Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Sí a la BiciCrítica, no a la violencia en la BiciCrítica

Escrito el 26 de septiembre de 2010, por Héctor

Sí a la BiciCrítica, no a la violencia en la BiciCrítica

Estimados redactores del Blog:

Creo que en Madrid hay que aprovechar cada oportunidad de reivindicar el uso de la bici y su inclusión en el tráfico rodado y Bicicrítica es sin duda, la actuación más importante de todas las hechas, la más visible, la más poderosa y espontánea, para aquellos que queréis deslegitimar al recién nacido antes de que crezca creo que os equivocáis, porque si bien es cierto que algunos peatones y conductores (poco solidarios por cierto) se malhumoran ante el pelotón, otros muchos aplauden, jalean, sonríen o esperan pacientemente el paso del GRAN PELOTÓN que avanza imparable en Madrid, muchos atónitos preguntan el motivo y cuando se les hace saber que es por un Madrid con bicicletas se adhieren a la iniciativa de una u otra forma, porque en otros sitios no sé, pero a Madriz le hacía falta una buena patada en la espinilla para hacerle reaccionar, y es que estamos a años luz en comparación con otras ciudades importantes... por lo tanto SÍ A LA BICICRÍTICA, GRACIAS BICICRÍTICA POR ACELERAR EL PROCESO, y leer en un foro de la bicicleta en Madrid cómo se cuestiona esta iniciativa popular me chirría...

SI A LA BICICRÍTICA, NO A LA VIOLENCIA EN LA BICICRITICA.

Un saludo, y por un Madriz con bicis!!!!!

Héctor.

... y recordad que el jueves 30 de septiembre hay BiciCrítica, como siempre, a las 20:00h. ¡Nos vemos en Cibeles!

26 comentarios :

  1. Lo que sobra en la bicicrítica, son esos ciclistas, que van buscando al conductor para silvarle, enfadarse pegarle cuatro gritos o cortarle la circulación, eso sobra, tomémonos la bicicrítica, como una fiesta, y no busquemos bronca cada cual a lo suyo con respeto, y si una scooter se mete en medio de la marcha, en vez de ponerte en medio, trata de hacerle el camino más fácil. 

    ResponderEliminar
  2. He ido varias veces a la Bici Crítica. La última en julio de este año. No voy más a menudo porque me chirría ver las broncas entre conductores y ciclistas. En una ocasión vi como un conductor parado en un semáforo en verde movió el coche hasta el punto de meter a una bicicleta y su propietario debajo del mismo coche. Se armó la gorda y lo más curioso del caso es que la policía pasó por allí y no intervino en absoluto. ¿No se dieron cuenta? Ni idea.
    Estas situaciones a mí me crispan. Por un lado los conductores tienen derecho a pasar si su semáforo se lo permite y por otro lado, la Bici Crítica es una fiesta como la que hacen los futboleros cuando gana su equipo y aquí no pasa nada. ¿Fútbol sí y bicicletas no? ¿Cómo es eso?
    No sé, creo que todos tenemos nuestros derechos y obligaciones y cada vez me parece más difuso el límite entre unas cosas y otras.

    ResponderEliminar
  3. Con broncas desagradables no llegamos a ningún lado y no se nos aceptará nunca; seguirá siendo un movimiento residual!

    Cronoramia

    ResponderEliminar
  4. El problema de la BC seguirá siendo el mismo mientras existan dentro de élla facciones de ciclistas con tanta agresividad y rechazo hacia los "enlatados" que se ponen exactamente a la misma altura que éstos en sus atascos y estrés diario.

    Se ha discutido varias veces en en este blog y nunca nos aclaramos. Yo estoy de acuerdo con el movimiento BC, con sus bases y sus principios teóricos pero absolutamente en desacuerdo con la forma de llevarlo a cabo en Madrid; me parece contraproducente y peligroso para los ciclistas que se mueven a diario entre el tráfico.

    Existe una razón poderosa basada en el "ruido mediático y ciudadano" en la base de la BC que justifica plenamente el hecho de circular en masa sin respetar las señales de tráfico e interrumpiendo al resto del tráfico pero a la altura en la que estamos creo que se está volviendo en contra del movimiento BC. Es mi opinión y como tal más que discutible. Yo no participo en la BC pero tampoco pretendo "deslegitimar al recién nacido" quien, por cierto, ya está lo suficientemente crecidito como para ir pensando en llevarlo por lo menos a la guardería.

    Todos los movimientos sociales tienen una evolución, se mrecen una evolución y en este caso, yo sólo veo que ha evolucionado en cantidad. Ahora probablemente tocaría pensar en la calidad. Es mi opinión, insisto. Si queremos ser tráfico, formar parte de él y que se nos respete como tal debiéramos dar ejemplo y si es en masa mejor que mejor, se nos vería muchísimo más.

    :) :) :)

    ResponderEliminar
  5. Hola,
    Llevo bastante tiempo llendo a las Bicicríticas, he dejado de hacerlo por muchos motivos:

    - Comprar litronas en los chinos de camino a la "meta" no creo que sea el espíritu de la BC. Da aspecto de poca seriedad al peatón o conductor que lo ve por primera vez... por no decir que circular consumiendo alcohol no está muy bien que digamos...

    - Las piruetas y saltitos en la bici en medio de una marcha, o invadiendo aceras, no es el espíritu de la BC, sobretodo pq frenar de golpe con la rueda delantera y ponerte la trasera en la cara rompiéndote las gafas... no es espíritu y crea tensiones...sigo sin gafas...

    - Circular con los cascos a todo volumen (sobretodo los de los patines con sus giros y paradas improvisadas) tampoco es muy inteligente ni seguro. Vete al retiro y juega con los conos... Ya ponen música los de los carritos.

    - Parar la circulación para no dividir al pelotón me parece bien, pero no las formas de quien lo hace.

    - Los semáforos son para algo. Si las autoridades cerraran el tráfico para nosotros sigue, pero en rojo para...

    - Insultos, enfrentamientos a los conductores... en fin...

    - Pasar por "Las ventas" y empezar a insultar a los que salen de los toros... no tiene nada que ver con el espíritu de la BC...


    Me gusta ver al padre y la madre con los niños en las sillitas, a los chavales intentando ligarse al grupito de chicas de al lado, a los de las bicis customizadas, a los de las bicis raras, a los tios que van con la música,  a los señores de 100 años que siguen ahí pedaleando, a mis amigos que deciden salir antes de trabajar pq quieren darse una vuelta en bici con sus amigos tranquilamente, al que va por primera vez y te cuenta que mola mazo, al que te pregunta desde su coche y te dice "y cómo me apunto a esto tio!!"... ese SI es el espíritu...

    Se trata de hacerse oir, educar al que desconoce e intentar animar y concienciar de que en Madrid PODEMOS circular en bici sin ser tachados de nada.

    Voy a trabajar en bici, y me muevo en bici por Madrid.

    ResponderEliminar
  6. Acudí a una Bicicrítica y no creo que repita. La falta de respeto, que tanto exigimos los ciclistas, estaba ausente de cara al resto de usuarios de la vía: peatones y conductores.
    Insultos, malos modos y actitud chulesca hacia los conductores que estaban atascados porque con las bicis habíamos parado el tráfico. Tampoco se respetaban semáforos ni pasos de cebra con peatones esperando para pasar. Muy mal. Quedé muy descontento y no he vuelto a ir. Pensaba que iba a ser distinto.

    Para reclamar unos derechos, lo mínimo es respetar los de los demás

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo con lo que se dice en los comentarios, y creo, no sé si me equivoco, que no estaría de más dejar pasar coches entre el pelotón, si somos tráfico, así debería ser no? algo arriesgado....

    Por cierto, yo voy a la bicicrítica, porque es un día que te sientes más arropado de bicicletas. Estoy harto de ir al tajo yo solo y cruzarme tan solo con una bici, yendo, es como ver que todavía es posible que la bicicleta se globalice en los medios de transporte.

    ResponderEliminar
  8. Se puede decir más veces, pero no mejor. Numéricamante, creo que la BC ha tocado techo. Un grupo de casi 2000 personas es imposible de organizar de forma "libertaria", como hasta ahora. Llega el momento de plantearnos qué queremos ser de mayores.

    ResponderEliminar
  9. Creo que un problema es que hay una selección natural del participante en bicicrítica. He leído muchos comentarios del tipo "yo participaba, pero dejé de hacerlo al ver lo mal que se comportaban algunos". Conclusión: muchos de los ciclistas respetuosos se acaban yendo, y los que no se quedan. 

    Precisamente por ese motivo, estaría bien que todos estos ciclistas que no van por la actitud del grupo, se replanteasen volver, porque también ellos son grupo y su ejemplo es valioso. 

    Y si hace falta reprender al chaval que va haciendo el cabra, se le reprende mejor desde el propio grupo, que siempre tiene más autoridad moral de cara al chaval que si lo hace un peatón o un coche. 

    (Y ya va siendo hora de que el pelotón se plantee pararse en los semáforos en rojo, aunque se divida el grupo. Son suficientes para no necesitar ir en bloques de 2000 para sentirse protegidos).

    ResponderEliminar
  10. Con sólo fijar la norma de respetar los semáforos y las preferencias de paso ya me conformaba yo y, de hecho, acudiría. En realidad si se hiciese así dejarían de aparecer por la BC los que suelen dar guerra porque, entre otras muchas razones, su "guerra" dejaría de tener oídos.

    ResponderEliminar
  11. Y si somos suficientes, hacer la bicicrítica otro día, con el grupo que pasamos de malos rollos, ya se darán cuenta, o si no dos días de bicicrítica

    ResponderEliminar
  12. Es que nunca se daran cuenta que respetando estrictamente las normas de circulacion probocarian si no lo mismo, algo muy parecido (ya sea por exceso o por defecto)?

    De la BC me molesta lo mismo que me molesta un unico ciclista circulando en sentido contrario, saltandose un semaforo o no respetando las zonas peatonales. Cuesta mucho pedir paso o avisar a los peatones cuando circulamos? Hay que aprobechar la cercania que tenemos con los peatones y dar las gracias si se apartan, hablar, dialogar... Eso no vale? Eso lo hago cada dia y aun no me ha pasado nada por hablar. Y si: respeto las normas de trafico. Y llevo grupos grandes por el centro de Madrid y tambien respeto las normas.

    Sinceramente, creo que a nivel individual y dia a dia, nuestro trabajo de educacion, respeto y convivencia tambien tiene su funcion. Asi pues, seguire disfrutando a diario de mi ilusion, mi hobby y, afortunadamente, mi trabajo.

    Gracias a todos los que segis creyendo en el uso educado, civico y responsable de la bicicleta.

    ResponderEliminar
  13. "<span>Llega el momento de plantearnos qué queremos ser de mayores."</span>

    EFECTIVAMENTE. Estoy de acuerdo.

    :) :) :)

    ResponderEliminar
  14. Patadas, ni en la espinilla. La bici crítica es el peor enemigo que pueda tener hoy el ciclista madrileño. Reafirma la postura de muchos ciudadanos opuesta a la bici y convierte este medio de transporte en algo marginal usado por maleducados y violentos que pretenden imponer un derecho legítimo -desplazarse en bicicleta sin peligro y siendo respetado- limitando otros derechos tan legítimos como el suyo -usuarios de autobuses que caen en atascos monumentales o peatones a quienes no se respeta su preferencia de paso.
    Siento que te chirríen las críticas a la bici crítica pero en mi opinión son más que merecidas. Y coincido contigo: por un Madrid con bicis pero a lo Gandhi, no en plan terrorista.

    ResponderEliminar
  15. @ Héctor, acudo a la BC desde hace mucho, y practicamente a todas sus ediciones de este año: en todas he visto comportamientos que perjudican al desarrollo de la bicicleta como transporte en Madrid, usar la bici 'como un arma' no beneficia a nadie y lo unico que provoca es el rechazo de peatones, conductores (autobuses, taxis, particulares) y ... CICLISTAS: esta semana me facilitaron el dato de ciclistas diarios medido por las camaras de DGT en Madrid, + de 20.000, luego a la BC solo acude el 10% de los que usan al bici todos los días: ¿por qué será?

    Si hago caso de lo que me comentan los ciclistas de mi barrio, es por qué no se sienten identificados con la BC. Para ellos, que usan la bici como transporte todos los días, la forma en que se desarrolla la BC no tiene sentido: circulan (circulamos) a diario por Madrid, respetando las normas de trafico sin tener problemas ni con vehiculos ni con peatones, y esto mismo se puede dar en la BC ya que todos conocemos las normas de circulación. Solo hay que respetarlas, entonces si que se demostraría la validez de la bicicleta como transporte urbano.

    ResponderEliminar
  16. Estoy de acuerdo contigo Hector.

    Pienso que hay un grupo de ciclistas con ciertas infulas aristocraticas (claro, ellos tienen años de experiencia y desde su trono nos observan displicentemente al resto de los mortales) que se la cogen con papel de fumar al juzgar lo que es un acontecimiento festivo que se produce solo una vez al mes y que ocasiona la mitad de trastronos circulatorios que cualquier salida de cualquier estadio de futbol madrileño...

    ResponderEliminar
  17. A mi tambien me parecio mucho al principio y no me lo creia, pero junto con este dato me dijeron que desde 2008 los ciclistas urbanos han crecido un 50% en este año y pico, dato que si me creo. El dato se refiere a los desplazamientos dentro del anillo de la M-40, y eso es mucho terreno.

    ResponderEliminar
  18. Pues yo sí que me lo creo. Suelo hacer la mayor parte de mis desplazamientos a pie y me fijo constamtemente en los ciclistas que se ven por el Centro de Madrid y puedo asegurar que han crecido de forma exponencial respecto a lo que veía hace sólo dos años.

    Es una alegría. Al final las cosas cambiarán porque no quede más eggs. :) :) :)

    ResponderEliminar
  19. El problema no son los atascos que se producen ese día concreto; evidentemente los que provocan los coches a diario son muchísimo mayores pero nadie tiene el valor y la honradez de pensar que la culpa es de su cabezonería en ir en el coche a por el pan. El problema es que se nos vea con una actitud gamberra y provocadora una vez al mes y se nos ponga, injustamente por supuesto, la etiqueta para el resto de los días. Evitar eso no es tan difícil y dar una imagen más conciliadora nos ayudaría infinitamente más... creo yo.

    Luchar contra molinos no deja de ser valiente pero luchar con el viento a favor siempre es más inteligente y efectivo. La pregunta es: ¿Por qué no empezamos a pensar en la posibilidad de llevar al niño crecidito a la guardería? ¿Tan malo es plantear una opción diferente en la forma que no en el fondo? ;)

    ResponderEliminar
  20. Yo incluso los cuento de vez en cuando, y comparo luego los que veo con los datos de IMD del ayuntamiento, y ciertamente sale alrededor del 0,5% del tráfico, así que ese número no es descabellado.

    ResponderEliminar
  21. Además, que los que van en coche el jueves de BC y acaban cabreados con estas actitudes individuales, son luego los que me encuentro yo el día siguiente, cuando me toca hacer de guía para el Biciviernes. No mola.

    ResponderEliminar
  22. los acontecimientos deportivos estan organizados, dan aviso al ayuntamiento y este lo vigila y supervisa.

    es una pequeña gran diferencia.

    ResponderEliminar
  23. Pues tampoco sería de extrañar que la visibilización de la bici que hace la Bicicrítica sea una de las razones de ese aumento de ciclistas.

    De hecho, aparte de visitas a ciudades donde la bici está normalizada, la BC me dio el empujón que me hacía falta para coger la bici todos los días en Madrid.

    Pero no deja de ser cierto que ciertas actitudes nos perjudican a todos. Pasa en las mejores familias...

    ResponderEliminar
  24. La Bicicrítica se acabará por si misma (como ha pasado en Barcelona) cuando las Administraciones responsables se pongan las pilas y se nos trate como a un vehículo más.

    Hasta entonces, más BC.

    Eso sí, si se nos ocurren más cosas (como los Biciviernes) pues mejor, que todo suma.

    ResponderEliminar