Menú horizontal

lunes, 13 de septiembre de 2010

Una poesía del ciclista urbano

Hola amigos,

Hoy he tenido noticias de vuestra iniciativa por un redactor del periodico El Mundo. Solo deciros que me parece genial, yo circulo desde hace años siguiendo el metodo de las calles pequeñas donde los otros vehiculos se tienen que meter sus prisas en el freno.

Una poesía del ciclista urbano
Evidentemente como todos los que nos trasladamos en bici he tenido accidentes, esta poesia se la mandé a mis amigos, me quieren tanto que quieren que vaya en el BMW.

Cuando vas en bicicleta
a todos has de explicar,
la causa de tu "rareza",
de esa conducta "anormal".
Si tienes la mala suerte,
de sufrir un atropello,
la mayor parte de gente,
ya lo sabia hace tiempo.
Todo el mundo conocía
eso que te iba a pasar,
¿acaso por ser ciclista
menos suerte en el azar?

Pues bien, paso a relatar,
esa historia cotidiana,
en la que pedalear,
no es una lucha espartana.
La bicicleta equilibra,
te mantiene en equilibrio,
la montas sin gasolina,
no requiere de permisos.
Es versátil, divertida,
barata y original.
Sencilla y agradecida
el vehículo genial.
Te ahorrara mucho dinero
y no contamina nada,
es un gimnasio de acero,
hace la vida mas sana.
Humilde y aventurera,
mítica, gran corredora,
por el medio ambiente vela
y humaniza a las personas.
Te devuelve la poesía,
los juegos de la niñez,
la alegría, la sonrisa,
te cura la estupidez.
Pone a todos por igual,
sin distinguir sexo o clase,
no es importante la edad
cuando ciclista te haces.


Conquista la libertad,
descubre la fortaleza,
mientras que tu pedaleas
a través de la ciudad.
Y si caes o te accidentas,
porque el destino lo quiso,
recuerda que en bicicleta,
es donde más has vivido.


Salud y pedal
Pepe

7 comentarios :

  1. Pepe es un ciclista habitual que va al mercado diariamente para comprar los productos de su restaurante y los lleva en bici.

    Muchas gracias Pepe por este poema.  :)

    ResponderEliminar
  2. <span>¡Qué grande! Yo a este hombre le ví en un reportaje de Madrid Directo y fue uno de los ejemplos que me animó a ir en bici cotidianamente. ¡Un aplauso para él!</span>

    ResponderEliminar
  3. Un poema genial! me he sentido muy identificada con él.

    ResponderEliminar
  4. darle a los pedales zagales!!

    ResponderEliminar
  5. Me gustaría incluir parte del poema en un calendario sin ánimo de lucro en Pamplona.
    Aparece una mujer andando en bici.

    ¿Me dan permiso de publicarlo?

    ResponderEliminar
  6. Patricia Espino de la Cruz24 de octubre de 2012, 21:22

    Sabes hoy es el cumpleaños de mi enamorado, le estoy regalando una carpa y lo he forrado con papel de cuaderno pàra poder escribirle cosas, y sabes le escribi parte de tu poema porque le encanta manejar bicicleta, me gusto mucho, gracias por escribir :)

    ResponderEliminar