Menú horizontal

lunes, 27 de junio de 2011

La bicicleta en Sevilla. Una ciudad que se mueve sobre dos ruedas (I)

Para muchos puede parecer un dato sorprendente pero Sevilla, junto con Barcelona está alcanzado unas cifras record de viajes diarios en bicicleta, en concreto cerca de 70.000 desplazamientos. Este dato se traduce en una presencia abrumadora de bicicletas por las calles, sobre todo en el centro histórico de la ciudad, en las márgenes del Guadalquivir y en las zonas universitarias. Acabamos de regresar de dar un largo paseo en bici por Sevilla y te queremos contar nuestra experiencia, francamente positiva.

La bicicleta en Sevilla. Una ciudad que se mueve sobre dos ruedas

Unas cifras récord


El idilio entre Sevilla y la bicicleta es muy reciente. En menos de diez años y gracias al impulso de las asociaciones vecinales, de los clubes ciclistas y de las asociaciones de apoyo a la bicicleta, Sevilla ha pasado de tener un reparto modal del 0,2% al 6,6% en lo que a desplazamientos en bici se refiere. Como ejemplo, en Madrid no se alcanza en la actualidad el 1%. Lógicamente, y es justo reconocerlo, las sucesivas corporaciones locales asumieron el reto de hacer de Sevilla una ciudad amigable con la bici y parece que lo han conseguido. En cifras absolutas este éxito de la bicicleta se traduce en una serie de datos muy significativos

Evolución de la movilidad ciclista en Sevilla 1991-2011.
Año 1991 viajes diarios en bicicleta: 2.500 personas
Año 2011 viajes diarios en bicicleta 70.000 personas.

Kilómetros de carril bici construidos 2006-2010.
Año 2006 12 kilómetros de carril bici
Año 2007 77 kilómetros de carril bici
Año 2010 120 kilómetros de carril bici

Evolución del servicio de bicicleta pública Sevici 2007-2011.
2007. Se implantan 100 estaciones Sevici con 1.000 bicis y 3.500 abonados
2011 Se alcanzan las 250 estaciones Sevici con 2.500 bicis y 68.000 abonados
Además en 2011 hay 5.700 plazas de aparcamientos para bicis privadas

La bicicleta en Sevilla. Una ciudad que se mueve sobre dos ruedas

Más cifras para el debate


En 2006 de cada 100 viajes el 36,5% se producían a pie, el 36,0% en coche y el 19,5% en transporte público y el resto de medios, incluida la bici, apenas llegaban al 8%. En el año 2010 de cada 100 viajes realizados, los desplazamientos urbanos en bici y a pie pueden alcanzar el 44%, mientras que el coche ha perdido peso hasta quedarse en un 32% de los usos. El transporte público aumenta ligeramente su uso hasta el 24% un crecimiento no demasiado elevado teniendo en cuenta la reciente apertura del Metro. Como suele ocurrir en otras ciudades el trasvase peatón-ciclista es evidente y por desgracia la bicicleta no logra restar tantos usos al automóvil como cabría desear.

La bicicleta en Sevilla. Una ciudad que se mueve sobre dos ruedas

La bicicleta y la movilidad


En Sevilla, el efecto de la bicicleta en el reparto de la movilidad queda en evidencia en el estudio elaborado en 2010 por la oficina de la bicicleta. El 27% de los usuarios de un día laborable medio -en torno a 14.250 personas- habrían optado por ir a pie en caso de no disponer de una bici pública. El 37% de los usuarios del Sevici hubieran escogido el autobús urbano de la empresa Tussam, esto supone unos 19.500 viajeros menos en autobús. En el acumulado de un año esto supone una caída de un millón de viajeros en los autobuses, lo que tampoco es una buena noticia. Por último dejamos el dato más significativo (y positivo) de este análisis. Muchos entrevistados señalan que de no tener una bici a mano (Sevici) un 26% -en torno a 13.700 personas- se hubieran desplazado en coche y en la actualidad no lo hacen. Por lo que vemos la bicicleta le ha restado más viajeros al autobús que al coche.

La bicicleta en Sevilla. Una ciudad que se mueve sobre dos ruedas

Una contribución a la sostenibilidad


El uso de la bicicleta ha contribuido a mejorar la sostenibilidad de la ciudad de Sevilla. Aunque esto es obvio, a finales de 2010 se decidió evaluar la contribución de los 30 millones de euros de inversión en la construcción de carriles bici más el dinero destinado a mantenimiento y promoción de la bici. Desde un punto de vista objetivo la inversión es infraestructuras ciclistas es relativamente baja en comparación con otras infraestructuras de transporte mas “pesadas” como Metro o tranvía. Como resultado y gracias a la bicicleta la reducción de emisiones de CO2 a la atmosfera de Sevilla ha sido de 62.833 toneladas, un 2,5% respecto al total que se produce en la ciudad. Además están los efectos beneficiosos en la salud de los propios ciclistas perfectamente definidos en numerosos estudios médicos.

La bicicleta en Sevilla. Una ciudad que se mueve sobre dos ruedas

Sevilla en bici


Como ya hemos adelantado la red de carriles bici de Sevilla dispone en 2011 de 120 kilómetros de vía segregada y estructurada en tres niveles según su clasificación funcional y de capacidad de tráfico: Red Principal, Red Complementaria y Red Secundaria. Desde el punto de vista técnico la anchura media de una calzada tipo del carril bici de Sevilla es de 2,5 metros. Por lo general el carril es bi-direccional y dispone de señalización propia tanto vertical como horizontal. Los elementos segregadores con respecto a la calzada o la acera son diversos, desde las simples marcas horizontales de pintura (en las aceras) a piezas prefabricadas, bordillos o líneas de aparcamiento. También en las zonas históricas aparecen pequeñas placas metálicas diferenciadores de espacios así como el propio tratamiento del pavimento. La web www.sevillaenbici.org dispone de más información sobre la red de carriles bici.

La bicicleta en Sevilla. Una ciudad que se mueve sobre dos ruedas

Sigue en el próximo artículo...

20 comentarios :

  1. ¿Por qué no es una buena noticia que haya un millón menos de usuario del bus? Los autobuses contaminan, no sólo por el tubo de escape, tb con ruido y visualmente. Además, menos usuarios, tb puede suponer un mejor servicio para el resto de usuarios.

    Por último, no hay que olvidar que en España el transporte público está fuertemente subvencionado. Si baja la demanda y se reduce la oferta en consecuencia, salimos ganando todos.

    ResponderEliminar
  2. Eso mismo pienso yo. Un millón de pasajeros menos en el bus (que se han pasado a la bici, recordemos) es un millón de apreturas menos, un millón de asientos libres más, un millón de gente subiendo y bajando menos... en definitiva: más comodidad para los que siguen yendo en bus, y más gente que se puede animar a usar el transporte público al ver que se ha ganado en comodidad.

    Por otra parte, 13.700 coches menos en una ciudad de menos de 800.000 habitantes, no es moco de pavo.

    ResponderEliminar
  3. A mí lo único que no me gusta del artículo es la mención al CO2: parece que últimamente si no se pone algún dato de este tipo los artículos no están completos, y son datos a coger con pinzas.

    Por lo demás, muy interesnte el artículo, me voy a leer la segunda parte.

    ResponderEliminar
  4. <span>El 6.6 por ciento de ciclistas en el reparto modal se ha calculado sin contar el número de peatones, que casualmente, siguen siendo la mayoría. Es decir, que es el 6.6 por ciento de los vehículos.</span>

    El número de coches sigue siendo el mismo, excepto los que se han restado debido a la peatonalización del centro y la supuesta crisis.

    Los nuevos ciclistas no son autónomos con su bici en calles sin carril-bici, por lo que cuando acaba esta vía continúan su ruta por las aceras.

    Y, por último, y lo más importante. Los ciclistas han perdido la calzada para siempre. Se les prohíbe su uso en calles donde hay carril-bici. Se ha sustituído la calzada por una vía estrecha de 1.2 metros por sentido. Si sigue creciendo la densidad de ciclistas en circulación por estas vías, éstos acabarán colapsándose. La acera-bici no tiene más capacidad y acaba saturándose. Así se reduce la velocidad de la bicicleta y, por tanto, se destruye su medio de transporte eficaz.

    ResponderEliminar
  5. Ufff... qué cansinez, de verdad. Que si la crisis, que si la acera, que si todos los datos son falsos, que si , que si, que si...

    Me recuerda a aquella frase de Groucho Marx "¡Lo he visto con mis propios ojos!" "¿Y a quién va a creer: a mí... o a sus propios ojos?"

    Pues eso: haced como Miguel Ángel y vedlo con vuestros propios ojos. 

    ResponderEliminar
  6. Eso creo yo. Ahora que menos usuarios de autobuses puede acabar redundando en menor frecuencia.

    Lo triste de los 13.700 coches de menos es que es en ciudad. En el área metropolitana, 400.000 más en la última década. (Centro bonito, periferia que se joda). Y ahí, o metemos mano al urbanismo o poco podrán las bicis. Bendita crisis que ha parado esta locura de la construcción.

    ResponderEliminar
  7. No hay mal que por bien no venga

    Efectivamente, gracias a la crisis se construye menos y, sobre todo, se ha acabado la mentira de que las casas siempre suben.

    Ahora bien, si queremos que se limite el uso del coche, la unica manera es restringirlo: en diciembre 2010 se puso en marcha la limitación de acceso a la zona central de Sevilla, los no-residentes con coche particular solo podían entrar con su coche un maximo de 45 minutos so pena de 70,00 € de multa, y en una semana el tráfico disminuyó un 17% en esa zona

    ResponderEliminar
  8. Yo aún recuerdo cuando los niveles de contaminación estaban por las nubes en Madrid y la Sra. Ana Botella dijo que "la única forma de que bajen sería reducir el tráfico a la mitad" con ese tono característico del que dice "y eso es algo que no vamos ni a plantear".

    Esto es de este año, hará un par de meses o así. Se comentó por aquí.

    ResponderEliminar
  9. Entonces mis suposiciones son ciertas.... Si vas por la calzada habiendo carril bici te llevas la bronca del automovilista....¡¡y la multa del policia!!!
    Pues que faena.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tus comentarios..... Habia que dar algo de documentación sesuda..... Yo tampoco me puedo imaginar como puede ser una tonelada de CO2, sobre todo pensando que gran parte de los ciclistas son trasvasados de los peatones o de usuarios del transporte publico y por tanto no tan emisores de CO2 como un automovilista. Hace poco una Universidad (de fuera de España) demostró que cuatro personas dentro de un automovil electrico emitian menos CO2 que si hicieran el mismo recorrido a pie y que (para colmo) corriendo expulsarian mas CO2 aún. Si se me permite la broma seguro que este estudi lo hace la Universidad de Gijón y te demuestra que el vehiculo mas emisor es un peatón despues de comer fabes con almejas.   

    ResponderEliminar
  11. Una perdida de viajeros en transporte publico siempre es una mala noticia, aunque estos vayan a parar a la bici. Si una empresa operadora de T.P. sea bus, metro o ferrocarril pierde viajeros, dejara de ingresar dinero por cada viaje y por tanto sus costes de explotación van a aumentar por lo que terminara por reducir oferta y por tanto los horarios y condiciones de viaje seran peores para el usuario (en muchos casos cautivo) del TP..... por no hablar de que las empresas de TP tambien generan empleo.... hasta que reducen la oferta y por tanto reducen plantilla.
    Tampoco estoy de acuerdo en que los autobuses contaminen (que lo hacen) pero la tecnologia de estos vehiculos es cada vez mas limpia: hibridos, electricos, GNC... Por no decir del tranvia, metro o FC que son electricos.

    ResponderEliminar
  12. En bici (y en moto) las rayas pintadas de pasos de peatones y demás son un problema importante en caso de lluvia. Resbalan muchísimo y se puede uno meter una buena leche.
    En este caso, sin entrar en las aburridas polémicas de carril bici si o no, unas dudas, ¿los carriles están todos pintados de verde?¿resbalan cuando llueve? y mi duda tonta de siempre ¿Se aclarará alguna vez de qué color se pintan los carriles bici?

    ResponderEliminar
  13. En lo que se convierten les fabes con almejes es en metano, cinco veces más perjudicial que el CO2 para la capa de ozono, cuando son expulsadas en forma de gas.

    Respecto al CO2, un amigo que trabaja en el NOAA (centro metereologico del Atlantico Norte) tiene una teoria: el problema no es que generemos demasiado CO2, si no que no hay bastantes flora (arboles, plantas, etc) para absorver la cantidad que producimos.
    Según él, si tuviesemos la misma masa boscosa que habia en Europa y Norteamerica hace 1000 años (siglo XI), no sería un problema.

    ResponderEliminar
  14. Pero ahí volvemos a la restricción del tráfico privado: si reduces las posibilidades de uso del coche particular, como en el caso de la zona restringida en Sevilla, los conductores solo podran optar por pasarse a la bicicleta o al TP, el medio que más les guste.

    ResponderEliminar
  15. ¿Seguimos con las tonterías esas de que el reparto modal de la bici en Sevilla es del 6,6% y tal y cual?

    Eso es MENTIRA. Y ya está: Eneko lo dejó demostrado contundentemente en su blog hace meses, (y ni siquiera cubrió todos los aspectos del fraude perpetrado por el Ayuntamiento y extendido tan atontolinadamente por gente como vosotros).

    Igual os valdría la pena haber escrito un solo artículo sobre Sevilla, en lugar de tres, y comprobar lo que decís para evitar este tipo de chorradas.

    Y todo lo que dice "La acera", más abajo, aún siendo cierto sobre Sevilla como sobre otras ciudades, no entra al núcleo del asunto de Sevilla, que se resume en lo que ya he dicho: el Ayuntamiento miente y los carrilbicistas le coreais las mentiras.

    ResponderEliminar
  16. A lo mejor se pasan todos a la bici, y entonces el transporte público desaparecería. O a lo mejor se pasarían al transporte público, y los autobuses parecerían trenes de la India :-D . Fuera de coñas, esas objeciones me parecen hilar muy, muy fino.

    ResponderEliminar
  17. ¿Y que le parece lo que le pasa al Atleti? Injusto ¿Verdad?

    ResponderEliminar
  18. Se te ha vuelto a olvidar tomarte la pastilla esta mañana.

    ResponderEliminar
  19. Es tan mentira que cuando vas a Sevilla hay bicis por todos lados. Igual que hace 10 años. O no.

    ResponderEliminar
  20. ¿Se me ha olvidado tomar la pastilla? ¿Quieres decir que lo del 6,6% es verdad? ¿A tí qué se te ha olvidado tomar?

    ResponderEliminar