Menú horizontal

jueves, 15 de abril de 2010

Diario de bicicleta. Al trabajo pedaleando

Este es el relato de mi experiencia personal, de un día cualquiera de primavera en el que decido ir por primera vez en este año en bicicleta a la oficina. El invierno ha sido muy duro y hoy con una mañana excelente ha sido la primera vez en todo el 2010 que me ha apetecido de verdad ir a trabajar pedaleando. Como el tema del desplazamiento urbano en bicicleta está de plena actualidad os ofrezco mis impresiones y mis comentarios sobre la marcha, y nunca mejor dicho.



FICHA TECNICA
Recorrido: Lucero-Ríos Rosas.
En Metro: se tarda 35-45 min.
En bicicleta: se tarda 45-50 min. sentido ida (ascenso) y 35-40 sentido vuelta (descenso). Se podría tardar menos pero no estamos hablando de ciclismo deportivo y menos de hacer esfuerzos que te hagan sudar, que hay que llegar a la oficina con buen aspecto.
En automóvil: en hora punta no menos de 45 minutos. Antes de las 7.30 AM. 20 minutos
Tipo de bicicleta: Cuadro montaña con neumáticos lisos “slicks”, guardabarros y sin transportin. Candado en “U” integrado en el cuadro. Pedales convencionales para poder ir con zapatos normales.


8.15 Comienzo de la ruta. Tengo la bici en el cuarto de ascensores de la comunidad, un sitio bastante polvoriento en el que te sueles manchar si no andas con cuidado y esto es importante si vas a la oficina. Que las viviendas, sobre todo si son comunidades grandes, tengan cuartos para bicicletas es algo que se debería potenciar y ser obligatorio en las viviendas nuevas. A primera hora de la mañana suele hacer bastante fresco y como el comienzo de la ruta es en descenso se suele pasar un poco de fresco, no obstante si te abrigas mucho sudarás en el resto del recorrido. Un buen tramo de la calle Sepúlveda no tiene anchura suficiente como para que los automóviles te adelanten, tampoco es conveniente pegarse mucho a la derecha para evitar posibles aperturas de puertas. Al final en este tramo se van acumulando coches detrás del ciclista lo que produce bastante inquietud. Por cierto, la calle está orientada al este y el sol, que acaba de salir es bastante molesto.


8.25 Puente de Segovia. Desde aquí y para evitar la congestionada Cuesta de San Vicente, ensayo un nuevo recorrido siguiendo Manzanares arriba el carril bici de Madrid-Río. Resulta ser una gozada, hay bastantes ciclistas en el mismo sentido y tienen aspecto de ir a la Ciudad Universitaria. En el puente de la Reina Victoria me encuentro con un amigo con el que suelo coincidir casi a diario en el metro haciendo el trasbordo de Príncipe Pío. De hecho el va caminando desde casa al metro. Toda una casualidad.

8.35 Puente de los Franceses. Comienza la parte mas penosa de la ruta, el duro ascenso hasta el intercambiador de Moncloa. Es lo peor de esta alternativa y a pesar de circular por el Parque del Oeste el transito de automóviles y el ruido que generan es constante. A pesar de buscar el desarrollo más favorable, y una cadencia relajada de pedaleo es inevitable llegar a la parte superior del Paseo de Moret con las pulsaciones bastante altas. La orografía de Madrid es todo un problema, pese a quien pese.


8.50 Cea Bermudez. Desde hace rato voy acompañado de otro ciclista que lleva un chaleco naranja con la inscripción “PAC MAN ON BIKE” y un dibujo de unos divertidos “comecocos” zampando partículas de CO2. Cea Bermudez es otra calle donde con el sol de frente no se ve nada. Yo apenas veo a mi compañero del chaleco naranja que va unos metros delante. Esto me inquieta un poco por que en esta calle los coches no van precisamente despacio. En Canal aprovecho para sacarle unas fotos con su sombra alargada.


8.55 Aparcamiento de mi oficina. Como nos dejan estacionar la bici en el aparcamiento del edificio ni me planteo el dejarla en la calle. Ya he vivido la experiencia de un robo de bicicletas y es algo bastante traumático. Ato la bici con la “U” y subo a la oficina. No debo tener mal aspecto por que nadie me sale al paso con el habitual ¡¡hombre, has venido en bicicleta!! Aunque la “procesión va por dentro” en forma de camisa empapada, las cosas de mi metabolismo. Me siento en el despacho y una sensación de relax me invade. La botella de agua bien cerca y a currar.



De vuelta a casa. Lo mejor de todo es el regreso a casa después de la jornada laboral: sol, calorcito y un perfil en descenso, al menos hasta llegar al río Manzanares. Las calles no están tan congestionadas como por la mañana aunque veo menos bicicletas que en el viaje de ida donde contabilicé a una docena larga de ciclistas. No nos engañemos, la presencia de la bicicleta en desplazamientos en días laborables es todavía muy baja en nuestra ciudad.


Conclusiones:

¡repetiré la experiencia!.... Pero:

Un reto diario. Ir todos los días en bicicleta a la oficina me parece un reto difícil de cumplir, en mi caso los “daños colaterales” de ir a dos ruedas son evidentes como la excesiva sudoración o la necesidad de llevar una ropa “sport” que no siempre es la mas adecuada a la agenda diaria de compromisos laborales. En cualquier caso y con el clima de Madrid primavera y otoño son las mejores épocas.

La orografía es una handicap importante. En Madrid los movimientos transversales este-oeste y viceversa están fuertemente penalizados por la existencia del valle del Manzanares y en menor medida por la vaguada conformada por el arroyo Abroñigal (M-30 arco este). Calle de Segovia, Cuesta de San Vicente o Parque del Oeste son los verdaderos “Tourmalets” de la movilidad en bici de nuestra ciudad.

La congestión viaria. A las 8.30 de la mañana el aspecto de ejes viarios como el paseo de Extremadura, Princesa o Cea Bermudez a ojos de un ciclista novato es bastante disuasorio y hay que tener cierto coraje como para sumergirse con la bicicleta en el atasco. Es una cuestión de costumbre y al principio da bastante miedo.


Una ultima reflexión directa al Ayuntamiento de Madrid. Ya sabemos todos que el invierno ha sido muy duro y que ha llovido mas que años anteriores pero esto no justifica que no se afronte la urgente reparación de los cientos de baches que actualmente encontramos en cualquier calle y que para un ciclista o incluso para un motorista pueden ser el origen de un grave accidente. Ah y otro problema grave, muy grave, en determinadas calles que son poco transitadas se están robando las tapaderas de las alcantarillas para su venta a chatarreros sin escrúpulos, así como suena.

22 comentarios :

  1. Muchas gracias, Miguel Ángel, por compartir con nosotros tu "ruta al trabajo". Seguro que cada día ves más gente por la calle que se anima a coger la bici.

    Aparte del tráfico, la orografía y el clima, hay dos cosas que evitan que la gente utilice más la bici en sus desplazamientos urbanos: el tener un sitio donde poder guardarla segura (dejarla en la calle todavía es un poco arriesgado) y el tener un sitio donde ducharte y cambiarte al llegar al trabajo. Las empresas grandes no tendrían mucho problema para acondicionar esos espacios en su interior, pero en las pequeñas es algo imposible.

    En algunos países ya se están instalando aparcamientos de bicicletas con duchas y taquillas. Aquí queda mucho para llegar a eso.

    :) :) :)

    ResponderEliminar
  2. <span>¿Has probado a llevar una muda de respuesto en la maleta y hacer el superman en el baño de la oficina?</span>

    Yo creo que lo de sudar va a menos si sigues yendo a menos al ir conociendo la ruta que haces y ahorrarte esfuerzos por ir estresado.

    Si los coches tienen que esperar un poco que esperen. No creo que puedan (ni deban) ir a mucha más velocidad de la que tu llevas en un sitio llano o cuesta abajo. Estoy harto de que me adelanten a 100m de un semáforo en rojo para que luego les vuelva a pasar al llegar al rojo. Por no hablar de los coches en doble fila, el mayor cáncer para el tráfico urbano.

    Un saludo y no dejes de ir en Bici!

    ResponderEliminar
  3. 40-50 minutos parece un trayecto muy largo para ir en bici a diario. Debes estar bien en muy buena forma para hacerlo.

    Aunque seguro que muchos madrileños tienen el trabajo a 15 minutos pedaleando y prefieren ir en coche aunque tarden lo mismo.

    ResponderEliminar
  4. <span>Lo de la ducha no lo tengo muy claro. Yo creo que en Centroeuropa no se duchan cuando van a la oficicina, con esto no es que los llame guarros sino que por clima, etc..... metabolismo..... llegan al trabajo y se ponen al "tajo" sin mas. En ciudades de cultura ciclista la gente que va en bicicleta al trabajo tienen aspecto de ir ya vestidos para trabajar. No se si me explico. Si te duchas tendrás que tener ropa para cambiarte con lo que en algun momneto de la semana tendrás que llevar ropa limpia de recambio. A mi me ocurre con las zapatillas, a veces regreso caminando desde la oficina y para ello utilizo zapatillas de correr o de trehkking y has de llevarlas en una bolsa y dejar en la oficina los zapatos.... cuando llega el viernes tienes los cajones de la mesa llenos de zapatos, zapatillas, cd´s informes, toallas.... </span>

    ResponderEliminar
  5. <span>No hablaba de ducharse completamente. Simplemente secarte un poco el sudor y cambiarte de camisa.</span>

    Viendo en Google Maps la calle sepúlveda (sorry, desconozco esa zona de Madrid) he visto que hay alguna calle paralela como el paseo de los olivos que quizá esté menos congestionada o sea menos agresiva para un ciclista.

    Esos son mis trucos básicos, buscar calles de un sólo sentido y carril si puede ser donde los coches no puedan embalarse porque cerca haya cruces o semáforos. Vas un poco más a tirones pero más seguro.

    A trabajar voy en bici pero es que vivo a menos de 2 kms del trabajo y no tengo problemas con el sudar, pero a otros sitios a los que voy siempre intento eso, buscar la ruta menos peligrosa.

    Y una opción muy útil para gente que va cuesta arriba al trabajo es combinar metro y bici. Si tienes una plegable siempre la puedes meter en el metro a la ida, ahorrarte cambios de metro porque te bajas donde te convenga y pedalear hasta el trabajo.

    ResponderEliminar
  6. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Sugerencia: Sube andando la Cuesta de San Vicente, que no es muy larga y luego toma rutas por calles secundarias, que son mucho más agradables que ir por Cea Bermúdez (por ejemplo Amaniel-Vallehermoso).

    Estaría bien que desde Príncipe Pío un ascensor subiera hasta la altura del Templo de Debod, como los que se han puesto por Tetúan. Con unos pocos de estos, la barrera de las cuestas del Manzanares se facilitaría mucho. Creo que el Plan Ciclista propone algo así.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno tu reportaje Miguel Ángel. Parece una ruta un poco pesado de ida por las cuestas y la distancia... Yo creo que para el problema del sudor hay dos atenuantes: la velocidad y el estrés que lleves y la muda como te comenta Miguel.

    Yo en mi última ruta al trabajo tardaba 20 minutos de ida y 20 más de vuelta. Estuve un tiempo probando distintos itinerarios para que hubiera menos cuestas y menos tráfico, esa es otra clave.

    ResponderEliminar
  8. Que yo sepa no se puede meter la bici en el metro antes de las 10h. Y aunque sí se pudiera, me estoy imaginando las caras que pondrían los demás usuarios del metro si intentas meter ese chisme en P.Pío en la línea 6 o la 10, que de mañana van enlatados.

    ResponderEliminar
  9. las plegables plegadas pueden a todas horas, se consideran un objeto de mano. Para el resto el horario es desde las 10  *DONT_KNOW*

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por el reportaje Miguel Angel. Se agradecen estos testimonios. A ver si se anima más gente a ir al curro en bici que nos irá mejor a todos.

    Yo he tenido que hacer a menudo la ruta desde Pirámides hasta la Glorieta de Bilbao y tenía la inmensa suerte de que, aparte de las cuestas( o Pontones o, peor aun, la Cuesta de la Vega) podía encerrar la bici en el curro sin candados y me podía cambiar de ropa sin mayor problema que el de tener que llevar una mochila.

    No sé a otros pero a mi lo que más me hace sudar por Madrid es el estrés que me provocan los coches y la actitud de los que van dentro, con los adelantamientos absurdos como el que comentaba Miguel y a veces hasta con gritos e insultos; por suerte no son muy numerosos pero haberlos haylos, que todos los hemos sufrido alguna vez.

    ResponderEliminar
  11. <span>Según las normas de Metro sólo se puede entrar con la bici desde las 10:00 a las 12:30, y desde las 21:00 hasta el cierre.<span>Yo he entrado fuera de ese horario y nunca me han puesto pegas, supongo que serán algo flexibles en su aplicación.</span></span>

    <span><span>Lo que está claro es que en hora punta en un poco absurdo intentar entrar con la bici en un vagón repleto porque además de molestar, podría llegar a ser hasta peligroso para los demás usuarios.</span></span>

    Sí hubiese demanda, sería interesante que en un vagón de todo el tren (en el último, por ejemplo) se reservase una puerta y un pequeño espacio "solo bici" en el que no se molestase a los demás usuarios.

    ResponderEliminar
  12. <span>Es tan absurdo como ir con un maletón al aeropuerto o al trabajo en hora punta. Es equipaje de mano como bien dice MiguelS.</span>

    ResponderEliminar
  13. <span>La Cuesta de San Vicente debería ser potenciada como la mejor opción de penetración oeste-este de los que vamos en bici o andando desde Aluche-Batan. Siempre he pensado que dentro de lo malo es relativamente corta y como comentaba un amigo en el blog incluso lo peor lo puedes hacer andando. La acera del Campo del Moro debería ser una acera bici de trafico compartido peatón ciclista, tiene anchura suficiente y al menos las vistas al parque merecen la pena. Hace mucho que deje de circular por la calzada de la Cuesta de San Vicente, al menos de subida, con el separador del carril bus el espacio util es mínimo. No se que tiene la Cuesta de san Vicente pero siempre he pensado que es una calle señorial venida a menos, comercios cerrados, mucho trafico, la estación abandonada........ una pena para una via de entrada a la ciudad.</span>

    ResponderEliminar
  14. La Cuesta de San Vicente era muy señorial por su colindancia con el recinto del Palacio Real.
    Pero los tiempos han cambiado mucho: allí no vive nadie relevante, el tráfico se ha multiplicado con los consiguientes ruidos incesantes y elevada contaminación del tráfico cuesta arriba. Una calle muy poco agradable para mi gusto, como peatón. Cuando subo de P.Pío a Pza España andando, prefiero ir por las calles que hay más al norte; algo sórdidas, pero más tranquilas.

    Lo de la estación abandonada tiene otras causas.

    ResponderEliminar
  15. La Cuesta de San Vicente es una ruina para el pulmón del caminante y una desgracia para la oreja del viandante.

    Lástima de calle... Las posibilidades que se le ven son enormes pero el tráfico sin control que padecemos en Madrid la tiene secuestrada. *DONT_KNOW*

    ResponderEliminar
  16. <span>Ayuda mucho buscar la mejor via para ir, que muchas veces no es ni la mas grande, con mas trafico, ni la que cogeriamos con el coche. </span>
    Yo vivo en ciudad lineal, y para ir al centro,en vez de por alcala, suelo bajar por la jose del hierro, mucho menos congestionada, atravesando un parque y sin dobles filas, cruzo por el puente de la avenida donostiarra, ahi cojo por encima de la plaza de toros y subo por la avenida de los toreros hasta francisco silvela. Cuesta que no tiene nada qeu ver con el stress de subir de ventas a manuel becerra por alcala. A la inversa, hago lo mismo, y desde ventas subo por la avenida donostriarra y jose del hierro, haciendo algunos metros mas de distancia, pero con una pendiente mucho mas liviana y repartida, y mucho menos trafico.
    Es buena idea investigar en google vias alternativas que nunca se nos ocurririan con el chip de conductor que llevamos puesto, sobre todo en rutas que vamos a hacer a diario para elegir el mejor itinerario.
    Quizas cuando google implemente las rutas en bici en madrid, como recientemente lo ha hecho en algunas grandes ciudades, sea tarea mas facil.

    ResponderEliminar
  17. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    La verdad es que este tipo de reportajes ayudan mucho a entender la ciudad desde el punto de vista ciclista, sus problemas e invitan a buscar soluciones puntuales efectivas. Al igual que con las rutas de montaña que hace "enbicipormadrid" podría ser interesante comentar otras rutas y experiencias.

    ResponderEliminar
  18. <span>Genial reportaje. Enhorabuena (por el relato y por la aventura...). Yo también me lo he planteado, y en mi caso el recorrido sería el inverso casi calcado (de cuatro caminos a prado del rey, por el parque del oeste). La cuesta del Paseo de Moret la he hecho varias veces y doy fe de que, o te la tomas con calma, o no llegas al destino. Cea Bermúdez no te la recomiendo. Prueba San Francisco de Sales-Pablo Iglesias. Salu2.</span>

    ResponderEliminar
  19. A colación de esto estaría genial que los lectores enviaran un relato de sus rutas diarias con fotos  :)  muy interesante para potenciales ciclistas y los usuarios diarios de la zona

    ResponderEliminar
  20. Jesus de los santos16 de abril de 2010, 18:45

    <span>Yo uso mi bici para ir al trabajo y los principales problemas los evito de las siguientes formas:</span>
    Sudor:   Uso una bici electrica Giant twist que reduce mucho el esfuerzo en las cuestas y por la mañana con el fresquito practicamente no sudo.
    Trafico: he estado probando itinerarios y tengo unos con muy poco trafico, voy del metro canillas al metro garcia noblejas en 25 minutos, 7 Km ida y 7,5 vuelta.
    La bici la aparco en el garaje de la empresa y no esta nunca en la calle.
    Tengo suerte de poder aprovechar carriles bici, sobre todo en la vuelta que es cuesta arriba.
    Tengo prohibido las grandes avenidas las grandes avenidas son para cruzarlas, las rotondas las paso por las aceras y pasos de peatones, uso calles secundarias y zonas residenciales, es sorprendente hoy por ejemplo me he cruzado con unos 5 coches en el recorrido de ida.

    ResponderEliminar
  21. <span>Casi a la vez que tu he empezado a ir al trabajo en BICI-E, además casi hago la misma ruta. La diferencia es que compré una bici electrica. Es plegable, la cargo por la noche. Antes tardaba 30' en coche o en metro y ahora tardo entre 15 y 20: ES UNA GOZADA!!!
    </span>

    ResponderEliminar
  22. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Otra ruta: Mi bici plegable me acerca a la estación de Atocha y desde Chamartín otro rato hasta la oficina, siempre es cuesta abajo, así que no sudo. Ahí la subo hasta el sitio de trabajo (ya me robaron una, no quiero que me vuelva a pasar).
    A la vuelta, aprovechando que ya no es tan hora punta y es cuesta abajo puedo usar varias rutas según la prisa y las ganas que tenga de tráfico:
    -La más rápida: Castellana - Recoletos - Prado 30 minutos
    -La más pintoresca: Bravo Murillo - Fuencarral - Sol - Santa Isabel 45 minutos
    -La de menos tráfico: Paseo de la Habana - Nuevos Ministerios - Zurbano - callejeo por el centro: 40 minutos.
    -Otras: Pío XII - Ppe Vergara - Lopez de Hoyos - Núñez de Balboa - Retiro

    Lo que me gusta es que tengo lo menos 6 rutas distintas, así que el trayecto trabajo-casa nunca es monótono y lo adapto según mi estado de ánimo u otras necesidades.

    ResponderEliminar