldas del ciclista; y respetar las normas de circulación.

El colectivo ciclista pone de relieve que “no hay que olvidarse que muchas actitudes consideradas normales constituyen infracciones y ponen en riesgo a ciclistas como el aparcamiento en segunda fila, sobre aceras y en pasos de peatones, el exceso de velocidad, saltar en rojo los semáforos o conducir hablando por el móvil”.

29 comentarios :

  1. Sé que hay buenas intenciones. Pero no me parece adecuado el titular. El decir que la bicicleta gana presencia en Madrid pero luego al entrar al artículo no vemos datos que sustenten este titular. Sabemos que la bici ha tomado terrano pero no hay datos para semejante titular. El titular tenía que ser otro. Saludos. De todos modos, les digo que me encanta el blog. 

    ResponderEliminar
  2. Nos hacemos eco de un artículo publicado en <span>gacetaslocales.com</span> en el que muestran la opinión de Villarramblas y la de algún miembro de Pedalibre.

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  3. No entiendo qué relación hay entre "alejarse de los carriles bici" y ganar presencia en la ciudad. Para mi los carriles bici son perfectamente compatibles con esa mayor presencia. Es más, me atrevo a decir que en algunos casos (Castellana) los carriles bici son imprescindibles para poder estar verdaderamente presentes.
    Respecto a cruzar en pasos: en los paraísos ciclistas del N de Europa, las bicis cruzan las calles en paralelo a los pasos de cebra (por vías señaladas en el pavimento a tal efecto). Mientras no existan esas señales en Madrid, muchos seguiremos cruzando las calles (especialmente en cruces y glorietas) en paralelo a los pasos, sin invadirlos pero aprovechándonos de la mayor seguridad que nos ofrecen. A lo que me niego es a circunvalar una glorieta (por ejemplo, la de Castellana-General Perón-María de Molina) entre los coches. Aún le tengo cariño a la vida...

    ResponderEliminar
  4. "...se aleja de los carriles-bici para ir ganando terreno en las calles junto al resto de medios de transporte a motor"

    Es cierto que antes se veían algunas bicis por las aceras y carriles bici, y muy pocas por la calzada. Ahora se van viendo cada vez más bicis por la calzada.

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  5. La Castellana ya tiene carril bici, se llama "lateral".

    En las rotondas los coches van mas despacio que en las rectas. Si te pones el primero en el semáforo apenas tendrás problemas.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, esto es increible, un artículo bien enfocado. :)

    ResponderEliminar
  7. Este tipo de artículos me anima bastante. Me voy a mudar a madrid en septiembre y pienso usar la bici como principal medio de transporte. Ahora vivo en Londres, donde durante los últimos dos años me he desplazado en bici de forma habitual. Londres tampoco se caracteriza por ser muy "bicycle friendly" (apenas hay carriles bici, autobuses enormes de dos plantas, tráfico caótico...), así que aparte de acostumbrarme a ir por la derecha, espero ser capaz de superar las posibles dificultades de Madrid :)

    ResponderEliminar
  8. Yo animo a todo el mundo a empezar con la bici en Madrid,yo llevo ya un año y si no haces el loco y te haces respetar no tiene pq haber problema alguno...ahh y hay itinerarios alternativos con menos pendientes en casi todas las zonas...hay q saber aprovecharlos....

    ResponderEliminar
  9. Si has circulado con normalidad por Londres, no vas a tener ningún problema en hacerlo por Madrid. Seguramente cumples los dos requisitos para hacerlo, confianza y conocimiento y respeto de las normas.

    ResponderEliminar
  10. <span>el ciclista debe circular por el centro del carril y hacerse respetar, ya que muchos de los usuarios de este vehículo se arriman a la acera por lo que se arriesgan a que les adelanten sin respetar la distancia de seguridad.</span>

    En mi vida he visto a un ciclista ir por el centro del carril, en serio, y es que les entiendo, yo lo intenté una vez y es que te pasan rozando, no van a respetarlo y además vas con miedo. A partir de ese día voy "arrimado" (no tanto, voy como en un 2/3 del carril) y voy casi mejor, vale que te pasen también rozando, pero no tanto como de la otra forma.

    También soy uno de los que les da pánico ir por el centro de la ciudad.

    ResponderEliminar
  11. Dani, te doy la razón con que lo de ir por el centro del carril para que te adelanten con mas espacio no funciona en todos los sitios y situaciones, pero en gran parte. Con el tiempo se va pillando practica para saber en que situaciones conviene ponerse donde.
    Pero es importante, que si no vamos por el centro, no sea por miedo, si no por sentido común y para facilitar la conviviencia. Se que a algunos aquí no les va a gustar eso, pero para mi es como con todas las regals y normas - son demasiado rigidas para ser validas para cualquier situcación.  

    ResponderEliminar
  12. Víctor-Dialogotomía25 de julio de 2011, 13:52

    Cuando salió la normativa de poder circular por el centro del carril derecho, me costaba aplicarla y me sentía bastante incómodo viéndome adelantado por el autobús a la derecha y por los otros vehículos, a la izquierda.
    Pero después de un tiempo practicándolo me siento mucho más adaptado y creo que en gran parte se lo debo a los conductores que pienso están aceptando esta nueva situación de buenas maneras. Te adelantan y ya está. Siempre está el típico que todos conocemos, pero a mí de esos me han tocado poquísimos. Eso sí, habida cuenta del lugar plagado de vehículos en el que nos tenemos que meter, mi consejo es que llevéis dos buenos espejos, uno a cada lado. Los hay pequeños, ligeros, discretos y eficaces. Si alguien está interesado le puedo dar referencias. Los he probado casi todos hasta llegar a los definitivos. Los mejores.

    ResponderEliminar
  13. Yo voy por el centro del carril desde que monto en bici por Madrid. Tanto si voy por la Castellana como si bajo la calle Galileo, siempre bien centradito, por el carril derecho si hay varios.

    Y los coches, casi todos, te respetan y te adelantan por la izquierda.

    ResponderEliminar
  14. Los conductores expertos son (mos) como los perros, "uelen el miedo". Si vas con miedo se sabrá por tu forma de moverte. Algunos utilizarán para despreciarte, ningunearte y echarte de la calzada.

    Circular por el centro del carril con convicción evita esto.

    En algunas calles el carril de la derecha tienen unos 4 metros. Si la pendiente es desfavorable creo que lo correcto es circular por el tercio derecho.

    ResponderEliminar
  15. Y si no, aquí estamos, Rosa, para que nos acompañes en cualquier ruta por la ciudad de las que nos pide la gente y así ves el tráfico con gente ya acostumbrada que te cuenta sus trucos.

    ResponderEliminar
  16. Cuéntame, que yo tenía uno de ojo de pez, para abarcar más ángulo, y los coches se veían tan pequeños que escuchaba mucho antes sus motores.

    Un día se cayó en mitad de Plaza Castilla, y no lo lamenté en absoluto. 

    ResponderEliminar
  17. Nunca he ido por la Castellana, pero creo que por ahí los coches van "despacio", ¿no?.

    Donde suelo ir, a pesar de que se tiene que ir a 50km/h, mucha gente lo sobrepasa (suele pasar 1 coche cada 7 segundos o así), además, si la carretera tiene 2 carriles y 2 sentidos y viene un coche de frente, que haces:

    -Si te quedas en el medio me arriesgo a que "no pueda frenar", aunque yo tampoco suelo ir despacio.

    -Si te quedas en 2/3, en un caso extremo que digamos te "puede" adelantar.

    ResponderEliminar
  18. Estoy de acuerdo con Pedalibre con el doble filo que puede suponer señalizar oficialmente las calles tranquilas, por la pérdida de legitimidad en el resto de calles. No deberían ser más que unas rutas aconsejadas, nada más.

    ResponderEliminar
  19. Vaaamos Viictor-D, no te hagas de rogar.
    O nos cuentas aquí tu experiencia con espejos o lo pones como post completo, pero no nos dejes así que estamos en ascuas.
    :)

    ResponderEliminar
  20. Venga, Víctor, un correo con fotos y lo publicamos

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  21. "<span>Nunca he ido por la Castellana, pero creo que por ahí los coches van "despacio", ¿no?"</span>
    Depende, a veces hay atasco y mas que despacio, están parados ;) . Pero en cualquier caso, el lateral tiene su propio ritmo, ajeno a los carriles centrales.

    Los coches que corren, lo hacen cuando tienen espacio delante, si se encuentran contigo o con otro vehículo que va mucho mas lento, buscan una forma de adelantarlo, si no la encuentran frenan hasta que hallan una salida de la situación.
    No temas que te alcancen desde atrás. Si vas en el centro del carril te van a ver y van a frenar, si vas por un lado les invitas a hacer un adelantamiento arriesgado.

    ResponderEliminar
  22. La legitimidad en las grandes avenidas se gana día a día, aunque el plano suponga un doble filo, siempre es mejor que la red actual de carriles bici a la hora de que se lancen ciclistas noveles a circular por Madrid.

    ResponderEliminar
  23. Totalmente de acuerdo Nacho, la bici es mi medio de transporte desde hace unos meses (por desgracia, sólo los findes) y exepto algun imbécil y algun taxista, se puede circular en bici.  Y para "soltarse", eestá el Plano de Villarramblas

    ResponderEliminar
  24. Los planos tranquilos son una referencia muy útil, para mi ha sido de grandísima ayuda en mis "inicios" por la jungla madrileña, lo que no quita que ahora con más experiencia y más seguridad coja calles de mayor y más rápido tránsito, pero para empezar, quitarse miedos y ganar en seguridad son buenísimos, de hecho los tengo pegados en la pared de mi sitio en el curro ;) y gracias a ellos puedo improvisar múltiples rutas alternativas cuando veo tráfico al frente...

    ResponderEliminar
  25. Gracias por la fuente. Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Chico, a mí me encanta tu plano de calles tranquilas. Es magnífico, de verdad. 

    ResponderEliminar
  27. Me uno a la petición!

    ResponderEliminar
  28. "la web www.enbicipormadrid.es ha ideado un plano de calles secundarias, con menos afluencia de tráfico,..." ¿es cierto eso? A Cesar lo que es del Cesar...

    ResponderEliminar
  29. No hay que ponerse receloso, que la entrevista con la Gaceta Local la hice yo, que aparte de ser confeccionador del plano también soy redactor de la página, y así preferí que se publicara.

    ResponderEliminar