Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid.es y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

viernes, 24 de junio de 2011

China prohíbe las bicicletas eléctricas por causar demasiados accidentes

Publicado en gizmodo.es

China prohíbe las bicicletas eléctricas por causar demasiados accidentes
China, el país de las bicicletas, sufre de nuevo una prohibición injusta de su gobierno. Por alguna extraña razón que desconozco, en lugar de tratar solucionar un problema se lo intentan quitar de en medio prohibiéndolo. Esta vez se trata de las bicis eléctricas, que al ser tan rápidas y silenciosas se han convertido en todo un foco de accidentes.

Al parecer las bicis eléctricas habrían causado más del 15% de los accidentes de Shenzhen el año pasado y la razón según las autoridades es que son excesivamente silenciosas.

El gobierno chino podría haber decidido poner una ley para señalizarlas acústicamente, pero han optado por imponer multas de 30 dólares a quienes las utilicen.

Podría parecer algo anecdótico, pero con el coste que implican y siendo necesarias para algunos negocios, básicamente les han “robado” o les obligan a “delinquir” para seguir adelante.

Además aquellos que puedan permitírselo y que opten por pasarse al coche no harán más que aumentar el caos del tráfico y la polución.

¿Posibles soluciones? Los monociclos eléctricos, como no, juntar dos bicis eléctricas para hacer un “coche” o huir del país de la censura y las copias de todo lo que se fabrique en la faz de la Tierra.

13 comentarios :

  1. Mi solución:

    Sustituir la batería por un generador eléctrico de gasolina.

    Para que no haya dudas y las autoridades queden contentas, eliminar el silenciador del tubo de escape.

    Si esta solución, goza del beneplácito del regente, se puede volver al estado inicial sin generador, con batería y con un altavoz que reproduzca el "sonido del progreso".

    ResponderEliminar
  2. Dado el pestazo xenófobo de la noticia, paso a completar la información interesadamente omitida y manipulada:

    http://diariocorreo.pe/nota/13087/ciudad-china-prohibe-las-bicicletas-electricas-para-reducir-accidentes-viales/
    http://www.meneame.net/story/ciudad-china-prohibe-bicicletas-electricas-reducir-accidentes
    http://noticias.terra.com/noticias/ciudad_china_prohibe_las_bicicletas_electricas_para_reducir_accidentes_viales/act2882324

    La prohibición afecta al centro de la ciudad de Shenzhen (a 4 distritos en concreto), no a toda China. El motivo que se ha esgrimido para prohibirlas es que "durante el año pasado se registraron 64 muertes y 268 accidentes viales relacionados con bicicletas eléctricas".

    La restricción, en principio, no dura para siempre, sino del 6 de junio al 5 de diciembre, donde se estudiará el resultado de dicha prohibición para prorrogarla o no.

    Conste que a mí no me parece una buena solución, pero la noticia, aparte de manipulada, tiene un toque racista bastante grave. La noticia, por lo que veo, sale de gizmodo, con traducción libre de un texto de la revista estadounidense de ultraderecha "The New Yorker".

    ResponderEliminar
  3. Otra solución: Carril-bici-eléctrica YA!!!

    Así, lo silencioso de las máquinas y la conducta indebida de sus usuarios dejará de ser un problema: cada vez que haya un accidente vendrá con su razón precocinada: será porque el peatón o el coche "no han respetado" y "han invadido" el carril-bici-eléctrica y tal y cual. Todas esas explicaciones tan divertidas que ya sabemos.

    De hecho, y como medida de emergencia vista la peligrosidad del tema, se me ocurre que mientras construyen una Red Básica de Vias CicloEléctricas (¡Aleluya!), podrían simplemente reservar los carriles-bici existentes para las bicis eléctricas, sacando de ellos a las bicis normales y poniéndolas a circular con normalidad en la calzada donde, como sabemos, sin duda estarán mucho más seguras.

    ResponderEliminar
  4. otra solución es que le pidas una vida a los Reyes Magos.

    ResponderEliminar
  5. AnimalDeCostumbres24 de junio de 2011, 10:47

    Todos chinos.

    ResponderEliminar
  6. Habría que saber lo que han prohibido en concreto. Las bicis eléctricas chinas no están tan reguladas como aquí. En China en muchas ciudades han prohibido las motos de motor de combustión y solo se venden eléctricas.
    Me parece un articulo escrito sin conocer los detalles y con ganas de cagarse una vez más en las autoridades Chinas.

    ResponderEliminar
  7. Es como si en lugar de mejorar la educación vial y la seguridad, se decidiera prohibir los coches porque causan accidentes.

    ResponderEliminar
  8. Solución: poner naipes para que vayan sonando con los radios. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. En cambio tu única solución sería pedirles alguna neurona a los Reyes Magos.

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo en que el último párrafo es para nota, y si la información que comentas es real (no dudo de ello), el artículo estará gravemente sesgado.

    ResponderEliminar
  11. Víctor-Dialogotomía24 de junio de 2011, 17:44

    Más sencillo y eficaz, imposible.

    ResponderEliminar
  12. Víctor-Dialogotomía24 de junio de 2011, 18:38

    Hombre...las noticias deben darse con todo tipo de datos y de forma objetiva. No deja de haber una prohibición en el uso de las bicis eléctricas, pero dista mucho la opinión que uno se puede hacer leyendo una fuente u otra. Esto es lo de siempre...nos cuesta ser realmente imparciales. Es otra utopía...

    ResponderEliminar
  13. Es que la noticia peca de una falta de rigor imperdonable. Dice que China prohíbe el uso de la bicicleta eléctrica, y es una mentira como un templo. Lo prohíbe una zona de una ciudad China de forma temporal. Y el resto del artículo está dedicado a criticar al gobierno o autoridades de todo el país. De hecho, recomienda abandonar directamente dicho país. Es un artículo de opinión basado en una mentira, ya que manipula el hecho objetivo.

    ResponderEliminar